La obsesión de Amberes.

El otro día, cuando se despertaron los peques, aprovechando que los hemos cambiado  de habitación y que en la nueva tenemos toda la colección de libros por edades, pelirrojo me hizo una recomendación muy interesante.

Hablábamos de la serie juvenil de novelas, para cuando los mellis fueran algo más grandes y se iniciaran por si solos en el hábito. Entre ellas salió una de las tres que tiene publicadas Gisbert  para Oxford y que yo no había visto ni leído  “Los caminos del miedo”.

Pelirrojo me explicó que entre los 4 relatos que componían el libro había uno que merecía especialmente la pena y que sorprendía bastante hasta el punto de que él lo había releído un par de veces más fruto del impacto que le había dejado. Se trataba de “La obsesión de Amberes”.

Le prometí que encontraría un ratito y así fue, el fin de semana, le hice espacio  y mientras los peques jugaban tranquilos en la terraza, aprovechando el buen tiempo, me bebí la historia y terminé otras dos más  del libro.

La obra está dividida en cuatro relatos  que ahondan en la influencia devastadora que tiene el miedo sobre los seres humanos, como llega a dirigir sus vidas privándolos a menudo de la capacidad de razón y  la de una lógica del todo necesaria para vivir. Cada historia  está contada con un lenguaje sencillo, cercano, aunque muy cuidado, es por ello  una novela que, aunque está tasada como género juvenil, llega a todos los públicos, perfectamente recomendable para jóvenes pero también con un contenido altamente reflexivo que gustará al adulto.

Mientras leía el relato tuve sensaciones que hacía tiempo no disfrutaba ya que las ultimas y escasas lecturas a las que he podido acercarme con detenimiento, no me han resultado gran cosa. No es que fueran malas, quizás estaban contadas de forma soberbia incluso, lo que pasa es que personalmente me encantan los autores y libros que consiguen -además de contar- hacerme pensar.

En este caso, así me sentía. Conforme avanzaba en las páginas me notaba más y más curiosa, formando parte de ese mundo onírico, fantástico, extraño, que  a la vez me iba enganchando por la facilidad con la que el autor lo hace tan cercano. La historia se centra en un escenario sobre el que ronda la superstición y el misterio, en el que los personajes se van desenvolviendo al son de sus emociones y los acontecimientos.

Los limites que nos imponemos a nosotros mismos, la capacidad de hacer frente a los hechos, los recovecos de la mente, el pasar lento de los años teniendo carta libre para conocer lo que creemos puede cambiarnos la existencia, el pasado y el futuro como regímenes desacertados de vida, todo eso es contado en un relato del todo conmovedor.

Al terminar de leer el cuentito, que por cierto es el más largo de todos y se hace cortísimo, me dí cuenta de que existe algo que desde siempre ha preocupado al alma humana. Y es esa tremenda curiosidad por lo desconocido la cual genera a su vez lazos potentes de los cuales es complicado desprenderse.  En lo que trata de ahondar Gisbert es en todo ese territorio bañado por la incertidumbre y el miedo, pintándonos un lugar sobre el cual los personajes verán más tarde crecer las raíces de la desesperación, un lugar que no deja de ser el interior de los personajes mismos en cuestión, con sus huellas sobre lo vivido latiendo poderosamente y sin permitirles ser del todo dueños de su presente. Es esa emoción circundante del temor la que tan bien vemos como  los va convirtiendo en meras marionetas, alejándolos de su esencia y de lo que son, que a fin de cuentas es  lo que  precisan para vivir felices.

Por tanto, si hay algo que el relato me hizo comprender es que, aunque existan situaciones-obstáculo que no podamos controlar en un momento dado, e incluso no podamos elegir del todo, la felicidad implica  despertar de esa red auto-saboteadora en que a veces puede llegar a transformarse la mente humana, siendo conscientes hasta que punto la incertidumbre no es la mejor compañera ni de lejos, para pasar el resto de nuestros días.

Bueno, vale, también descubrí que pelirrojo tiene muyyyyy buen gusto y que sabe recomendarme lecturas muy buenas.

Thank you, baby.

 

 

 

Anuncios

15 comentarios en “La obsesión de Amberes.

    1. Pues si lo lees, no se te olvide decirme que te pareció.

      Muchas gracias, las tuyas tampoco son malas, le das un toque humoristico que mola.
      A mi los libros, pelis…etc que me llegan me son fáciles reseñarlos, el problema estaría con los insulsos, …igual no soy justa.

      Besos.

    1. Jajajaj… ya me gustaría tener tiempo para leer decentemente y dedicarle su sección correspondiente. Ahora tengo que ser muy selectiva con lo que elijo leer ya que me faltan horas.

      Un beso primor.

  1. Tal y como lo cuentas, parece que debería ser imprescindible en nuestras vidas echarle un vistazo a este cuentito, lo has puesto por las nubes. Y es verdad que da mucha rabia cuando te lees varios libros seguidos que no te dicen gran cosa y de pronto encuentras uno que te encanta y te das cuenta del tiempo que quizá perdiste no leyéndolo antes 😀

    Al menos a mí me pasa algo así, vaya.

    1. Bueno, Holden, no pude evitarlo, me encantó. Se que imprescindible no es. Mi entusiasmo a la larga es un aliciente perjudicial porque genera expectativas elevadas que pueden decepcionar. Es lo que pasa cuando te recomiendan algo a gritos.
      Pero bueno a mí me encantó y ahí queda mi reseña, de lo más expresiva.

      Hay libros que son un tostón y otros que son verdaderas reliquias. Y cuando lees uno detrás de otro es cuando te das cuenta.

      Besos, Holden.

    1. Se cual es ese libro pero no lo tengo en casa…todavía… ¿lo tengo que comprar?.
      En mi casa somos más del monstruo de colores y de “Te quiero (casi siempre)” dos libros con los que mis hijos se vuelven locos.

      Un abrazo enorme guapo!

      Besitos Oscar.

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s