Tres tristes trazos trabados

Te dejaré que robes cada trozo roto,

cada cachito de porcelana frágil,

cada parte estropeada del equipaje,

cada locura que cometí,

cada abismo que crucé,

cada precipicio ruín al que me asomé.

 

Te dejaré que me quites los enseres,

las ropas y harapos viejos,

las muñecas descosidas,

las cajas de libros polvorientos,

las especias de oriente,

las botas arañadas por los caminos,

la bicicleta triste, con sus requiem de vida,

la caja de guiñol,

las marionetas que yo misma fabriqué,

los cuentos de valores, mis dibujos, la tinta,

los bulbos de tulipanes que no volvieron a ver tierra ni luz.

 

Ven y llévatelo todo.

Borra lo que una vez me dio vida.

Acuna las verdades que imaginas que soy

y forma un batiburrillo de escombros.

 

Estaré allí,

sentada en la mecedora del basurero

obnubilada por tu hipnótico universo,

sintiéndome más vieja de lo que soy

viendo como se desvalija un alma a cal y espanto…

y se vende todo al mejor postor,

como se fabrican egos de estrellas

y cultura de polvo cósmico.

 

Venid  de nuevo

¡robadme tambien este momentito!,

mis raíces, su inagotable cizaña, tus semillas…

confundámonos en este maridaje de sabiduría contemplativa

gocemos con el juicio morboso,

atentos a las mieles del verbo,

los maestros de nuestro oculto y enjambroso dolor…

Y llegaremos al futuro ¡tan solos!

¡tan expoliados de cuanto brilla!

tres tristes trazos trabados,

nada de aquello fue felicidad,

ni absoluta verdad,

y sí…mucho…absoluto vacío.

 

Anuncios

29 comentarios en “Tres tristes trazos trabados

    1. Me alegro Silvia. A mi me encanta verte aparecer por las mañanas, cuando me incorporo al trabajo…aunque sea solo para decir “hola bonita”.
      Un beso enorme pá tí.

      1. Jajjajaj….haces de tus letras un ton y un son, aunque a veces esos gemidos se disparen sin ton ni son.
        No apagues esa luz.

  1. Las cosas viejas, aquello roto que somos, es lo que nos construye.
    Luego hay personas que, como urracas de cuento malo, tienden a perseguir y pretender robar todo aquello que brilla, como si pudieran apoderarse realmente de algo de valor… Pobre idiotas, ellos no saben que todo lo valioso que hay en uno es tan intrasferible que ni arrancándonos la piel, ni mudando ellos la suya…
    De ti me gusta hasta tu tristeza, mukali. Incluso en ella combates.
    Muchos besos, preciosa.

    1. Tenemos derecho a rompernos y reconstruirnos las veces que haga falta…y de ello, salir reforzados y mejores.

      Nadie tiene porque decirnos como hacerlo, ni cuando, ni anticipar si lo lograremos, ni decirnos lo que hemos de sentir…¿estamos locos?. Es un tipo de control tóxico.

      Durante mi vida he sido reaccia a creer que este tipo de personas dañinas existiera, no me preguntes porqué, me cuesta entender que simplemente hay urracas que por X causas nos desean lo peor.

      A esas personas habría que dedicarle la mínima atención posible ¿porque es tan difícil de cara a la realidad? simplemente porque despiertan traumas pasados.

      No podrán ser como nosotros, claro que no… cada persona es única en su piel, en sus tristezas, en sus combates, en su historia… que ni generalizarla podrán en unas cuantas lineas ya previamente escritas.

      Besos tambien para tí y gracias por tu cariño y dulzura.

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s