Making off

IMG_7438

Estaba colocando nuestra obra de arte en el lugar que nos habían asignado para la exposición cuando me asaltó una idea.

La reflexión iba en torno a cuanta historia hay tras un cuadro. ¿os habéis parado a pensarlo?

Y no me refiero al significado de la obra o lo que esta representa y sugiere, sino más bien a lo que hay detrás de ella y  no se ve: al como se hizo, aunque sea una burda reproducción mía y de mis alumnos, como es este el caso. Hablo del making off que no aparece por ninguna parte, pero que contiene a su vez otras pequeñas mini historias dignas del mejor museo.

Fue entonces cuando recordé cómo María y Carlos ,a urtadillas,  habían pintado otro Picasso en los baldosines del baño, mientras yo y el resto de la clase permanecíamos ajenos a tremendo espectáculo. Las limpiadoras se asombraron mucho de la capacidad de estos niños, que hasta me lo declararon abiertamente…les dolió mucho tener que limpiar aquel maremoto de color refinado y que conste, lo habían hecho porque se jugaban el puesto en la empresa, sino  lo hubieran dejado adornando un baño frio y desolador.

Saboreé absorta la palabra ilusión y su dulzor en unos ojos jóvenes, cuando aún no se han enfrentado a algo que les supone un reto fascinante.  ” Yo quiero pintar la paloma, pero me tienes que ayudar un poquito, seño” . Aprender, descubrir y  compartir. En medio de todo ello saberse capaz de materializar algo que  aparece en nuestra mente como inmenso. De eso va toda una vida.

Descubrí nuevamente como estamos hechos para las mezclas, desde pequeños, lo exigimos… disfrutamos al máximo viendo como se colorea el agua con un pincel o como la pintura se transforma en un color “mágico”. La curiosidad aviva nuestra gama cromática, somos un arco iris inmenso de sensaciones, emociones y pruebas.

No tenemos recetas para evitar no salirnos alguna vez de las líneas “Me he metido en el ojito, seño!”… “que daño” – le digo….Y sin embargo, cada uno, enmienda sus errores como imagina, como urden sus tretas e ingenio, pues para eso tambien se requiere arte.

No somos más que la felicidad de los momentos, instantes pasajeros que van perfilándonos a su antojo mientras nos hacemos pintores de brocha en mano, que acabamos pensando que ese cuadro lo hemos inventado nosotros.

Nooooooo, ese cuadro ya estaba pintado…pero ¡qué más da!.

Solo nos estamos divirtiendo, reinventando una idea, tratando de entender a un genio llamado Picasso, o metiéndonos – por unos momentos- en el cuerpecito de esa niña y la paloma.

Y se nos queda un semblante serio, de cuadro. Tal vez imitamos al personaje de la obra y su tristeza encubierta, porque hemos llegado al punto en el que el arte nos coje y nos mueve, que lo sentimos y ya es nuestro. Como esa paloma que necesita tanta niña o esa niña que necesita tanta ternura.

Hecho una ultima ojeada a nuestra “obra”. Sonrío de la forma en que las sonrisas ni se perciben,  es decir, desde el interior.

“Esta es la verdadera historia de un cuadro” – me digo. La esencial y vital a mis ojos, a mi alma, a mi recuerdo. La que cuenta para mí.

Seguro que cada uno de mis niños os la contarían de otra manera, porque al final todo es como el arte: trocitos de mirada y pedacitos de latir.

 

 

 

Anuncios

21 comentarios en “Making off

  1. Que bonito! Dejando volar si creatividad, incluso en las paredes del baño, esos niños reciben así una parte muy importante de la educación que a veces esta sociedad encorseta con la excusa de que ” no sirve ” para ser alguien en la vida.

    Esos niños, cuando vuelvan a ver el cuadro, sabrán cual es y quien es Picasso, y esa es una hermosa semilla!!

    Besos!!

    1. Las normas sociales coartan muchas veces el espíritu libre y realmente la creatividad verdadera surje cuando estamos exentos de eso: prejuicios, normas, convencionalismos…
      Claro que sí. Yo misma he quedado sorprendida con los resultados de la actividad… realmente aprendemos por motivación y es bueno tirar de ese hilo para forjar el aprendizaje.

      Besitos, guapa!

  2. Qué lindos los niños… Me parto con lo del ojo, jejeje. Desde luego que es cierto, tanto arte tiene hacer las cosas como arreglar los errores cometidos y que sean lo más imperceptibles posible. Besitos

    1. Estoy disfrutándolos, tienen mucho que aportar.
      Lo del ojo fue así, tal cual, pero lo enmendamos, por suerte. Los niños se toman los errores mucho mejor que nosotros, lo cual tambien es digno de ejemplificar.

      Besos.

    1. Es cierto, todas las historias componen y son importantes. Pero al final siempre nos quedaremos de una u otra forma con la nuestra, que es la que hemos vivido en primera persona.

      Un beso, Alter.

  3. Buenas cielo, tienes toda la razón del mundo, el arte es totalmente subjetivo, y seguro que si le preguntásemos a tus hijos nos contarían algo totalmente diferente, lo cual me parece extraordinario.

    Un abrazoo!

    1. La subjetividad es algo que engloba todo, tambien el arte.
      Hemos de quedarnos con nuestra mirada, tambien observar las del resto, claro que sí, pero sobretodo hacer caso de nuestra vocecita interior que siempre tiene mucho bueno que decirnos.

      Besos.

  4. Eres deliciosa, mukali, tienes una mirada con una amplitud que, supongo, solo los artistas de alma, podeis tener.
    Hablas de muchas cosas en esta entrada, de las pinturas que cuentan una historia y de la historia tras esa historia, de la creatividad y la libertad sin miedo, sin miedo a equivocarse a ser imprecisos, solucionando y siguiendo adelante, mirando al frente, que es lo que hacen los niños. Hablas de como crecer nos constriñe en un corset que nos limita y no aporta nada, hablas de felicidad. Hablas de vida.
    Y otra frase para enmarcar (estoy pensando en tener un cuaderno especial solo para llenarlo con maravillosas frases tuyas); “No somos más que la felicidad de los momentos”.
    Yo lo creo como tú, la felicidad de los momentos. Tú acabas de proporcionarme uno.
    Muchos besos.

    1. Muchas gracias por tu comentario, me dejas sin palabras, la verdad, de lo bien que has sabido captar la esencia de mi relato y de la belleza con que miras mis letras. Por otra parte, como siempre.

      Adoro el arte desde pequeña creo que dibujar o simplemente contemplar un cuadro, es otra forma de pensar y de abrir la mirada, como bien apuntas.

      Cuando esto lo trasladas a los niños resulta aún más enriquecedor porque ellos aún no dominando la tecnica pero tienen otro arte mucho más valorable y espóntaneo, el de no exigirse, ni tener miedo a seguir adelante empapandose de cuanto les ofrece la vida. Les viene de fábrica y no sabemos como, a nosotros a través de los años se nos va pasando esta idea.
      Sería un honor que tuvieras ese cuaderno de citas de Mukali, que bueno, no sabe muy bien de que va todo esto, porque no se considera experta en nada… solo está segura qué somos variables y cálidos al mismo tiempo, como la madera… por eso hace tiempo elegí ese nick. Las puertas de mi casa quería que fueran de mukali al final tuvieron que ser de haya,
      Haya, haya…
      haya más comentarios como el tuyo,
      ¡que felicidad regalan!

      Besos.

    1. Gema, muchisimas gracias.
      Voy a pasarme a leerte.
      Tengo otros cuantos premios y quiero ponerme con ellos. Hace tiempo que no publico nada de esto, pero está bien para darse a conocer.

      Un abrazo.

      1. Me alegro. 🙂
        Para eso lo hice, para daros a conocer. Ya hace mucho tiempo que no hacía una entrada con nominaciones e iba tocando un empujón a los que llegasteis nuevos. 😉

        Un abrazo.

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s