De eso que llaman voz

9109bd6106a244eb014f15e54e384992

Y tu voz es la casualidad de la tarde,

la cadencia de un paisaje del que me traes de vuelta

empeñado en desenredar la intriga del beso.

Entre tus palabras se agita el aguardiente de mi deseo,

la hoguera encendida,

la huella en el muslo,

soy de esa tierra que no conoces,

pero  adivinas a tientas.

Y cuando posas tus ojos sobre estos míos

te detienes largamente al borde…

Confesándome que simulan un  horizonte azul,

de precipicio acerado y materia purpurea,

que divide al sol y la tarde con sus partidas.

Yo me río de esa ventana recién abierta.

¡cuanto quisiera besarte y asomar por entre tus dedos alguna herida!

calmar esta lenta sed  que aprisiona,

cabalgar sobre el oleaje de las bestias,

ignorar la presencia de las cortantes rocas.

Hablas y parece que impides al invierno de mi cuerpo regresar,

a su recamara de encajes y ramajes,

en donde dormido late sobre las ruinas de esta piel…

Deslizas el tono,

cuidas la sutileza del pulso..

crees que eres el viento que va abriendo puertas

cuando  yo ya se de que va este caminar.

Dejas mieles, la ilusión de la caricia…

una libertad  recien aceptada para que yo la cocine,

la mezcle o saboree.

Tu ingenuidad es un perfume que me atraviesa.

Una flecha.

Ahí gira en tí -todavía- el eco de mi beso.

 

Ahora miro el reloj desde el lugar contrario.

Sabiendo tanto,

Creyendo adivinar tus temores

y la suave balada de la curiosidad.

Estudiaremos en el jardín

lo prometo…

al menos, ubicaremos las ideas sin que se estorben,

sin dejarnos intimidar por de la sequedad de los campos

o el hastío de la nieve del interior.

Mudaremos lo que somos

¡de eso estoy segura!

tal vez agradezcas o maldigas mi liviana presencia

que a ello te insta.

Dicen que los poetas no nacen

para entender de razones…

que no tienen voz cuerda

pero escriben la musica de los corazones.

Debe ser la locura de su ser,

El no seguir los golpes de la lógica,

O el agitar de emociones que los conduce, sin nortes

a fluir en  ríos de tinta.

Debe ser eso, todo eso que una voz

en su agreste naturaleza

es capaz de hacer  temblar…

woman-in-the-dunes-painting_562_1915

Anuncios

24 comentarios en “De eso que llaman voz

    1. Me gusta el adjetivo que usaste, es de esas palabras que en boca de un niño lector seguro te hace gracia, pero en boca de un “niño” (con barba y mayor) no te queda mas remedio que quitarte el sombrero.

      Besitos, O.

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s