Archivo de la etiqueta: fiesta

CUATRO MESES ¡¡¿YA?!!

DSC_1272

Cuando me burlaba de las cigüeñas ni siquiera sabía de lo que estaba hablando. Me habré cagado en ellas alrededor de sienes y sienes de veces…y un día -casualidades de la vida- fui a visitar una de sus ciudades dormitorio más emblemáticas. Compré aquel imán de nevera, como siempre hago en mis viajes, y hasta hace poco no me percaté -toda risueña yo- de las dos cigüeñas que aparecen. Serán coincidencias o serán señales pero ahí estaban pronosticando la futura llegada doble.

Ayer hizo justo un año  que me los implantaron, un 6 de diciembre y ayer precisamente tambien cumplieron sus primeros cuatro meses.

Recapitulando ha sido un tiempo precioso, de muchos cambios, en el que nos hemos tenido que readaptar los unos a los otros y organizar todo nuestro mundo a su favor. Ahora las 24 horas del día giran en torno a ellos y la casa se va impregnando de esa vida por los cuatro costados. Ya se escuchan sus vocecitas desde cualquier rincón, parloteándose uno al otro en ese lenguaje de gorjeos y balbuceos que les permite hacerse tan presentes. Ya van aprendiendo a descubrir la diversión de los juegos,  son muy risueños y ante cualquier carantoña sonríen para establecer vínculo afectivo. Hace unos días que los descubrí cogiéndose de la mano en la mini-cuna, uno lloraba y el otro fue a buscarle la manita para consolarlo….me pareció un gesto ¡¡tan tiernoooo!!. Ahora lo hacen casi a diario.

DSC_1388

 

Desde hace ya disfrutan de la textura suave de las cosas, sobretodo Victor, que es amante de los dudús. A la hora de dormir a ambos les encanta sentirlos en sus caritas y les facilita coger el sueño. Nunca creí que un muñeco pudiera aportarles tal serenidad.

Desde los 3 meses comenzaron a ver dibus e imágenes adaptadas con cierto interés. Les pongo un ratito Baby TV o bien el miniproyector con conexión bluetooth y wifi,  que me regaló un buen amigo y que además se tomó la molestia de rellenarlo con todo tipo de videos para los peques. Les va encantando observar los colores y las imagenes en movimiento.

 

Son esponjas que cada día pesan más. Mis brazos y espalda lo van notando. Doce kilos entre los dos cada día y me toca repesarlos muchas horas. Hace una semana que estoy practicamente sola todo el día, pelirrojo viene  tarde y hasta las 7 no puede ayudarme. Y mi madre también trabaja por estas fechas. Será poco tiempo pero agotan los días así. Aunque luego los miras, te ponen esas caritas de puro amor y ya se te pasa todo. ¿¿¿¡¡qué magia tienen!!???

IMG_7284

 

Van definiendo su carácter a pasos agigantados, luego al poco cambian y nunca sabes si esa fase formará parte de su personalidad o será solo una etapa transitoria. Por ejemplo, Víctor era más llorón al principio y ahora es más tranquilo…y Julio que era más tranquilo al principio, ahora es más llorón. Víctor es más independiente, se duerme solo, no  necesita de tu presencia constante y en general es muy carismático por la forma que tiene de reír con todo el cuerpo. Julio es más dulce, más afectivo, le gusta sentirme cerca y dormir a mi lado…le encanta que le hable, que le cante, que le diga… y siempre está chapurreando sus -por lo menos- 20- “agos” diferentes.

Justo en estos días han iniciado otros logros. Comienzan a controlar la musculatura del cuello y ya se mantienen sentados con apoyos. También empiezan a deglutir nuevos sabores: cereales sin gluten y  zumos de frutas naturales, todo esto les permite alargar las tomas y dormir más horas por la noche. Tuve la tentación de comprarles unas mini galletas especiales para bebes y por la tarde le trituro una o dos en el biberón…¡¡les encanta!!… creo que van a ser mounstruitos azules, como yo.

Ahora paseamos menos y eso me agobia. Me gusta salir con ellos pero el tiempo no acompaña y a esto se añade las dificultades que encontramos las mamás de múltiples con las dimensiones, peso y complejidad del carro. Además del hecho mismo que acarrea portar a dos bebes. Si a todo esto sumamos que ahora mismo no cuento con ayudas, me es casi imposible pisar la calle. Y los niños lo notan: un poco de sol y de aire – aunque sea fresco- siempre viene bien. Por eso hoy -que estuvo mi hermana por aquí- aprovechamos y nos fuimos fuera. Con dos niños hay que cazar las oportunidades al vuelo.

IMG_7244

 

Noviembre me lo pasé organizando el bautizo. Más bien me lo tomé como su fiesta de bienvenida ya que en costumbres religiosas no entro pero cualquiera contradecía las arraigadas creencias de mis padres. Así que nos pusimos un poco de acuerdo e hicimos una celebración a la medida de todos.

Se me ocurrió hacerles una mesa con arbolitos, guirnaldas y  tartas de chuches a los niños, un libro con algunas imagenes y algunos regalitos para los invitados. Fue un día inolvidable…y disfruté mucho ideandolo todo.

IMG_7030

IMG_7097

IMG_7096

IMG_7041

 

DSC_1120

 

 

4 Meses ya…

DSC_1345

 

Son muy bebes pero hoy los vestí de pequeños hombrecitos y me parecieron más mayores.

Y añado: aunque me encanta casi no me gustó… Contradicciones tan mías….

Se escapan los momentos como arena de playa entre los dedos.

IMG_7147

 

 

 

QUE BIEN SIENTA.

 

Esta vez  -y como siempre por mi casa- Febrero se viste de Carnaval. Todos los años -por estas fechas- me echo unas buenas risas con la tradición carnavalera.  Me encanta sentarme en mi sofá y ver las clasificatorias de Cadiz. Y como por ley tengo al sofá a mi vera, estos días estoy disfrutando. Llevo tiempo siguiendo a agrupaciones como la del Selu, el Yuyu o la de Juan Carlos Aragón , de las que incluso recuerdo canciones enteras que se me quedaron grabadas.

El otro día, para mi disfrute, quedé prendada con una chirigota con la que no podía parar de reir. Pero reir de verdad. Fuera de toda trascendencia política creo que viene pegando fuerte y yo apostaría a que será la ganadora del concurso. Refleja tan bien la realidad social que vivimos, que por cruda y fea que parezca, ellos la transforman en cómica. Y allí estaba yo, riéndome sin parar, en un tris a tris con mis mellis. Creo que debe sentarles fenomenal, pero no voy a ponérmela muchas veces no vaya a ser que se convierta en su canción de cuna y no es plan. ¿os imagináis cantándoles un couplé de Rajoy para que se duerman?….jajajaj, hasta ahí podíamos llegar. Ni de coña.

Han pasado muchas agrupaciones desde que yo vivo de cerca el Carnaval, hace algo más de una década. Pero hay algunas canciones que se quedaron en mi memoria porque coinciden conmigo o me llegaron de alguna forma especial. Me gusta la mirada crítica de la vida, el inconformismo y la risa. La realidad está para darle un giro de tuerca y la mente para que no se ancle a lo convencional. Todo eso es Cádiz y su carnaval. Es como escuchar la voz de un pequeño pueblo que clama los desdenes sociales… Y es que estamos tan acostumbrados a escuchar al bando contrario: el poder, el gobierno….que un poco de música diferente, ya es mucho.

 

A parte del chiste social que brinda el Carnaval, me encanta disfrazarme, soy uno de esos espíritus libres. Pero este año no lo haré. Había pensado de huevo kinder, pero lo reconozco: “no tengo tanta geta”     jajaja,  aunque sería la bomba. Mis amigas irán de caperucitas y ellos de lobos, pero yo no me veo de caperucita con bombo, con lo inocente que es la chica, no es cuestión de cargarse un personaje con tradición.

Y por otro lado más realista, pienso en mis pequeñuelos, no quiero que pasen frío. Así que será una de las pocas veces que no me disfrace, aunque guardaré ganas para el año que viene con mis dos miniyos.

Ahora os dejo a esa chirigota 2014 que me sorprendió, si tenéis un ratito, escuchadla porque merece la pena.

 

Estas son otras de las canciones que se me quedaron en esta década de Carnaval de Cadiz.

A la mujer, a sus valores interiores,  por encima de los cánones de belleza.

 

 

A los hombres  del Selu ( magnificos todos!)

Los presumios.

 

Los calzonazos.

 

Los enteraos.

 

 

 

 

 

 

DE LOCURAS Y CORDURAS.

Este finde pelirrojo y yo hicimos una excepción y nos fuimos a dar una vueltecita como Dios manda. Hace no se cuantos siglos que no salía, con estos fríos de la montaña me acoplo al modo osezno e  hiberno de maravilla. Me da una pereza terrible despegarme de la calor de mi brasero, enfundarme en mil capas y salir a buscar quien sabe qué lugar peor que mi calentita casa. Pero el sábado nos animaron un par de tortolitos de la familia y no pudimos negarnos.

Primero decidimos dar una vueltecita por la ciudad para cenar. Como somos así de frescos, no habíamos reservado mesa en ningún sitio y nos encontramos dando vueltas como locos buscando un rinconcito donde se pudiera comer. Los lugares emblematicos por sus tapas estaban hasta los topes….¿dónde está la crisis?, ¿llevará el presi razón y estamos remontando?…

Total que al final hallamos un restaurante con una mesita para 4 que parecía estar aguardandonos. El local estaba lleno de familias con hijos, que se habían concentrado todas allí para hacernos la ola fertil y recordarnos el asunto….ainssssss,  pero no había otra. Mientras nos sentabamos debatíamos sobre un restaurante donde nos hubiera gustado entrar pero no pudo ser porque no se cojía…….mientras yo decía: Sí, claro es que las raciones de allí seguro que son mejores; cuando de pronto estaba delante el camarero mirandome……..Zasssssssss!!! en toda la boca……jajajaj. Pero no pasa nada, pelirrojo ya se encargó de decirme que no se me podía sacar a ningún lado, que gastaba un despiste descomunal. ¿Y yo que iba a saber de la presencia ultra mega rápida de aquel individuo?…..Y encima ni iba vestido de camarero, ni sabía de su faceta Flash.

La cosa no quedó ahí porque empezaron a traer raciones y es que me lo pusieron a huevo para seguir con la guasa. Pedimos ensaladilla rusa y traen un plato que casi casi ocupaba media mesa y en medio dos bolitas chiquititas chiquititas de lo que parecía una ensaladilla rusa muy líquida. El resto era plato y se ve que para disimular el gran espacio entre las bolitas y lo demás habían esparcido alrededor medio kilo de perejil y pimenton haciendo dibujos……

A mí me dió por soplar el perejil de los lados y decir: ¿¿Esto que es ensaladilla rusa o ensaladilla de especias??…al tiempo que seguiamos riendonos y el camarero otra vez detrás…. de verdad que tampoco lo ví. Era como un ninja sigiloso siempre estaba pululando cuando a mí me daba por la tontería. Luego nos trajeron unas super croquetas en un plato de pizarra, del tamaño de media mano cada una, pero bueno eso lejos de ser una pega era una ventaja: más comida para los muertecicos de  hambre. Y por ultimo vino -atención- otro camarero!! con una parrillada de carne variada que nos la presentaron en una mini barbacoa muy coqueta…..Ahi ya no hicimos ninguna broma, porque estaba todo muy rico……pero si nos preguntabamos ¿donde se habría metido Flash?. Seguro que huyendo de nosotros.

Salimos de allí echando chispas y todos chisposos ,menos yo, que había bebido cerveza sin porque no me importaba……así que me tocó conducir el coche de mi cuñada con unos tacones de infarto. Tras hacer algunas pirulas, tirones, frenazos y saltarme alguna glorieta sin frenar……fuí pillandole el tranquillo al coche y logramos llegar ilesos al pueblacho.

Hacía un frío horroroso, pero decidimos continuar la fiesta. Para una vez que salimos no nos ibamos a ir a casa con la barriga llena de carnaca….aquello había que digerirlo with coca cola.

Llegamos al pub por excelencia ,entre apuestas sobre lo concurrido que estaría: yo apuesto 8 personas, yo 10, yo 20………mi hermano decía: yo apuesto  los olivos de periquillo el de los palotes ¿los olivos? sí, sí, y nos reíamos porque previamente habíamos estado hablando del susodicho, que decía que tenía que ir con su cuadrilla a coger sus 6 olivos……jajajaja. Total: que llevaba razón, seis personas en el local. Aunque luego -más tarde- se llenó. Nos metimos porque hacía calorcita y al parecer se celebraba una fiesta VIP en donde invitaban a pasteles, cava y algún chupito. Y así empezamos lo que sería una parranda que duró hasta las 6. Charlamos, bailamos, brindamos y hasta me encontré con alguna amiga de esas que desaparece cuando se ennovia, se fuga y luego vuelve porque la cosa se ha terminado. Me sorprendió que despues de tantos años se abriera tanto a mí contandome todo, era como si no hubiese pasado el tiempo y la confianza aún permaneciese. Fue la nota triste de la noche, la pobre estaba fatal, pero creo que logré animarla. Al menos se rió conmigo.

Así, entre bailes, confesiones, charlas……se iban pasando las horas y yo perdí la cuenta de las que llevaba. No suele pasarme, generalmente pelirrojo se pone hasta el culo y soy yo la que va detrás “cuidandolo”……pero esta vez me tocó a mí ser la “cuidada”. Me puse tibia, me daba vueltas hasta la falda, así que nos fuimos para casa pero ya era tarde: Mukali estaba muuuuuuuu malita….., mi hermano me acompañaba conjuntado con unos  preciosos ojos ultra mega rojos….total ¿quien nos mandaría salir a beber veneno?……hasta Semana Santa no hay nada que rascar!!!.

Al día siguiente, pelirrojo  haciendome cavilar !que irresponsables!, en pleno tratamiento y haciendo locuras….estamos como aviones… ya nos vale…..¿afectará esto algo?. Pero ya me encargué yo de tranquilizarlo porque aún no me han hecho la transfer, ni estoy medicandome, simplemente siguiendo el ciclo natural a la espera de que los ovarios generen un ovulo y se den las condiciones adecuadas en el endometrio para que me  implanten los frigos. ¿se arrancarán los ovarios después de la movida?.

….Tengo que cuidarme- lo sé, pero ¿ que iba yo a creer que acabaríamos así? además un poco de locura siempre es mejor que la mayor de las corduras. A mí – por lo menos- me sienta mejor.

Despedida y cierre.

Hoy se acaban los días feriados aquí.

La música a deshoras, el baile ensayado, los puestos ambulantes de los de paso, los trajes de flamenca elaborados con esmero, flores y peinetas con estilo, collares guardados para la ocasión, desfases de amigos y enemigos, risas interminables, olor a  pollo asado y castañas, autos de choque y primeros ligues, tacones imposibles en pies castigados, quedadas en los vinos dulces, sevillanas inventadas.

La vida vuelve a su curso, pero lo hemos pasado bien.

Aún me queda el último regusto, ese que jamás de los jamases me pierdo…..¿Sobreviviré?

koala drink

DESFASES DE HOY Y AYER.

¿ Habéis cometido alguna vez una pequeña locura?Yo sí, sin ir más lejos,ayer.  “Pequé” y mucho, diría que demasiado pero nunca es demasiado si ese día pasa a la historia de salidas memorables. Me pasé 13 horas fuera de casa, como se dice aquí….de “pingoneo”,  o lo que es lo mismo: de fiestuqui, de espoloneo, de viva la pepa…

Parece que, visto lo visto, este plan podría ser algo totalmente normal para cualquiera, yo lo he catalogado de  “pequeña locura”, pues hace tanto  que no me voy de fiesta , …. que casi ni me acuerdo. Es grave y lo sé…pero con los años uno se va acomodando a su casa y cada vez apetece menos, cada vez se brinda uno menos  homenajes en grupo (aunque no sabría si definirlo como homenaje o castigo, y ahora entenderéis porqué).

El tiempo acompañaba y hacia tanto que no nos reuníamos los amigos sin niños de por medio, sin coches que sirvan como excusa barata para retiradas precipitadas, sin ninguna responsabilidad que cortara las alas de “lo que surgiera”, lo que diera de sí el día. Ellos estaban eufóricos de salir sin hijos, los hizo volver como a una juventud pasada y añorada, estaban DESATADOS. Nosotros no lo echábamos tanto en falta porque disponemos de otra libertad, pero estábamos exultantes de estar allí todos juntos, como antaño. Así que el día prometía.

399081_388419007858590_18655106_nYa en la Tasca Los Amigos hice un ligero ademán tratando de pedirme una cerveza sin alcohol….a lo que solo recibí miradas  implacables ordenándome:

– Hoy no se pide nada sin!!….-dijeron todos a la vez.

-?¿?¿ Acepto a regañadientes- contesté a carcajadas.

Ya es costumbre beber sin….así que aquellas birras me supieron a gloria burbujeante.

Entrada-a-la-Manchega1Para comer elegimos otra tasca con solera, La manchega…porque nos gusta comer así sin grandes artificios, degustando esas raciones prohibitivas como el chorizo de ciervo, las papas con huevos y morcilla o el solomillo de la casa….acompañado todo de su platito de aceitunas en el mejor lugar donde se puede degustar este aperitivo. Cosas ricas, sin misterio, de las de toda la vida, como nosotros.

Las conversaciones fluían al mismo ritmo que la cerveza y los vinos, cada vez estábamos más chisposos. Nos reíamos de la vida, !qué cosa de cosas!,… hilábamos unos temas con otros, sin dejar espacio a un solo silencio. Teníamos tanto que contar. Además me sorprendí de que no surgiera el tema “hijos”,  creo que no querían ni mencionarlos vaya a que como por arte de magia se colaran en mitad del convite y aguaran la fiesta.

10168181Después hubo ese sagrado tempo del café: para los más clásicos, del té :para los tranquilos, del baillays: para los impacientes….todo ello en medio de la Plaza del Pósito, con un solecito algo tímido y entre la semisombra de unos naranjos.

Viendo que se estaba de lujo repetimos en la terraza de otra placita: Dean Maza. Estaba a reventar, cogimos mesa de puro milagro y una vez allí seguimos con la fiesta…y!! las primeras copas!!.

La tarde fue larga pero se  hizo brevísima, como pasa el tiempo cuando disfrutas…a la velocidad del rayo.

1194695116_fVisitamos  lugares emblemáticos de la ciudad como  El Trovador, lugar que me encandiló por su ambiente y decoración, o  El azulejo un bar de día y pub de noche, con un encanto característico. Se trata de un lugar amplio que en realidad es un patio techado rodeado de columnas. Organiza eventos fotográficos o culturales, así que mientras comes, tapeas o te bebes una copa puedes estar viendo una exposición de fotografía o pintura. Un lugar distinto a lo demás.thb_g_Bar Azulejo

Más tarde,  cenamos pizza en la calle para meterle algo al cuerpo, que falta hacía , aunque para esas alturas ya estábamos un poquito perjudicados. Seguimos en algún sitio más del que ya no recuerdo ni el nombre, y en el cual por fin bailamos embriagados al ritmo de  música pachanguera y facilona.

A las 3 de la madrugada cogimos un taxi y….!para casa!, más bien asalto a mi casa… porque nos resistíamos a cerrar la fiesta y seguimos charlando en mi terraza ya sin copas, pero con mucho jamón, queso y pan con aceite de por medio.

Ese fue el fin de fiesta de 13 horas de “pingoneo-máximo” al cuadrado…un desfase para los sentidos que ya habíamos olvidado con los años.

Hoy todos somos protagonistas obligados de una película Resacón en Las Vegas, a golpes de wassaps que dicen “soy un muerto en vida” o “augggh, noches de desenfreno, mañanas de ibuprofeno!!”, aunque sin duda, queda un regusto de complacencia y felicidad que merece la pena.

Feliz semana a tod@s!!

RECUERDOS DE CARNAVAL

67472_10151251749202683_1017273345_n

Siempre me ha encantado la fiesta del CARNAVAL. Desde que conozco a mi chico no sabría enumerar las vestimentas extrañas y cómicas que nos han acompañado año tras año. Siempre ha sido  una fiesta representativa para nosotros.

Al principio , cuando no había tanta tradición por estos lares, nos disfrazábamos los dos, pero poco a poco se fue convirtiendo en una moda desmesurada  y se disfrazaba hasta el perro. Nosotros siempre fuimos fieles desinhibidos para estas cosas. Representar por un día un papel distinto del que la sociedad nos adjudica, tenía y tiene su punto divertido.  Con el paso de los años, los amigos se nos fueron uniendo y al final, el carnaval se convirtió en un evento de lo más señalado del año. Llegamos a ganar premios en grupo,  salíamos hasta tarde y no hubo febrero que no nos lo pasáramos de escándalo . Era una ocasión para  unirnos los amigos  ideando  el disfraz del año: tenía que ser algo original, a la par que gracioso y sobretodo cumplir una regla básica: nada de comprarlo en tiendas,  había que elaborarlo con cosas que teníamos en casa, sin grandes artilugios y sin gastarnos mucho dinero. Esos eran los requisitos.

Tengo muy buenos recuerdos de esta fiesta. Sin embargo, mis amigos, como sabéis han ido teniendo sus hijos, cosa que es  muy natural, y las cosas han ido cambiando. Cada vez nos disfrazamos menos y además ahora se han unido esos pequeños bajitos, los cuales están para comérselos con sus disfraces de abejitas, princesas, osos, piratas…Y ¿que queréis que os diga? a mí se me parte el alma cuando los veo, con esos mofletitos pintados de rojo y  esos trajecillos de pelo que dan ganas de sobarlos y achucharlos como si fueran un  tierno peluchín…

Este año el “pelirrojo” y yo hemos decidido saltarnos esta fiesta. Ni nos apetece, ni lo llevamos bien. Se nota demasiado  la ausencia de nuestro ansiado bebé.  A veces creo que lo llevamos escrito en la frente. No quiero que los demás nos miren con lastima y piensen: pobres, ¿cuando les llegará?.  Me doy cuenta que año tras año  las fiestas no hacen más que perpetuar cada vez más nuestro problema. Y directamente para estar mal, no salgo. Sé que no es la solución más idónea, pero por ahora lo necesito. Aprovecharemos ese finde para visitar a mi hermana que vive lejos de aqui, y quien sabe, a lo mejor nos disfrazamos los tres allí. Eso me servirá para desconectar de los últimos días de betaespera que son los más durillos.

Ojalá esta pesadilla se esté acabando. Necesito que mi vida cambie, ilusionarme, vivir para otro personajillo indefenso, dar vida, educar, sentir, amar. Pensé tantas veces en estas situaciones que ahora me falta ubicarlas en alguna parte de mi existencia. De repente me veo rodeada de niños, en cualquier fiesta, con cualquier evento… y los míos nunca llegan.

Ya no tengo paciencia, estos días de betaespera  la progesterona me está tratando mal, me pone irritable, cansada, aletargada y negativa. Creerme que  no me gusta estar así, pero las hormonas me están pasando factura.

Tengo que agradecer vuestro apoyo y los ánimos que me estáis dando  para seguir adelante.

!!!Muchisimas gracias!!!

Sin vosotras, este blog no tendría sentido.

Ya habréis descubierto que tenéis aquí a una soñadora que sigue buscando su lugar,  la melancolía me apremia y la realidad a veces me tuerce las cosas. Sin embargo, aún sigo encontrando un resquicio para escribir lo que mi alma me dicta a gritos.