Recuerdos y olvidos

Aquel lugar estaba plagado de musas, personajes que habían sido y representado una época, un tiempo, una década. Entre bambalinas sorbí con sed la copa, a mi lado una chica con pelo infinito tocaba al piano unas notas. Por un momento sentí que algunas de aquellas imágenes sin color, tan profundamente bellas, me miraban difusas desde un balcón lejano. Esa eternidad que no muere.  La canción del pasado, la música de algún recuerdo. Con todas las conexiones que atan hilos a capricho de una memoria que quedó estancada, en interminable huida.

  • Todo acaba olvidándose– me dijo, tan convencido que no pude más que oponerme a la contundencia de aquella frase.
  • No estoy segura – le confesé. Creo que la vida está plagada de elipses. No es un fluir constante, sino una fuente que mana y desaparece bajo tierra y luego vuelve a resurgir como un hilo, como una laguna.

Nos quedamos en silencio un rato, él tratando de entenderme, yo escuchando la voz que me llevaba a territorios que yo misma conocí.

  • Todo lo que tiene nombre, existe. – añadí. A veces siento que he tenido que colocar en un paréntesis invisible el desafuero, el injusto trato, la humillación que como mujer, recibí. Como si nada hubiera pasado. Creo que todo este tiempo no me devolverá la que fui, aunque tampoco quiero. Todos cambiamos, es necesario. La angustia es el precio que a veces debemos pagar por la libertad.
  • No eres convencional. Yo, que te conozco, lo sé. No quiero una de esas mujeres comunes que transitan por la vida, ni patrones que me dicten lo que debo amar. Mi instinto me lleva a quererte con todas las piezas. E igualmente acabarás haciendo tú, cuando aceptes tus formas. No somos lo que tantas veces nos hicieron entender, jarrones frágiles o irreparables, decorados y pintados exquisitamente para luego recibir los infortunios del trayecto… no estamos abocados a ese destino, más bien creo que podríamos ser la masa por definir, el conjunto que se moldea con el pasar de los hechos, mientras en el hueco, se va aposentando parte de la sabiduría.

Pegué otro sorbo a la copa y me quedé pensando en sus palabras. Me parecieron reveladoras, francamente bellas. Todo tenía que tener un sentido, hasta lo aparentemente improductivo y amargo, pero no debía precipitarme a descubrirlo. Llegaría solo. Al fin y al cabo no era otra sino la curiosidad la que me había hecho darle una oportunidad a la vida.

 

Anuncios

19 comentarios en “Recuerdos y olvidos

    1. Jajajaj gracias Carlos, sí, La foto fue todo un descubrimiento 😂😂 me encanto para el relato, me alegro que te gustase.

      Igual salió así por el día, es domingo tarde…

      Besos y abrazos

  1. Bonita conversación/reflexión y la música que la acompaña, no puede ser más acertada! La foto, supongo que va con lo de la curiosidad, que nos hace aprender…
    Precioso, Mukali! Un abrazo de domingo 😊

    1. Así es, Lidia, La foto se refiere a eso.
      A veces la vida también tiene esos guiños para hacer sonar la música más acertada en el momento preciso.

      Muchas gracias Lidia. Contenta de que te gustase.

      Besos enormes 😘

      1. A diario, aprendemos a diario. Quise decir que cuando lo pasamos mal, en el futuro intentamos ser más precavidos. Voy a releer. Creo que no entendí lo que contaste Jjj

      2. Jajaha releí. Mmm vale.
        Mi resumen fue escueto. Si.
        Pero es cierto que ponen sus cartas sobre la mesa antes de lanzarse. Ella se abre y le ofrece lo que le queda después de la guerra. Él le dice, quiero eso y lo que no sabes que tienes.
        Cuanta sinceridad y cuánto escondido jajaja

      3. Pues mira, jjjjj la verdad es que si. Para eso hay que tener sensibilidad, instinto… no es tan fácil. Claro que tus relatos ya son una buena vía para encaminar ese arte… y últimamente estas que te sales. Te vengo leyendo, pero a veces no puedo comentarte. La vida gemelil no siempre me deja.

        Buenas noches, por cierto fotillo perfil guapota!!! 😉

      4. La verdad es que no suelo dar a like por encima y a veces leo, me gusta y no le doy a like porque no puedo comentar y eso me fastidia. Que rara soy, leñe! Pero que sepas que me gusta leerte.

        Pues mira tienes ahí una moza para inspirarte o desesperarte jjjj yo seguiré esgrimiendo energía también

        Buenas noches ya si me voy pesada soy! 😒😘😘😘

    1. Totalmente de acuerdo, Alter.
      La curiosidad es el motor de la vida, tan importante como las emociones o la caricia… ella siempre nos hace ir hacia nuevos puertos.

      Besos.

    1. Bastante de acuerdo estoy con esa frase, Oscar. La cuestión es saber poner la curiosidad en asuntos sanos. Y eso es a lo que creo que se refiere la protagonista de mi relato, es ese saber lo que te deparará la vida despues de lo que la hace seguir hacia delante.

  2. de pluoe:Somehmw, I don’t think that “500 year floods” mean what they think it means. Because there’s just no way you’re that old unless you’re ver, very well preserved

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s