Hablemos de…

– No se por qué la gente lastima a quien más ama.

– La mayoría de las veces es un asunto de atención. Faltos de ella, la exigen a cualquier precio.

– Podrían ser más respetuosos y sinceros con quien les ha dado tanto, ¿porque no manifestar abiertamente sus sentimientos?

– Porque eso los haría sentirse desnudos. Recuerda: algunas personas dedican media vida a construir fueros con los que sentirse a salvo, con los que engañarse de sus propias verdades.

– ¿ Quieres decir que para algunas personas las emociones son signos de debilidad?.

– No lo se. Solo se q las evitan, que ven en ellas peligro aunque ya sabemos que es complicado esquivarlas… entonces: algo se les da la vuelta.

– Perdona ¿a q te refieres?

– Al reverso de la piel que viene a llamarse “odio”.

– Ummm, cierto… la intensidad es delatora. En todo caso, no hay quien engañe a los pálpitos,aunque a priori puedan confundir.

– Entender es la clave. Por eso el odio se difumina cuando se le ponen palabras y explicaciones.

– Hablando de… ¿tú crees que la paz sabe a algo?

– Yo creo que sí, pero -con esas miraditas que me echas- no ando decidida a contártelo…

– Anda, ¿qué te cuesta?… Yo digo que sabe a: ¡chocolate!.

– Pues yo algo agridulce. Un ingrediente que detestes mezclado con otro que adores. Es mi forma de entender que la paz exige concesiones, pero acaba con deje extraordinario.

– ¡Bien pensado!… ¿que comida sería -según tú-?

– Macarrones con queso de cabra, mismamente jajajaja.

– ¡¡¡ Pero si el queso de cabra está de muerte!!!

– De muerte peláaaaa, digo… pero vamos que por unos macarrones yo MA-TO.

– ¿ Y por una comida de esas …en mayúsculas?

– ¡¡También!! Jajajaja.

– jajajajaja ¿sabes una cosa?

– ¿que?

– La paz también es encontrarle risa y travesura a este mundo intratable.

– En eso estamos de acuerdo, chaval.

24 comentarios en “Hablemos de…

      1. Jajajajaj… al primer postre acepto cierta guerra, al segundo: el postre-postre ¡ojo!, ese que no me molesten, que igual tengo un segundo orgasmo…jajaj.

    1. Y que no dejen de celebrarse días tan importantes como este… para recordar lo fundamental.
      Los niños estampando huellas y los adultos dejando tambien nuestra huella particular en forma de escritos que conciban un mundo sin violencia ni odios.

      Besos.

    1. Cada uno sabe lo que es mejor para uno mismo y es respetable actuar en consonancia a los principios . Me gusta la gente que no cree que las emociones sean torpezas y la que sabe valorar ese lado grandioso – y loco- que todos tenemos.

      Besos guapa!

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s