El toque de queda

Foto de Laurent Filoche, titulada "Hiroshima My Love"

Un atisbo de sonrisa. Esa fue la señal que ella describió tras el cristal. En la ventana observaba como un trio de jóvenes se apresuraba a llegar a casa sin que le cayera un doble castigo: el de la policía y el de los padres. Terminó de servirse un poco de ensalada aliñando el caldo de un pensamiento: ¿Se podrían detener los sueños así, empaquetándolos en horas determinadas? ¿O tal vez corrían más libres que todo eso?.

Mientras se acomodaba a ver su serie favorita, sonó el timbre.

  • ¿Es la casa de Elsa?- pregunta una voz al auricular.

Ella se extraña. No son horas, -piensa- y no espera a nadie.

  • Sí soy yo, ¿Quién es y qué quiere?
  • Soy Sergio, ¿no me reconoces ya?
  • Ahhh!!!! claro!!!!, estoy cenando, espera y te abro.

Sube las escaleras muy rápido, la abraza con efusión, la mira a los ojos….

  • Ponte cómodo, ríe ella. ¿quieres cenar?
  • Bueno, vale, prométeme que no me matarás si te digo una cosa.

Elsa lo mira con recelo.

  • Pues claro que no, bobo. Suelta a ver que traes en ese piquito.
  • Nada es solo que son las 11 y 3 minutos y definitivamente me tendré que quedar a dormir en tu casa, porque ¿no querrás que me lleve una multa, verdad?. – lo mira con cara de cordero degollado.

Ella no da credito. Se rie a carcajadas y luego espeta un:

  • ¿Pero que bien pensado lo tenías?.
  • Hay que coger las leyes y ponerlas a nuestro favor.
  • ¿Y si me niego?
  • Entonces será conducida al cuarto oscuro y ya no puedo revelarle más. Es información confidencial.
  • Jajajajajjaja… me parece estupendo, ni en su casa puede una ser libre.

Mientras cenan ella lo mira algo embobada, algo nerviosa. Una sorpresa que le ha dado vida a la noche. ¿Cómo un caradura así de perspicaz puede atraerle tanto?.

Pues eso, que a los sentimientos no hay quien les ponga un toque de queda.

7 comentarios en “El toque de queda

  1. Los caraduras tienen ese encanto (digo yo), que sabes que te están camelando y que seguramente no eres la única, pero te da igual. jajajaja (también depende del día, claro)
    Me alegra leerte de nuevo, bonita.
    Mil besos.

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s