JUEGOS Y TRAMPAS MENTALES

 

Había ido al museo a ver la exposición de Cartier Bresson. Él la seguía muy de cerca, ensimismado en los bocados de instantes que – con tanto talento- el fotógrafo había conseguido inmortalizar.

Todo parecía normal, una pareja viendo una exposición de fotografía… pero tenía su aliciente.

En la puerta habían ideado un juego. Bueno, según escuché, lo había pensado ella. Le encantaba jugar. Eso se veía en la mera forma de interactuar, no eran la simple pareja convencional.

El juego consistía en que cada cual (a su manera de entender y conocer al otro) tenía que adivinar la fotografía preferida de su compañero/a tras finalizar la visita.

– Es una bobada – dijo ella- pero hará que veamos las imágenes bajo dos puntos de vista, sin centrarnos precisamente en el nuestro. Hará más interesante el recorrido.

– Me parece curioso – añadió él- solo que ya sabes, ganaré yo.

– ¿Ah, sí?¡¡es verdad!! olvidaba que eres competitivo al máximo…

Rieron, les escuché la risa no solo de oídas, sino en lo inevitable de los gestos y  las miradas….en como iban recorriendo los pasillos, las salas y las antesalas del edificio. Tenían algo que me cautivó rapidamente y decidí unirme a su recorrido. Les seguí a todas partes, intentando elegir yo misma mi propio cuadro, pero ellos ni se enteraron. Andaban ocupados estudiándose el uno al otro.

A la salida traté de sentarme cerca para contrastar mi visión con las suyas. Estaba muerta de curiosidad.

La chica fue la primera en querer mostrar su parecer. Habló de una imagen de un desnudo y un río, yo la había retenido en mi cabeza, como esos recuerdos que amarras y son insalvables… me recordó la tarde de verano en que Rafa y yo fuimos al manaltial de la sierra. El calor aún asomaba timido y nos bañamos desnudos donde nacía el arroyo. El dijo que yo tenía cuerpo de pez porque me resbalaba de sus brazos como la espuma. Jugamos a aguantar bajo el agua cuando no nos daba pánico bucearnos. Entonces aún creía que el río no se estancaría, que permanecería transparente y juguetón eternamente.

tumblr_n61wzzuUX91s1x70vo1_1280

Al volver a la realidad, tuve la sensación de necesitar aire. Escuché, hablaba él. Se mostraba confiado en que la imagen favorita de ella sería la de una mujer que entre pájaros subía unas escaleras. “Sigues dandole escalones al dolor”- dijo un hombre convencido de saberla. Pero ella puso cara de extrañeza.

94

Estar en la cabeza de otro/a, adivinar sus preferencias.¡Que cosa tan dificil!. Era aquel un juego conocido para mí…complejo y obvio, curioso y obtuso. Tantas veces desgastante. Pensé lo terriblemente desconocido que resulta ese territorio de vestigios para nosotros mismos…como para además adentrarnos en los pensamientos y motivaciones de otros. Siempre nos estaremos equivocando, parece algo lógico ¿porque lo seguimos jugando?.

Eso era lo que yo pensaba, pero para ellos era algo divertido  con lo que pasar la mañana, sin otro animo que el del entretenimiento.

Me fui pensando en la imagen que yo misma había elegido, la de la chica en la barca…¿Que podía añadir de mí? tal vez una tristeza habitada por la experiencia y el estado de animo que entonces me invadía. La pareja me había hecho recordar la inevitable soledad regida por la desconfianza y el concepto que me había quedado del amor: un sentimiento al que solo le veía trampa y red.

12717789_741506115980825_4060810130828791817_n

Pensé…solo es un pensamiento…no eres tu, solo es eso que aún acude a tí , para atraparte…respira y deja que te pase… y eché esas palabras lentamente, una a una, como si no llevaran ninguna letra de mi nombre.

Cuando me cuesta encontrar esa paz  tan necesaria, imagino que vuelo hacia las nubes y me voy alejando lentamente de ese prado de plantas carnívoras que son mis ideas .

Ya en casa, más relajada, intenté pensar detenidamente en los hechos, de forma objetiva. Había seguido a esos dos porque me era visible que el amor sigue existiendo, incluso donde menos lo buscamos. Todavía me quedaba fe para reconocer que se hallaba en algún lugar entre la risa, el juego y la complicidad.

9304henricartierbresson

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

9 comentarios en “JUEGOS Y TRAMPAS MENTALES

    1. Es que todo va relacionado.
      Cuando llega la rutina se pierde la complicidad y por ende, el juego.
      Sí, si que es complicado; es un jardín que hay que regar a diario.

      Besos.

  1. El amor es de las pocas cosas ciertas que existen, solo que no es como lo imaginamos, no desde luego como nos han contado. El amor es personal, cada uno lo siente y vive de una manera. El verdadero reto no es encontrarlo, es reconocerlo dentro de nosotros.
    Tan bonito e íntimo como todo lo que escribes, preciosa niña.
    BEsos.

  2. El amor sigue existiendo, en cada lugar, con cada persona. Está en nosotros y de nosotros depende dejarlo salir en función de la compañía que tengamos. Tú tienes mucho dentro, estoy seguro. Como también lo estoy de que haces felices a muchas personas cuando lo dejas salir. Besitos Stunner

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s