Archivo de la etiqueta: arte

Dos miradas. Una conversación. Entornos. Arte. Abstracción a través de lo real.

Mi hermana y yo habíamos dedicado toda la mañana de lluvia al museo. Empezamos por la colección de arte que se exponía de forma temporal, la de realismo abstracto, dos pintores de los que no había oído hablar y que acabaron por conquistarme más allá de las salas. Al final resultó que eran muy valorados y no los había apreciado hasta entonces.

Creo que los verdaderos artistas (y hablo desde mi propia experiencia claro está) son aquellos que gozan de la facultad de emocionar,  realidad que no está en manos de todo el mundo, como no está el que nos motiven las mismas cosas …esa chispa captura terriblemente mi atención. Podría dejarlo en una definición breve: aquellos que son capaces de mirar más allá y a través de.

Me explico. Muchas son las personas con dotes artísticas, pero ¿cuantas logran capturar la  imagen inquieta? ¿cuantos hacen que vibre como vibran algunos instantes?, esos que sabemos son tan efímeros como elucuentes…capaces de expresar mundos.

Los buenos cuadros bajo mi punto de vista son los que te dejan imaginar: llevádote  a formular hipotesis sobre su autor o su posible motivación con la escena, los que te hablan de los misterios ocultos tras los elegidos que posan, el paisaje o las cosas.

Es justo lo que iba sintiendo mientras observaba tanta belleza perfectamente estudiada. Sabía que estaba viendo algo que recordaría más tiempo del que duraría el recorrido del museo. Algo especial  e impactante que me haría indagar más allá, como indago con todo lo que me motiva a través del sentimiento.

A la vez que disfrutaba de las imagenes me iba adentrando en una historia. Quizás, seguro, tal vez, solo era mi historia…aunque la estaba leyendo allí con datos corroborables, el subjetivismo siempre está presente en el arte.

Hablaba de la relación entre un padre y un hijo, ambos artistas, ambos pintores… que se habían criado en entornos altamente creativos.

Hablaba de personalidad a la hora de pintar partiendo de bases parecidas,  de la influencia de lo ordinario y  lo cotidiano, que por ser así, muchas veces se escapa; del candor del misterio, del implacable magnetismo de la extrañeza humana llevada a su esencia mínima: la naturaleza. Tierra, sol, mar, costumbre, vecindad…entornos que fueron sentidos y vividos con tanta fuerza que aquello los hizo mágicos tras la mano habil y el pincel.

Y es que hay tantas coincidencias entre ambos como distancias en sus escenas. Acercamientos y lejanías, infancias de creatividad y naturaleza, humanismo animal, miradas ensimismadas y  musas secretas…fueron algunas de las cosas que más me impactaron de la exposición.

Quedé absorta por como se conjugaban las dos visiones: padre e hijo…de como habían investigado con tan diferente resultado, el color y la técnica. Y no solo el color en sí entendido como gamas o preferencias cromáticas,  me refiero al color de los  instantes y las historias…ambos magistrales en su esencia. Una: por reflejar la austeridad del alma a través de las ventanas de lo conocido y otra:  por derramar la extrañeza que – en sí- caracteriza un interior y las puertas de misterio que va abriendo.

No me pude ir sin mi descarada costumbre de tocar algo de lo que me llama. Creo que todos los museos del mundo deberían tener un apartado táctil, al menos para contentar a Mukali…jajajaj.

Me fui tanteando aquella imagen gigante…y era de imaginar el roce del pasto en las vegas de mi infancia, ese tacto que tan bien recuerdo de mi yo- niña y  que mi padre tan estupendamente se ocupó de desvelarme… sus botas, la siega, la tarde en mi espalda correteando las mieses.. ese ambiente que ya me quedó lejos y que los cuadros de Andrew y Jaime Wyeth consiguieron acercarme.

The Islander - Wyeth Jamie

 

UNA DE ARTE y de PREMIOS

ARTEQuiero agradecer a Abril que me ha otorgado este premio, junto con otros 9 blogs. Quiero que sepas que mañana nos va a ir muy bien en la revisión: The best is yet to come…¿Recuerdas? Un besito muy fuerte.

Se trata de definir el arte y pasarlo a 10 blogs.

Los elegidos por mí son:

Una más

Soñando ser mamá

Esperando la visita de la cigüeña

Voy caminando a nuestro futuro

Mi vida desde hoy

Opiniones Incorrectas

Buscando una esperanza

Intentando ser madre a los 40

De párrafos y armonías

La número nueve

Y ahora paso a definir el ARTE. Intentaré hacerlo lo mejor que pueda, aunque la definición se las trae.

EL ARTE Y YO:

El arte y yo siempre hemos ido de la mano. En más de una ocasión en mi vida, el arte, con su arte tan sublime viene a visitarme. Primero me toca tímidamente y  después me ofrece dar al mundo una visión distinta de la realidad.

Me dice “¿ves ese paisaje?”

a lo que yo contesto: “si, claro”

Pues tú puedes darle una visión distinta, una prisma más próximo a la emoción o a la sensación que percibes cuando tú lo observas.- dice el.

Entonces entiendo lo que me quiere decir.  Todos tenemos dentro de nosotros algo que sacar fuera que merece la pena: un atisbo de emoción, un sensación única…que sí en ese momento la desperdiciamos, nunca jamás pasará a convertirse en ARTE.

Cuando mi amigo Arte me da un toque de atención, yo me pongo a dibujar,a tomar fotos, a escribir o a hacer manualidades. Es la forma de sacar a la luz algo que permanece estancado en mí.

No nos equivoquemos, el ARTE no es para mí ir al MOMA de Nueva York e hicharte de ver cuadros y decir: !!Qué maravilla!!. El arte te sorprende cuando estas distraído con otra cosa, te emociona, te llama a la inspiración….y has de hacerlo bailar bajo tus manos a través de algo que te permita hacerlo fluir.

Luego están los famosos del ARTE, que vendrían a ser los que todo el mundo considera “artistas”. Un termino tan relativo que  a lo largo de la historia solo unos pocos pudieron alzarse con este privilegio…..¿De verdad son los mejores pintores, escultores, escritores de la Humanidad? ¿Quien nos asegura que no hay miles o millones de artistas desconocidos que nunca salieron a la luz?. El ARTE está en nuestros corazones, solo depende de nosotros manifestarlo. Todos tenemos una esencia, un don, algo que contar al mundo.

El ARTE nos hace especiales y diferentes de los animales, nos hace más humanos, si cabe. Nuestras mejores experiencias pasan por el Arte y se convierten en sueños y recuerdos imborrables.

Solo depende de nosotros escuchar esa llamada de nuestro amigo EL ARTE.