Archivo de la etiqueta: IA

4ª IA: el último escalón.

Hoy por fin llegué a casa después de hacerme la 4ª IA. La semana pasada pasó rápido y con el percance de mi chico, no tuve tiempo de entrar a escribir nada. Me hicieron una revisión de folis el viernes y me dieron cita para la intervención de hoy.

Este fin de semana preferí embarcarme en la lectura, ausentarme de todo con la polémica trilogía “Cincuenta sombras de Grey”, que todo sea dicho, me ha ayudado a desconectar 100 % de pensamientos e irracionalidades relacionadas con el tratamiento. Agradezco esta historia que me ha tenido entretenida y de la cual ya me quedan poquísimas páginas. Espero un final feliz entre Anastasia y Grey, también uno bonito para mí, pues he estado persiguiendo su historia con el mismo ahínco que mis deseos de ser madre. No es buena literatura, lo reconozco, tampoco es todo lo que prometía al principio,  pero me doy por satisfecha si  ha logrado ensimismarme en una historia que por unos días, ha maquillado los miedos de la mía.

Hoy no había escapatoria, tocaba enfrentarse al último escalón de esta sucesión de tratamientos. Después de esto ya no me quedan más inseminaciones gratuitas, pero tengo las FIV`s para lo cual aún tendré que esperar un año o más, si lo de hoy no ha funcionado. Sabe Dios que me queda la esperanza en este último tratamiento y si no funcionase,  las alternativas de un futuro próximo. Tras este mes, haré un parón forzoso en mi vida para tomar fuerzas y retomar más adelante. Necesito descansar un poco y esa es también la tónica con la que hoy llego a casa, una sensación de alivio, de haber  dado todo  entera y firme y  de no haber flaqueado cuando surgieron  los contratiempos.

Estoy preparada para afrontar lo que me depare el destino, para seguir luchando con otros métodos distintos, pero al igual que siento alivio porque hoy acaba un ciclo, también  mis entrañas denotan una sensación agridulce , un sentimiento oscuro que me insinúa que otro cartucho ha sido agotado. Y eso no lo puedo maquillar, ni con libros, ni con historias, ni con palabras…..es mi realidad.

Muchas veces en situaciones como esta me acuerdo  de una frase que encabeza mi twitter:

Dicen que en el corazón de todos los inviernos vive una primavera palpitante,

y detrás de cada noche, viene una aurora sonriente.

estaciones1

La puse aquí para recordarla todos los días, para motivarme a seguir pensando que sí es posible porque forma parte de la vida misma, del cambio de estaciones, del  “Nada es estático ,todo fluye”- que apuntaba Heráclito. “No nos bañaremos dos veces en el mismo río”- porque ese río habrá cambiado y ya no será nunca más el mismo. Esos cambios son inherentes al ser humano y a la propia naturaleza, no podemos escapar de ellos porque lo que existe una vez existe durante un instante, y justo al segundo siguiente ya todo se ha transformado.

Un día mi vida y las vuestras también sufrirán ese cambio. Después de este letargo que estamos viviendo en donde todo parece estático y nada avanza, ese río se transformará e ideará un nuevo curso  que se llevará tras de sí las aguas encharcadas y pantanosas.

No tengo la menor duda de que tiempos mejores vendrán,  y aquí estaré yo para pelearlos, pero hoy me doy cuenta lo satisfecha que estoy soñando que aún me queda un atisbo de emoción, un hilo fino de ilusión por celebrar:

LO MEJOR ESTÁ SIN DUDA, POR LLEGAR.

Anuncios

RESULTADOS

Después de un fin de semana inolvidable compartiendo con mi hermana  risas, visitas turísticas, rutas, tapeo y desconexión total,  volvimos a casa. Nunca mejor dicho: vuelta a la rutina. Fue  un conectar de nuevo con todo, como meter los dedos en un enchufe, casi nos da calambre. Y es que hoy nos tocaba hacernos la prueba de verdad. Llevo dos días soñando con este momento. Esta noche sin ir más lejos tuve un sueño en el que hacía el test y salía positivo, no eran dos rayas, eran 10 por lo menos…y no me lo creía!!,..todos estaban felicitándome y yo no podía creer que la prueba fuera fiable. Hace dos noches soñaba que veía en un televisor mi imagen con un bebe en brazos, yo estaba muy feliz dando vueltas con él, … era yo!! pero no reconocía a ese bebé, por un momento pensé que era mi hermano…

Vamos que mi cabeza ha estado viajando al inconsciente a una velocidad de vértigo.

Hoy tocaba enfrentarse a la realidad, que me ha propiciado un duro golpe en forma de negativo. Ya son muchos, pero como sabéis, nos agarramos a cualquier atisbo de esperanza. Este mes, justo a los 7 días despues de la IA, tuve unos dolores vaginales extraños. Un síntoma más a mi colección de signos inútiles y odiosos. Pensé que quizás podía ser algún tipo de implantación del embrión y me dio un poquito de alas, la verdad. Después de todo lo que pasamos, también tenemos que auto-controlarnos, no ilusionarnos demasiado, ser cautos, ….obviar todos los síntomas y hacer como sí nada. No me da la gana, tengo derecho a tener ilusión….que de ilusiones se vive!!! aunque me tope mil veces de bruces contra la p….realidad.

Me lo he tomado muy mal esta vez,lo reconozco, estoy empezando a enfadarme con esta situación que nos ha tocado solventar. Me hace replantearme un futuro incierto y me da mucho miedo. Tengo que ser valiente,- me dicen todos- tienes que luchar- ….sí, pero ¿a costa de que?. Me estoy dejando la piel en este camino, el alma se me parte en dos después de cada intento fallido, ya no tengo lágrimas. ¿Hasta donde tengo que llegar en esta batalla?. Me da miedo perderme en este camino, perder la ilusión de la vida. Desaprovechar el tiempo obcecada en un objetivo que no sé si voy a lograr.

Siento este discurso  tan negativo, tan lleno de verdades tediosas, tan cubierto de desesperanza.

Mañana será otro día, pero hoy no puedo evitar sentirme estafada con mis proyectos de vida. Ayer escuché en TV una madre (si eso se puede llamar así) que se enfrentaba a un juicio porque mató a sus dos hijos justo después de tenerlos. Mi vecina  que tiene 18 añitos se ha quedado preñada sin quererlo de un cani que ahora ni siquiera quiere encargarse del bebé. Todos mis amigos han tenido a sus hijos, más o menos temprano o tarde, excepto nosotros que seguimos aquí esperando que llegue el milagro desde hace 3 años. Y no llega, y entretanto nos apagamos un poquito más, nos roban otra ilusión… y seguimos luchando con las fuerzas cada vez más diluidas.

Mañana será otro día, otro día más que reflexionar.   DSC_0550

3ª IA: Ilusion- Alegría.

elige-vivir-con-alegria-21627778

Bueno, pues…..  Hoy fuimos a por la 3ª…. con muchísimos nervios, después del percance anterior,  estaba como un flan. El pelirrojo, tampoco se encontraba fino. Hoy ni siquiera quiso que entrara a ayudarle con la muestra, porque estaba nerviosillo (palabras textuales).  Sin embargo, al final todo ha salido a pedir de boca.

No tengo otro adjetivo que decir, FANTÁSTICO.  Es la vez que más contenta he salido del quirófano. Me he sentido tratada como una mujer y no como una vaca lechera a la que están inseminando. La médica era joven y supongo que no tendrá la misma experiencia que otros como Max o Paco, pero me ha tranquilizado con sus palabras. Me ha explicado todo el proceso y el porqué la molestia de la entrada de la cánula en el cuello del útero.

NO tengo nada raro, ni cuello desviado ni nada, simplemente el camino hacia el útero tiene un ángulo y si  no introduces adecuadamente la cánula….Pues duele. Hoy no me ha dolido apenas, una ligera molestia así como si tuviera la regla….Simplemente. Qué diferencia con la vez anterior y qué poco (llamémoslo)” tacto” de tipa anterior. Da qué pensar.

En fin, que me ha deseado mucha suerte, le he dado las gracias  y me he quedado allí reposando un ratito, mientras tenía cogida la mano de mi peque. Me he atrevido a pensar con bastante ilusión que ésta vez sí que iba a funcionar. ¿No todo iba a ser tan malo en nuestro jardín? Y me he acordado de todo lo que llevamos sufriendo en estos años, en las veces que hemos creído tocar fondo, sin ver el final a esta pesadilla. Y he pensado que ya está bien. Qué después de la tormenta siempre viene la calma  y que después de ver la peor cara de esta realidad que nos ha tocado, sólo nos queda repuntar el vuelo y ascender.

Os digo todo ésto porque ayer iba a ser un domingo tranquilo, de esperar, de pensar, de relajarse…y no pudo ser. Casualidades de la vida a las 7 h  de la tarde nos llegó un wassap con una foto de un test de embarazo positivo mandado por un amigo de mi marido. El susodicho y su mujer son la única pareja sin hijos junto con nosotros en el grupo de nuestros amigos. Casualmente habíamos recibido noticias de que estaba costándole tener un bebé, pues se lo habían confesado a otros amigos nuestros.

Fue un mazazo!!….Sé que suena muy egoísta, pero si verdaderamente existe un Dios ¿no podría haber puesto esta noticia en otra fecha, en otro lugar?. Yo me alegro en el fondo por ellos, sobretodo si les ha costado esfuerzo, pero su noticia nos dolió mucho por lo que significaba dentro de nuestro contexto social de amistades. Nos hizo sentirnos “raros”, difíciles, desmarcados. Ahora sí podíamos decir: “No tenemos amigos que no tengan hijos, somos los únicos que no tienen”.

Y ¿porque?, ¿Es el nuestro un Dios menor? ¿porque nos trata así?. Ayer nos puso las cosas bien feas, nos hizo tocar fondo.

La respuesta inmediata a la noticia  fue salir corriendo, beber agua…..respirar. Pero después encontré unos minutos para recapacitar y salió una parte de mí desconocida “Mi otro yo”, que se resistía a torturarse con la noticia. Es más, logré animar al pelirrojo, el cual quedó “tocado y hundido”.

Mi reflexión fue tan sencilla como que: llevaba una semana pinchándome y metiéndome drogas que no me hacen ni pu…gracia en el cuerpo, como para destrozarlo todo, mi animo, mi positivismo, mi fuerza. No estaba dispuesta y tampoco iba a dejar que pelirrojo se viniera abajo. Ya hemos tocado fondo, pues eso, a otra cosa, mariposa. Ni una lagrimita, nada. Mas cabreo que otra cosa. Porque aún no me explico ¿en qué cabeza cabe mandarnos esa foto a nosotros, que sabe que nos está costando el alma traer un hijo al mundo?. ¿Vosotros lo entendéis? . Mi marido dice que no lo hizo a mala fe, pero es que no le encuentro lógica ninguna, hay que ser corto de miras o mala saña.

Bueno, eso,  que no quiero cabrearme. Hoy nadie me va a estropear el día…. Después de todo, ya todos están embarazados, nadie más se va a quedar. Todos contentos, fértiles,  felices. Ahora la pelota está en mi tejado, menudo panorama nos ha tocado!!.

Conclusión: wassap, facebook y demás…si no existieran algunas veces, no pasaba nada….tan tranquilos que estaríamos: la ignorancia es la felicidad, amigas!!.

Esta canción  es de un grupillo que me gusta mucho. Me encanta el rock, es otra de mis pasiones. Ayer vino a mi mente esta letra, cuando me pregunté por Dios, por mi Dios, ¿¿será un Dios menor??…Os la dejo como reflexión.

COSAS EXTRAÑAS DE LA INFERTILIDAD

figonal-04Ya llevamos 4 días de pinchacitos. No he notado grandes cambios, ni siquiera me noto tan sensible como en los meses anteriores que lloraba a moco tendido por cualquier cosilla que me emocionase más de lo normal. Supongo que mi cuerpo se está acostumbrando a esta droga, además no me han subido las dosis, así que me parece bastante probable esa adaptación. Me quedan solo dos días para ir a revisión y no se qué me voy a encontrar:

¿Responderé bien como en la primera Ia? ¿O responderé mal como en la segunda?…Que sea lo que Dios quiera, pero no puedo parar de preguntármelo, qué tortura!!.

Ahora llevo unos meses en paro y estoy tranquila en ese sentido, pues no tengo que dar explicaciones absurdas en el curro.

Me mataba aquello, tener que fingir constantemente e inventar historias, porque si mi jefa hubiera sido un poquito comprensiva a lo mejor hubiese considerado la opción de hablar este tema con ella. Pero era egocéntrica, creída, cínica y hasta me atrevo a decir maléfica. Siempre presumía de lo rápido que se había quedado embarazada de sus dos hijas, de los polvos tan salvajes que echaba con su marido o de lo irresistible que la encontraba el sexo opuesto. Uff!! una maravilla de persona, como veis. Así que no tenía más remedio que mentirle descabelladamente, pues no hubiera encontrado un ápice de comprensión y delicadeza por su parte.

Luego tenía una compañera de la que no tengo queja hasta hoy, pero a la que no le conté tampoco absolutamente nada. Y eso que en más de una ocasión estuve tentada, pero no lo hice.

Compartimos muchas cosas, pues pasábamos trabajando juntas muchas horas y yo creo que en el fondo ella intuía algo de mi situación, pero jamás me preguntó nada de tratamientos ni de nada relacionado con buscar un bebé.

4f806fdae314as8677_pNo sabría decir a ciencia cierta porque nunca se lo dije, había algo en ella que no me dejaba fiarme del todo. Cuando me contó como se había quedado embarazada de su hija , no la creí. Ella nunca me dijo de su boca que le había costado bastante quedarse embarazada, y sin su relato, yo lo sé….Decidme atrevida, mal pensada, mala pécora, desconfiada….pero así lo creo a día de hoy.

Muchas cosas, silencios, palabras, gestos me hicieron llegar a esta conclusión personal. Y es que hay realidades muy difíciles de ocultar. Aunque yo  le hubiese confesado la mía, ella no hubiese dicho ni mu de la suya. No por falta de confianza, que la teníamos, sino más bien por el qué dirán . Vivimos en un pueblo pequeño, y el riesgo de que yo se lo diga a alguien es demasiado amenazante para ella, pues le importan demasiado los comentarios ajenos.

Quizás por eso nunca le confesé todo lo qué yo estaba atravesando, !!!y mira que me hubiera aliviado, eh!!!, pero no me daba la gana de ser sincera y que ella no lo fuese conmigo.

Yo ahora mantengo mis silencios, no voy a ir propagando mi situación a los cuatro vientos, no me da la gana, tengo que protegerme de gente sin escrúpulos, que no es su caso, pero la hay. Ella siempre fue respetuosa conmigo y eso sí tengo que decirlo. Personalmente, creo que era así de empática porque ella también lo había pasado mal y podía saber con detalle como me sentía.

Creo que si yo tuviese a mi hija (como ella tiene) no me importaría reconocer que me ha costado trabajo traerla al mundo y si ha sido a través de un tratamiento, pues mira, no lo veo ninguna vergüenza. Gracias a Dios disponemos de los avances de la ciencia y sería un absurdo no reconocer las proezas de esta. Pero creo que hay gente para la que todavía es un tabú y un ejemplo es mi ex-compañera. En el fondo, la respeto aunque no entiendo muy bien que le importe tanto la gente y sus críticas.

Ahora como no trabajo, pues no tengo todas estas cosas en la cabeza de las explicaciones absurdas, o excusas miles para dar y regalar. Sin embargo, tengo mucho tiempo libre y eso me hace pensar, y pensar y pensar….Mientras antes andaba distraída trabajando, ahora me la paso pensando.

A parte, con el tratamiento he tenido que dejar una de mis grandes aficciones: el deporte. Me encanta salir a correr, hacer trekking, nadar; y no puedo hacerlo o por lo menos no es del todo recomendable. Así que todo se convierte en una espiral que empieza y acaba en el mismo sitio: el tratamiento. Ojalá pudiese desconectar más, pero es difícil.

Y por hoy, ya no os doy más la brasa, que ya creo que es suficiente. A veces me enrollo como una persiana…jejeje.

DOLOR EN MI 2ª iA

Ya estoy de nuevo por aquí. Al final mis folículos crecieron durante el pasado fin de semana y en tan solo tres días estaban estupendos. El lunes tuve la ecografía y el doctor me dijo que para el miércoles ya podíamos hacer la inseminación. Me puse muy contenta, de verdad no creí que en tan poco tiempo aparecieran 3 folículos de tan buen tamaño: dos en el ovario derecho de 17 y 15 y uno en el izquierdo de 14. Estaba incrédula y me fui muy ilusionada para casa. Esa misma noche me pinché el Ovitrelle y ya a esperar el gran día.

Ayer fue el gran día: no lo olvidaré nunca. Estabamos muy ilusionados, con energías renovadas y con la certeza de que ya conocíamos todo el proceso de IA. Se habían ido los nervios de la primera vez, yo estaba pletórica, mi chico decía que incluso tenía “pavo”, el estaba un poco más nervioso pero esperamos en la sala de espera hasta que nos tocó entrar. Esta vez había una nueva médica con la cual solo había tratado una vez para hacerme una revisión del quiste, pero era muy joven. Debía ser una ginecóloga recién salida de la carrera. Me puso el espéculo y recuerdo que pensé: “mira que delicada, apenas me dolió”. Luego se dispuso a meter la cánula y de pronto sentí un pinchazo a la altura del útero, me encogí y la doctora, junto con la enfermera, me empezaron a regañar diciéndome que no hiciera eso…pero yo no podía evitarlo, me dolía muchísimo, sentía el tubito dentro de mí viajando sin encontrar el lugar……..pufffff, de nuevo volvió a dirigir la canula y otra vez me volvió a pinchar, la doctora empezó a regañarme diciendome que iba a estropearlo todo, que le iba a sacar la jeringa,……..vamos me trató como una autentica mierda, ¿cómo sí yo quisiera contraerme?, era un acto reflejo de mi cuerpo ante el dolor. Me sentí humillada, e incomprendida. Mi chico me observaba desde la silla de al lado con ojos de quien está presenciando lo increíble. En cuanto terminaron ambas: médica y enfermera me dijeron dos palabras “mucha suerte” y se fueron rápidamente. Como si verdad lo sintieran, era parte del protocolo diario y rutinario. Allí me quedé yo, con las piernas abiertas y con las lágrimas en los ojos. No podía creer todo lo que me había pasado. Me dolía mis entrañas, en la anterior IA no me dolió nada. Es cierto que me la hizo otro doctor bastante más viejo y más profesional, no me puedo creer que lo esté echando de menos.

Despues de 10 min de reposo, me fuí de allí humillada y consternada. Puedo entender que me doliera, quizas tuviera el cuello mas estrecho que antes o estuviera más hinchada….pero lo que jamás entenderé es como me trató aquella tipa. !Vaya sinverguenza!. Hay personas que no sirven para desempeñar sus trabajos y estoy segura que esta mujer no sirve para esto. Creo que debes tener un poco de delicadeza visto que estás tratando con un órgano sumamente delicado,  pero sobretodo no me puedes tratar como un animal. Soy persona por encima de todo y ayer esta mujer consiguió destrozarme por fuera y por dentro. Algo increíble, sí señor, con una simple cánula. Evidentemente poco después comencé a sangrar: esta vez no era sangre rosada como en la anterior IA, sino sangre bien roja. Casi no podía andar, me dolía  bastante. Esto no es muy normal,  no quiero que las personas que lean esto se asusten la IA apenas duele, pero algo ocurrió ayer que lo transformó todo: ¿incompetencia médica?.

Despues de aquel episodio, hoy amanecí mucho mejor, aún tengo un punto a la altura del útero que no para de dolerme pero ya levemente. Debe ser donde me pinchó la cánula. !!Vaya tía bruta!!. Supongo que debo olvidar ésto cuanto antes y quitarme toda la tristeza y mal rollo que me dejó tras de sí este episodio.

Ayer mi chico me dijo algo tan sincero que me dolió en lo más profundo de mi corazón: “Cuando quieras dejamos todo ésto” “No quiero verte como te he visto hoy en aquella camilla”. Recuerdo que en aquel instante me hubiera gustado mandarlo todo al carajo y darle la razón a mi chico, pero hoy he cambiado mi punto de vista. No puedo achantarme ante la actitud de una médica inexperta, que poco entiende de la sensibilidad y el trato a los pacientes. Yo me merezco otra cosa, he recorrido ya parte de mi camino y no voy a desistir ahora por culpa de este chance. Las cosas tienen que pasar y quien sabe a lo mejor la bruta esta me ha colocado los espermatozoides tan cerca del óvulo que realmente me ha dejado embarazada. Tengo que recobrar mi ilusión, ayer me la arrebataron, pero hoy ha vuelto a acompañarme. Por lo pronto, este finde nos vamos a dar un gustillo al cuerpo: vamos a coger el coche y nos vamos a ir a La Alpujarra granadina, a relajarnos y a olvidarnos de todo. Ojalá la naturaleza nos de  mucho oxígeno cargado de buenos presagios.

La naturaleza es una interpretación transitoria que el hombre ha dado a lo que encuentra frente a sí en su vida.

¿DONDE ESTÁN MIS FOLÍCULOS?

Ayer estuvimos en el hospital. Teníamos una ecografía para ver si mis folículos habían evolucionado adecuadamente. Yo estaba ansiosa, quería  saber si mis ovarios habían respondido tan bien como en la 1ª IA. Cuando te sometes a tratamiento, necesitas comprobar que tu cuerpo te responde y que todas las hormonas que te estas inyectando dan su fruto. Pero como dice ese personaje de moda : “Zas en toda la boca!!!”…Resulta que en la ecografía habia 0 folículos.

El doctor estuvo un rato moviendo el chisme para un lado y  otro, solo decía: “pues no veo ninguno” y seguía moviendo: “¿Tienes ganas de hacer pis?”- me preguntó……Sí, ¿eso tambien se ve ahí?- pregunté sorprendida. Terminé la exploración bastante decepcionada, ” y ahora, ¿qué?”. El doctor Maldonado me tranquilizó diciéndome que llevaba tan solo 4 días pinchandome cuando en la anterior IA me hicieron este control con 6 días de pinchazos. Además el quiste estaba reabsorviéndose, practicamente había desaparecido ya, sin embargo había ocasionado que mis ovarios arrancaran más tarde de la cuenta. Me insistió que no me preocupase, que lo normal son dos controles ecográficos y volvió a citarme para el Lunes, 5 de noviembre. El caso es que a pesar de todo estoy bastante preocupada. No paro de pensar que pasará en el proximo control, si estarán o no esos dichosos folículos…¿Dónde estáis? !!Despertad, malditos!!.

Me gustaría ser más positiva y creer en las palabras de un profesional, despues de todo este tipo habrá conocido mil y una historias y sabe de lo que habla. Debo tener FE y esperar al lunes. Mientras tanto sigo con Gonal, no me han aumentado la dosis y eso es buena señal, después de todo. Lo  único que pasa es que el ciclo anterior produje 4 folículos y este ninguno…….¿podría tener un termino medio, no?. !!Pues no!!!

En algún sitio en internet leí que en la inseminación al contrario que en la fecundación in vitro es mucho mejor ir con uno o dos folículos que con más. Hoy quiero aferrarme a esto y confiar en mi cuerpo por encima de todo. !!Qué difícil es este camino!!.  Estoy pasando el finde regular. Ayer tuve que visitar una tienda de bebés sin más remedio, sabe Dios que era lo último que me apetecía hacer, pero tenía que hacerlo. Hace más de un mes dió a luz una gran amiga mía. Este es su segundo hijo, pero aún no hemos ido a verlo. Ayer sin más remedio tuve que ir a comprarle una tarjeta regalo para comprar en esta tienda ropita o lo que necesite. Ya estoy harta de hacer regalos y comprar conjuntitos de ropa a hijos que no son míos. Lo siento, se me hace muy cuesta arriba. No sé porque esas vestimentas infantiles, activan en mí una sensibilidad desconocida. Así que esta vez pensé en comprar una tarjeta y meterle dinero… me parece más práctico para mi amiga y mejor para mí. Tengo que hacerme la vida más cómoda de lo que la sociedad me la presenta. Le metí 50 euros a la tarjeta, y yo pensé que eso era llegar y pegar…….pero no!!! Metieron la tarjeta en un sobrecito, luego a su vez en una caja, me preguntaron si era niño o niña, escogieron el lazo decorativo con su correspondiente color azul, lo rizaron, lo metieron en una bolsa, pagué y me fuí…….!!Cuanta parafernalia, por Dios!! Evidentemente, todo este proceso me llevó 10 minutos viendo a niños pulular alrededor mía, trajecitos de bebé por todos lados….¿qué tendrán esos trapos, joder?. Salí de la tienda echando chispas, me acompañaban mi madre y mi hermana y rapidamente notaron mi malestar. Mi impresión era que me acababa de gastar 50 euros en un bebé que no era mío. Esa realidad para mí fue desoladora. !!Cuanto me hubiera gustado ir a esa tienda a comprar cositas para mi pequeñ@!!…

Después de algo así, quien está a tu lado intenta animarte, restarle importancia, pero tú ya estás en otra onda. No quieres que te hablen, lo único que deseas es llorar. Pero no lo hice. Por lo menos no como me hubiera gustado. No quiero que piensen tonterías. Mi madre se preocupa demasiado por mí en este sentido. Cuando era adolescente atravesé una depresión y sé que no lo ha olvidado. Yo tampoco lo he hecho,  pero si algo sé es que no volveré a caer en lo mismo. Tengo muchas ganas de tener un hijo, Dios lo sabe,  pero lo primero de todo soy yo y mi salud. Sin eso, dificilmente podría ofrecerle calidad de vida a otro ser. Estoy segura de que no volveré a caer en algo así simplemente porque sufrí demasiado. Además tengo a mi lado a una persona excepcional, que jamás permitiría que eso me ocurriese. Pocas veces pienso que tengo más suerte de la que creo tener. Pero en esas escasas ocasiones siempre me digo: “No valoras lo que tienes”, “Tienes que aprender a apreciarlo más”.

El día de los Santos cenamos en casa de la familia de mi marido y su tía me dijo algo que realmente me hizo reflexionar: “Pocas veces sabemos si lo que deseamos realmente es lo mejor para nosotros”. Ella habla desde la voz de la experiencia que le ha ofrecido la vida. Tuvo una sola hija la cual enfermó en la esquizofrenia siendo adolescente. Durante años vivió (si se puede decir a aquello vivir) para su hija, encerrada en su casa para cuidarla. ¿Era realmente esa la idea que ella tenía de ser madre?, no lo creo, pero el destino le presentó esta realidad, a la cual tuvo que hacer frente. ¿Qué sabemos si lo que queremos nos traerá  tanta felicidad como imaginamos?.

Aún así debo seguir al pie del cañón, luchando por tí a pesar de todo. Sé que algún día leerás esto y podrás valorar lo que te deseabamos y lo que nos costó traerte al mundo. Sólo tengo que aprender a disfrutar más mi día a día, a apreciar las pequeñas grandes cosas que me rodean. Un día no muy lejano estarás entre nosotros, y nos reiremos de todo esto.