Presencias

 

 

No es un domingo cualquiera.

Llevo de equipaje tus labios, sobre esta boca…

Se acomoda  una sonrisa, -liviana, etérea,

como un pensamiento fugaz,-

brotando con el palpito de este loco y henchido corazón.

El viento me sopla 

estrellando desde las alturas su dulce canción,

barriendo las calles de ocios y gominolas,

 cines y risas y trasnoches de ultima hora…

 El frío me corta

sin atinar a congelar la memoria de esta piel candente,

el resueno de tu boca entusiasta sobre la mía 

describiendo la parábola de los besos robados…,

la poesía  agazapada cual  pájaro esperando que alguien lo eche a volar.

El territorio en que unos ojos llaman y otros acuden,

sin mediar palabra.

La emoción del soy para vos o del “vos sois mi país”.

Lo que se sabe y se hace notar fácil, sin resuello, sin esfuerzo.

Espoleando el instinto.

Ese regocijo hecho presencia que  galopa imperante,

llenando  todos los espacios de una vida.

 

 

 

Anuncios

6 comentarios en “Presencias

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s