Persecución

Te busqué en los bosques

mientras tus pasos cosían la soledad por templo,

con el albar de la nieve,

te supe fuerte.

*

Te busqué en los trenes

cuando sonreías huyendo hacia alguna ciudad entre la orilla y el fuego

cuando me perdías colmada, repartiendo vida por doquier,

te adiviné osada.

*

En la habitación de algunos hoteles que ya olvidé,

caminando veloz por pasillos,

¡ahí tambien te busqué!

en los balcones del centro, ¿recuerdas?

con el sol poniéndose a plomo sobre tu piel dormida,

tras unos ojos sedientos,

te ví perdida.

*

Te busqué en las páginas que ibas dejando en blanco,

en los silencios que- como capítulos- se nos rebelaron aniquilables

en los olores que dejabas tras tus desplantes,

ahí, te supe lejana.

*

Te busqué y te busco en la palabra “fugitiva”

que voy vertiendo como sangre o semilla

cuando te miro a ojos de este espejo

¡que te nombra y te ansía!

árida tierra de niebla y encuentro

por la que brilla el centro de nuestra batida

apoyo una palma sobre la tuya…

y te se mía.

*

5 comentarios en “Persecución

  1. El hallazgo es el objetivo, pero las sensaciones más vibrantes están en la búsqueda. La poesía vuela para la búsqueda.
    Me ha seducido ese poema, bello.
    Un abrazo.

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s