Leyendo

Deja que olvide subida a los párrafos de este libro

las horas que has robado al día y  la noche,

la espera diaria y los rincones obsoletos en que ya no estás.

*

Deja que sobre páginas derrame el vértigo,

la pendiente cuando te observo,

tu llegada a lomos de la madrugada,

las excusas y olvidos en tu lengua de trapo,

el aroma a vicio

o la ducha a oscuras con la que intentas creerte sereno.

*

Se que no estás conmigo mientras me hablas,

que todo es un teatro producto de la jumera;

yo tampoco me hallo con fuerzas para reprenderte,

al menos lo recordaré mañana,

detesto estar en esta noche inmensa a la que parece se le han caído infinitas estrellas.

*

Deja que las mentiras de la literatura me arropen la piel

escondan los desencantos de esta madurez venenosa,

que se cuela tibia sobre todos mis fueros.

*

Deja que siga leyendo a golpe de oscuridad maltrecha,

solo así sentiré como lleno los espacios que has descuidado

mientras me niego a la incoherencia,  tu voz,

que ahora suena lejana como una vieja canción que ya no se recuerda.

 

 

.

16 comentarios en “Leyendo

    1. Así es, momentos en los que ya sobran las palabras porque los ojos trasmiten mucho más…por no hablar del corazón, que ese si que sabe.

      Besos y encantada con tus comentarios- siempre.

  1. Ay Mukali, que bonita tu poesía… ¿quieres que te señale una de esas chispitas que tanto me gustan? Pues mira: me gusta la palabra “obsoleto”; creo que hay que estar muy segura de lo que se está haciendo para introducirla en una poesía. Chula, chulisima Mukali. Un beso.

    1. Muchas gracias, caballero.
      Me alegra que me hayas confesado una de esas chispitas para tí, obsoleto es algo que está en desuso y por tanto cobra mucho sentido en la poesía, que habla de decepción emocional, de desgaste. En verdad es una de las palabras clave, junto con dos o tres más…yo señalaría tambien fueros. Cada uno ve los textos de una forma conforme a su experiencia, me gusta que los que pasais por aqui retroalimenteis el blog en ese sentido.

      Un beso.

    1. Yo siempre digo que cada uno tiene sus fuertes y al contrario: sus debilidades… a mí por ejemplo los papeleos me matan y para los números soy malísima, pero hay otras cosas – quizás más relacionadas con el instinto y la sensibilidad- que se me dan muy bien.
      Sabes que muchos poetas sufren de alienación? quizás si sea cierto que la sienten.

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s