Archivo de la etiqueta: recuerdos

Esos que tambien nos hacen…

A raíz de leer a mi amigo Oscar del maravilloso blog historias tras tu DNI  me he parado a pensar en la innumerable cantidad de defectos que tenemos las personas y que tantas veces no contamos a la gente. Hoy ando generosa y voy a relataros algunos de los míos.

El primero me acompaña desde que nací. El defecto en sí tampoco es que sea una cosa realmente importante, pero durante los años que ocupó mi infancia le dí más importancia de la que tenía y derivó en complejo, ya que en verano era muy visible y yo no paraba de ocultarlo…mi querido ombligo.

Amigos y amigas…hoy lo confieso: nací con el ombligo terriblemente feo ¡que cosas!….la tripa no se cerró y aunque me intervinieron quirúrgicamente yo era muy bebe y no paraba de berrear con lo cual no sirvió para  nada, aquello volvió a su ser…su estado digamos “difícil de mirar” no me ayudaba a aceptarlo como tal.

Durante años, los médicos le decían a mi madre que tenía que revisármelo porque podría acarrear problemas cuando me quedase embarazada y eso es lo que hacíamos, cada cierto tiempo: recordabamos al innombrable. Por suerte mi particular ombligo se cerró, pero como le vino en gana a él, que no era la forma en que me gustaba a mí precisamente.

Recuerdo los muchos veranos que las chicas se ponían bikini y yo bañador para ocultarlo o las veces cuando aún era pequeña que mi madre me escogia los bikinis y yo me subía la braga hasta donde no se veía aquello…mi ombligo. Hay fotos que dan constancia de los hechos con los que ahora me río, pero entonces eran harina de otro costal.

Yo soñaba con uno de esos ombliguitos de mis amigas en los que se metía el agua y el dedo y no se veía la tripa, esos ombliguitos cerrados perfectos…y yo me doblaba el mío a los ojos del espejo para intentar que fuera como el resto. Tenía suerte, era una chica con buen cuerpo, pero me faltaba aquello, aquello que no me permitía lucirlo al completo.

Le dije a mi madre que quería operarme y ella -muy sabia entonces- me dijo que me fuera a freir esparragos, que era un ombligo grande pero tampoco era para hacer de aquello el centro…aunque -valga la redundancia- estuviera en el centro.

Me pilló una adolescencia en la que se llevaban las camisetitas cortas, preciosas, adorables, deseadas… con las cuales yo podría haber lucido mi por entonces cintura de avispa…pero me lo tenía terminantemente prohibido: aquello diferente no podía verse a los ojos de los comunes ombligos de la sociedad.

Así seguí unos cuantos años más hasta que definitivamente tuve que aceptarlo. Era mío, no de la vecina…así que un día me atreví a ponerme bikini y descubrí absorta que no pasaba nada. Ni el mundo se hundía ni atraía tantas miradas como yo hubiera pensado.

Poco tiempo más tarde hice topless y ahí si que descubrí claramente que mi ombligo definitivamente no era el centro de los centros….jajajajaj. El caso es que tambien andaba acomplejada con mi pecho, que no era muy grande y con aquello, dejé otro defecto atrás.

Crecí, maduré. Me dí cuenta que el físico no lo era todo, llegaba a la vida queriendo hacer las cosas que me gustaban lo mejor posible, perfectas, queriendo tener el control de todo lo habido y por haber y eso, sabemos que ni es posible, ni produce felicidad.

Eran estas terquedades defectos que estaban más adentro que un simple ombligo. Y como no lograba que todo saliera a mi gusto…  me salia la vena chinchosa.

Cuando construí mi casa, mi marido y yo eramos los promotores, con lo cual teníamos que lidiar con peritos, arquitectos, constructores … una tarea de órdago pero que tuvo su recompensa en que al final la casa acabó a nuestro gusto. Sin embargo, pasé las de Caín porque las obras traen cantidad de quebraderos de cabeza, problemas y soluciones a los que has de darle salida día tras día. Ya un albañil muy caradura me dijo…eres una chinchosa. Sí, llevaba razón, pero es que quería -con su imaginación- hacerme una cosa que nunca se había visto…un castillo en vez de un  simple muro en la casa. No lo dejé, evidentemente.

Resumiendo, no puedo escapar de lo que soy porque una es como es. Seguiré teniendo este ombligo y a veces, siendo una chinchosa perfeccionista. He aprendido que hay variables que no podemos controlar y es bueno saberlo para no autoexigirse tanto. Reconozco que de mi chinchosura tambien han salido capitulos memorables de risas y eso me hace creer que los defectos están ahí para divertirnos, aceptarnos y hacer del mundo una diversidad siempre apetecible.

Tambien, por suerte, tengo muchas cosas buenas, pero esas las dejo para otro post que aquí venía a hablaros de esos que tambien nos hacen.

Anuncios

UNA SESIÓN DE FOTOS CON MIS MELLIS

Ahora que nadie me oye diré así por lo bajini que síiiiiii, que sois guapísimos. Tal vez sea orgullo de mamá que tiene que alimentaros, pasearos y sentiros cada día y a la fuerza se os quiere: las cosquillitas y las pataditas, que ya nos vamos conociendo, eso va haciendo mella en este corazoncito …y la costillita…eh? esa no la dejais ni a tiros…ajajaj. Pero ahí queda, que os estuve echando el ojo muy pero que muy bien. Por el catalejo y más de una hora.

Fuimos hasta el lugar de la cita donde nos iban a regalar una sesión de fotos 4d con vosotros…..¡madre mía, Jennhy! que modernuras…cuando yo era enana no existían esta clase de sensacionalismos, que lo sepais. Vais a tener más perfiles que la Estaban, y eso no se si me gusta…pero bueno, como se dice por ahí “a caballo regalado no le mires el diente”.

El viaje fue mejor de lo esperado, ya sabeis que vuestra mamá se está poniendo de un delicao que asusta y hasta el coche y los viajes que es lo que más le pirra en la vida vidal, ahora la marean. Pero bueno, despacito y sin prisa, fuimos haciendo paradas hasta llegar al lugar acordado. Otra prueba más superada…bien por mamá!!!. Y así nos vamos moviendo con los días: vosotros, yo, ayuda de papa, yo, vosotros, papá……¡y cada vez más vosotros! ….

Nada más llegar tuvimos que firmar la hojita de rigor, que ya viene siendo costumbre hasta para ir a comprar tomates…espero que cuando por fin os vea no me vengais vosotros tambien con la hoja de reclamaciones bajo el brazo, en vez del famoso pan….ainssss. Lo dicho: firma de mamá al canto, el papá ni fu ni fá…ea, que para eso no os lleva en la panzuki…jajaja.  Resumiendo lo que allí se relataba….Esto no es un reconocimiento médico, ni por asomo, aquí venimos solo a hacernos fotos. Bueno, pues vale… a ver si mis mellis son fotogénicos o qué.

Mientras esperabamos nuestro turno en la sala de espera, papá y mamá discutían asombrados sobre si a la gente en general le merecía pagar ese tipo de sesiones en donde no se hacía absolutamente nada de acopio ni recuento de datos médicos o diagnosticos. Allí se va a ver a los nenes, punto.  Papá decía que lo más importante para él era que estuvierais bien y saber lo máximo posible respecto a eso. Yo añadía que nunca pagaría por eso, y que tal vez nosotros pues eramos una clase de mal pensandos intranquilos que siempre necesitabamos un médico que nos dijera que todo iba bien. Pues sí, puede ser… ese relajamiento quizás les entre a quienes son papas primerizos y lo consiguen rápido,o simplemente a quienes piensan que todo irá rodado…nosotros andamos en otro curriculum, que hemos vivido lo que hemos vivido… y aún nos quedan miedos sobrantes.

Mientras, salía una pareja un poco con cara de decepcionados, porque su bebe no se había movido nada de nada y estaban retrasando la cita para otro día. ¡vaya por dios! estaría tan agusto durmiendo…pensé yo. Si es que nos pasamos queriendo ver lo que no se puede ver. Y me vino la imagen de una niña de 5 años que en un dibujo en clase me pintó a su mamá – que estaba en estado de buena esperanza- con un bebé dentro. Y se veía todito, todo……jajajaj. Me reí para mis adentros, tal vez tendrían que contratar a esa chavalilla.

Cuando ya nos levantamos para ir a la sala, mamá leyó un cartel con unas letras en naranja y negro encima de un sofá muy trending, porque,  por si aún no lo sabeis, a ella le gustan las frases más que a un tonto un lapiz. Y allí se quedó navegando en aquellas 20 palabras que venían a decir lo que  tantas veces había pensado: que todo lo que vive y lo que siente una madre lo percibe en paralelo su bebé. En mi caso, dos. No me escaqueo de vuestra vigilancia, pues. Y en esa reflexión no pude evitar ponerme un poco tristona de tremenda responsabilidad porque es cierto que no todo han sido risas en este embarazo, y lo ultimo que yo quisiera jamás es contagiaros de ese tipo de días en los que lo veo todo negro. Así que me apunté la tarea de regalaros el máximo de sonrisas posibles,  ¡que sois yo a través de mí! no me parece poca la interconexión…y eso tengo que saber valorarlo antes de consentir ponerme un minuto al servicio de  estas pendencieras hormonas.

Por fin entramos en una sala de lo más relajante, con musiquita suave, un sofá para papá!! uyyyyyy que agustito ibamos a estar!!!.

Cuando repasamos las reglas, tuve que confesar a la chica del ecografo que mamá se las había saltado un poquito. Entre ellas figuraba no desayunar, y eso mamá sabía que nanai de la chinai…que ella iba a comer y si se movian menos, mala suerte.  El tema ya no es solo que tuviera hambre, algo que yo puedo soportar medianamente bien, sino que estos dos bandidos se han aficionado a patearme todos los días a las 7 de la mañana para que me levante a comer…..¡y no es broma!… a mamá le produce una estupefacción absoluta vuestras lindezas madrugadoras, vais a salir dos glotonzuelos de mucho cuidado, eso ella ya casi lo firmaría. No, no me parecía buena cosa dejaros sin comer.

Por suerte, vosotros, a pesar del desayuno estabais a vuestro aire, moviditos  y no hubo problema en ese sentido. La chica os hablaba tal cual si estuvierais ya alli, no sabemos si para hacerlo todo más vivencial o en aras de una simpatía inusitada. Yo miraba a papá y veía en su cara la poca gracia que le estaba haciendo aquel pavo femenino, pero a mi no me molestó porque pensé que de alguna forma lo más autentico de aquella sala era poder veros en directo. El resto era farfolla.

Y así estuvimos vuelta y vuelta, giro izquierda giro derecha para conseguir la mejor instantanea 4d, primero uno, despues otro, el mejor momento robado mientras os veía tragar liquido amniotico o jugar a los contorsionistas con manos y pies.

Y la lagrimilla de mamá asomando, como siempre. Qué maravilloso momento poneros cara y descubrir lo guapetones que sois, lo vitales que pareceis y el milagro que me parece teneros conmigo ahí, tan protegidos. Ahora comprendo que me tengais tan cansada, vistas vuestras dimensiones ya sois muy grandes y lo más increíble ya sabeis muy bien de la existencia el uno del otro. Y os tocais constantemente. El ratito que estuvimos observando lidiabais cabeza con cabeza, manos con pies, pies con culete…y todo ello en un juego a duo, como dos pequeños terremotillos.

Pero como todo lo bueno, se acabó y casi me alegré…porque el segundo de vosotros no paraba de taparse la cara, no sabemos si porque estaba hasta el moño de sesión 4d o porque la ecografa no paraba de llamarlo con golpecitos en mi barriga. Total, que se dió la vuelta y santas pascuas…miralo tú que listo, se giró para mami y ya no hubo manera de sacarle ninguna foto mas. La ecografa estaba la pobre exhausta y su gozo en un pozo, pero ya le dije yo que no pasaba nada que con las que había sería suficiente y como en todas ellas nuestro bebé se tapaba un ojito, pues lo bautizaríamos como el piratilla.

Nos imprimieron las mejores fotos y el resto nos las guardaron en un cd, ¡unas 80! menudo trabajazo….aunque para mí lo mejor fue teneros allí frente a mi, tan vivos, tan naturales. Hoy ya no sereis exactamente iguales que en esas fotos, aunque -como recuerdo es entrañable- todas las instantaneas pasan….y yo me quedo con los momentos, como siempre.

Por ahora, a mamá le resulta imposible sacaros del anonimato en el blog o red social,  me pareceis tan pequeños, tan indefensos…..pero a la vez esas caras ya os hace un poco personitas reales…y todavía no estais en mis brazos. Mis disculpas para las que ansiais verlos, no es otra cosa que protección…tendreis que creerme cuando os digo que son requeteguapos.

Pero claro ¿que voy a decir yo?

 

 

 

NUEVOS TIEMPOS PARA EL AMOR.

El otro día, en una reunión con amigas, nos dio por charlar sobre la forma en que ha variado el amor adolescente con  los años. No es lo mismo enamorarse  ahora en el 2013 que hace 15 años. Los tiempos cambian.

El boom de las nuevas tecnologías unido al derroche hormonal y desordenado de la edad del pavo….., forman  un cocktail explosivo que da para mucho.

El tema surgió porque una de ellas había leído en facebook ( bendito lugar de cotilleo el feisbuk) una de estas esquelitas (¡quien será el que las elabora!) con consejos para conquistar al chico o chica de tus sueños

¿Quien no ha leído esto en su época dorada?

No escondais la mano tantas…., no me engañeis, si yo se que sí…!!!

¿Decidme  que esos consejos- en esa franja de edad -no son oro de Mesopotamia? y que,…. pase lo que pase, deben ir a misa.

Pues bien!! mi amiga, que es periodista y se le da bien eso de contar, estuvo relatándonos algunas de las memeces que hoy día se rigen como las directrices amorosas de nuestros adolescentes. En fin, todos hemos pasado esa época, sabemos que es difícil y que las cabezas se ponen un poco destornilladas….pero las que nos íbamos a destornillar de risa eramos nosotras recordando las diferencias entre el hoy y el ayer.

Así a bote pronto, se nos vino a la cabeza los nombres de dos revistas que (válgame Dios, ) eran de lectura obligada y  nos instruían en esos trucos o tips para conquistarle. La Vale y la Super Pop.…..Que tire la primera piedra la que no la haya leído!!!!….. no ha llovido ni nada desde aquello.

La primera, la Vale era más picantona y la escondíamos para que nuestras madres no accedieran a ver algunas de las “barbaridades” que ponía….que no era nada muy allá, pero a nosotras nos parecian entonces mundos. Recordar que no había internet y aquello era una forma de acceder al mundo adulto por 70 pts. (aun lo recuerdo…jejeje).  Que tiempos en los que la prensa cazaba a  los famosos como Eros o Brad Pitt en bolas para el deleite de nuestros ojos…. y se agotaban los números….vaya que si se agotaban!!!. Aquellas publicaciones crearon escuela, hablaban de sexo y nosotras las leíamos buscando el oráculo a todas nuestras dudas, como si aquello fuera la panacea.

Bien, actualmente no se el funcionamiento de estas revistas  ¿siguen publicando? y lo que es mejor ¿para qué?. Los jóvenes y jóvenas de hoy no las necesitan,  o pasan directamente a la acción para instruirse o internet se encarga de hacerlo.

Ahora estos consejitos funcionan a través de las redes sociales y lo que se dice no tiene desperdicio.

Atención al “articulo”. “Ponersus” las gafas:

¿COMO ENAMORAR?

1. ABRAZOS. Aquí se han quebrado el coco. ¿Eso es un consejo? eso lo sabe hasta Petete.

2. DECIRLE “TE QUIERO”. Que frase tan ingeniosa!! ¿La habrán sacado de algún manual o película?, que derroche de originalidad. Se supone que con estas palabras mágicas tienes el cielo ganado. Pues no amiguitos, hay que saber utilizarlas.

3. UN APODO, DA IGUAL SI ES PRINCESA, FEA, ENANA, MI NIÑA, TONTA, CIELO…. LO IMPORTANTE ES QUE SOLO SE LO LLAMES A ELLA.  Lo dicho:  se han quebrado. Uno: eso de enana?, Dos: eso del fea?, Tres: a laschicas ya no les gusta ser princesas, Cuatro: dejemos mi niña y cielo… que me gustan!!.

4. LA SONRISA TONTA CUANDO LA MIRAS NO PUEDE FALTAR.  A ver aquí se han debido equivocar porque en mi época cuanto más pasaba un tipo de tí, cuanto más raro era, más molaba. Y si te seguía con sonrisa bobalicona es que era un pesado y un tontainas. ¿han cambiado las tornas o yo era rarita?

5. CUANDO VAYA DELANTE SORPRENDELA COGIÉNDOLA POR LA CINTURA Y DÁNDOLE UN BESO CERCA DE LA OREJA. jajajaj…esto lo he visto yo hacer con mis propios ojos a mas de un jovenzuelo. ¿Quien habrá elaborado estos básicos? Será el guapo ligón oficial y archi popular del insti??

6. EL BUENAS NOCHES ES IMPORTANTE. TAMPOCO SE NECESITA “BUENAS NOCHES, PRINCESA”….MEJOR UN “DESCANSA Y SUEÑA CONMIGO,TONTA”…..”TE QUIERO Y QUIERO QUE LO SEPAS”…ESO NO!, ESO MATA DEMASIADO. Mata demasiado?? pero jomío que quieres tú decir? Dale las buenas noches a la chica y lo de menos son las palabras exactas, lo importante es el detalle.  En mis tiempos nada del buenas noches pamplinoso por teléfono que aquello era derroche y si encima no querías que lo supiera tu madre……………mal asunto. Te metías en la cama y le dabas el buenas noches de forma imaginaria y sanseacabó. Ajo y agua o lo que es lo mismo ajoerseyaguantarse.

7. DELANTE DE TUS AMIGOS NO LA TRATES DIFERENTE A COMO LA TRATAS SOLA. Mira aquí tengo que quitarme el sombrero. Viendo las anteriores perlas esta me parece de una calidad suprema. Amiguitos canis y amiguitas chonis no está bonito eso de ir escondiendo el querer para parecer uno más machito o más chulita. Tampoco es cuestión de babear, pero lo que es, es. Admitan sus quereres.

8. BESOS EN EL CUELLO. Eso que no falte. Pero solo en el cuello, ahí: focalizando. En mis tiempos al menos nos los permitían en todos los lados……jajaja.

9. ESOS DÍAS CUANDO SE PONGA A LLORAR ENCIMA DE LA CAMA Y CREAS QUE NO PUEDES HACER NADA NO LE ESCRIBAS UN MONTON EN WASSAP, VE A SU CASA Y HAZ ESAS TONTERÍAS QUE SOLO TU HACES Y CUANDO SE RIA CON LAGRIMAS EN SUS OJOS, LA HABRAS ENAMORADO UN POCO MÁS.  Como hace 15 años no había wassap este problema nos lo ahorrábamos. Probablemente ni supiéramos que el otro estaba padeciéndola en su camita. Ahora que retrasmitimos nuestra vida en directo pues pasa lo que pasa, foto hasta de la nena llorando, hay que cerciorarse de donde están los limites. Así que este consejo no me parece del todo malo. Eso sí, falta la madre con los rulos diciendole al nene: Deja ya el movil, Pepe,  y ve a la casa de la chica !!!que te va a salir un callo en el dedo!!!.

10. SUSÚRRALE LO MUCHO QUE LA ENVIDIAN ESAS ZORRAS QUE ESTÁN DETRÁS INTENTANDO JODERLA.  Aquí ya me meo!!! Que derroche de buena fe!!…..¿De verdad eso conquista?. Quiero volver a ser adolescente para comprobar esta chorrada!!. Y sobretodo decir eso de….”Dientes, dientes!!!”

Y estos son los 10 mandamientos feisbukeros juveniles, unos de los muchos que circulan por ahí invadiendo mentes púberes.

Y digo yo, igual soy una romantica anticuada pero …….¿donde se habla de conquistar por la forma de ser?, troncharla con un chiste,  regalarle un algo hecho con cariño,  invitarla al cine, bailar con ella, grabarle un disco, hacerle un escrito, llevarla al rinconcito oscuro…jejeje ….. ¿Tanto han cambiado los tiempos? ¿ o es que se han dejado lo más interesante y han puesto lo obvio?

Hablando y hablando nos vino a la mente aquellas nuestras andanzas  de los 15  persiguiendo al chico de los quesos. Un bombón que tenía una nariz perfecta y que nos traía locas a mí  y a mi amiga. Cuando venía con su furgonetilla blanca y la abría, Guauuuuu!!! con ese montón de quesos dentro………pero el mejor queso lucía fuera……..que guapo era!!! y que cabrón!!! pero…….que guapo!!!!. jajaja.

Como corren los tiempos– decíamos la otra tarde….

Si nos tuviésemos que volver a enamorar ahora ya no valoraríamos lo mismo,

Antes que tuviera una guapa geta, ahora que tenga una guapa tarjeta…..jajajaj.

La experiencia nos premia con arrugas y sabidurías, pequeñas malicias de la edad,……

!!!y que nos quiten lo bailao!!!

Feliz miércoles, PRINCESAS Y ENANOS.

Y que RULE EL AMOR……sea en versión adolescente, juvenil o adulta.

El viejo congelador.

Hace 14 años dos jóvenes alocadillos se sentaron en un viejo congelador a contarse sus aventuras.

Antes de eso el le había ofrecido una copa cuando ella abrió aquel monedero gris.

– ¿quien es ese? – dijo muy curioso él.

– Naaaaa, un amigo catalán.

– catalán  y mulato…..que amigos más interesantes tienes tú!!!.

– jjaajajaj…..si yo te contara….

-cuenta, cuenta…

Y se sentaron en el electrodomestico mientras los demás se sumergían en el desfase de la fiesta. Allí las horas volaron al compas de historietas en torno a dos vidas. Las copas rulaban al son de la música pachanguera mientras ellos se enredaban en esa complicidad que a veces nos regala la bebida.

Los días pasaban y a la feria -como una margarita- cada vez le quedaban menos pétalos. Ellos volvían cada noche a su lugar de origen, su punto de encuentro. Variaban las ropas, la palabra sorpresa, el gesto novedoso, la mirada cómplice…..pero el escenario era el mismo.

¿Quien sabe donde andará ese viejo complice de charlas nocturnas?

Aquellos jóvenes quedaron allí una noche, como quien queda en  Le Pain Quotidien de la Quinta…… pero se verían muchas noches más. Concretamente unas 5110 lunas, camas, sueños, despertares… y las que les queden por sumar.

Ella tenía una melena corta y caoba, él unos rizos en bucle color cobrizo. Ella llevaba chupa y minifalda, él jersey de cuello alto y vaqueros.

Los años los cambiaron fisica y emocionalmente. Vieron sus cuerpos variar en multitud de prendas, cortes de pelo, etapas flacas y etapas gordas, perfiles deportistas y  momentos de vaguedad. Vieron sus almas bailar, madurar, torcerse, crecer y soñar.

-Nos vamos a ver más?- le preguntó ella.

– Claro, cuando quieras!!!!!- respondió. E inmediatamente añadió………-¿espera que me has preguntado?

-¿ Que si nos vamos a ver más?- dijo ella extrañada. ¿que habías entendido?

– Nos vamos a ver el mar….

– Jajajajaj y tu dispuesto ahora mismo, no?

– Jajajaj, totalmente!!!….contigo dispuesto a ambas cosas.

********************************************************************************************************************

La mágia de objetos simples  -a veces- nos traslada a mundos que solo nosotros conocemos.

Nada más lejos de algo cálido que un frío congelador…….

………todo es posible si dos personas se cruzan en el momento justo y  el tiempo adecuado.

Y vosotros, ¿tenéis objetos mágicos en vuestras memorias?.

Flashes de Madrid.

Madrid es de esas ciudades a las que he ido poco y espaciado pero de la que siempre guardo buenas paginas.

Con solo 17 añitos mi tío me acarreó en un viaje de empresa para que conociera la ciudad. Yo era su ojito derecho y además por aquel entonces andaba conquistando a su novieta, así que nos alojó en el Meliá Castilla en una de las mejores habitaciones y con unas vistas impresionantes de la ciudad. Recuerdo flashes, ascensores dorados, pasillos enmoquetados  en rojo con servidores de cubitos de hielo, un aparato que te planchaba la ropa, un buffet alucinante… una gozada para cada uno de los sentidos.

https://i0.wp.com/media-cdn.tripadvisor.com/media/photo-s/02/5d/24/85/ascensores-de-lujo.jpg

Por el día trabajabamos en IFEMA, yo intentando practicar mi pésimo inglés y facturando productos….por la noche nos moviamos por los mejores sitios de la ciudad. Recuerdo la sala Joe Slava, que por aquel entonces, ya me impactó. Yo era muy pequeña y había visto poco de  ciudad, pero aquel sitio quedó grabado como un flash en mi memoria. Esa disposición en forma de anfiteatro en torno a una gran pantalla central. El gentío, la musica, la sala reservada… Aún si cierro los ojos puedo verla.Sigue  intacta en mi memoria. Me ocurre con los FLASHES,  inmortalizo lugares y momentos y despues vuelvo a ellos repetidamente.

*************************************

Más tarde, con 21 años, volví a subir en viaje de empresa. Esta vez acompañada de la hija del socio de mi tío, una niña un tanto peculiar y muy diferente a mí. La suerte que entre trabajo, pedidos y clientes…no nos quedaba mucho tiempo para la charla, ni ganas de empatizar con aquella chavalilla. Nos alojabamos en un hotel a las afueras de la ciudad y de aquí guardó otro flash que me marcó por contrastante. Andaba la niñatilla explicandome toda la ropa y botitas que se había traído al viaje, parecía una modelo, cuando me asomé a una de las ventanas de la habitación. Justo en frente había una comunidad de chavolas enorme, calculo que unas 100, construídas con restos de plásticos, hierros y residuos inservibles. Observando la  cara sucia de la ciudad quedé contrariada en un limbo durante bastantes minutos. Nunca había visto de cerca tanta pobreza junta.

https://micaminobuscandot.files.wordpress.com/2013/09/afde5-chabolismo.jpg

A  la noche,  dejabamos espacio para salir y desconectar. Recuerdo que siempre cenabamos en un restaurante que por entonces se llamaba Yolimar, en donde había un chino muy amable y nos trataban a cuerpo de rey.   Mas tarde, los más jóvenes ibamos a CAPITAL, ya que la caprichosita quería ir allí  y pudimos bailar en las 7 plantas de la disco.

https://micaminobuscandot.files.wordpress.com/2013/09/e4061-kapital.jpg

*************************************

Pasaron 5 años y con 26 volví a Madrid. Este vez con mi chico. Andabamos escasos de presupuesto y reservamos noche en un hostalito de Atocha. Pensamos que sería coqueto. No voy a decir nombre porque no quiero aguarle el pan a nadie, pero el hostalito era un antro de mala muerte. Mientras subiamos las escaleras nos dimos cuenta.

https://i0.wp.com/fotos.muchoviaje.com/images/BK/max500_736_7369599.jpg

Estaban sucias, viejas, y la madera chirriaba al paso de nuestros pies. Nada más llegar nos recibió una anciana que parecía de anuncio, probablemente en este la hubieran caracterizado peor. Alpargatas con calcetines altos, vestido oscuro del año de matusalen, pelo mofeta mal averiguado, gafas de culo vaso…. y una incultura aplastante. Nos hizo pasar y nos sento al lado de una mesita que hacía las veces de despacho, nos pidió los dni y se puso a apuntar los datos….pero cuando digo apuntar digo APUNTAR! copió todos y cada uno de los datos de nuestros dni, los de delante y los de detras, en una libreta de cuadritos como la que llevabamos al colegio, se lió a hacer el manuscrito…. vamos que daban ganas de poner un porreteo y comprarle una fotocopiadora.

https://i2.wp.com/thumbs.dreamstime.com/x/la-m%C3%A1s-vieja-mujer-de-risa-escribe-en-el-papel-14789175.jpg

El y yo nos mirabamos anonadados. Despues nos mandó a la planta de arriba en donde estaba supuestamente su hijo, que nos indicaría nuestra habitación.

Nos pusimos a llamar repetidamente y allí no abría nadie. Al cabo de 5 minutos cuando ya ibamos a desistir por fín abrió un tipo, que visto su comportamiento y la situación para mí que estaba dandole al bandurrio…..jajaj……..lo que faltaba!!. Aquel hostal era un asco.

https://i0.wp.com/farm4.staticflickr.com/3357/3497805751_fd9948cd70.jpg

Nos hizo pasar por un pasillo que contenía distintas habitaciones…nos indicó la nuestra y nos repuso jabón. Yo no me quería quedar allí ni loca, veía aquel lugar inseguro, raro, viejo…..pero el me animó y nos marchamos de allí rápido para olvidar el percance.

Llegamos al famoso Bernabeu y nos sentamos en un sitio privilegiado ¿porque no nos hemos gastado más en el alojamiento y menos en la entrada?…le decía yo repetidamente. Pero ya no había vuelta atras, estabamos sentenciados a dormir allí. Comenzó a llover y compramos unos chubasqueros. Otro flash que recuerdo de esos que se quedan grabados es la figura de Sergio Ramos. !Qué tipo!, cuando lo observaba correr por la banda creía estar viendo un talento sobrenatural, un deportista con una garra sobrehumana. En la tv todo se apocopa, solo cuando lo observas a pie de campo caes en la cuenta del talento físico de esas figuras.

http://halamadrid123.files.wordpress.com/2013/06/sergio-ramos-getafe.jpg

Terminó el partido y Salimos del campo. Teníamos un hambre voraz. La lluvia seguía cayendo fina pero ya no nos importaba mojarnos. Hacia frío y fuimos en busca de un museo del jamon, no conocíamos otra cosa y allá que nos dejamos caer buscando un poquito de calor. Nos comimos una sopa que nos repuso el alma. Creo que resucitamos. El segundo no lo recuerdo porque todos los méritos se los llevó el primero.

https://i0.wp.com/aevo2.com/blog/wp-content/uploads/2012/10/Sopa-de-Picadillo.jpg

Como dice el refran en barriga llena no hay pena….. y que razón….volvimos camino del antro carcajeandonos de todo. Eso lo recuerdo bien, porque otro de los flashes que guardo es que mientras regresabamos felices y repletos, en el camino nos encontramos con 4 vagabundos durmiendo sobre unos cartones. No lo he olvidado, aquello nos cortó la risa… porque por donde nosotros vivimos esas realidades apenas se veian (ahora más) y porque estabamos especialmente sentimentales…..de estas veces que te pilla con las “defensas bajas”.

Al llegar al hostal y para sorpresa nuestra la calefacción estaba encendida y todo dormía bajo un silencio sepulcral.  Aquel no era el mejor de los hoteles, ni el colchón, ni el mini baño…me quité la ropa mojada y me quedé allí unos segundos frente a la ventana observando como el viento azotaba unos arboles de enfrente. Sonreí. Y me sentí en casa a pesar de todo.

https://i1.wp.com/losrelatosdepatri.megustaescribir.com/files/2011/12/LLUVIA-EN-LA-VENTANA.jpg

Con el tiempo entendí que  lo importante no son los lugares sino las personas y que justo cuando las situaciones se complican surge la magia. Creo que “pasando fatigas” es como mejor me lo he pasado en mi vida.

 

**********************************

Recordando  he caído  en la cuenta de que en 2010 volví a Madrid con él. Ya estabamos casados y el motivo fue distinto. Había que subir a por un coche de empresa, recogerlo y bajarnos.  Vista la experiencia en el antro años atras esta vez no escatimamos en hotel….de todo aprende uno. …jejeje. Nos alojamos en uno de los hoteles con las mejores panoramicas de  Gran Via. Justo al lado del cartel de la Schweppes en la11ª planta. Las vistas eran inmejorables.

DSC_0073

 

 

De nuevo acuden flashes de un amanecer y una ventana con la ciudad frente a nuestros pies.

DSC_0090

Esta vez no hubo tiempo para musical, ni museos….. se me olvidaron los calcetines……valgame dios!! y fuimos al H&M de Gran Via……..a reponer. Nos volvimos locos y en menos de una hora gastamos más de 100 euros. No todo en calcetines, que por cierto salieron buenísimos y aún viven.

Esos son mis flashes de una ciudad a la que volveré.

Y seguiré sorprendiendome de la vida de la capital, de sus gentes, de sus rincones…

 Y seguiré escribiendo parrafos de momentos valiosos en mi memoria.

 

 

Una pregunta ¿qué FLASHES guardais vosotros de vuestros viajes a Madrid?

 

SOPLOS DE NIÑA A MUJER.

escanear0001De la niña que un día fue sólo quedan tímidos reflejos. Unos números que rememorar cada año con tartas compradas de última hora. Y velas… y soplos… y deseos repetidos y compartidos que nunca se cumplen….y momentos que se van y otros que vienen…para seguir girando y viviendo, girando y viviendo…

Pasa el tiempo y   aquella niña que lloraba porque le costaba comer… hoy llora porque sigue sin saber como digerir algunos bocados que se perciben amargos a su paladar. Pareciera que aún hay sabores que desconoce y… !!!NOOO!!, es que  le cuesta arriesgarse a volver a probarlos.  Porque sabe del regusto que dejan y se niega en rotundo.

Su primer recuerdo fue la risa. Un sillón, 3 añitos y su programa infantil preferido. Reía y reía viendo esos monigotes con narices postizas. Ahora solo ríe a ratos, otras veces se olvida de reir y luego, vuelve a acordarse de lo bien que le sienta hacerlo. Como en una montaña rusa va subiendo y bajando, subiendo y bajando…..en ese eterno vaivén en el que  se mueve  ahora. Es vértigo y emoción, tristura y cordura. Una difícil mezcla no siempre entendida.

Su entretenimiento favorito de pequeña era jugar a “las farmaceúticas”. Una gracia!! porque apilaba cajas de medicinas vacías, jeringas sin usar y recetas en blanco para que todo fuera auténticamente real. Hoy le cuesta pisar farmacias buscando esos medicamentos que tanto detesta pero que de alguna forma mantienen a flote  una esperanza,  una certeza,  un sueño…

Siempre mantuvo su particular rifi-rafe con  los cumpleaños. Tuvo la suerte de nacer en un día festivo en su ciudad y sus amiguitos eran muchas las veces que la dejaban colgada para irse a las atracciones de feria. Apenas le daba tiempo a soplar las velas y cortar la tarta, ya habían desaparecido todos!!… El patrón se repetía año tras año, hasta que ella aprendió que al final cada uno va a lo que más le interesa.

Pero  había algo bueno que siempre asoció a ese día señalado: su vestido. Le encantaba dar vueltas y hacer girar los volantes hasta marearse. Sacar las pulseras y abalorios y colocárselos con total autorización de su madre. O pedir a grito limpio que le echaran más maquillaje o pintalabios…

Los vestidos fueron rotando, las formas, también  los colores y hasta los cumpleaños se hicieron distintos. Empezó a celebrarlo con amigos y a su gusto. Eran días de juventud inexorable. Salían, bebían, reían, la felicitaban todos a las 12 …nadie se olvidaba, nadie huía porque todo era fiesta, secretos, complicidades, ligues, música…

Un año, como de repente, su cumple se transformó… y volvió a sentirse pequeña, como antaño. Se descubrió sola, nadie con quien quedar o más bien con quien querer quedar. Sus amigos habían creado familia, los planes habían cambiado  y ahora se llamaban para ir a subir a sus hijos al tiovivo o al tren de la bruja o a comprarles un algodón dulce….

Una noche la llamaron para ir  y ella se negó en rotundo buscando una excusa fácil. No le apetecía ver las sonrisas tiernas de esos hijos que ella siempre deseó y no tuvo. Le dolía, sí, le dolía el alma ver eso. No era envidia insana, era  frustración, era que no le apetecía y punto. Aquella noche salió más tarde con su pareja, sin nada que pedirle a la noche, solo lo que diera de sí. Se sentaron en un banco y descubrieron como todo el mundo tenía un grupo, un plan, una quedada…. pero no les importó. Se compraron una patata asada y pronto llegaron conocidos a acompañarlos. Al cabo de 2 horas el banco se llenó de gente que se les unió y aquello les hizo pensar que no estaban tan solos y que la gente buscaba su compañía. Los mismos amigos que habían llevado a sus hijos a las atracciones, a los que ella no había acompañado, llegaron  más tarde tambien. Estaban serios, ¿de morros?, ¿se habían enfadado por eso?¿les molestó que no fueran con ellos a los tiovivos?… El ambiente se volvió rancio y parco en palabras.Ninguno de ellos/as la felicitó esa noche. Alguno ni se despidió.

Al día siguiente tampoco hubo llamadas. Se sintió muy (mal) entendida….y lloró mucho aquel día…más que ningún día del año. A las 5 de la tarde su familia llegó con una tarta, la abrazaron y le cantaron esa famosa melodía que aún con el paso del tiempo a todos nos gusta oir. Volvió a llorar  sin saber como manejar tantos sentimientos encontrados.

De aquello no se volvió a hablar en el grupo. Se enterró como se entierran tantas incomprensiones, tantas vanidades, tantos orgullos. Nadie volvió a rescatar el tema, nadie pudo entrever su penoso día de cumpleaños, pero ella jamás comprendió qué había hecho mal aquel día. Despues se hicieron los minutos, los días, los meses…y un día ella habló. Se hicieron los perdones, el entendimiento,el olvidar…..aunque no se sabe hasta que punto se llegan a cerrar algunas heridas y solo el tiempo sabe de eso.

Ahora hace un año del suceso y  sabe, a ciencia cierta, que este año será mejor. Ya le da igual que no la vean, sentirse diferente o  que no la intuyan…ella seguirá mirando hacia delante e intentando disfrutar con quien desea estar a su lado a pesar de todo. Se siente superada, que no rendida, con una fina costra capaz de amortiguar los golpes.  Debajo todo sigue igual, se derrite como el hielo, se vuelve agua, piel, corazón cuando ve la vida correr ante sus ojos y ella no sabe como perseguirla.

DSC_0651Aún hoy hay cosas que perduran,  soplos de aquella niña  que continúan en la mujer actual. Como velas cuya llama tintinea por el viento. Quedan encendidas las letras, su nombre, su espacio y esa nube de cosas por hacer o crear. Quedan encendidos sus deseos y sus sueños…Y si algo no le ha faltado jamás ha sido  salud, cariños y afectos. El reloj pasa, pero ella hoy volverá a soplar los números que la definen, cerrará los ojos y pedirá lo más importante:

sentirse feliz y viva!

 

VIERNES DANDO LA NOTA : El espantapájaros

Siempre he pensado que hay canciones que te abren una ventanita al pasado, evocándote recuerdos de otros momentos y otros lugares, mejores o peores, pero con la magnifica cualidad de conseguir transportarte en el tiempo.

Esta semana he elegido una canción muy especial para mí, pues cuando la escucho recuerdo aquellos días de quedadas nocturnas y veraniegas con los amigos y amigas para ver la lluvia de estrellas de agosto. Todos los años celebrábamos esta “fiesta particular” en un chalet de la montaña en donde nos bañábamos ,fumábamos, bebíamos y cantábamos hasta altas horas de la madrugada. Luego sacábamos los colchones al porche y nos quedábamos fritos observando estrellas fugaces bajo un cielo estival. De ahí surgieron algunos amores del grupo y también se quedó con nosotros para siempre una canción que  solíamos cantar con guitarra, armónica y a plena voz.

No es muy conocida, es de un grupo de Granada 091,  está recopilada en un disco “Ultimo concierto” que es maravilloso.

Esas noches ya nunca más volverán y me da un poco de melancolía saberlo, sin embargo este tema es para mí uno de los mejores de los años 90, así que sería un error no ponerlo en mi blog.

 

Viernes dando la nota es un carnaval de blogs en el que todos los blogs participantes dejamos una canción y entre todos hacemos del viernes un día lleno de música.

Si quieres participar, sólo tienes que subir a tu blog una entrada con una canción que te guste, que signifique algo especial para ti, que no puedas quitarte de la cabeza… y enlazarlo al Viernes dando la nota.

Recuerda viejas canciones, rememora momentos, conoce nuevos artistas… y sobre todo ¡ Baila, canta y diviértete !

Si quieres saber más, las reglas y participar puedes verlo todo aquí.

1. Mamirami 9. Mami&Baby 17. Diario de Algo Especial
2. Cuando los sueños despiertan 10. Mamá y maestra 18. El Universo deLai
3. Mamá es bloguera 11. el horno de mami 19. Diario de una Madre
4. Mà a mà, pell a pell, cor amb cor 12. Cuestion de madres 20. Erase una vez mi vida
5. My Points Of View 13. Los Ángeles de la Sierra 21. Mamá y las Redes Sociales
6. Adriana-Hogar-Mujer 14. Pamela 22. María Isabel (Niños Felices, Niños Buenos)
7. La Nave de V 15. Cuidando la luz de tus ojos 23. Mukali
8. Mamá Merlin 16. Colgando en tu teta

 

(Submissions close in 1d 14h 39m)

Link tool by inlinkz.com

RECUERDOS DE CARNAVAL

67472_10151251749202683_1017273345_n

Siempre me ha encantado la fiesta del CARNAVAL. Desde que conozco a mi chico no sabría enumerar las vestimentas extrañas y cómicas que nos han acompañado año tras año. Siempre ha sido  una fiesta representativa para nosotros.

Al principio , cuando no había tanta tradición por estos lares, nos disfrazábamos los dos, pero poco a poco se fue convirtiendo en una moda desmesurada  y se disfrazaba hasta el perro. Nosotros siempre fuimos fieles desinhibidos para estas cosas. Representar por un día un papel distinto del que la sociedad nos adjudica, tenía y tiene su punto divertido.  Con el paso de los años, los amigos se nos fueron uniendo y al final, el carnaval se convirtió en un evento de lo más señalado del año. Llegamos a ganar premios en grupo,  salíamos hasta tarde y no hubo febrero que no nos lo pasáramos de escándalo . Era una ocasión para  unirnos los amigos  ideando  el disfraz del año: tenía que ser algo original, a la par que gracioso y sobretodo cumplir una regla básica: nada de comprarlo en tiendas,  había que elaborarlo con cosas que teníamos en casa, sin grandes artilugios y sin gastarnos mucho dinero. Esos eran los requisitos.

Tengo muy buenos recuerdos de esta fiesta. Sin embargo, mis amigos, como sabéis han ido teniendo sus hijos, cosa que es  muy natural, y las cosas han ido cambiando. Cada vez nos disfrazamos menos y además ahora se han unido esos pequeños bajitos, los cuales están para comérselos con sus disfraces de abejitas, princesas, osos, piratas…Y ¿que queréis que os diga? a mí se me parte el alma cuando los veo, con esos mofletitos pintados de rojo y  esos trajecillos de pelo que dan ganas de sobarlos y achucharlos como si fueran un  tierno peluchín…

Este año el “pelirrojo” y yo hemos decidido saltarnos esta fiesta. Ni nos apetece, ni lo llevamos bien. Se nota demasiado  la ausencia de nuestro ansiado bebé.  A veces creo que lo llevamos escrito en la frente. No quiero que los demás nos miren con lastima y piensen: pobres, ¿cuando les llegará?.  Me doy cuenta que año tras año  las fiestas no hacen más que perpetuar cada vez más nuestro problema. Y directamente para estar mal, no salgo. Sé que no es la solución más idónea, pero por ahora lo necesito. Aprovecharemos ese finde para visitar a mi hermana que vive lejos de aqui, y quien sabe, a lo mejor nos disfrazamos los tres allí. Eso me servirá para desconectar de los últimos días de betaespera que son los más durillos.

Ojalá esta pesadilla se esté acabando. Necesito que mi vida cambie, ilusionarme, vivir para otro personajillo indefenso, dar vida, educar, sentir, amar. Pensé tantas veces en estas situaciones que ahora me falta ubicarlas en alguna parte de mi existencia. De repente me veo rodeada de niños, en cualquier fiesta, con cualquier evento… y los míos nunca llegan.

Ya no tengo paciencia, estos días de betaespera  la progesterona me está tratando mal, me pone irritable, cansada, aletargada y negativa. Creerme que  no me gusta estar así, pero las hormonas me están pasando factura.

Tengo que agradecer vuestro apoyo y los ánimos que me estáis dando  para seguir adelante.

!!!Muchisimas gracias!!!

Sin vosotras, este blog no tendría sentido.

Ya habréis descubierto que tenéis aquí a una soñadora que sigue buscando su lugar,  la melancolía me apremia y la realidad a veces me tuerce las cosas. Sin embargo, aún sigo encontrando un resquicio para escribir lo que mi alma me dicta a gritos.