El sueño y J.

A mi me gustaría saber que hacer con el sueño. El sueño es un  misterio y el como se pierde también. Una indaga e indaga y a veces no obtiene las respuestas soñadas. Soñar con imposibles es tan fácil como tener sueños cercanos y desfallecer en el intento. Jope! me encantaría adivinar como J. perdió su sueño continuo para poder rescatar esa placidez  que cuando cumplió un año y medio, perdió.

Mis gemelos dormían estupendamente. De cuento, vamos. Los dejaba en su cunita y ellos solos caían rendidos. Cuando lo contaba con otras madres me decían lo afortunada que era…y sí, con todo mi trabajo, al menos, podía descansar..pero era un idilio que aquella situación se manteniese.  Ahora, que hemos pasado al lado oscuro, nos comemos la noche de aquí para allá capturando los despertares de J. y acunando sus miedos.

Durante el día, mi avecilla nocturna demuestra ser un niño de sobresaliente, rebelde, porque lo es, pero con capacidades cognitivas que saltan a la vista. Su conocimiento del lenguaje y de los números es realmente asombroso, nunca había visto colorear a un niño de 2 años con la perfección con la que el lo hace, o contar hasta 30 e incluso regresivamente sin ninguna dificultad. Conoce ya el alfabeto en ingles y español, aprende canciones al instante y tiene una capacidad de observación y escucha muy significativa.

A veces no me explico como en medio de toda esa madurez cognitiva le nacen tantos temores irracionales. O inseguridades… cuando es un niño que a la vista se empapa rapidamente de todo cuanto entra por su retina. Le dan miedo las campanas, los relojes, los ventiladores, sonidos estridentes… a veces cosas sin explicación que ni nosotros sabemos ¿y que hacemos?.  He barajado que pueda ser esta misma inquietud y motivación por conocer, lo que, al mismo tiempo, lo hace temer al chocar con lagunas de desconocimiento a las que todavía no le ha puesto lógica…o puede que simplemente forme parte de su carácter, sin más explicación.

Se duerme fácil, a la misma hora despues del cuento, al que presta siempre atención y devoción… pero a mitad de la noche despierta y no hay tregua. Si lo meto en mi cama, me pierdo…si lo acompaño en la suya, me duermo y descanso fatal…si espero sentada hasta que se duerma, mi cuerpo no resiste porque tarda una eternidad en volver a dormirse. Y ese cansancio lo arrastro a lo largo del día. Yo o mi marido, depende de quien sea el “afortunado”. Hace  tiempo que no descanso como debería,  hay días que lo llevo mejor y otros en que solo me apetece llorar porque no le veo fin. Me encantaría encontrar una guía que me aclarase este capítulo sin resolver, pero mucho me temo que no se halla publicada y que es algo que tendremos que resolver  a golpes de paciencia.

Tal vez  no se trate solo de lo que nosotros hagamos, como padres, y sea más esta una situación de mera evolución psicológica del niño, que nos ha tocado vivir.  Después de todo, V. sigue dormiendo como un lirón y eso me hace corroborar que cada uno de nosotros a través de los años, encontramos obstaculos en momentos diferentes. Hay que aceptarlo con sus inconvenientes, como una realidad pasajera, en la que tengo que volcar toda mi confianza y esperanza por que mejore.

Mientras se cumple este sueño que ahora mismo me parece tan lejano, voy a echarme un ratito a dormir….a ver si recupero parte del otro.

 

 

Anuncios

23 comentarios en “El sueño y J.

  1. Solo puedo decirte que pasará, en algún momento, no sé cuando, dejará de despertarse a mitad de noche. Es fácil, lo sé, hablar así, porque te aseguro que entiendo tu cansancio físico y psíquico … No pueden madurar en todo al mismo tiempo (sucede con otros asuntos también, como el control del pis, etc)
    Pero pasará, ya lo verás.
    Saludos y … que descanses, lo que puedas.

    1. Se agradecen mucho tus palabras Yolanda, que deduzco se basan en la experiencia cercana con los tuyos. Sí, yo tambien creo que pasará, lo que pasa es que cuando estás en medio de la vorágine a una le cuesta creerlo.

      Muchos besos y gracias nuevamente, querida Yolanda.

  2. Voy a decir lo obvio, lo que seguro que ya te han dicho mil veces pero… ¿hace deporte? Yo recurriría siempre a truquitos de toda la vida como ese, las infusiones, bolsas de agua caliente en la cama para que se amodorre… o, ¿por qué no? Un poco (¡poco!) de vino en la sopa. Algo tiene que haber, porque como no descanséis bien va a ser un caos total.

    ¡Ánimo Mukali! Tú puedes o, mejor dicho, vosotros podéis.

    1. Si, Holden muchas veces lo canso en el parque o dando algun paseo, pero eso no funciona. En nochevieja estuvo despierto hasta las 5, el ultimo en dormirse, vamos…jajajaj.
      Lo de infus he probado parecido, unas gotas naturales que nos recetó el pediatra, pero eso solo sirve para facilitar el dormirse a primera hora, luego el sueño de los niños a estas edades es distinto al nuestro, por ciclos y cuando se despierta que es al menos dos o tres veces la noche, ya la tenemos.

      ¿Vino? jajajajaja eso si que no…ajajajajja.

      Gracias Holden, tendremos que poder ¡digo yo!

  3. Hola Mukali leí tu entrada, sin lugar a dudas son obstáculos que se presentan en el desarrollo de los niños. Por lo que cuentas se está dando un desfasaje entre la parte emocional y la intelectual. La última camina muy velozmente hacia un lado racional, sin dar tiempo a que madure afectivamente.

    Está en la etapa de los miedos, que en la noches se desatan, muchas veces por lo que hace en el día y le llevan a sentirse culpable o con dudas.

    También se encuentra en una etapa ritualista, lo cual puede servir para alivianar los temores e inseguridades acumulados durante el día.
    Crea un ritual antes de dormir de despojo de todo aquello que le pudo causar ansiedad.

    Si te interesa, envíame dibujos espontáneos de él, pues a través de ellos se puede leer con más facilidad que es lo que le está angustiando y tal vez pueda darte un panorama más personal y pautas para equilibrarlo. Un abrazo

    1. Eso había pensado por lo poco que recuerdo de las teorias psicologicas a estas edades. Se que es una etapa normal, el egocentrismo y el ahinco en el no lo hacen descubrir su identidad en el mundo y los limites con las personas de su alrededor.

      Si, debe ser que todas esas cosas del día las extrapola a la noche y como es tan inquieto y explorador, he ahí los miedos.

      Buscaré dibujos y tu correo para hablar contigo en privado.

      Muchas gracias por prestar ayuda.

      Un abrazo.

  4. Espero que ésta étapa pase muy pronto, rebusco en el cajón de los recuerdos y me salen algunos remedios. El primero a descartar son las lombrices. El segundo que pusimos en marcha fue una mínima luz que permanecía encendida toda la noche en su habitación. Un masajillo justo antes de leer el cuento. Una cama nido junto a la suya sin sacar las patas, ahí he dormido al menos unas horas porque acaba uno derrotado. La rutina a rajatabla: A las ocho de la tarde, Baño, cena, masaje, cuento, osito y gusiluz y nada de visitas a partir de esa hora. Un beso.

    1. Carlos, gracias por tus consejos como padre.

      Lo del piloto lo había pensado, tengo uno, pero es mínimo….voy a buscar uno un poco más luminoso, aunque no se hasta que punto va a funcionar: el tema es que se ve solo y no lo aguanta. Y ahí es donde he pensado tenemos que trabajar. Haciendole ver su cama como un lugar seguro y agradable, tal como la ve V.

      La rutina es sagrada, eso les ayuda a sentirse seguros y lo solemos hacer así casi siempre, excepto algún día de salida o festivo.

      Esperemos que poco a poco se le vaya pasando, los niños son etapas, estoy segura.

      Besos.

      1. Claro que se les pasará. lo que sucede es que la falta de sueño es una apisonadora para el cuidador. Mi chica trabajaba a menudo de noche en el hospital y he sufrido muchas malas, hasta el punto de echarme una siesta en cuanto la niña pegaba el ojo e incluso montarla en el coche y llevarmela de paseo hasta que caía rendida. A mi me dijo la pediatra que llevará una relación diaria con las horas en que estaba dormida. Poco a poco se irá normalizando. Un beso.

  5. Ay, querida! No puedo decirte nada, ni aconsejarte… este tema me pilla totalmente out. Lo que sí que te puedo decir que yo soy muy ‘alternativa’ en muchas cosas (comida, hábitos, ejercicio, música…) y he leído sobre el tema del sueño, que es importantísimo, y dicen que no hay nada como dejarlos dormir contigo, hasta que decidan dormir solos. No sé si ese es el problema, es decir, él se duerme de nueve si lo pones contigo? Si es así, déjalo contigo, no te tortures pensando que lo estás mal criando. Como digo, es solo mi opinión de lectora de “cosas” alternativas.
    Un abrazo bien fuerte, Mukali!

    1. Lidia, muchas gracias por tus palabras.
      Hemos practicado el colecho otras veces, cuando eran más pequeñitos, en viajes y destinos en los que yo tenía que desplazarme como profe y ellos, como dices, están super bien.

      El problema es que cuando crecen, deseas que ellos tambien vayan haciendose con su espacio individual y sean cada vez más autonomos. Por otra parte, tambien ese espacio a solas es necesario para tí como mujer y para tu pareja, sobretodo si tienes gemelos, ya que todo el día con ellos absorbe mucho. Y si le permites a uno, pronto el otro querrá igual…y cada día son más grandes…. tendré que comprar una cama de 2 metros…jajajajaj.

      De todas formas, si lo demás no funciona y el cansancio sigue, me veo haciendo eso hasta que se le pase la racha.

      Otro abrazo para tí, preciosa.

  6. Con el mayor yo estuve dos años y medio sin dormir prácticamente nada, y con la pequeña dos más. La ventaja que tienes es que ya han pasado más de la mitad de todas formas, ni cansar lees, ni infusiones, ni gaitas. Solo funciona el paso del tiempo, y el tomar mucho café por la mañana jajaja. Y si os podéis turnar, mejor. Yo no lo hacía, e iba zombie por la vida. Por fortuna, eso ya pasó. Mientras estás dentro lo ves muy lejano, pero cuando te quieres dar cuenta el niño vuelve a dormir bien una noche, y otra, y otra… Y si la solución es que él vaya a vuestra cama y uno de los dos se vaya a la suya, pues lo hacéis. Eso lo hice yo durante mucho tiempo y al menos descansaba algo. Enhorabuena por esa facilidad que tiene el niño para quedarse con tantas cosas, es bastante inteligente. Ya quisieran muchos ser la mitad. La mía también tenía miedo al secador, a la aspiradora, incluso un robot aspirador que teníamos en casa. También se le fue pasando con el tiempo, así que imagino que son etapas que tienen que pasar. Porque la verdad es que da igual lo que le dijéramos. Mucho ánimo. Besitos

    1. Creo que son etapas, como bien dices y que pasarán con el tiempo y la evolución del peque. Por ahora le cuesta y tenemos que ayudarle a superar esta fase de la mejor forma posible para todos.
      Ojalá siga con esta motivación por aprender que lo caracteriza, es un máquina.

      Besos para tí y tus pequeñajos, espero que andeis bien por aquellas tierras.
      Gracias por pasarte y comentar todas estas entradas, te echaba en falta. Voy a ponerme al día con las tuyas que veo se me han pasado algunas. WordPress y el actualizador me funcionan fatal, hay blogs que no me llegan los nuevos posts y cuando publico no me sale mis entradas en el lector.

      1. Un placer leerte Stunner. Yo hacía tiempo que no recibía tus correos y he entrado en tu blog y te he seguido de nuevo. A ver si ahora me llegan bien. Besitos

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s