El espacio que ocupas

En el cielo de los cuentos siempre hay espacio para tí.

En cada vereda encuentro tu estampa,

el grato segundo en que cierras mi mirada,

como nube de algodón al infante,

como la compuerta del castillo a su guerrero.

Vencida a tu abrazo de olores lejanos,

me llevas de viaje a tu cama de calma.

*

Eres el bálsamo de mis días,

la silueta del sol o la luna

sobre el brillo del charco,

el universo entero conspirando

en la madriguera de mi alma,

mientras mi pies juguetean con tu silueta…

de agua…de aire… de piel…

Y te imagino en alguna parte cuando no estás…

esperando con ansia a que mi ternura ruede.

*

Tu mirada es la llave que abre y cierra mis días,

el dedo nervioso que recorre mis rincones,

y eres libro, y poema, y manía…

y la dulce alegoría que viste de rojo, mi energía

o de azul, tu reciedumbre.

*

Me vas presintiendo tras el umbral,

te voy escuchando por el pasillo…

merodeando al son de pasos y prisas,

fugaces, fulgentes…

como los números que bailan presagiando un año más que se va

mecidos por el empuje de un apático otoño

y el retornar de las viejas estrellas.

*

Quiero quererte en la desnudez,

sin confines,

sin la gravedad de quienes no entendieron la magnitud del amor,

como nunca imaginé para nosotros…

desordenando el orden,

aventurando la aventura…

escribiendo el abecedario del todo

como se hilan los cuentos grandiosos…

*

Y me temo que no se querer a soplos,

cuando te miro desde la esquina contraria a esta habitación,

y te sonrío atemperando distancias,

sabedora de que nuestros espacios y libertades

jamás tendrán dueños.

Y me temo que no se amar prudente

o con el resquemor de la culpa,

¡lastre infundado!

adoro que hayamos encontrado a otros distintos

mientras se durmieron los qué fuimos,

partes que desconocíamos y eran tan nuestras…

¡cada giro libre!.

*

Y me temo que este “pequeño” y singular espacio

es el que ocupas cuando todo un año se va

y tú te quedas,

cuando la noche se cierra -a mis ojos-

y es de día -para todos-.

o cuando la risa está desorientada

y tú vas -de cabeza- a por ella.

 

 

10 comentarios en “El espacio que ocupas

  1. y eres libro, y poema, y manía…
    Y me temo que no se querer a soplos,
    Y me temo que no se amar prudente
    o con el resquemor de la culpa.

    Por citar algunas, aunque bien podría hacer un copia y pega de todo el poema…. madre mía, qué nivel.!!!
    🙂
    Beso asombrado.

    1. ESos versos que has resaltado me gustan.
      No me gusta que se juzgue a la gente por querer diferente.
      ¿Acaso se puede domar algo tan salvajemente bello como un sentimiento?

      Besitos, linda.

    1. Gracias Artur.
      ESte poema parte de otro previo que escribí hace tiempo y que tambien era muy bello.
      Dejé algunas partes y lo volví a reeditar porque me pareció asombroso comprobar como el querer sigue manteniendo el mismo tono, pase el tiempo que pase. He ahí lo grade de la literatura, reconocernos en otras letras.

      Besos.

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s