De bukkakes y lados Hyde.

plato-ovalado-de-porcelana-con-pintura-cafe-de-paris-1141-mlc4344828356_052013-f

Estaban a la sombra de aquel bareto famoso de la plaza concurrida. Ambas tomaban un café con sabor a kit kat en sus vidas. Al lado, en el escenario, sonaban los primeros acordes de unos ciclos juveniles de rock, mientras ellas hablaban de lo que parecían ser bukkakes y aniversarios. Laura se atusaba inquieta la melena mirando con atención a Susana. Susana mezclaba el sabor de su café con su tercer cigarrillo, al tiempo que le iba diciendo:

  • Sabes, cada día estoy más convencida que somos un pozo insondable. Nos pasamos media vida tratando de cumplir expectativas que la sociedad o el momento nos propone, para luego pasarnos la otra media desoyéndolas, explorando nuestro lado Hyde.
  • ¿Te refieres a Jekill & Hyde? ¿Estás diciendo que somos algo así como el extraño caso del científico ese con doble personalidad?, ¿que nos movemos continuamente en esa balanza, abocadas a la dicotomía de habitar el bien o el mal?
  • No solo eso. Estoy diciendo algo más. Y es la forma en que la sociedad ve ambos extremos, porque no nos conocen o solo nos intuyen a medias. Por ejemplo, cualquiera que por aquí haya pasado y nos haya oído pronunciar la palabra “bukkake” pensaría algo que no es , ya que le faltan datos. Se iría inmediatamente al significado evidente, en una perversa forma de fantasear o en una simpleza por catalogar. Pero lo cierto es, amiga mía, que solo ambas sabemos qué fue exactamente el bukkake y lo que significó para nosotras.
  • Qué bien filosofas, llevas razón. Somos un abanico amplísimo a tener en cuenta, una paleta con multitud de gamas dependiendo del momento en vida. ¡El lenguaje en eso se nos queda corto, renqueando tantas veces al pie del equívoco!.  Por eso, dependiendo de quien nos escuche, verá nuestra parte Jekill o Hyde, en un intento acomodado de archivarnos a sus esquemas y vivencias personales.
  • Mira, en la vida todos utilizamos estas sutiles etiquetas porque así nos es más fácil intuir a las personas o porque nos gusta crearnos estas falsas ideas para refutar unas certezas que nunca lo son. La verdad es un invento de esta sociedad…ese científico medio monstruo es lo que somos.
  • Jajajaj…me parece que conmigo aciertas…
  • ¿Y que es lo que te hace tanta gracia?
  • Acabas de despertar un episodio que tuve el otro día de parte Hyde.
  • …Ahhhhh, si?, pues ya tienes que contármelo ¿lo sabías?
  • De acuerdo, de acuerdo.. Andaba con el coche, de regreso a casa cuando me encontré con mi suegro, que iba precisamente allí. Le dije: el niño no está hoy , lo he dejado en lo de la abuela por si quieres verlo. Es que tengo algunos recados que hacer. El me dijo perfecto, de esa forma en que los suegros ven la parte Jekill de sus nueras… y desvié su camino, como el cuento del Lobo y Caperucita. Cuando llegué,  mi marido, que estaba trabajando ese día en casa, me dijo: tengo que llamar a mi padre para decirle que el niño no va a estar y evitarle la caminata. Fue entonces que algo me salió del alma, bueno ahora sé que no fue exactamente del alma sino de mi lado Hyde…”Ahhhh, cariño, me lo he encontrado yo con el coche. Le he dicho: “Ni se te ocurra aparecer por allí. Tu hijo y yo vamos a estar toda la mañana encamados”. …bueno… no utilicé exactamente ese verbo, tu ya me entiendes ¿verdad?
  • jajajajaj… muy bueno. Ahora tienes que aceptar que cualquiera que oiga esa historia, podrá decir: Que putón! o Qué picantona!.
  • En su derecho y en sus ojos está…
  • Ya sabes “apariencias, las justas y etiquetas solo las acertadas”.
  • ¡¡¡por los bukkakes!!!
  • ¡¡¡por nuestro lado Hyde!!!

 

¡Feliz finde, monstruitos!

Os presento mi oscuro y perverso lado Hyde jijijiji.

desktop

 

Anuncios

8 comentarios en “De bukkakes y lados Hyde.

    1. Uno termina por desaprender lo aprendido, que también es otro aprendizaje. Lo que nos diga nuestra vocecilla interior que ha vivido con nosotros toda una vida…, esa es , sin duda, la más sabia.

      Besos, Johan.

    1. Si te fijas al final brindan por los bukkakes… Se puede entender que es la forma en que llaman a una quedada íntima, de solo chicas, que se da solo cuando los astros se juntan, es decir una vez al año o cada dos.
      Son momentos muy especiales en los que se tienen conversaciones diferentes a las del día a día.

      Muchas gracias Óscar, los ojos con que me miras me hacen pensar que ves más mi parte Jekill que Hide. Y me alegra.

      Besos.

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s