Naturaleza de un sueño

Soñé que era viento que agitaba con fuerza tus cristales,

que llamaba a tu puerta con la palma de la nada, 

que hacía danzar la arboleda de mi cuerpo para tí,

entre ramajes de baile

Soñé que desde alguna ventana adorabas mi furia.

*

Soñé que era agua que atravesaba tu cuerpo,

que recorría cálida tus rincones bajo la déspota espuma,

que asaltaba fría tu cansancio, los deberes de la rutina,

el malva de la prisa en tus ojeras,

soñé que te rendías a mi transparencia,

y que tus ojos dejaban acariciarse.

*

Soñé que era la hierba que tomabas,

el elixir que daba sabor a tus tardes,

la alfombra sobre la que tus manos volvían a ser niñas, 

la estepa bajo la cual trazábamos reglas y líneas.

*

Soñé que era la nuez de un nogal,

que te sentabas en la parte más profunda del río

y yo, aún amarga y seca, me perdía en tu boca 

mientras lanzabas mi caparazón al azar del fluir 

y no se hundía, no se hundía, no se hundía…

soñé que era un barco incansable

y que tú, me reías.

*

 

 

 

 

 

Anuncios

20 comentarios en “Naturaleza de un sueño

    1. Más que serlo todo, el poema habla de convertirse en elemento que pase desapercibido para lograr estar al lado de esa persona sin que ella lo sepa. Un sueño, vamos!.

      Besos para tí, guapa.

    1. Estamos aqui para regalarnos sensaciones, para compartir, para observar distintas miradas. Y siempre es reconfortante llegar y empaparse de esa magia a través de los escritos de otras personas.
      A mi me tienes esperando tu proxima entrada…jajaja.

      Un beso enorme.

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s