Mi otra vida

IMG_6377

Días de aquí para allá. Sin más compañía que la de una maleta cargada con unas cuantas cosas. Es igual,  pesan más los recuerdos aunque intangibles.

Voy cerrando puertas, despidiendo hoteles, descubriendo a qué sabe esta soledad desacostumbrada. Me deslizo cada mañana por una autopista cargada de vidas y atascos. El  mar a un lado y no hay tiempo para soñarlo. Es la sensación cuando me incorporo a la “arteria” . El trasiego, el tráfico, el lujo, la gente trabajadora que mantiene todo este emporio  a raya . Es diciembre y el sol esta amodorrado, hay días que ni asoma. Los turistas siguen llegando en pantalones cortos y chanclas sin percibir el sentido de lo gélido . Hace una semana los escuché reir abajo, en el restaurante. Yo leía en la cama… Es curioso como eso de la risa- aún difusa e incoherente- arropa tanto. 

Y los niños, mis alumnos,…¡claro! ellos son tambien mi sino. Sus disparates y desacuerdos, sus intuiciones y respuestas, la elocuencia e ingenuidad …, esta nueva metodología en la que me adentro para evidenciar mi desconocimiento y avances, el educar sin educar que defiende  la libertad y la experimentación por encima de cualquier area linguistica o matemática.

Yo creo que todo cuenta, sin descuidar el lenguaje, las normas o el esfuerzo que vienen siendo tan importantes en la sociedad en la que vivimos. A veces pienso que me voy llevando un chachito de ideas de cada lugar, un me gusta y no me gusta. Luego,  si todo va como espero, algún día podré soñar con enseñar a mi modo; que seguro será resultado de todas estas itinerancias y experiencias. A decir verdad, me considero catacaldos sin llegar a ser extremista jajajaja. Puedo observar como los niños se entienden en el caos del espacio y los materiales, la importancia de dejarlos hacer e inventar y como el juego no guíado los enseña a ser resolutivos y autonomos.

Se que no siempre me escucho lo suficiente en los vacíos de tarde que encuentro. Tal vez sea mejor así. Trato de rellenarlos con actividades placenteras como pasear, correr, bañarme, investigar algún lugar nuevo en el que comer o perderme, cocinar sin prisa…

De ellos y de tí me acuerdo tanto que mejor ni me acuerdo. Estoy pensando que tal vez no tenga que pensar en nada.

 

 

20 comentarios en “Mi otra vida

  1. Eres una mezcla de todo a pocos. Que no se te venga encima la vida pues quieres disfrutar de cada instante sin pasar por encima.
    De la enseñanza… las nuevas metodologías funcionan, proyectos creo que se llaman, pero tienes razón que una mezcla de todo sería perfecto
    💋💋💋💋❤️❤️❤️

    1. Margui dulce, que cercana eres!.
      Así mismo es, somos una mezcla de todo lo que va rozándonos. La vida no puede pasarme por encima si yo no la dejo avasallarme. En todas las situaciones y en todas las idas y venidas, hay partes buenas y esta, no podía ser menos, tambien me está enseñando y estoy disfrutando de cosas geniales.
      A parte de la metodología por proyectos (que ya conocía de antes y que es muy enriquecedora) me refiero a una puesta en práctica más estructural que desconocía y que engloba toda la concepción del aula, basada en ambientes de experiencias y materiales; y en donde la figura del profesor como portador de aprendizaje desaparece para integrarse con la de los niños en un modo más cercano de acercarse a sus intereses y motivaciones. Creo que tiene sus ventajas: niños más creativos, autónomos y con más capacidad de decisión.

      Besis, guapa!

      1. Son pocos los colegios en los que se animan a probar, a cambiar algo de lo establecido en años.
        Si no se experimenta, no podemos saber si funciona.
        Dulce Mukali 💋❤️💋❤️

      2. Exactamente, creo que conoceré pocos como este en ese sentido. Debemos abrirnos a nuevas formas educativas, pero tampoco significa eso que debamos desechar al completo las tradicionales. Hay cosas que están bien.
        Es positivo probar: hay que tener las ideas claras, ser creativo y ganas de trabajar. Por eso, muchos colegios no lo hacen, no se complican.

  2. Te echaba de menos Mukali, ¿se puede saber por dónde andas? Primero se va Álvaro, dejándonos sin sus montañas, y temo que le sigas tú por esos caminos de Dios. ¡Dime que esta preciosa entrada “morriñosa” no es una despedida a plazos! Un abrazo, compañera.

    1. Ay, Carmen, gracias y perdona mi ausencia.. claro que no voy a dejar mi blog! despues de tantos años me daría un patatus jajajaj.
      He estado desubicada por trabajo, fuera de casa y con la incertidumbre de no saber hasta cuando estaría por aquí porque no me aclaraban bien las fechas. Todo ello unido a un internet de pago porque la zona es cara. En fin, con todo el ajetreo de trabajo perdí las ganas de escribir. Ahora que ya si tengo claro tiempo y residencia estable, espero retomar.
      A Alvaro hay que traerlo como sea, es una pérdida grande.

      Besos enormes, compañera.

  3. Es muy interesante lo que dices sobre la enseñanza, desde aquél la letra con sangre entra y la vara entre las manos del maestro a esta preciosa preocupación por la educación. Eres una gran profesora Mukali no me cabe duda, con todo me preocupa mucho más conocer tu estado de ánimo. Voy tirando es un mensaje que refleja el peso de la carga que se arrastra. Hay un modo de pasar los días sin dar vueltas a lo que no tiene solución, consiste en mantener la mente en stand by respecto a las preocupaciones y concentrar los pensamientos en las tareas rutinarias, la meditación, que es pensar en nada, también ayuda a descansar. Ah, si que tengo correo electrónico bymoya@gmail.com, aunque tengo la sensación de haber escrito al tuyo. ¡Vaya usted a saber! Un besazo.

    1. Por cierto la foto te hace poca justicia.
      por más que presenta una silueta magnifica,
      nos priva de la calidez de tu mirada.
      La próxima que sea con flash y,
      si puede ser, con la cámara nivelada.
      Jajaja.

    2. Jajajaja…ha cambiado tanto la historia!. Es bueno que se investigue y se experimente a nivel educativo. Esa siempre será una tarea pendiente, puesto que ser maestro o profesor requiere de aprendizaje e innovacion constante.
      Estoy mejor de lo que crees, Carlos. Lejos de casa pero a gusto, buen sitio, buenas compañeras y buenos niños. Suelo hacer eso que dices centrarme en mis tareas pendientes, hacer ejercicio o descansar que tambien viene muy bien dado el trabajo que tengo en casa. Los echo de menos, ¡¡¡claro!!! pero eso es inevitable.

      Has escrito a mi correo del blog? Seguramente no lo he visto, ese correo apenas lo uso. Enseguida te mando uno.

      besos.

  4. No es fácil tampoco encontrar profesoras que se involucren en un cambio a mejor, muchos se dejan arrastrar por lo que hay sin poner esfuerzo en la mezcla de lo viejo y lo nuevo. Es bien encontrar profesionales como tú. Besitos

    1. No no lo es. Hay mucho estancamiento en lo cómodo. Creo que cada maestro y cada centro ha de buscar su identidad educativa, que no ha de ser la misma en todos, ni se ha de aplicar idénticos contenidos o formas de trabajo… lo importante es que funcione, sea lúdico y respetuoso con la infancia… y esto tan sencillo y natural, te digo yo que muchas veces no se cumple. Los adultos nos empeñamos en coartar la libertad y espontaneidad de los niños, no a posta claro está… a veces un simple desconocimiento, estancamiento en lo tradicional, la comodidad de no replantearse la enseñanza…con trabajos que nada tienen que ver con la motivación del niño…¿y para que? Para justificarse con padres de que esos niños saben tropecientos números y letras, leer, colorear sin salirse???… hay otras formas más motivadoras y coherentes de aprender a hacerlo a su ritmo, que no es rellenando mil fichas o leyendo como papagallos…

      Perdón por el toston… que tengo el pedagógico subido… jajaj

      1. Para nada tostón, me gusta mucho leer lo que cuentas. Aquí la forma de estudio es totalmente distinta a allí. Hasta los seis años juegan, sólo eso. No escriben, no leen, no hay obligaciones ni fichas. Juegan y cantan. Y cuando llegan a la universidad, sin embargo, llevan con cierta facilidad tres idiomas a las espaldas, además de, supongo, un conocimiento similar. Creo que hacemos adultos a los niños demasiado pronto, olvidándonos de que tienen que disfrutar la vida de chiquititos, que es la única vez que pueden hacerlo. Besitos Stunner

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s