Archivo de la etiqueta: vivir

Making off

IMG_7438

Estaba colocando nuestra obra de arte en el lugar que nos habían asignado para la exposición cuando me asaltó una idea.

La reflexión iba en torno a cuanta historia hay tras un cuadro. ¿os habéis parado a pensarlo?

Y no me refiero al significado de la obra o lo que esta representa y sugiere, sino más bien a lo que hay detrás de ella y  no se ve: al como se hizo, aunque sea una burda reproducción mía y de mis alumnos, como es este el caso. Hablo del making off que no aparece por ninguna parte, pero que contiene a su vez otras pequeñas mini historias dignas del mejor museo.

Fue entonces cuando recordé cómo María y Carlos ,a urtadillas,  habían pintado otro Picasso en los baldosines del baño, mientras yo y el resto de la clase permanecíamos ajenos a tremendo espectáculo. Las limpiadoras se asombraron mucho de la capacidad de estos niños, que hasta me lo declararon abiertamente…les dolió mucho tener que limpiar aquel maremoto de color refinado y que conste, lo habían hecho porque se jugaban el puesto en la empresa, sino  lo hubieran dejado adornando un baño frio y desolador.

Saboreé absorta la palabra ilusión y su dulzor en unos ojos jóvenes, cuando aún no se han enfrentado a algo que les supone un reto fascinante.  ” Yo quiero pintar la paloma, pero me tienes que ayudar un poquito, seño” . Aprender, descubrir y  compartir. En medio de todo ello saberse capaz de materializar algo que  aparece en nuestra mente como inmenso. De eso va toda una vida.

Descubrí nuevamente como estamos hechos para las mezclas, desde pequeños, lo exigimos… disfrutamos al máximo viendo como se colorea el agua con un pincel o como la pintura se transforma en un color “mágico”. La curiosidad aviva nuestra gama cromática, somos un arco iris inmenso de sensaciones, emociones y pruebas.

No tenemos recetas para evitar no salirnos alguna vez de las líneas “Me he metido en el ojito, seño!”… “que daño” – le digo….Y sin embargo, cada uno, enmienda sus errores como imagina, como urden sus tretas e ingenio, pues para eso tambien se requiere arte.

No somos más que la felicidad de los momentos, instantes pasajeros que van perfilándonos a su antojo mientras nos hacemos pintores de brocha en mano, que acabamos pensando que ese cuadro lo hemos inventado nosotros.

Nooooooo, ese cuadro ya estaba pintado…pero ¡qué más da!.

Solo nos estamos divirtiendo, reinventando una idea, tratando de entender a un genio llamado Picasso, o metiéndonos – por unos momentos- en el cuerpecito de esa niña y la paloma.

Y se nos queda un semblante serio, de cuadro. Tal vez imitamos al personaje de la obra y su tristeza encubierta, porque hemos llegado al punto en el que el arte nos coje y nos mueve, que lo sentimos y ya es nuestro. Como esa paloma que necesita tanta niña o esa niña que necesita tanta ternura.

Hecho una ultima ojeada a nuestra “obra”. Sonrío de la forma en que las sonrisas ni se perciben,  es decir, desde el interior.

“Esta es la verdadera historia de un cuadro” – me digo. La esencial y vital a mis ojos, a mi alma, a mi recuerdo. La que cuenta para mí.

Seguro que cada uno de mis niños os la contarían de otra manera, porque al final todo es como el arte: trocitos de mirada y pedacitos de latir.

 

 

 

Anuncios

Besos blancos

DSC_0955

Dos cepillos pequeñitos,

se unen en una mini bañera

¿que puede salir de tan calamitosa proeza?

Agua, pasta de cocodrilo, espuma de fresa…

Frota, frota…batiremos burbujas con sorpresas.

Tus labios apuestan con los míos

la risa que pone dos bocas a prueba…

¡y la entereza!…

 

Puestos a improvisar, ….

No se estar seria,

asi que…

vamos a paladear este flúor

hasta que la higiene nos detenga.

 

Surcaremos la cueva de tu blanco nácar

y con perclorato pintaremos la sangre de mis encías.

¡Te quiero!, – digo a bicho de  lengua nívea

¡Te adoro! – grita diversión en ojos de plátano.

 

No te escapes de este segundo,

¡abrigame con la manta del abrazo

y dame un beso con pasta de eternidad!.

 

Nos enfangaremos de la forma más dulce.

Iremos hasta el último reducto del amor.

Seremos los fantoches del espejo.

 

¡¡Deja la escobilla!!

¡¡deja la papelera…!!

contigo y conmigo

¡¡Ya no hay manera!!

DSC02284

OCHO, ….¿REIMOS?

IMG_4994

Nos vamos acercando al octavo mes con cierta holgura. Tengo que reconocer que mi body me va dando lecciones radicales: me castiga, vuelve a darme riendas, luego me recupero…..y así en un continuo bucle circular. Aun así, mi mochila se va quedando cada día más pequeña.

No es que ahora sea una superwoman, naaaaaa…pero voy consiguiendo moverme algo, que no es poco para mí….y sentarme y cocinar alguna cena y hasta bajar estilo pato a la plaza a 200 m de casa, imaginaos el logro.

Son ya 34 las semanas y esto se acerca muuuuuuuchooooooo, lo veo en los ojos de la gente que me miran como posesos….

¡Que raro! ¿no habran visto una sandía en su vida? Jo….qué extremistas!!!……

Y lo veo tambien en mí….., estos bollitos empiezan a tostarse en mi horno 180 º  terminando de formarse al detalle. Me muero de ganas de poneros una foto reciente de la carita de uno, tan perfecta, con esa naricilla,  con esa boquita que me la comería… pero no quiero caer en la tentación y aún menos antes de tenerlos conmigo.

Se que no pasará nada, que hemos superado los mayores peligros juntos pero la incertidumbre no deja  de visitar nunca a una futura madre. Y los dialogos con mi madre tampoco ayudan:

– Hija, no traigas todavía todas las cosas de los bebes que ¿quien sabe? ¿y si pasa algo?

– Grrrrrrrrrr (cara de perro por mi parte).

Desde luego que la abuela, tacto cero….pero encima le hago caso…y allí están en el almacén de la tienda esperando que llegue el día porque basicamente no me atrevo.

Voy pensando en el día  del  dolor…

Ayer se puso de parto una amiga de Almería con la que compartí tratamiento, ambas llevabamos mucho detras de esto y la casualidad nos hizo cantar positivo casi paralelamente. Nos acogieron en su casa durante aquellos meses de clinicas y se portaron increíble con nosotros. Tuve esa suerte y psicologicamente fue muy llevadero con ella al lado. Estaba de un mes más que yo, pero solo se quedó de uno y ayer ya pude verla via movil con su peque enganchado, – por cierto …. derrochando felicidad.

Fue muy emocionante para mí  porque la aprecio muchiisimo y aún lejos la he sentido mucho más cerca que otras personas que estaban aqui casi a mi vera. Aunque  no me contó casi nada del parto (sabia mujer),  despues se me quedó dentro esa espinita de temor al quedarte sola, ese pensamiento de que seré la proxima en vermelas con batas blancas.

Los numeros del calendario, los días van pasando, mi cuerpo va hablando……y estoy acojonada, para que os voy a engañar.

Por otro lado he sentido las primeras contracciones y aunque no superan las 3 por hora, ni son dolorosas…están ahí, recordandome y preparandome para el gran día . Es gracioso porque cuando ocurren mi barriga se pone como una piedra, se succiona hacia dentro y se queda marcada la posición de los dos bebes al detalle, como si estuvieran envasados al vacío, ….Se que las del parto no serán tan graciosas, pero ahì voy entrenando…

Luego está el hipo que les suele dar sobre las mismas horas , siesta y noche…despues de comer. Yo creo que es porque los tengo empachados a sandía…….pero lo siento, que se aguanten….jajajaja.

Respecto a los kilos (10) ayer me pesé y he perdido algo, me quedé un poco extrañada dado que como  mejor y más sano que nunca, no me privo y hago reposos, no se, supongo que los nervios me van haciendo estragos sin darme cuenta y mi estomago se ha comprimido tanto que ahora tengo que ingerir pequeñas dosis varias veces al día. Jamás en mi vida me he levantado a picar de madrugada y ayer noche tuve que hacerlo, era eso o morir asesinada a patadas vivas…ajajajaj. Y allí estaba yo a las 5 de la mañana comiendo manzana………jajaja, anda si rima y todo!!!

Por ahora estoy contenta de como mi cuerpo va respondiendo, pero lo que quiero de verdad es que mis bebes ganen el peso correcto, que no necesiten incubadoras o lo hagan el menor tiempo posible……y cada semana conmigo representa una victoria más.

La bolsa del hospital está ya preparada, he metido de todo, pero seguro que se me olvida algo, fijoooooo!!!.

Voy terminando cosillas para ellos. He aquí unos bodies de ratones pintados por mí, para rendir homenaje al ratón que teniamos acampado en el garaje, que por fin calló en el queso…jejejeje.

IMG_4997

Y por aca, los baberos de la abuela y su santa paciencia para el punto de cruz y la aguja. Quedaron de baba….nunca mejor dicho.

IMG_4996

Y aquí yo en mi posición favorita, LA HORIZONTAL. Y más agusto que un arbusto,….¿quien diria que delante hay una barriga XXL? lo que puede engañar una imagen…jajaja.

IMG_4999

 

 

Vaaaaaaaaaaaleeeeeeeeeeeeeeee.

IMG_4998

Echo de menos la playa, el mojito y mi cachimba…….tambien  la cama en su faceta divertida…síiiiiii, esa…

….y a ver, que le voy a hacer si yo nací para ser    ¡¡ mediterranea!!

Me quedo con el ventilador (que un día de estos lo quemo a revoluciones),

la fruta ( los del Ejido estarán mantenidos conmigo)

y mis risas de las cositas que voy leyendo entre blogs, twiits y watts (os quiero mis niñas).

 

Ahí van OCHO.

– Papa, papa, ya tengo novia!!!

– Y que? es rubia, morena, alta, bajita????….cuentame!!!

– Es multiorgasmica.

– Oleeeeeeeeee, mi niño!!!

 

********

Tengo un dolor extraño de garganta y he mirado en internet. Estoy haciendo el testamento!!.

 

*********

– Café!, mesonero.

– ¿Con leche, payaso?

-Juglar, majadero/ mas no haré caso/ si saco mi acero/ será vuestro ocaso!!

–  Farfullero!

– Limpiavasos!.

 

***********

– Me gusta venir a esta cala contigo. El atardecer. Una copa. El mar….Leer buena poesía.

– Tienes el libro al revés.

– Pero valora el conjunto, golfa!.

 

************

Oye, perdona! se te ve un poco de short en ese culo!!

 

*********

Joffrey.

Cersei.

Ilyn Payne.

The Hound.

Polliver.

The Mountain.

La vieja que paga en monedas de céntimo en la caja del Mercadona.

 

***********

La eterna lucha entre razón y pasión,

entre lo que debes hacer y lo que grita tu corazón…

pues eso!!!!!!, que me voy a cenar un bocata de salchichón….

 

**********

Las cuatro etapas de la vida.

Enlace permanente de imagen incrustada

 

Feliz semana!!!

¿Sumaremos una más? Yo eso espero…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

INQUIETUDES DE UNA FUTURA MAMÁ.

La luz del sol atraviesa la ventana y se cuela en un papel apuntando una cifra. Dinero, números, un precio. Los rayos parecen quemar el estrato pero tal vez sean las cuentas que arden en su cabeza. Recoloca gastos, inversiones, recientes necesidades para los que están por venir. Economizar es ahora su nueva máxima.

En la libreta recien estrenada anota tres olvidos que se le ocurrieron en la mañana. Repasa la lista de cosas materiales que precisarán y se pregunta desde su lógica simplificante si es necesario tanto artilugio para criar a dos bebes. Sabe que no, pero tambien sabe que no les dará menos de lo que ella misma se da; tonterías cero, de lo importante lo mejor.

El móvil suena y entra una foto, un nuevo bebé acaba de llegar al mundo. Tan perfecto, tan buscado, tan sublime. La mamá aparece conmovida tras unos mensajes describiendo la experiencia, mientras otras muchas la felicitan. Ella lee en el aparatito y se le escapa una lágrima y otra y otra….y sin querer, es un mar. Su marido, que veía muy entusiasmado los primeros 5 minutos bélicos de Gladiator, la mira asombrado y se le enciende la ternura y la duda. “¿Qué te pasa?”. “Nada, será que tengo la sensibilidad a flor de piel” “Será que acabo de saber que yo seré la próxima, que es inminente”… ” será que no se tantas otras cosas, que desconozco tanto!”… La película, en pause, los ve dialogar sobre el futuro cercano hasta bien entrada la madrugada.

Lleva un par de semanas que se nota muy limitada. Se cansa en seguida, su espalda merece un capítulo a  parte y pierde forma física a borbotones. Nunca creyó que el embarazo constriñera tanto sus capacidades, pero lo cierto es que se siente tan  frágil como un cristal. Anda tortugueando por la calle y le preocupa mucho saber si aguantará hasta el final….aún no tiene un volumen exagerado y se nota bastante frenada, ¿cómo serán los próximos meses porteando a dos cada minuto más grandes?. Ahora cada día es como una pequeña batalla librada. Confía, cierra los ojos y duerme. Ellos son el motor que arranca sus días, y como todo motor enorme consumen mucha gasolina.

La conexión con su interior sigue siendo mágica. Una pecera a dos niveles que cosquillea cuando tiene hambre y aún más cuando saborea. Dos pececillos incansables y juguetones. Al de arriba le gusta hacer piruetas en círculo, al de abajo de un lado a otro achicando su vejiga. De alguna forma ha descubierto que sus sentimientos ahora los comparte en un tris a tris… …si  ríe a carcajadas ellos bailotean en su barriga de una forma antes desconocida, si se estresa ellos la agitan desde dentro extenuandola. No es igual, no es la misma, aunque en esencia lo sea. Ahora no está sola.

Un buen amigo le dice: “¡¡¡¡¿cuando te vas a poner gorda, cabrona?!!!” y ella se ríe porque sabe que ya medio lo está ¿necesitas gafas o que?.  Una desconocida le acaricia la barriga, un amigo le cede su asiento en un bar, un médico le piropea diciéndole que “donde los guarda?, que los disimula muy bien”,  una niña empieza a descubrir que dentro de una barriga se esconde una nueva vida, un niño se asusta de tremendo misterio… una antigua compañera se cruza delante de ella y se le enciende el alma al recordar que compartieron la misma planta de hospital con destinos diferentes…su mejor amiga la sorprende con un regalo que significará por ser el primero de muchos.

La silueta tras el espejo pinta trazas de albondiga, los botones del abrigo se van volviendo imposibles con el pasar de los días, las galletas campurrianas nunca supieron mejor, los sujetadores se achican, las bragas molestan, las camisetas se levantan, los tacones (adorados ellos) se aparcan.

La casa empieza a notar sus ausencias. Las pelusas la saludan desde un rincón.  Ella está pero no está y si está, mejor por partes y dosificando. Otra forma le es imposible. Dosificar: un verbo que nunca entendió. Tendrá que adquirir el espíritu pasota pero le cuesta. Refunfuñe, exige más ayuda, no llega a todo. No le gusta pedir refuerzos.

Llega a la tienda de bebes acompañada de su marido. Le da la risa, aunque lo disimula bien. Ese tipo los conoce desde los siglos de los siglos. Ha perdido la cuenta de cuantos artilugios habrá comprado allí para sus amigos, que fueron padres algunos hace casi una década. El tipo se habrá ido de vacaciones a las islas Phi Phi  ¡por lo menos! con el dinero que ellos se habrán dejado a través de los años. Pero el hombre tiene salidas y suelta un “¿ya os toca o no a vosotros?”….ahora si, sabian que lo diría. “Si, por fin!!”….y ella le suelta lo que no se puede callar: “….he tardado,pero he venido cargada de bombo!”.  Estupendo!!, al tipo se le encienden los ojillos. Pensará “doble inversión”.

Primera mañana de abril. Después de desayunar ella se sienta en su sofá reclinable y valora cuantas cosas ha aprendido en los últimos años, cuantos “no” se convirtieron en “sí, cuantos la fallaron, burlaron, olvidaron…, cuantos la sorprendieron, amaron, apoyaron… cuantas palabras dejó en un cajón y cuantas sacó antes de tiempo….cuantas veces se levantó para después volver a caer y alzarse más fuerte y enseñada aún…

Sí, desde que está embarazada o en “fase de” bastantes cosas han revolucionado su mundo… y muchas más se preveen; pero sabe que hay otras que el tiempo dificilmente puede destruir. O eso creen quienes aman.

Son esas personas que -verdaderamente- nos quieren y nos aprecian.

El recorrido de algunos abrazos es eternamente infinito y directamente proporcional a todo aquello que se comparte.

DSC_0062

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LA TRISTEZA, UN ESTADO MÁS.

Natalie Portman en Closer.

Hay pocas cosas con más valor que la sonrisa de una persona triste.

Por eso ayer cuando abandonaba su tienda me sentí tremendamente feliz. No percibí un agradecimiento mayor habiendo dado tan poco, mi presencia, mi oído, mis palabras  una hora, no mas.

Vivimos en un mundo equivocado, creemos que aquellos que perdieron la sonrisa y se afiliaron a las lágrimas por mil y una circunstancias, no tienen nada que aportarnos. Cuando en realidad es todo lo contrario. Tenemos mucho que aprendernos y enseñarnos. Somos individuos que estamos hechos de todo aquello que compartimos con otras personas. Y de eso nos impregnamos en un camino lleno de obstáculos que marcarán nuestros pasos y aprendizajes.

Reivindicamos la alegría, el amor, el éxito, el poder, el perdón, la amistad, el placer …… mientras la tristeza, se nos cruza a todos en alguna parte y la eludimos. Como si no existiera. Parece que nos de miedo reconocer un estado totalmente natural y humano desde los tiempos de los tiempos. Nos dan pánico las personas que se olvidaron de quererse cayendo en el bucle del sufrimiento continuo, cuando todos sabemos que cualquiera de nosotros podemos andar un día más perdidos de la cuenta. Nos da miedo escuchar algo que parece nos fuera a contagiar por sistema. Vivimos inmersos en nuestros problemas y no queremos saber nada de los problemas de los demás.

La tristeza es la dama negra de los cuentos de tantas y tantas gentes. Algunos la esconden en el desván, creyendo que ahí la tendrán controlada; otros la toman por aliada de vida y se olvidan que su peligro radica en su adicción; otros tantos dicen no conocerla o no invitarla a casa pasando de puntillas por su diálogo barato y engañoso.

Lo cierto es que todos, absolutamente todos  la conocemos porque es un estado bastante natural. Sentirse triste o aflijido en un momento dado es totalmente real y a veces hasta necesario. Lo antinatural sería ocultarlo tras una sonrisa falsa creyendo que así no aparecerá o  afincarnos a ese sentimiento por sistema, sin sacar nada claro, sumiendonos en un estado perpetuo de pena que nos impidiese ver las bondades de nuestra vida.

Cuando eso ocurre, es difícil y hasta muy grave, porque se hace un mundo salir de ese atolladero. Lo peor sin duda, es la incomprensión de otras personas que consideran que su tristeza una vez hecha enfermedad, es una elección….que solo quieren llamar la atención, que son unos cobardes, que son unos negativos, que no valoran….bla, bla, bla.

Es un problema de salud, pero no siempre se reconoce. No siempre se muestra, se esconde.  No siempre se ayuda, se huye. Y es tan grave esta enfermedad que quienes la padecen nunca serán los mismos. Se sale, se supera, pero se cambia hasta límites inimaginables. Nunca será como un brazo, una pierna o una operación de cataratas; sabemos que algo queda en el corazón de estas personas que durante un tiempo, quisieron tan poco a la vida.

Nunca puedes imaginar que en un sitio tan lleno de ilusiones como una tienda de bebes puede bailar la tristeza de forma tan desconsiderada. Y te hallas en un doble contrapunto, yo aquí y tú allí, yo con la alegría que supone ver cositas para las dos personas que vendrán nuevas a mi mundo, tú con 52 años y con la amargura de que eres incapaz de atender un negocio que te ha dado 15 años de ilusiones. Por x factores que nos toca vivir, porque nos pilla bajos de defensas, porque nos encuentra cansados y sin salud, porque se nos va un pilar importante….Nadie sufre gratuitamente. Nadie se hace amigo/a de la tristeza así como así.

Desde siempre en mi blog he tenido espacio para las emociones, para hablar, decir como me siento, entender esa parte tan profunda de mí….porque me gusta indagar en eso que todos ocultan siendo de lo mejor que nos define…. y porque yo soy así. E igual que hablo en mi blog, me desinhibo afectivamente en mi vida personal. No suelo tapar ninguna parte de mí y quienes me conocen saben que soy transparente, que se me nota todo: la broma, la preocupación, la risa, la picardía… digamos que tengo poco arte para ser actriz.

Si ayer esa mujer se me echó a llorar sin poder evitarlo cuando veíamos la colección de tuc tuc,… es porque realmente no podía más, es porque de algun modo me estaba necesitando. Lo siento, pero yo no puedo dar la espalda, decirle un par de frases y escurrirme huyendo. Yo no soy así. Tampoco me considero mejor ni la reina de las causas perdidas. Solo soy alguien que dada aquella situación tenía mucho que aportar. Estuvimos hablando durante un largo rato, se sentía cómoda y yo le dije todo lo que yo pensaba. Creo que le sirvió, creo que la calmé. Luego estuvimos mirando ropita para mis dos pitufos, me rebuscó en el almacen lo más bonito que encontró (creo que se sentía agradecida conmigo)  y tuvo la cortesía de guardarme todo lo que ví sin comprarlo, entendió de mi miedo a que algo malo de aquí a agosto sucediese y me quedase con ese recuerdo en mi casa.

Nos despedimos y como os he dicho hacía tiempo que no veía una sonrisa tan leal y tan necesitada. Lejos de contagiarme  del mal por conocer de los problemas de otra persona, me sentí enormemente feliz por haberla ayudado. La vida es más sencilla si nos echamos un cable, no hay mejor regalo que una conversación inesperada, un compartir pareceres de vida…aunque algunas batallas habremos de librarlas solos, se agradece quienes en medio de la oscuridad aparecen como un haz de luz.

 

Natalie Portman

 

DE SOCIALES A ANTISOCIALES.

DSC02422Aprovecharé esta entrada para reflexionar sobre un problema que considero muy común en muchas parejas que sufren de infertilidad y que yo vivo tratando de esquivarlo como mejor se me ocurre, pero ojo, de fácil no tiene nada. Se trata del aislamiento.

Dicen nos volvemos raros, cancelamos reuniones, esquivamos cumples y bautizos, ponemos mil y una excusas para evitar eventos en los que haya niños correteando alrededor tuyo. Se nos tacha de antisociales u obsesivos, nosotros los que no parábamos de jóvenes de dar guerra aquí y allá… ahora nos escondemos y  huímos de la mole infantilandia, potitos, tetas y conversaciones banales de !!ojo!! la tortura del parto. Creo que no conseguirán asustarme ni restarme un ápice de deseo de ser mamá porque exageren lo que toda la vida lleva sucediéndole a la especie.

Pues ni es todo tan negro, ni es oro todo lo que reluce…. jamás me gustaron los compromisos, así que sigo en mis trece de no ir a cumpleaños de conocidas  ¿no nos vemos en todo el año y ahora me invitas al cumple de tu nene??… ¿para qué? ¿para que te haga un regalito y vea como tu criatura -que veo de año en año- sopla velas? Noooo, lo siento, táchame si quieres de antisocial.

Este mismo argumento es válido y aplicable a bautizos, comuniones y demás rollos, que me vienen demasiado grandes. Esto no es de ahora, es de siempre. Si algo tengo claro es que no quiero entrar en esa espiral social de tu me invitas, yo te invito…..y tan contentos. La gente justa la cuento del 1 al 20 y quizás me sobren números. Con los años quizás me he vuelto elitista o pragmática, depende de como se mire….pero me gusta estar con quienes de verdad estoy cómoda.

Y hoy está muy de moda eso de invitar a todo el mundo, al menos aquí se destila mucho. Vale,  nos conocemos todos, me ves por la calle, te veo, nos saludamos : cuatro nimiedades y santas pascuas. Y luego llega el día D y me haces la llamada para que vaya a la fiesta cuando no te has acordado de mí en todo el año….¿qué clase de moda extraña es esa? Pues lo siento, soy una antisocial porque paso de ese compromiso absurdo.

En los ultimos años ha surgido otro movimiento IN mucho más cool: el de invitar a los cumples solo a las madres y a los niños. Evidentemente yo no entro en los requisitos básicos y directamente ya ni se me llama. Bueno, sí, hubo alguien que se acordó de mí y que se saltó las reglas y me invitó.

El momento fue cumbre, yo y el pelirrojo entrando por la puerta y decenas de miradas observándonos. Hace ya algún tiempo que nos hemos distanciado de ese gran grupo, con las buenas juergas que nos hemos pegado juntos… y parecían estar viendo a dos extraños, parecían pensar… ¿que pintan estos aquí?….Pero yo no me achanté ni mucho ni menos porque previamente me había mentalizado para tan ardua tarea. Aquello parecía una guardería de las grandes, nubes, globos, carros,……uf, uf, uf….y yo me desenvolví como pez en el agua, aguantando la lluvia de chorradas tipo: aprovechad, aprovechad, que luego ya veréis lo que os toca…!!!….jajaj, me río porque quien me lo dijo ya parecía haberse olvidado de que tuvo sus dos hijos a través de FIV…¿pensaría que así me daría buenas vibraciones?. Ay!!. Total que me repegué a un amigo mío  -divorciado y sin hijos- y estuvimos toda la noche hablando de escaladas, rutas y trekking….así fue como aguanté ese precioso día de cumpleaños.

Siempre, siempre hago el esfuerzo de acudir a eventos importantes y que me apetecen con personas que realmente sí son mis amigos. Y me gusta irme con las mamis de vacaciones y empaparme de su mundo maternal y todo lo que ello conlleva: no hacer lo que uno quiere, aguantar las rabietas de niños, sentirte un garbanzo en mitad de una sopa de fideos…. Al igual que me ilusiona estar con amigas/os que aprecio también me cuesta un mundo. Pero eso no se hasta que punto es apreciable desde fuera . Mientras estás allí se lleva bien porque quienes te respetan te intentan ver- aunque no siempre lo consigan- y no te perciben con ojos de “mirala, pobre”…pero es inevitable toparte con ese tu problema si lo tienes delante las 14 horas al día.

Aunque después de esos eventos sociales viene la peor parte, esa que nadie ve. Hay que llegar a casa y encontrártela como siempre: perfecta. Y a tí te gustaría que hubiese ruido, jaleos, juguetes en medio, huellas en los muebles, galletas mordidas…como en esos días de playa ….pero todo sigue plano y ordenado.  Una vida muy, muy cómoda, pero con un hueco que se percibe irrellenable.

Todas estas consecuencias son las que  sin querer te hacen autoprotegerte no abusando de este tipo de salidas, por propia salud mental…..pero resulta que eres joven y no te queda ni un solo amigo sin prole.  Así que te quedas en casa o sales solo, que tampoco está tan mal, a veces me gusta hacerlo tipo aventura y ver con quien me encuentro, como cuando tenía 18… y acabar la noche con risas y con la gente que menos esperabas. Otras veces estoy de un humor de perros y prefiero moverme por terreno conocido que ir mostrando mi pena por ahí.  Esta claro que si salgo lo hago con la mejor de mis sonrisas y los problemas en mi casa. Ah!! y con mis mejores galas…

Que sigan inventando historias con nubes de humo, ya poco me importa porque  no se equivocan en el término, somos eso:

antisociales por obligación pero sociales de espíritu.

SOPLOS DE NIÑA A MUJER.

escanear0001De la niña que un día fue sólo quedan tímidos reflejos. Unos números que rememorar cada año con tartas compradas de última hora. Y velas… y soplos… y deseos repetidos y compartidos que nunca se cumplen….y momentos que se van y otros que vienen…para seguir girando y viviendo, girando y viviendo…

Pasa el tiempo y   aquella niña que lloraba porque le costaba comer… hoy llora porque sigue sin saber como digerir algunos bocados que se perciben amargos a su paladar. Pareciera que aún hay sabores que desconoce y… !!!NOOO!!, es que  le cuesta arriesgarse a volver a probarlos.  Porque sabe del regusto que dejan y se niega en rotundo.

Su primer recuerdo fue la risa. Un sillón, 3 añitos y su programa infantil preferido. Reía y reía viendo esos monigotes con narices postizas. Ahora solo ríe a ratos, otras veces se olvida de reir y luego, vuelve a acordarse de lo bien que le sienta hacerlo. Como en una montaña rusa va subiendo y bajando, subiendo y bajando…..en ese eterno vaivén en el que  se mueve  ahora. Es vértigo y emoción, tristura y cordura. Una difícil mezcla no siempre entendida.

Su entretenimiento favorito de pequeña era jugar a “las farmaceúticas”. Una gracia!! porque apilaba cajas de medicinas vacías, jeringas sin usar y recetas en blanco para que todo fuera auténticamente real. Hoy le cuesta pisar farmacias buscando esos medicamentos que tanto detesta pero que de alguna forma mantienen a flote  una esperanza,  una certeza,  un sueño…

Siempre mantuvo su particular rifi-rafe con  los cumpleaños. Tuvo la suerte de nacer en un día festivo en su ciudad y sus amiguitos eran muchas las veces que la dejaban colgada para irse a las atracciones de feria. Apenas le daba tiempo a soplar las velas y cortar la tarta, ya habían desaparecido todos!!… El patrón se repetía año tras año, hasta que ella aprendió que al final cada uno va a lo que más le interesa.

Pero  había algo bueno que siempre asoció a ese día señalado: su vestido. Le encantaba dar vueltas y hacer girar los volantes hasta marearse. Sacar las pulseras y abalorios y colocárselos con total autorización de su madre. O pedir a grito limpio que le echaran más maquillaje o pintalabios…

Los vestidos fueron rotando, las formas, también  los colores y hasta los cumpleaños se hicieron distintos. Empezó a celebrarlo con amigos y a su gusto. Eran días de juventud inexorable. Salían, bebían, reían, la felicitaban todos a las 12 …nadie se olvidaba, nadie huía porque todo era fiesta, secretos, complicidades, ligues, música…

Un año, como de repente, su cumple se transformó… y volvió a sentirse pequeña, como antaño. Se descubrió sola, nadie con quien quedar o más bien con quien querer quedar. Sus amigos habían creado familia, los planes habían cambiado  y ahora se llamaban para ir a subir a sus hijos al tiovivo o al tren de la bruja o a comprarles un algodón dulce….

Una noche la llamaron para ir  y ella se negó en rotundo buscando una excusa fácil. No le apetecía ver las sonrisas tiernas de esos hijos que ella siempre deseó y no tuvo. Le dolía, sí, le dolía el alma ver eso. No era envidia insana, era  frustración, era que no le apetecía y punto. Aquella noche salió más tarde con su pareja, sin nada que pedirle a la noche, solo lo que diera de sí. Se sentaron en un banco y descubrieron como todo el mundo tenía un grupo, un plan, una quedada…. pero no les importó. Se compraron una patata asada y pronto llegaron conocidos a acompañarlos. Al cabo de 2 horas el banco se llenó de gente que se les unió y aquello les hizo pensar que no estaban tan solos y que la gente buscaba su compañía. Los mismos amigos que habían llevado a sus hijos a las atracciones, a los que ella no había acompañado, llegaron  más tarde tambien. Estaban serios, ¿de morros?, ¿se habían enfadado por eso?¿les molestó que no fueran con ellos a los tiovivos?… El ambiente se volvió rancio y parco en palabras.Ninguno de ellos/as la felicitó esa noche. Alguno ni se despidió.

Al día siguiente tampoco hubo llamadas. Se sintió muy (mal) entendida….y lloró mucho aquel día…más que ningún día del año. A las 5 de la tarde su familia llegó con una tarta, la abrazaron y le cantaron esa famosa melodía que aún con el paso del tiempo a todos nos gusta oir. Volvió a llorar  sin saber como manejar tantos sentimientos encontrados.

De aquello no se volvió a hablar en el grupo. Se enterró como se entierran tantas incomprensiones, tantas vanidades, tantos orgullos. Nadie volvió a rescatar el tema, nadie pudo entrever su penoso día de cumpleaños, pero ella jamás comprendió qué había hecho mal aquel día. Despues se hicieron los minutos, los días, los meses…y un día ella habló. Se hicieron los perdones, el entendimiento,el olvidar…..aunque no se sabe hasta que punto se llegan a cerrar algunas heridas y solo el tiempo sabe de eso.

Ahora hace un año del suceso y  sabe, a ciencia cierta, que este año será mejor. Ya le da igual que no la vean, sentirse diferente o  que no la intuyan…ella seguirá mirando hacia delante e intentando disfrutar con quien desea estar a su lado a pesar de todo. Se siente superada, que no rendida, con una fina costra capaz de amortiguar los golpes.  Debajo todo sigue igual, se derrite como el hielo, se vuelve agua, piel, corazón cuando ve la vida correr ante sus ojos y ella no sabe como perseguirla.

DSC_0651Aún hoy hay cosas que perduran,  soplos de aquella niña  que continúan en la mujer actual. Como velas cuya llama tintinea por el viento. Quedan encendidas las letras, su nombre, su espacio y esa nube de cosas por hacer o crear. Quedan encendidos sus deseos y sus sueños…Y si algo no le ha faltado jamás ha sido  salud, cariños y afectos. El reloj pasa, pero ella hoy volverá a soplar los números que la definen, cerrará los ojos y pedirá lo más importante:

sentirse feliz y viva!

 

PENITENCIAS DE ESTAR POR CASA.

Este ha sido un fin de semana atípico, no diría mejor que peor, sólo un tanto diferente…. por eso de no sacar los pies del área más sagrada: mi casa.   Somos bastante sociales pero esta vez no deseábamos ver a nadie..son de esos días que mejor solos.

Así que en nuestra soledad hemos tratado de hacer y deshacer, organizando nuestra particular maraña de “cosas que nos gustan”.

IMG-20130504-WA0002 IMG-20130504-WA0001

Lo primero,   alternando un tándem fifty-fifty entre  comida basura y comida fresca recién cosechada. Nos hemos permitido el lujo de malcomer, para que el estómago consiga diferenciar entre lo que es relleno y lo que es deleite. En lo que se refiere a buena mesa, nos gusta ir a un huertecito que tenemos cerca en el que sembramos y lo primero que hemos recolectado han sido: habas!!. A mí me encantan…de todas la formas posibles habidas y por haber, aunque mi debilidad son en crudo, junto a pan, aceite de oliva -del bueno- y bacalao……buahhh, se me hace la boca agua!!.

En la misma línea de sacrificio le hemos añadido al cóctel anterior una dosis moderada de cerveza mexicana, alguna copa y una cachimba de cereza. No ha sido mucho, así que me considero pecadora lo justo.

IMG-20130505-WA0001

También he tenido espacio para mis hobbies.

He trasplantado 3 gerberas que compré hace una semana en el vivero, he recortado los bojes y evónimos (como me gusta cortarles el pelo!!) y he abonado las semillas que planté en el reto de marzo ¿recordáis? Ya han empezado a asomar sus bigotes, pero aún no están dignas de ser fotografiadas…pronto os las enseñaré.

IMG-20130505-WA0003

He disfrutado de la lectura en la terraza, estoy leyendo “Tokio Blues”. Lo llevo mediado y por ahora me está gustando con la única pega de la minuciosidad de los detalles,  no deja avanzar la trama en pos de describir algo que a veces no resulta tan relevante. Es sólo una sensación, quizás es que yo prefiero que el libro sepa jugar con vaivenes rápidos  y que sorprendan.

DSC_0071 (1)

Hemos visto dos pelis: Argo y Hablemos de Kevin. Ambas muy distintas en el género y temática, pero ambas buenísimas.

Argo profundidad-tenemos-que-hablar-kevin-L-0DL465

La primera ahonda en la idea de que por muy imposible que pueda parecer algo si se lucha con ganas se puede conseguir. Todo visto desde tintes políticos e históricos, en medio de la espiral de un conflicto y supuestamente basado en unos hechos que sucedieron.

La segunda me parece una muy conseguida película psicológica sobre la extraña relación entre un hijo (más parecido a un diablo) y su madre. Es asombrosa y te mantiene en tensión hasta la última. Creo que ver esta peli puede lograr que se te quiten las ganas de ser mamá…..aunque conmigo no lo ha logrado, quizás soy positiva y no tomo como opción el que me salga un tormento así.

Y por último (y esto no es un hobby) nos hemos visto hablando del monotema, una conversación que teníamos pendiente. Poco a poco vamos volviendo al mundo real, después de este kit-kat que -todo sea dicho- nos está viniendo fenomenal. Hablamos largo y tendido de los nuevos horizontes que nos esperan.  Por ahora vamos a seguir descansando unos meses más hasta el verano. Yo estoy preparando una oposición y aunque hay pocas probabilidades de obtener plaza debo presentarme si quiero mantenerme fija en la bolsa de interinidades. Una vez que eso pase iniciaremos trámites en alguna clínica privada. ¿Cual?, aún está por ver. Nos han recomendado un médico muy, muy  bueno…pero eso es como todo, yo aún me mantengo reticente en este tema porque soy consciente de las limitaciones del proceso. Concertaremos varias citas (entre ellas  también IVI) y después, habrá que eligir.

Cada día me redescubro a mí misma en lo que a este tema se refiere, lo que ayer me suponía un obstáculo grande, hoy me resulta no más que una piedrecita…jodida, eso sí…de esas que se te cuelan en el zapato y no se salen ni aún descalzándote mil veces.

zapatos nuevos rojos

Esta misma mañana  me encontré  por la calle a una amiga que acaba de tener un bebé hace no más de una semana. Debo decir que me he sorprendido de mí misma  de la naturalidad con la que la he felicitado y me he alegrado por ella. ¿De verdad era yo?…Hasta he sabido torear sus hirientes palabras (estoy segura que no a posta y desconociendo nuestra situación):

-“A ver para cuando os animáis!!”-….me ha salido una sonrisa un tanto vencida .¿Realmente está eso en mi mano, el poder elegir?. Evidentemente no se lo he dicho, pero no he titubeado en ni una sílaba: “La verdad es que cuando ves una cosita así…¿a quien no le entran  ganas?….

….¿Ganas? si fuera por falta de ganas!!! pero había que mentir para no entrar en explicaciones absurdas.

Me alegro de saberme superada en cosas idiotas como ésta, pero que en otra época me hubieran tumbado a la de tres. Se que aún nos quedan nuevos vaivenes en esta montaña rusa emocional a la que nos acercamos y que los pies no me dejarán de temblar. Tengo vértigo de “lo que pueda venir”, de las nuevas noticias que nos quedan por llegar… Aún no sé nada de esos “mis óvulos”, un capítulo que habrá que explorar pronto, ¿se querrán unir con los bichitos de mi chico  en un frío y desacogedor laboratorio? y aún en caso de lograrlo ¿tendré un útero lo suficientemente atractivo para que el pequeño embrión se quede a mi lado?.

A veces me resulta increíble pensar como dos individuos como nosotros aparentemente hechos para encajar tan bien…..pueda resultar que  tengan unas células reproductivas totalmente incompatibles.

Incongruencias de la vida que aún no acabo de entender.

file5311297827783

La vida es perra– me decía él este fin de semana…y tanto que lo es. Ni aún quedándonos en ese estado tan deseado podríamos disfrutar del embarazo como cualquier pareja normal. Estaríamos siempre temerosos pensando qué pudiera pasar algo y viviéndolo todo desde la discreción de no gritarlo demasiado fuerte.  Soy consciente, quizás la vida en otros aspectos nos ha recompensado demás. Trato de ser positiva y si miro a través de lo fundamental, no me falta de nada.

Debemos cambiar con los años, pero jamás de los jamases debemos perder la esencia de nosotros mismos…

Nunca debemos permitirnos el lujo de dejar de intentarlo, de dar paso a la desilusión.

Algún día será el bueno y valdrá por todo lo demás.

file1171251759259

UN ESCALÓN MÁS HACIA EL SUEÑO

Se acabó. Hoy finaliza un ciclo de 4 IAS sin resultado ninguno. Esta mañana casi me rio observando colorearse esa maldita raya del test que cada día es más indiscriminada y burlona conmigo. Sí, me he reído. ¿Será acaso mi actitud un signo de madurez, locura, desaliento?.  Ni una sola lágrima, tal vez presagiaba el resultado como la más astuta de las pitonisas.

Esta vez, he tenido una betaespera de lo más relajada, sin presiones, sin agobios, ……sin esperanzas, quizás?….NO, en el fondo siempre queda un resquicio de ilusión remota, acobijada en lo más profundo de nosotras mismas, esperando salir como cosa perdida u olvidada.

Ayer pudo cambiar todo. Quedarnos en un escalón  conocido y no subir más. Esta altura está empezando a darme vértigo. Empiezo a ver con sorpresa todo lo que hemos escalado hasta llegar aquí y lo lejos que estamos de donde partimos. Parecemos sumidos en una de esas escaleras surrealistas de Escher que no parecen llegar a ningún lado.mc_escher_relativity_623x600

Ayer pudo ser todo tan diferente… siempre me  he imaginado el momento de celebrarlo: la cara de él, mi familia rodeándonos de abrazos, mi vida girando a una velocidad vertiginosa  y dentro de mí una pequeña semilla creciendo silenciosamente. ¿Porque  ni una sola vez, ni un solo minuto, ni un solo día pude disfrutar de algo tan bello?¿porqué se me arrebató este tesoro?….

Puedo aceptar el resultado, mi derrota, cada vez con más humildad, con más resignación, agachando la cabeza y diciéndome  “te ha tocado ésto, sigue en pie, sigue…” ; pero me cuesta aceptar que en todo este tiempo ni siquiera rozáramos la sensación de sentirnos embarazados. Eso me hace casi imposible alejar sentimientos de desconcierto o presagios de que algo más se les ha pasado en el estudio de nuestro caso para que las piezas sigan sin encajar.

Parece que nuestro caso va a necesitar artillería de la pesada y sé que cada paso hacia delante también representa una puerta que se va cerrando tras de mí. Aquí estamos sentados, tranquilos, hablando de oportunidades, de planes económicos para financiar este sueño. ¿Tiene precio el tener un hijo? ¿Ponen números a nuestros sueños? Siempre pensé que soñar era gratis. Y me serví de ello a mí antojo. Esta vez, no seremos nadie sin el maldito dorado. Tendremos que envalentonarnos  decidiendo si gastar los ahorros de nuestra vida y sabiéndonos en medio de un  desempleo y precariedad laboral  inciertos. Eso me da aún más miedo, nos ha llegado esto en la peor época posible, cuando ninguno está trabajando, cuando la crisis está en su punto álgido.

Sin embargo y a pesar de que todo mi mundo esté poniéndose a prueba cada día, yo SONRÍO. Es casi un desafío hacerlo, pero lo hago. Es como sí en algún momento,el cual no recuerdo, hubiese aceptado la compañía de este obstáculo. Como si de repente hubiera abierto los ojos desde el futuro y me hubiera observado  estancada, olvidándome de vivir el resto de mis días. En algún lugar lejano había dejado olvidadas mis ilusiones, mis salidas,  el simple hecho de arreglarme, quedar con los amigos, pasear, ir al cine o de copas, sumergirme en un libro, disfrutar del sexo, reirnos a carcajadas, él y yo, sentirnos hombre y mujer, a pesar de todo.  !!Qué cosas tan sencillas pueden escaparse de las manos cuando vamos cegados en una sola dirección!!. Ya dije basta y ahora me siento feliz  como nunca. Tal vez ésto solo represente un periodo bueno dentro de la montaña rusa emocional que sufrimos, pero aun así no quiero distanciarme de este rumbo tan lleno de vida.

Me quedo con unas palabras que dijo el dramaturgo irlandés Oscar Wilde, que en mi caso, puedo suscribirlas:

A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto,

y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante.

 

Por esos instantes tan llenos de vida y por una vida llena de esos instantes. Elijo sonreir.