Sombras en la noche

La luz azul del piloto proyectaba  una sombra extraña en el techo. Era una incandescencia tenue, vertical que en su camino encontraba el obstáculo de una vieja lampara, convirtiéndola en sombra chinesca en mitad del oscuro de la habitación.

J., desde su cama,   contemplaba el escenario con cierto recelo, tumbado al lado de su madre, que lo interrumpía de vez en cuando con algún beso o caricia para invitarlo al fantástico viaje del sueño. Pero J. no podía cerrar los ojos ¿Cómo iba a hacerlo si allí había algo inexplicable y extraño? Una presencia que él no conocía y a la que no sabía poner nombre.

Finalmente señaló con su dedito hacia arriba y emitió un leve sonido quejumbroso salido de las antípodas de la piel. ¡Que fácil es leer el miedo verdad!¡no hacen falta palabras! es como un humo tóxico que nos embebe, conduciéndonos ciego a sus dominios.

Mamá intentó con bastante inexactitud explicarle que aquello que él veía ante sus ojos solo se trataba La sombra y que tenía una base lógica, pero… ¡que osada es mamá! si  J. aún no disponía de conocimientos científicos, ni de cine, ni de comic….¿como iba a entender quien demonios era La sombra?

Se quedaron los dos en silencio mirando hacia arriba, sobre la bóveda que siempre los envolvía, secuestrados por la misteriosa imagen. Una buscando un norte, el otro preparando una huída.

Finalmente mamá pronunció lo que más tarde serían las palabras mágicas:

“!es un pez¡”

Milagro. La sonrisa de J. entonces se encendió, iluminando toda la estancia. Con ella salió tambien la voz de J. (la valiente) que había estado escondida gran parte del tiempo, mientras el relajo comenzaba a instalarse de nuevo en el cuerpo del niño, moviendose con la inquietud con la que acostumbraba.

Es un pez¡ es un pez¡ es un pez¡ – grito varias veces emocionado a su madre, señalando La sombra.

Después ella le susurró muy bajito: El lenguaje y la imaginación siempre nos salvan.

Pero esto último J. todavía no lo entendió.

img_7210

Anuncios

15 comentarios en “Sombras en la noche

    1. Si, es cierto, Oscar es algo que se va perdiendo a marchas dobles…pero hay algo que no se extingue, el usar la imaginación como los niños que fuimos y que, en cierta parte, nunca mueren en nosotros.

      Besos solete.

    1. Darle nombre y ordenar todas las cosas a las que se temen, aunque sea a través de la imaginación, eso tambien forma parte de la superación de miedos.
      Que bueno que te gustase, Alter.

      Besitos.

    1. Me alegro mucho que te gustase, está escrita desde la experiencia, pero creo que hay otros ejemplos que la avalan. Ahora mismo se me ocurre la peli “la vida es bella”, que aunque no trata de miedos si que se esfuerza a toda costa de evitar que se desarrollen, ese juego en el que un padre disfraza la realidad más cruda a su hijo a través de la imaginación. Me parece una imagen preciosa donde las haya.

      Besos y gracias por colaborar en mi blog.

    1. Gracias por tu comentario, Carlos, y por detenerte un ratito aquí en mi espacio. Anoche estuve dando un vistazo a tu blog y me encantó, realmente enganchan tus microcuentos. No dudes que me pasaré más detenida a comentarte.

      Me alegro q te haya gustado esta pequeña historia en la que tratado de aunar el miedo, la calma y la imaginación.

      Otro para ti 🤗

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s