Archivo de la etiqueta: sentir

EN UN LUGAR LLAMADO MUNDO

Cada segundo una vida llega,

 mientras otra se va.

Se entrecruzan dos caminos,

 se distancian otro par.

A cada paso un silvido,

una flor, un deja vu,

un borracho que ya nada sabe.

**************************

A cada momento, una esperanza,

a cada sueño, una luz que se anida en algun corazón tocado,

a cada  instante, una angustia,

una caída…

una desdicha  que se instala.

******************************

Y de repente, el mundo gira en algún sentido casual

el gato que ya no maulla,

el perro que ladra desesperadamente,

alguien se enrosca sobre sí mismo y cierra los ojos

alguien se atreve a vivir sin ataduras.

********************************

En un lugar llamado mundo

existen  las reglas y el desorden

se barren oportunidades y se anudan exitos,

se truncan parrafos y se enmarcan promesas.

******************************

En un lugar llamado mundo,

cabe todo, hasta TU y YO,…

mientras una niña protesta por su regalo,

otra luce una mirada centelleante,

mientras una mujer llora porque va a ser madre

otra se lamenta porque ya no se siente mujer.

******************************

El mundo y sus caprichos,

ese lugar donde cabe hasta la risa,

ese rincon en donde se guardan secretos,

ese espacio que conforma y moldea, toca y mueve,

crea y busca.

********************************

El mundo, fiel compañero de hazañas,

nos situa en un tiempo insondable, un espacio infinito,

para que recojamos las miguitas de sus recuerdos,

para que no olvidemos las mejores visiones.

******************************

El mundo, ese lugar tan tuyo y mío,

donde siento y sientes,

donde aterrizan tus deseos y se acomodan mis instintos,

donde nos paramos juntos en algún paréntesis,

Como siempre: a  ESPERAR.

**************

MUKALI.

Y para hoy: una canción desconocida para muchos,

pero muy conocida por mí…

que yo misma me he encargado de montar en un rato.

FELIZ FINDE A TODOS!!

Anuncios

PENITENCIAS DE ESTAR POR CASA.

Este ha sido un fin de semana atípico, no diría mejor que peor, sólo un tanto diferente…. por eso de no sacar los pies del área más sagrada: mi casa.   Somos bastante sociales pero esta vez no deseábamos ver a nadie..son de esos días que mejor solos.

Así que en nuestra soledad hemos tratado de hacer y deshacer, organizando nuestra particular maraña de “cosas que nos gustan”.

IMG-20130504-WA0002 IMG-20130504-WA0001

Lo primero,   alternando un tándem fifty-fifty entre  comida basura y comida fresca recién cosechada. Nos hemos permitido el lujo de malcomer, para que el estómago consiga diferenciar entre lo que es relleno y lo que es deleite. En lo que se refiere a buena mesa, nos gusta ir a un huertecito que tenemos cerca en el que sembramos y lo primero que hemos recolectado han sido: habas!!. A mí me encantan…de todas la formas posibles habidas y por haber, aunque mi debilidad son en crudo, junto a pan, aceite de oliva -del bueno- y bacalao……buahhh, se me hace la boca agua!!.

En la misma línea de sacrificio le hemos añadido al cóctel anterior una dosis moderada de cerveza mexicana, alguna copa y una cachimba de cereza. No ha sido mucho, así que me considero pecadora lo justo.

IMG-20130505-WA0001

También he tenido espacio para mis hobbies.

He trasplantado 3 gerberas que compré hace una semana en el vivero, he recortado los bojes y evónimos (como me gusta cortarles el pelo!!) y he abonado las semillas que planté en el reto de marzo ¿recordáis? Ya han empezado a asomar sus bigotes, pero aún no están dignas de ser fotografiadas…pronto os las enseñaré.

IMG-20130505-WA0003

He disfrutado de la lectura en la terraza, estoy leyendo “Tokio Blues”. Lo llevo mediado y por ahora me está gustando con la única pega de la minuciosidad de los detalles,  no deja avanzar la trama en pos de describir algo que a veces no resulta tan relevante. Es sólo una sensación, quizás es que yo prefiero que el libro sepa jugar con vaivenes rápidos  y que sorprendan.

DSC_0071 (1)

Hemos visto dos pelis: Argo y Hablemos de Kevin. Ambas muy distintas en el género y temática, pero ambas buenísimas.

Argo profundidad-tenemos-que-hablar-kevin-L-0DL465

La primera ahonda en la idea de que por muy imposible que pueda parecer algo si se lucha con ganas se puede conseguir. Todo visto desde tintes políticos e históricos, en medio de la espiral de un conflicto y supuestamente basado en unos hechos que sucedieron.

La segunda me parece una muy conseguida película psicológica sobre la extraña relación entre un hijo (más parecido a un diablo) y su madre. Es asombrosa y te mantiene en tensión hasta la última. Creo que ver esta peli puede lograr que se te quiten las ganas de ser mamá…..aunque conmigo no lo ha logrado, quizás soy positiva y no tomo como opción el que me salga un tormento así.

Y por último (y esto no es un hobby) nos hemos visto hablando del monotema, una conversación que teníamos pendiente. Poco a poco vamos volviendo al mundo real, después de este kit-kat que -todo sea dicho- nos está viniendo fenomenal. Hablamos largo y tendido de los nuevos horizontes que nos esperan.  Por ahora vamos a seguir descansando unos meses más hasta el verano. Yo estoy preparando una oposición y aunque hay pocas probabilidades de obtener plaza debo presentarme si quiero mantenerme fija en la bolsa de interinidades. Una vez que eso pase iniciaremos trámites en alguna clínica privada. ¿Cual?, aún está por ver. Nos han recomendado un médico muy, muy  bueno…pero eso es como todo, yo aún me mantengo reticente en este tema porque soy consciente de las limitaciones del proceso. Concertaremos varias citas (entre ellas  también IVI) y después, habrá que eligir.

Cada día me redescubro a mí misma en lo que a este tema se refiere, lo que ayer me suponía un obstáculo grande, hoy me resulta no más que una piedrecita…jodida, eso sí…de esas que se te cuelan en el zapato y no se salen ni aún descalzándote mil veces.

zapatos nuevos rojos

Esta misma mañana  me encontré  por la calle a una amiga que acaba de tener un bebé hace no más de una semana. Debo decir que me he sorprendido de mí misma  de la naturalidad con la que la he felicitado y me he alegrado por ella. ¿De verdad era yo?…Hasta he sabido torear sus hirientes palabras (estoy segura que no a posta y desconociendo nuestra situación):

-“A ver para cuando os animáis!!”-….me ha salido una sonrisa un tanto vencida .¿Realmente está eso en mi mano, el poder elegir?. Evidentemente no se lo he dicho, pero no he titubeado en ni una sílaba: “La verdad es que cuando ves una cosita así…¿a quien no le entran  ganas?….

….¿Ganas? si fuera por falta de ganas!!! pero había que mentir para no entrar en explicaciones absurdas.

Me alegro de saberme superada en cosas idiotas como ésta, pero que en otra época me hubieran tumbado a la de tres. Se que aún nos quedan nuevos vaivenes en esta montaña rusa emocional a la que nos acercamos y que los pies no me dejarán de temblar. Tengo vértigo de “lo que pueda venir”, de las nuevas noticias que nos quedan por llegar… Aún no sé nada de esos “mis óvulos”, un capítulo que habrá que explorar pronto, ¿se querrán unir con los bichitos de mi chico  en un frío y desacogedor laboratorio? y aún en caso de lograrlo ¿tendré un útero lo suficientemente atractivo para que el pequeño embrión se quede a mi lado?.

A veces me resulta increíble pensar como dos individuos como nosotros aparentemente hechos para encajar tan bien…..pueda resultar que  tengan unas células reproductivas totalmente incompatibles.

Incongruencias de la vida que aún no acabo de entender.

file5311297827783

La vida es perra– me decía él este fin de semana…y tanto que lo es. Ni aún quedándonos en ese estado tan deseado podríamos disfrutar del embarazo como cualquier pareja normal. Estaríamos siempre temerosos pensando qué pudiera pasar algo y viviéndolo todo desde la discreción de no gritarlo demasiado fuerte.  Soy consciente, quizás la vida en otros aspectos nos ha recompensado demás. Trato de ser positiva y si miro a través de lo fundamental, no me falta de nada.

Debemos cambiar con los años, pero jamás de los jamases debemos perder la esencia de nosotros mismos…

Nunca debemos permitirnos el lujo de dejar de intentarlo, de dar paso a la desilusión.

Algún día será el bueno y valdrá por todo lo demás.

file1171251759259