Archivo de la categoría: Postparto

PRIMEROS VÍNCULOS: Adaptación, amor e instintos.

IMG_5694
Como veis se duermen en la misma posición…jajaja.

Hace 22 días que padezco la más loca de las fiebres ( llamemosle amor insano) hacia mis dos nuevos compañeros de vida. Han revolucionado mi todo.  Todo  es mucho con Ellos.

Y aunque haya leído, imaginado, pensado o planeado… nada es comparable a lo vivido. Ser madre es la experiencia incontable más bonita del mundo. No me voy a recrear mucho en este sentimiento, no quiero que se me caiga la baba y esto parezca una presentación ñoña tipo powerpoint antiguo, pero si diré que aunque el proceso de adaptación sea dificil (más en mi caso al ser dos), aunque te cambien los esquemas y la vida, la recompensa lo eclipsa todo (más en mi caso al ser dos).

Han transcurrido solo tres semanas pero nos han dado para conocernos y amarnos bien. Pasaron rápido, como un tren de alta velocidad, llevándose por delante algunos momentos míos para regalarme otros tan diferentes como fugaces. Vamos modelandonos en un futuro que siempre nos pilla por detrás, pero precisamente ese no saber que nos regalara cada día, me va generando multitud de sonrisas, anecdotas para dar …la alegría de ver crecer algo muy tuyo.

Es perfecto el segundo en que los veo tranquilos, felices, rendidos al sueño o con sus ojitos explorando parcelas minimas de mundo.

Es horrible el segundo en que los veo sufrir por alguna misera causa incontrolable o desconocida a mi entender. Ese llanto, lo reconozco, me duele.

Y así, en esas dos frases tan simples, tal vez se resuelva el secreto del amor de una madre.

IMG_5558
En su lugar favorito, la cama de mamá.

 

Nos vamos despidiendo de los primeros recuerdos. Poco a poco, pero entre pasos firmes. Esos pañales que se vuelven imposibles por estrechos, la pincita del cordón umbilical que tan estupendamente sanó, los primeros bodies que se quedaron pequeños, los mini patucos de la tita…En este tiempo tan, tan corto han crecido a nuestro lado a base de su apetito y su buen comer . Antes eran dos gatillos adorables y ahora, justo ahora, ya parecen dos recien nacidos con sus 3 kilitos de amor insuperable. Siguen maullando como gatillos, eso sí…y me encanta cuando lo hacen….jajaja.

A pesar de todo, no he conseguido que se agarrarán a mi pezón, cosa que me ofuscó bastante en un principio. Tardo en subirme la leche tanto que se acostumbraron a la facilidad del biberón. Eran ellos y su comodidad…y yo y mi cabezonería. Un bis a bis mortal, una apuesta difícil , lo reconozco… pero le puse ganas intentándolo casi todo. Finalmente logré combinarles la leche artificial con la poca que puedo ofrecerles con el sacaleches, la que buenamente consigo…que mi sacrificio me lleva,…. esa maquina…¡¡¡esa maquina muerde como una descosida!!!!.

Las noches las llevamos todo lo bien que se pueden llevar. Osea, regular…jajajaja. Cuesta mucho levantarse cada poco y una anda zombie perdida parte del día, pero ellos estan sanos, no son llorones nocturnos y eso lo facilita todo. ¿Que hay que currar bajo la luz de la luna cuando mejor se está en el colchón? es lo que  me toca…pero y la de amaneceres que me estoy chupando…jajaja.  Estoy segura de que en el fondo no puedo quejarme porque cada día aguantan más entre tomas y pronto, espero, echen la noche del tirón.

IMG_5563
Mi mami es así de payasa….jejejeje.

En cuanto a mí,  voy recuperandome . Quedé con una anemia grande por hemorragia en el parto, razón que me tuvo semanas sin levantar cabeza, incapaz de hacer nada… pero poco a poco y con pastillitas popeye fui volviendo a mi ser. Me considero afortunada en cuanto a recuperación. Mi cuerpo es sabio: recuerda…  y estoy contenta por como me ha quedado la figura, algo  que nos preocupa a todas como mujeres, pero tambien creo que es parte de genética y mucho cuidarse. Yo no me he dejado ni un segundo y no quiero relajarme tampoco ahora pues mi barriga no es la misma de antes.  La piel queda flácida y el útero distendido,  no es para menos dadas las dimensiones que adquirió ,  confío que poco a poco vaya volviendo a la normalidad con un poco de ejercicio y esfuerzo. Ahora, cuando detenidamente me paro a ver las fotos de las últimas semanas, lo reconozco, los ojos se me salen de las orbitas del asombro: no se como mi cuerpo llegó hasta donde llegó… lo considero un milagro o uno de mis grandes retos de vida.

En cuanto a la cuarentena (de la cual por suerte me voy despidiendo) es bien fea, no te la cuentan y así, dificil imaginarla….pero yo os la resumiré: como mujer  te ves de repente cambiada, con un trillon de hormonas circulandote, tus partes cosidas y doloridas, el vientre tipo flan dhul… y  la incapacidad de no poder hacer nada o casi nada cuando más precisas moverte…lo único que la salva son uno o  dos bebes preciosos que en cuanto los miras, se para el reloj y las incomodidades.

Es cierto. No me canso de mirarlos, abrazarlos, sentirlos… Verlos tan perfectos, diferentes y  susceptibles me maravilla. No me quiero olvidar nunca del precio de este viaje, lo que me costó llegar a ellos y lo sorprendente que resulta saber que estuvieron 9  largos meses a mi lado como otra parte más de mí….que en realidad llevaba mucho más tiempo conmigo: Cuatro años, para ser más exactos.

Ahora pelirrojo tiene algo de celos. ¡Valgame!….Dice que qué droguilla les doy que conmigo se calman al instante,  que porque con él lloran y conmigo, de repente, no. Y yo siempre le respondo igual, tan simple: “Soy su madre”. Es el vínculo de la naturaleza, es instinto.

IMG_5698
Mi careto y mis ojeras…pero tan feliz…