Archivo de la categoría: Frases

1827909717-katerina-plotnikova-photography-1

La palabra humana es como un caldero rajado sobre el cual tocamos melodías para hacer danzar a los osos cuando quisiéramos hacer llorar a las estrellas.

14224725_1114188002003591_3302040133127564733_n

Hay libros que te dejan pensando más allá de su final y sobre ellos elaboras tu propia filosofía o la que intuyes pudo ser la intención del autor al escribir la obra.

¿Qué es la palabra sino eso que nos construye? . La máxima expresión que nos es dada para categorizar las cosas y entender nuestro mundo.  Al mismo tiempo nos sirve para definir las “no cosas”,  esas que llamamos esencias no palpables como los sentimientos o las emociones y que tienen a través de la palabra una forma de existir y expresarse.

¿Que es el amor sino una metáfora ya construida previamente? Con el peligro que eso conlleva adhiriéndose tantas veces a los tópicos sobre lo ya dicho. ¿Que somos nosotros sino eso que nos vamos diciendo a través de los pensamientos y formalizando a través del lenguaje? Los sentimientos no existen hasta que las palabras, como vías de expresión, como hilos conductores nos hacen tirar de ellos y sacarlos a la luz para entenderlos o aprender nosotros mismos a sentir.

Pero la palabra también sufre de contratiempos,  vicisitudes que ponen en tela de juicio su autenticidad que no deja de ser siempre cuestionada. Como instrumento que es para inventar y crear nos sirve para poner en circulación formas bellas de lenguaje, como la poesía o la literatura, en donde nos acomodamos a perseguir la belleza de lo formal por encima de la realidad. En ese momento nos distanciamos, nos metemos en otras pieles y otros mundos despersonalizando lo ya conocido en aras de lo imaginado.

No hay que olvidar que las palabras también sirven para autoengañarse como formas limitadas de dialogo interno, consciente o inconscientemente…nunca estaremos mintiendo más  que cuando nos definamos a nosotros mismos. Sufrimos esa especial tendencia a proyectarnos sobre formas cómodas socialmente valoradas, cuando en realidad no deberíamos encasillar nuestro ser dentro de ningún limite territorial. Es en ese acotamiento donde erramos pues en esencia resultamos ser  algo único que el lenguaje difícilmente podrá explicar.

Creo que debemos esforzarnos en mirar el mundo con ojos distintos a lo ya dicho anteriormente, en todo debe haber algo de desconocido y misterioso si nos detenemos a observarlo con mirada nueva, algo que nos conduzca a la esencia de la realidad entendida desde nuestro interior, a la palabra que brota desde su sentido más particular y auténtico.

 

S.O.S. ¡¡¡Cáspitas!!!

936556_989018901187169_4053357417984305264_n

  • Una madre a otra: A mi hija le digo que para “esas cosas” hay que ser borrega en la vida. Para esos asuntos del grupo,  no dar la nota o despertarás envidias, no señalarse…tu me entiendes.

?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿?¿?¿?¿?

———————————————–

  • Una jefa a su empleada: No puedes venir con el pelo suelto, ni esa falda, tampoco comer chicle. Son las normas.

¡¡¡¡¡¡!!!!!!!!!!!!¡¡¡¡¡¡¡¡¡!!!!!!!!!!

13902757_1079764638779261_6184282777628929144_n

—————————————————————

  • Una mujer a otras mujeres: Me pasé toda la tarde haciendoles la cena: gulas con gambas, luego carne en salsa y de postre natillas caseras… mi tarde entera  entre fogones. Ellos tres, mientras tanto, con sus cosas. Luego los llamé y me pusieron mala cara,  mis hijas y él. La mesa estaba puesta al detalle. Tanto para tan poco agradecimiento. La perra fue la única que me hizo alegrías cuando le eché un trozo de lo que había cocinado.

?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?

————————————————————————–

  • Una amiga a otra: Le compré un mobil a mi hijo de 12 años porque el psicólogo nos dijo que estaba sintiéndose “aislado”, que era peor no tenerlo, que disponer del aparatito. Luego de mi sale no mirarle sus cosas…le tiene puesta una clave y además eso me parecería invadir su privacidad.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

_——————————————————————–

  • Un hombre casado a otros: No todos los días le apetece a uno comer arroz, algunos días me apetece muchísimo comer gambas ¿entendeis no? jajajajaja. (Si, si, reiros…lo que nunca os diré, bobos, es que con quien flirteo precisamente es con vuestras mujeres)

¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!??????????????????????

 

13327539_1038982272857498_7703624422413174330_n

 

Alain Badiou y su filosofía del amor

 

 

_DSC7267

Entre quienes toman todas las precauciones y escogen por adelantado pareja fija contractual, de un lado, y quienes ven en el amor una pura administración de la satisfacción sexual, estamos en el cálculo y gestión del amor, es decir, la muerte del amor. El amor de verdad es otra cosa, y es revolucionario, un acontecimiento absoluto.

***************************************************************

 

La amistad es un amor calmo; el amor, una amistad excesiva

 

***************************************************************

 

El amor saca a la luz lo que es una diferencia. En el amor aceptamos ponernos de a dos para explorar no ya lo que creían los románticos, es decir, la fusión, sino lo que es aceptar la diferencia del otro, aceptarla apasionadamente.

 

*************************************************************

 

Digamos que el amor es una obstinada aventura. El lado aventurero es necesario, pero no lo es menos la obstinación. Dejarse caer al primer obstáculo, a la primera divergencia seria, en los primeros aburrimientos, no es sino una desfiguración del amor. Un amor verdadero es aquel que triunfa duraderamente, a veces duramente, sobre los obstáculos que el espacio, el mundo y el tiempo le proponen.

 

***************************************************************

 

El amor es todo lo contrario del individualismo que nos proponen. Se nos propone una soberanía del individuo, pero en realidad el individuo sólo es soberano de sus propios intereses. En cuanto hacemos algo interesante dejamos de ser soberanos. Si realizamos una demostración matemática los otros matemáticos vendrán a verificar que es cierta, dependemos de ellos. En el amor ocurre lo mismo. La soberanía es compartida con la presencia del otro. La idea de la soberanía individual es pobre porque excluye las actividades interesantes de la vida humana. El individuo se vuelve creador cuando acepta dejar de ser soberano.