Trilero

beneficios-de-que-los-ninos-armen-puzzles-1

Mañana del finde.

Estoy con J. haciendo uno de esos libro-puzles en el que si se mezclan toooooooodas las piezas puede darnos un infarto. Y se han mezclado por accidente….

Nos sentamos con calma. Le explico como separarlas (el revés de cada puzle tiene un color distinto correspondiente al fondo, para diferenciarlos unos de otros), me aseguro de que entienda eso. Hacemos 5 grupos distintos (por colores) y comenzamos a montar los puzles.

Ya casi tenemos formado el primero. Lo hemos hecho en equipo. Miro entre los montones y alrededor…

Falta una pieza– le digo, debe haberse perdido (ayer sacamos el puzzle de casa y parece posible). Confundida entre los colores del dibujo, no veo que tengo la pieza delante de mis narices. Pero él es rápido y  observador y la coge veloz al grito de mamá, ¡aquí está!.

  • Que bien, J!– le aplaudo el descubrimiento. He estado despistada y tú muy atento. – le felicito sorprendida.

Pero la anécdota  no queda en un simple despiste mío. Todavía quedan 4 puzzles por montar  y J. piensa. ¿Como puedo hacer que mamá me siga diciendo cosas lindas? ¡Quiero ser mas listo y rápido que ella!. Quiero que eso vuelva a pasar. Es curioso como desde pequeños batallamos para repetir con lo que nos mola.

Nos ponemos a la tarea. Yo ni huelo su destreza para idear. Le cojo el montón de piezas naranjas para que no se confunda y le digo: Estas son las del puzzle de Dumi, ahora las volteamos para formarlo …Entre tanto, aprovecha que no estoy mirando para esconder una pieza bajo el libro ¡a proposito!. Yo, ni notarlo. Quiere despistarme y asegurarse con premeditación que al final del puzle, él sabrá el paradero y mamá no. Imagino que buscando mi asombro y mi aplauso.

Llegamos al momento clave… “falta una pieza para completar. ¿Donde está? . Él no me da pistas …espera a que yo lo descubra tranquilamente. Luego añade: “no se ha perdido, estaba debajo, mamá”, como diciendo “es algo obvio, despistada”. Ay que bien! que no falta ninguna…y mamá toda inocente, sin imaginar las dulces mañas de J.

Vamos a por otro puzzle y es aquí donde lo descubro. Le voy sirviendo las piezas, esta vez toca amarillas, cuando lo veo deslizar y colar suavemente por debajo de la cubierta, como quien hace algo automático …

Ehhhhhhhh! ¿Que metes ahí, bandido?– me mira, se ríe al ver mi cara (entre el asombro y el descojone);junto a los laureles, la risa contagiosa es otra de las cosas que le fascinan y le vuelven loooooocoooo.

Coge la pieza, se levanta y va corriendo por todo el salón, dando saltitos y gritando:

¡¡la pieza, la pieza que faltaba!!!

¡Bueno estábamos!, él mismo se hace los honores a falto mío.

Por un momento, me gustaría parar esta risa floja que me ha pillado  con la guardia abierta…  decirle que tal vez hacer triquiñuelas no sea lo mejor, ni merezca ovaciones de cara a la vida.

Lo miro. Nos lo estamos pasando bomba…¿puede ser trampa aquello que hace a dos felices?.

 

puzle-1

Ser padre o madre es estar continuamente en la cuerda floja de la contradicción.
Te equivocarás de todas formas, haz lo que te plazca. 

 

 

 

Anuncios

10 comentarios en “Trilero

    1. Un placer saber que te ha gustado, Alvaro y muchas gracias por expresarlo.

      Lo que me refiero con el verbo placer (igual no es muy adecuado) es salirse de la norma o de lo que puedan dictar las guias educativas al caso. A veces, muchas, no llevan razón o nosotros lo sentimos así…o depende el momento puede haber excepciones. Hay que ser flexibles, escuchar nuestro instinto y como tú dices, no temer al error pues no hemos nacido sabios.

      Un abrazo.

  1. Jajaja, se ve que J valora mucho la interacción con mamá, la complicidad y el tiempo que le dedica. ¿O sea que considera el rompecabezas más como un medio para pasarlo bien que un instrumento de aprendizaje? Hagas lo que hagas con tus hijos que sea con cariño. Un besazo.

    1. Ya sabes que los niños ven en casi todo un juego.

      Me gusta que valore ese tiempo y que lo disfrutemos juntos. Son momentos que trato de inmortalizar aquí, porque me parecen mágicos o especiales y escribiendolos los valoro y los guardo aún con más mimo.
      Sí, claro, ese salirse de las líneas que sea para hacer lo que instintivamente creemos, desechando guías y desde el amor que nos despiertan.

      Besos.

    1. La vida a veces se complica, confundimos las piezas a menudo o las tenemos delante, sin lograr verlas.

      No obstante, quiero pensar que igual el objetivo de todo este tinglado no es montar el puzzle en sí, sino atender a lo que sucede y vamos aprendiendo mientras los montamos.

      Saludos, José.

    1. Efectivamente, saben rodar hacia arriba y nosotros creemos que necesitan motor. Y lo gracioso es que recordando y recordando creo que se de donde sacò eso de esconder un objeto para sorprender… fue de unos trucos de magia que yo le hice hace ya jajajaj.
      Nos copian que da susto!

      Besos 😘

  2. Estos momentos con los peques son los más valiosos. En realidad, eso no es hacer trampas. No está ganando ninguna competición con sus actos. Es totalmente lícito. Besitos Stunner

    1. Están atravesando una etapa muy dulce, pasamos mucho tiempo juntos y no quiero perdermelos. Pánico me da separarme ahora que se que me necesitan tanto.
      La verdad es que es que si, no es una trampa porque además se la permito con gusto, pero tiene mucha picardía detrás y eso me sorprende.

      En fin, supongo que está creciendo a pasos agigantados…

      Besos guapo!

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s