Archivo de la etiqueta: experiencias

JULIO ES AZUL Y SABE A VICTORIA

la foto

La mañana de domingo amaneció inmejorable. La noche había sido todo lo contrario. Vio dar las cuatro, las cinco, las seis y las siete…… A las y media se hartó, lo miró y seguía durmiendo como una marmota…..tan placidamente…..¡qué suerte!.

Se levantó y desayunó saboreando cada ingrediente de los siempre repetidos… aunque tras semejante ingesta se sintió cansada….¡que novedad!.  Volvió a tumbarse, esta vez en el sofá y  ahogada entre almohadones se quedó “grogui”. Pasaron las ocho, las nueve, las diez y las once……hasta que una llamada de telefono la despertó. Eran los domingueros asaltacasas en busca de una piscina en la que refrescarse….de nuevo….que novedad.

Decidió aprovechar el ratito de margen que le quedaba para darse un baño reconstituyente. A solas.  Estrenó su bikini nuevo, ese que le habían regalado, obligada por sus nuevas formas, una 95 de pechotes era algo insolito, el trasero por suerte seguía igual pero mejor una braga ancha y baja para total comodidad y acople de la sandía. Y en cuanto a la gorda:   mejor al aire libre, para que esos dos pudieran recibir  tambien los rayitos en cantidades justas y agradables.

El agua estaba fresca aunque soportable, le sentó bien para espabilar sus musculos dormidos y castigados por los kilos demás. Se sumergió poco a poco y con esmero para no intimidar a los dos inquilinos y nadó despacio para entrar en calor. Pronto se sintió de nuevo ella. La que había perdido de vista hacia unos cuantos meses para dar vida a quienes la constituían cada vez más. Compartir tu cuerpo paralelamente no es fácil.  Eres y no eres… es transformación y adaptación, es cederles tu cancha, tu todo.

Ella. Había estado perdida engordando en quien sabe que planeta y bajo qué condiciones que ahora- justo ahora- sumergida en aquella mole de agua finita podía volver a sentirse respondida por sus deseos más simples. Se sintió feliz y los visualizó pequeños, bailando sonrientes en  los rincones de su vientre, tal cual ella bailaba en aquel momento. Entró, salió, burbujeó, respiró, buceó…al agua se deslizaba por su cuerpo como un guante, o como el aceite en una piel cualquiera, o como un pie  desnudo deslizandose sobre el hielo…

Se sumergió y pudo escuchar su voz bajo el fondo,  los sonidos exteriores eran amortiguados por el líquido, hasta el punto de que sonaban casi ajenos, pero su voz, su voz se mantenía perpetua a pesar de todo, acompañante precisa: MAMÁ….. espejo de lo que ellos estaban experimientando en su interior. Y le gustó saberse directora absoluta de esos sonidos.

Pensó la suerte de que sus hijos nacieran en verano, de tener la piscina para poder vivir tal experiencia como siempre había imaginado…remojando sus líneas… conectando con ellos en ese medio que la hacía tan feliz.Quiso entenderlos y pensó en  el día en que llegarán al mundo, sin miedos, sin ahogos, respirando por primera vez y haciendose a la nueva realidad en forma de oxigeno…inhalando vida por cada poro, despertando las emociones de cuantos los vieran por primera vez. Dos milagros a falta de uno,  la estrecha conexión de tres corazones hilados entre sí.

Sintió como cada día era una batalla lograda que le acercaba irremediablemente a un fin, su nueva vida, su otro yo que le haría ser mujer desde otra perspectiva distinta a la ya experimentada. Su cuerpo, ese que creía haber controlado durante decenas de años estaba siendo sometido a un desgaste enorme pero precioso…esos ,sus inquilinos, no se lo estaban poniendo nada fácil en los últimos días… y, aún así, aguantaría todo y más  solo por descubrir sus dos sonrisas,  por saber que estarían bien aunque a ella le jodiera encerrarse más tiempo en  casa y en  cama para facilitar sus cada día más numerosos descansos.

Pensó que de alguna forma aquella piscina le reportaba una cierta libertad, un alivio emocional necesario…y siguió mojada reflotando sus ideas unos minutos más.

Despues llegaron los paelleros y se hicieron las  risas, los comentarios y las cervezas del domingo… hasta hubo quien le robó aquella foto que ella nunca jamás olvidaría. Y cada vez que la observara era como ver un antes y un despues, un telon de fondo a punto de alzarse, un regalo presto a abrirse…… ese maravilloso instante en que  dos pececillos saldrían por fin a la superficie.

Ella, solo una medio-sirena gordita y torposa en un mar artificial con los días contados… Tantos como tiene Julio….y victorias… las mismas que unos versos del poeta o el simple hecho y milagro de ser. Dos palabras capaces de engrandarla y….¿ porque no?, de sumergirla en un nuevo mundo.

la foto (2)

 

 

la foto (1)

 

 

CUANDO EL SEXO IMPORTA TRES COMINOS.

No es ese sexo al que me refería, habeis picado ¿a qué sí? ….jajaja.

Ese sexo tengo entendido que IMPORTA y hay que cuidarlo muy mucho. Así que nada de tres cominos.

Me refería al tema candente y de rabiosa curiosidad que genera saber cuanto antes el sexo del bebe….en mi caso, bebes, con lo que la cosa se acentúa más si cabe.

Vengo observando desde hace unas semanitas que es un tema de interés general. Como el tiempo en los individuos de por aquí…”se ha puesto el día nublado ¿lloverá?”…”a este ritmo llega semana santa y estamos en la aceituna!!”  pues la misma cantinela, pero con el matiz de qué  se esconde tras mi barriga. Como si eso fuera de una transcendencia absoluta.  ¿Que será, que será?– me dicen intrigados- y yo ya estoy cogiendo complejo de huevo kinder: lo siento pero AUN es una sorpresa. Y cuando les digo que todavía hay que esperar unas 6 semanitas se les pone cara de poker…incluída mi abuela -que aunque tiene ya 90 años- siempre que voy a verla me lo pregunta alrededor de 5 veces. Que no abuela, que no lo sé…!!! Tu confórmate con que serás bisabuela de mellizos, eso ya es todo un periplo!!

Yo lo veo tan sencillo como lo que venga, bienvenido sea. Por increíble, por esperado, por el hecho de tener la suerte de crear dos vidas. En realidad, solo me importa que esten sanos y eso sí me preocupa. Tengo que reconocer que no pienso mucho en el tema, pero cuando los visualizo los veo niños, no puedo evitarlo. Serán cosas que una intuye o tal vez me dé de bruces, pero es lo que veo. Dos machotes y con mi marido tres y yo lidiando con androgenos por un tubo. Aunque lo imagino todo un reto como mujer, seguro que sería una opción tan buena y enriquecedora como cualquier otra.

La mayoría de personal se situa en el bando de “la parejita es lo ideal”, tener la mezcla 1 más 1 de cada parece ser la  moda mas trending en lo que a maternidad se refiere. Hay modas en este sentido, doy fe absoluta.  “Si tuvieras un niño y una niña eso ya sería la guinda”,  y yo me pregunto “la guinda de que pastel?”. La guinda es que mis hijos nazcan sanos más allá del sexo que los defina, la guinda es que seamos buenos padres educandolos, la guinda es que formemos una familia y seamos felices. La combinación es lo de menos, al menos para mí.

Tal vez piense que dos individuos del mismo sexo tenga sus ventajas: para ellos como hermanos/as y para su afiliación futura. No tiene nada que ver, pueden ser uña y carne o pueden tirarse los trastos, pero por regla general dos hermanos del mismo sexo suelen estar unidos. Aunque tampoco   podemos generalizar, puesto que al tratarse de mellizos y haber estado en contacto desde el seno materno, esta condición es posible que se mantenga aunque sean de sexo contrario.

El otro día estuve viendo un documental de múltiples y quedé maravillada con lo que se está gestando en mi interior. A veces casi ni me lo creo. En el video se explicaba -entre otras cosas- que aunque están en distintas bolsas, el corión es tan fino que pueden acariciarse y tocarse percibiendolo todo, que empiezan a descubrir el mundo a través de su igual al que estarán unidos y con el que mantendrán una relación intima mucho tiempo despues de ser concebidos, que cuando uno da patadas el otro responde en una cadena de toma y daca…. aquí tuve que respirar un poco al imaginarme lo que me tienen preparado. Eso si que va a ser la guinda….jajajaj.

Hoy nos reíamos recordando los hermanos en el comic. A mí me encantaba leer estas tiras de pequeña, mi madre no me los compraba, (no se porque, se ve que no era muy de niñas) pero los leía en casa de mi primo. Y hoy me acordé de las hermanas Gilda, que tantas risas me sacaron…mientras él me ponía a los famosos “Mortadelo y Filemón”, aunque esta pareja no eran hermanos. Pero a mí me hacía más gracia Vazquez que Ibáñez. Tambien puestos a mencionar nos acordamos de los hermanos Zipi y Zape. Se ve que los mellizos en cuestión de humor ofrecen muchas posibilidades. Y de esto ya he leído peripecias en otros blogs con las que me he reído tanto como en los comics. Se ve que dos cabezas pensantes es para echarse a temblar.

En resumen, a pelirrojo y a mi nos importa un bledo lo que sean. Nos reíremos igual con sus trastadas y sufriremos lo mismo ante los incidentes que nos toquen. Eso no cambia, tampoco los besos, ni los abrazos, ni los pañales, ni los deberes, ni “mamá ¿donde está esto?, ni la vida misma.

Al fin y al cabo no somos tan distintos hombres de mujeres.

Lo que pasa es que se empeñan en imponernos diferencias desde muy pequeñitos.

PONIÉNDONOS EN FORMA.


DSC_0022
Aprovechando que ya mismo llega el veranito y que el sol se ha dignado ha salir del escondite, sigo con mi plan para ponerme en forma. Estos meses de tratamientos me han dejado de regalo algún kilito de más, que no estoy dispuesta a quedarme porque no es mío….jejej y una forma pésima, producto de ese reposo que no terminó de funcionar. Como no me gustan los gimnasios, ni tampoco me quiero gastar el dinero en sudar la gota gorda a golpe de música, maquinas extrañas o entrenadores exigentes, he vuelto -otro domingo más- a mi deporte favorito: RUTEAR. Esta vez por los alrededores de la zona,  puesto que ya no disponemos DSC_0062de vacaciones, pero aprovecharemos los fines de semana, que tenemos asegurada la comida en casa de  mi madre (qué socorridas son las madres para esos planes de  domingo!!).

 

Hoy tocaba agua, que bastante escasez hubo en la anterior ruta, así que nos fuimos para el río a DSC_0115descubrir los efectos de la lluvia -incansable ella, pero prodigiosa también-. El caudal bajaba transparente, claro, limpio…te veías reflejado con nitidez y casi daban ganas de meter las manos, pero el frío de la mañana echaba un poco para atrás. El sol aún sigue cohibido y el calor aún no se ha terminado de instalar.

Cruzamos una, otra, y otra….no sé cuantas veces más…el sendero iba zigzagueando entre un arroyo y un bosque de pinos a través de los cuales se colaban tímidamente pequeños rayos de sol longitudinales, que apuntaban místicos como luces láser desde el cielo.

DSC_0119La humedad también estaba muy presente en el ambiente, las margaritas, el musgo  y la hierba rezumaban brillantez, también personas anónimas que nos cruzamos en el sendero se palpaban emocionadas de  disfrutar por fin de un día de bici, senderismo o escalada en plena naturaleza.

El objetivo era llegar hasta una pequeña cascada y volver cruzando el arroyo. Nos sorprendió la cantidad de agua que bajaba, hicimos peripecias cruzando pasarelas de rocas escurridizas y troncos de madera, no sé como ninguno resbalamos ni metimos los pies….Aunque nos reímos bastante viéndonos hacer esos equilibrios extraños propios de malabaristas pésimos.

En total fueron solo 7 kilómetros muy amenos, en donde vimos ardillas y escuchamos pajarracos, y sobretodo DSC_0081descubrimos lo importante que es el agua para la vida. Un bien que solo se añora cuando se carece de él- como pasa con todo.

Al final, vuelta para casa y degustación de pollo asado al estilo “my mother”, para reponer fuerzas. De esto no tengo fotos, pero doy fe que estaba buenísimo.

No sé yo si esta operación bikini va a surtir efecto con ese plato como  culmen final de etapa, pero por lo menos disfrutaré mientras -intento-  ponerme en forma a mi ritmo.

Un besote y feliz domingo!!!