Archivo de la etiqueta: betaespera

DE LOS CONSTITUCIONALISMOS DE LA TRANSFER

El día de la constitución pasará a la historia como el día en que mis dos embrioncillos volvieron conmigo, a su lugar de origen. Por supuesto,  se habían pasado una temporadita fuera bajo el ojo binocular de la ciencia, poniendose a prueba en laboratorio con unos individuos de larga cola y cabeza enorme….y despues para colmo, los metieron en nevera . Esto es como un cuento, si recordais fueron 3 los que superaron la prueba de la conquista….uno con 8 celulas y otro de 6 sin fragmentación, y otro de 6 algo regulero por fragmentado. Al descongelar este último murió, pero los otros dos conservaron sus propiedades.

Debo decir que el día de la Transfer fue toda una aventura, de nuevo hubo un malentendido con la clínica porque dijeron que tendrían en cuenta que veníamos de fuera y nos pondrían para última hora. Pues a las 10 estaban llamando para que a las 11 estuvieramos allí , dandonos 1 hora….y nosotros pensando que nos cogerían para las 13 h estabamos todavía en casa, con la frescura que además nos caracteriza. Pues bien, corre que te corre y pelirrojo repitiendome hasta la saciedad que no nos vamos a enterar en la vida, que nos volverá a pasar….bla, bla, bla… y yo solo le decía: es que tendríamos que habernos ido ayer, para estar con tiempo y relajados……pues no!!! ……y claro, hubo que pisarle al coche y hasta acordarse en mitad del trayecto que a mí -con las prisas- se me había quedado el bolso en casa, con el consiguiente dni y la reserva de hotel, que estaba a mi nombre. En fín, un ejemplo a no seguir…..que relato aquí para que os riáis porque no merece otra cosa. Pero que conste, la clinica nos dijo una cosa y luego hizo otra.

Cuando por fin llegamos despues de recorrer el desierto almeriense a la velocidad del rayo… va y nos dice la recepcionista: “anda, ya estais aqui? que rápido!” , claro, hija, si un poquito más y venimos volando….

Una vez allí respiramos y nos condujeron a la habitación. Me puse todo lo que me indicaron y esperé a que llegara la enfermera.

Una vez en quirofano, el proceso fue rápido, todo lo que sufrí con la complicación de la punción, aquí ni me enteré. Me había bebido una buena cantidad de agua y la canula ni la percibí. Ni enterarme, estaba alucinando. Dios Mío!! que diferencia con las IAs de la Seguridad Social!! aún recuerdo la segunda en la que  la petarda  me clavó la canula en el útero y me insultó cuando estaba retorciendome del dolor….como si yo fuera un animal……..dios, que asco que el dinero lo compre todo, hasta la humanidad o la dignidad que merecemos. Entonces entendí el porqué me había dolido, en la Seguridad Social ni siquiera habían utilizado una ecografía abdominal con monitor para determinar donde estaba el cuello…lo hicieron a ojo….y claro si encima la típa es bruta….pues ahí lo tienes: anti profesionalidad es la palabra.

Y entonces recordé el instante en el que lloraba destrozada física y psiquicamente por aquella medicucha de mierda y mi marido mirandome con lágrimas y diciendome que nos fueramos de allí cuanto antes, que ni reposo ni leches…me dí cuenta lo vulnerables que somos en un momento así y lo necesario que es encontrar personas competentes como las que -justo en ese minuto- tenía allí a mi lado. Me sentí afortunada y sonreí olvidando el episodio. Justo ahí, la doctora, hizo llamar a la embriologa para que trajera a los dos campeones y los colocó en el lugar que consideró oportuno. No noté nada especial, pero cuando dijo que ya estaban no pude evitar llorar como una boba. Fue emocionante pensar que ahora había alguna clase de vida dentro de mí y que aquello podría ser el principio del fin.

Con lágrimas en los ojos me transladaron en la camilla hasta mi habitación y allí seguí las indicaciones de reposo que me indicaron. Despues nos fuimos al hotel y completamos el resto. Fue un día bonito porque aunque no podía salir de la habitación, me sentía diferente, con una calma rara, impropia de mí… seguramente descansando de todo el proceso que conlleva el tratamiento.  Además glotoneé lo que me apeteció, sin excederme…y pelirrojo se encargó de propiciarme los viveres en todo momento.

Y desde entonces hasta el día de hoy. No tengo síntoma ninguno, no se si será bueno o malo, creo que no es relevante. Aún me quedan 8 días: la beta es el 19 y aquí sigo tratando de no hacer muchas cabalas, aunque el tema es un inquilino recurrente, ya lo sabeis. Unos días pienso que sí…….otros que no, en general me inclino por el sí por las expectativas que  nos han dado, por mi edad…nada me dice -por ahora- que no. Empleo mi tiempo en leer, las plantas, cocinar cosas ricas, darme una vueltecilla por el centro comercial… Eso sí, no estoy nada de nerviosa, ya me hice a la idea de que todo lo que podía hacer ya lo hice.

Os seguiré contando…

Anuncios

BETAESPERA 2º dia post IA.

Los que pertenecemos a este mundo infertil sabemos muy bien el significado de este maravilloso palabro: LA BETAESPERA (que desespera). Se trata de tomarse 15 días de calma y tranquilidad absoluta, intentando desconectar del monotema que nos ocupa. Saliendo a pasear, haciendo yoga, acupuntura….que se yo!!! Lo que sea para olvidarnos de sí ha funcionado la cosa o no. A estas alturas, yo me pregunto sí alguien conoce el secreto para hacer ésto posible, para olvidarse sin más enterrando nuestras ganas locas por ser madres. Si alguien lo sabe, que me lo diga, por favor.

Yo no consigo quitarme el temita de la cabeza. Me acuerdo al despertarme, paso revisión de síntomas (hasta ahora no hay nauseas matutinas). A las 10 suena la alarma del móbil: progesterona, importantísimo!!!.  A lo largo de la mañana, intento no hacer esfuerzos por si la cosa está ahí  Cuando es mediodía, trato de preparar el mejor de mis platos, cuidando mi alimentación al máximo: hoy verduras, mañana legumbres…que no falte el Aquarius!!! todo sea porque funcione. Por la tarde, hago repaso de vuestros blogs y me vuelvo a acordar evidentemente. Ya solo me queda la noche, una cenita guay y sana, mi marido está super agradecido, con lo que le gusta comer… De nuevo la alarma, otra vez la asquerosa progesterona…. Después una peli, una serie o un ratito de escuchar música (siempre sale una historia que nos hace recordar el monotema) y a mimir. ¿Es posible olvidarse?. Creo que no.

El secreto supongo que está en permanecer ocupada. Esta mañana hacía un día soleado que invitaba a salir al jardín. Se va notando la llegada de la primavera y eso me apasiona.

Gerbera
Gerbera

De pequeña odiaba esta estación, no sé muy bien porqué, era una antesala al verano, llena de flores, bichos, alergias y en mi adolescencia,  era igual a granos en la cara. No me hacía ni puñetera gracia. Además comenzaba a ponerme  escotes y a enseñar unas piernas que estaban tan blancas como el nácar, ocultas tras los tímidos  rayos de sol hibernales.

Con el tiempo y desde que conocí al que hoy es mi marido, comencé a embriagarme por los cambios de esta estación. Me empecé a interesar por la jardinería con alguna que otra planta, que llegaron a casa simplemente por cubrir huecos y adornar.  Y poco a poco, fui viendo como mi terraza se convertía en una pequeña selva amazónica. Me apasionan los cambios y en las plantas descubrí esa capacidad de adaptación y evolución tan sorprendente.

Romero en flor
Romero en flor

Comencé a hacer mis primeros pinitos jardineros y ,a día de hoy, tengo un maravilloso jardín construido con una parte de mi corazón y otra parte de  dedicación. Algunas plantas murieron en mis manos durante estos años de teoría jardinera, pero muchas otras me acompañan desde hace 5 años, como mis Cicas a las cuales les profeso un aprecio incomparable. Si miro las fotos de cuando las trajimos por primera vez a casa, eran tan pequeñas que les venía grande el tiesto. Después de todo este tiempo,  hemos tenido que mudarlas de lugar porque sus raíces estaban rompiendo el macetón, y se habían puesto muy, muy grandes. Tienen su hogar aquí, han soportado temperaturas extremas, fríos, vientos, nevadas…nos han visto llorar y reir, sé que nos quieren.

Por eso esta mañana, salí a echar un vistazo de los cambios que las temperaturas estaban generando en mis plantas y de paso, hacer algunas tareillas de mantenimiento, como quitar malas hierbas, remover el sustrato, podar algunos setos, ver nuevos brotes…En fin, esas cosas que me apasionan….jajaja, me río porque  pensareis que estoy loca y  supongo que a casi nadie le gustan estas tonterías, pero a mí me entretienen un montón. Y eso es de lo que se trata, ¿no?.

Tulipán brotando
Tulipán brotando

Al final he pasado una mañana de sol magnífica, mis plantas se han puesto requete-contentas de verme aparecer, porque en invierno las abandono un poco a su merced, y sobretodo he llenado mis pulmones de vida.

He recordado que de toda semilla nace una vida, que está acabando enero y mis tulipanes asoman sus bigotes verdes, también las vincas y las Cannas de Indias

Me pregunto si dentro de mí  también se habrá formado esa semilla de vida que tanto anhelo.

Por ahora sigo esperando esa flor tan codiciada en mi jardín.

Estas imágenes son mías, espero que os guste este paseo  por un rinconcito muy disfrutado de mi casa.

Hierbabuena para los mojitos!!!
Hierbabuena para los mojitos!!!
Red Photinia Red Robin
Red Photinia Red Robin
Muscari
Muscari