Sopa de fobias y manías

Nos reúniamos en torno a una hoguera que habíamos encendido para calentarnos, justo despues de comer, mientras llegaba la hora de reengancharse al trabajo.

Mara miró a Sonia y le dijo:

  • Tienes un saltamontes en la espalda, Sonia, pero no te asustes…tranquila que voy a...

Quería decir “quitartelo” pero antes de terminar la frase Sonia ya estaba cagando leches de un lado a otro, sacudiendose el bicho como una loca.

  • Pero mujer, ¡como te has puesto!– le dijo Mara cuando la chica volvió en sí.
  • ¿Es que tu nunca has tenido una fobia irracional?. Cuando era pequeña, mi primo Juan Carlos, me metió una pluma  debajo del jersey, acariciandome la espalda luego me dijo al oído que se me había colado un saltamontes. Parecía tan verídico. Estuve tres meses diciendole a mi madre que tenía algo por el cuerpo, que me lo mirase a fondo..
  • Yo tengo fobia a los nidos y los pájaros.- dijo Luisa, sumandose a la conversación.  Mi padre era cazador y recuerdo un día que abrí la nevera y encontré un montón de perdices muertas en el estante. Fue una imagen impactante que aún hoy me persigue en forma de ornitofobia.
  • Pues que contradicción que andes loca por ese cazador!
  •  Jajajajaj…síiiii, es curioso ¿verdad? pero hay que saltar los parapetos del miedo- dicen… quizás mi inconsciente de alguna manera se siente atraído hacia ese asunto sin resolver, instando a enfrentarme a ello, para valorarlo de forma más objetiva.
  • La mente es tan extraña… aunque yo no recuerdo ninguna fobia, más bien lo catalogaría de manía. Por ejemplo me da miedo olvidarme de ponerme bragas nuevas para el campo…
  • ¿¿¿¿¿ Como??????– dijeron todos, que en ese momento la miraron con la estupefacción en la sonrisa.
  • Si, si, vosotros reíros…¿es que no sabeis la frase esa de por aquí que dice “das más por culo que la gomilla de unas bragas anchas en la aceituna”?…ea pues eso…manía, practicidad y fobia.

Las mujeres rieron y asintieron pensando en las suyas, los hombres…quien sabe que pensaban los hombres . Todavía quedaba Mari Puri por confesar.

  • ¿Sabeis cual es mi fobia a día de hoy? ¡Los cabrones!.

Todos se pusieron serios. ¿A ver porque cerros iba a saltar la loca de Mari Puri? ¿Tendría alguna relación con alguno de la cuadrilla? ¿Estaría comprometiendole en público?.  El silencio y las miradas se asentaron frente a las llamas. Viendo que nadie decía nada, ni se atrevían a preguntar… finalmente añadió entre carcajadas….

  • ¡Pero que mal pensados sois! jajajajajaj….. me refería a los cabrones que el otro día me rallaron el coche.

img_7775

 

 

Anuncios

14 comentarios en “Sopa de fobias y manías

  1. Jajajaja. Lo mío es con las arañas y las cucarachas. Es totalmente irracional. Peeeero, me hice amiga de un cabrón de esos en el zoo. Venía a que le hiciera mimitos y todo. Jajaja. Besotes!!!

    1. Jajajaja…ah si? Es que eres buena gente y te lo vio al instante. Yo tengo muchas ganas de hacer una visitica al zoo, a ver si mejora el tiempo y me llevo a los cucos que les tiene que encantar.

      Besitos.

  2. Yo no tengo fobias, creo. Bueno, no me gustan las ratas y me dan asco las serpientes. Aunque no sé si calificarlo como fobia…
    Muy bueno tu relato y muy cercano. Me encanta cómo desarrollas esa conversación… y lo de la fobia de Mari Puri!! Jajaja Qué gracia!! 😂 Cuando leí “cabrones”, pensé “yo también les tengo fobia a esos”!! 😅 Pero resulta que eran unos cabrones muy animales, además!! 😉
    Me ha encantado.Un beso enorme, Mukali!!

    1. Agggg, es que hay bichejos que dan un asco…

      Los animalejos esos se encargaron de señalarme bien el coche, en el taller ni me lo han podido disimular y todavía tengo ahí el grafiti de su cornamenta…jajaj.

      Muchas gracias, Lidia.

      Besicos.

      1. O sea que Mari Puri eras tu jajaja No creas que me río de lo de tu coche, eh?! que es una mala pasada!! Míralo del lado positivo te han dejado un recuerdo perpetuo, a modo de tatuaje sobre la “piel” de tu vehículo!!
        Besos, guapa!! 🙂

      2. Imagínate, es que la probabilidad de que pasase un rebaño y me dejase el grafiti era de chiste.

        Habrá que buscar una solución o acostumbrarse al dibujo pero me hubiera gustado pillarlos con las manos en la masa! Cabrones!!!

        Un abrazo, Lidia

  3. Yo tengo mucho miedo a las agujas. De pequeño incluso me escapé de un centro de salud en el que me estaban a punto de vacunar. Y me persiguieron dos enfermeros por la calle -mi madre estaba desesperada- hasta que me atraparon, los muy canallas. Y luego me clavaron la jeringa hasta el alma.. ¡qué grima! Pensandolo bien, igual es una buena historia para el blog xD

    1. Ese miedo lo comparto contigo, las detesto!. Con los tratamientos hormonales lo pasé fatal porque tenía que pincharme yo misma… aunque finalmente conseguí relativizar esa fobia que yo también guardaba desde niña.

      Esa historia desarrollada y ampliada por Holden seguro que no tiene desperdicio.

      Besos 😘

    1. Pues en este caso no había mucho que esconder, los que estaban en la hoguera más bien estaban sincerandose en un ejercicio de sacar fobias desde la confianza que brindaba el momento.

      Un abrazo grande, Oscar. Y muchisimas gracias por comentar las entradas antiguas.

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s