La bañera

Aparecí en la bañera.

Tenía ese recuerdo por alguna parte.

Supe que estabas allí cuando tus manos tibias habitaron mis esquinas.

Jugaba a soplar recorridos de espuma

mientras hundía las curvas frente al efervescer de tus ojos.

Era el mío un cuerpo de isla,

la tierra emulgente al castigar de tu océano,

y eran las cicatrices como balizas de mar,

como mapas consagrados a alguna atalaya lejana

como luces más allá de la espalda y la caricia.

 

Había silencio, deseo, despojos, una sombra de incomprensión.

Todo tan extraño como la noche.

Todo tan eterno como la duda.

 

Subía yo las escaleras del templo,

tirabas tú de los hilos de mi piel

,de la maraña febril,

que las penas volaban lejos

en burbujas de aire y escarcha de besos.

Mis ojos te navegaban

mientras mi boca se anclaba al puerto del néctar

y era el tuyo un sabor salado de agua dulce

y era el mío un faro cegador  y lúgubre,

la antorcha que calienta el sueño y ciega la realidad.

 

Bebimos del agua que como una manta nos cubría de blanco,

sin temor a intoxicarnos bajo la transparencia…

dejamos caer pensamientos lacerantes, dudas, temores, barrancos…

como si fuera el nuestro un barco capaz de hundirse

como si estuviéramos hechos de papel y no de consistencia.

 

Abrí los ojos.

Aparecí en la bañera, ya no estabas..

No estaba la luz, ni la paz en mí.

Era marzo otra vez.

Tenía ese recuerdo por alguna parte.

 

 

 

 

Anuncios

33 comentarios en “La bañera

  1. Hola Mukali! entré para agradecer tu comentario,y me encuentro con este espacio con tanto talento! me encanta como escribes! me quedaré por aquí!!

      1. Lo más importante es que trasmita algo que tengas dentro de tí, o que hayas vivido, intentalo…luego me cuentas.
        La musica del verso, que rime, para mí no es lo fundamental…, si me aseguro leer varias veces hasta que veo que las palabras suenan bien entre sí…y pueden sonar genial, sin rimar.

      2. Tu segundo párrafo sé que es así. Y te queda genial, ya te lo digo. Si me lanzo alguna vez serás la primera (y seguramente única hasta que tenga tu veredicto) que la vea, je je je

      3. Pues yo encantada y para mi un honor, eh?.
        Tambien te digo que me gustaría ver que poesía sale de ese coranzoncito tuyo creador de historias, seguro tengo que se te debe dar bien.

      4. Oscar, el poema está muy bien…muy conseguido, erotismo puro…el final lo bordas ese dormir tras la batalla, ¿hay algo mejor?

      5. Muchas gracias Mukali. Viniendo de ti es un honor leer esa buena crítica. Mejor… sólo despertarse para seguir batallando, jajaja. Besitos!!

  2. Las bañeras, como pequeños mares en miniatura para contener nuestros cuerpos y sus recuerdos… me encanta la imagen que has creado.
    Ojalá vuelvas a tropezar con la memoria que te traen las olas. Ojalá también nos lo cuentes.
    Mil besos, preciosa.

    1. Me gustan los momentos de bañera en soledad y los compartidos aún más. Este poema era un embellecer un momento que tuve ahí en el pasado.

      Mares de besos para tí.

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s