Helados se quedaron…

En el restaurante Peñas se juntan amigos del trabajo, compañeros de fatigas que aúpan el lunes como mejor saben. Hoy el calor aprieta bajo el toldo, pero deciden sentarse en la terraza buscando las primeras delicias del verano.

La conversación fluye entre loterías y políticos. E pide helado de postre, los demás algunas tartas o cafés. El camarero, a modo periodista, libreta y boli en mano; pregunta:

-¿No estas casada verdad?-E no se ha enterado que es a ella a quien se dirige y sigue degustando con total ignorancia esos bocados de chocolate intenso…

Vuelve a insistir… chica, ¿eres soltera, verdad?-

Los de su alrededor que si escuchan porque no están perdidos en el paraíso del chocolate, responden con aplomo:

– Si, si que está casada.

E, ya se ha enterado que la cosa va con ella…¡Bravo!

Si, Porque?- alcanza a preguntar, con ese halo de ternura y timidez que siempre esconden sus ojos.

– Llevo mucho tiempo trabajando y soy experto en identificar mujeres casadas de solteras por como se comen un helado.

Las primeras risas flotan en el ambiente. La terraza bajo el toldo es un invernadero, pero ahora alcanza su máxima. ¡Lo que acaba de soltar! – piensan todos… Las primeras reacciones no tardan en salir.

-Mariana se muerde la lengua para que nadie la tache de feminista infatigable y resume que esas palabras son dignas de estudio y que habría que echarles una parrafadilla.

-Raul Mira a E y se ríe. Menudo imbecil piensa, pero observa que E lejos de estar enfadada solo guarda sorpresa en su boca, que ahora chorrea nata en un gesto torpe…No, todavía no siente la necesidad de coger cortito al camarero aunque bien que le gustaría… porque E es un encanto y vaya sopaboba le he gastado el gañan para hacer la gracia..

– Jannat habla a la mesa mirando a todos, con esos ojos desencajados de mujer de armas tomar. ¡Pues que sepáis que nosotros le hemos dado pie a que se tome estas licencias!…si es que la confianza…

– Rocio mira a E tratando de encontrar algun resquicio de lógica a la investigación que se acaba de presentar. Y eso que el bar es suyo que si fuera del vecino… dice Rocio que no termina de dar crédito a sus oídos y el poco tacto.

– Lulu mira a Mariana….estoy contigo, la frase es tan buena que podría conformar una entrada de blog. Una entrada que se titulase » Dime como te comes el helado…y te diré quien eres, marujita».

– ES una pena desde luego, – le responde Mariana…que algunas teorias se dejen sin su correspondiente análisis de universidad de pacotilla

– Esta tarde me pongo y tecleo en mi blog- responde Lulú, a ver si puedo encontrar el camino a tan dignas palabras…

-ah! Pero¿ tienes uno? ¿Como se llama? – salta Fran, que lleva todo el rato escuchando al resto sin decir nada.

– Las fatigas de Lulu. Búscame en los bares. – responde

– Todo eso? Mentirosa. Te voy a encontrar, lo sabes, que yo soy tan saleroso como E comiendo helado…jajajaja

– Pues busca, busca que esta noche sales, como en Telecirco.

26 comentarios en “Helados se quedaron…

  1. Pues esa teoría hace aguas… Esa broma hace gracia a los 18 no 20 años después con gente que no es de tu círculo… Pero oye, él intentaba saber si E, por la que seguramente sienta algún tipo de atracción, es un posible objetivo o no. De ahí su forma poco ortodoxa de saber si está casada. Muy buen relato. Besitos, Stunner

    1. Que va!!!!solo intentaba hacer la gracia o quedar de interesante. Si le dices eso a una chica para ligarla ( que ya me parece patético porque podrías alabar sus ojos o cualquier otro chiste picante en el que no pudieses equivocarte al 50%) mejor a solas que delante de un grupo, no crees?.

      Gracias, Oscar. Relatos cotidianos transformados por una maestrilla algo teclas… jijij

  2. Jajaja. Hay personajes muy osados. Un besazo.
    – ¿Oye y el método funciona?
    – Pues unas veces si y otras no, es que aún está en fase de pruebas.
    Jajaja. Cuanta necesidad hay en el mundo de la hostelería.

    1. Osados y metepatas… que se olvidan que están de cara a un público y se les suben las confianzas.
      Menos mal que la chica no se lo tomo a mal y a nadie nos dio por enfadarnos. Pero retratarlo había que retratarlo jejej como tú a tus anónimos, en las fotografías … un día nos partirán las narices jajajaja.

      La teoría se equivoca de pleno, Carlos… lo dudas?

      Es cierto, un sector candente, ya me he topado yo con más de un camarero achispado…

      Besos 😘

      1. Ah, no a ti las narices que no te las toque nadie. Por mi parte si que temo que un día me arreen un mamporro por meticón. No hija, no dudo nada de lo que decís las jóvenes. La verdad es que observo una fauna masculina de lo más extraña. Un besazo.

      2. Jajajaja en la playa, puede…
        pero no, sospecho que sabes cubrirte.

        Pues este era de la fauna masculina ya entrada en edad, que era como para que ya hubiera echado cálculos…

        Besos 😘

  3. Me gusta el chocolate, disfruto, me entretengo. No hay comparación con el sexo de mierda que podrían dar algún engendro de estos que creen saber más de lo que en su vida llegarán a rozar.
    Besos 😘

    1. Así se habla, rizos.
      Larga este desafortunado comentario precisamente porque no pilla ni a la de tres y su mente calenturienta no le permite hilar palabras inteligentes. ¡Que Sabra ese de las casadas!

      Besos 😘

      1. Bastante cerca de lo real…. está bien que cada una seamos un misterio. Y también vosotros, la generalización es una farsa.

      2. Mira, si me llega a pasar a mí se hubiera ido caliente. Es agotador lidiar con esto. Quiero pensar que es una especie en extinción, pero de vez en cuando escapa uno de su jaula.

    2. ¡Hija Mukali, tienes que poner el me gusta en los comentarios!
      Pues me pilla uno negro con relleno de nata en el Aldi, que además viene en tableta, pero se parte en trozos con forma de bombón, que es irresistible. No te digo más que lo tengo en la parte de abajo de un armario para que las vertebras me ayuden a vencer la tentación. Un besazo.
      No te digo nada de lo que, a cierta edad, conviene hacer y no hacer para conservar la columna en un estado aceptable porque todavía sois pequeñas.

      1. Jajajaj no le di al botón? Creía que si.

        Esos secretos no se cuentan, y menos se esconden. Yo lo tengo bastante a mano… otra cosa es que venga algún galgo o galga y me lo robe… ejem.

        Uy, se me ocurre- al hilo de lo anterior- que bailar Paquito el chocolatero, no? Juasjuas

      2. Pues no tienes botón en los comentarios y así me pasa que acabo metido en jardines.
        A ver que fui muy de twist y de rock&rolle. Pero ahora con una bossa nova a ritmo lento y bien sentido ya me doy por satisfecho.

      3. Jajaja. ¡Ves como ya estoy de nuevo en medio de un parterre! Con un me gusta hubiera ido genial y no sé hubiera notado nada lo de la pinza. Cachisss.

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s