Números, numeritos y lo que hay detrás.

No hay nada más desolador que nos traten de números. Putos números.

  • ¿Te llamas fulanita menganita? 

 

  • Si, si, esa soy yo

 

  • Ahhh, bienvenida, fulanita!. ( Para mí eres la número %&$· : No me importa tu vida, ni tus problemas personales, ni nada…por eso pongo todo esto entre paréntesis porque lo pienso, pero no lo digo). Tienes que venir aquí primero a rellenar los papeles y luego ya te vas para tu puesto y te incorporas. No te puedo decir cuanto tiempo vas a estar, ni de qué es la baja si por enfermedad o maternidad…no lo sé (esto es mentira, solo que entre tantas sustituciones por ofrecerte no me apetece mirarte los tiempos…supondría molestarme y poner patas arriba mi escritorio ya ordenado de cara al finde)

 

  • ¿De verdad que no? Haga usted el favor de mirarlo, tengo una familia detras y me tengo que desplazar desde lejos, buscar alojamiento, con todo lo que eso conlleva. Me gustaría que fuera para un tiempo razonable, no para una baja fugaz.

 

  • A ver que te lo mire, un segundo (puffffffff, ya me está contando su vida, voy a hacerle el paripé… porque realmente no me apetece trabajar que es viernes ya, leñe) Entre estas dos posibilidades, una tiene la duración de dos semanas y la otra es una baja más larga. ( estoy hablando por hablar, algo habra que decirle a esta tipa, que se apañe la vida y que se entere in situ )

 

  • Pero ¿para que cole sería?

 

  • Eso ya te lo diremos aquí ( ¡¡¡no me hagas sacar los papeles!!!) tu no te preocupes (mujer controladora).

 

  • Ok, pues nos vemos el lunes.

 

___________________________________________

 

Cuanta intriga para nada.

Cuanta expectación para al final caer en la cuenta de que no hay ganas de trabajar, simplemente.

Si no quieres molestarte, al menos no mientas, no inventes. Los números tienen vida detrás, somos personas de carne y hueso.

Una se cansa ya del siempre numerito del  maestro interino:  la incertidumbre, la itinerancia y su adaptación, el estar hoy aquí y mañana allí, el arte de improvisarlo todo, el peso de echar de menos a los tuyos, el coste del alojamiento, la cara de cuadros ante las incorporaciones  interesadas de verano, semana santa o similares…

Todo para unos cuantos días de nada en los que pasarás sin pena ni gloria por unas cuantas vidas más.

¿Como va a andar la educación del país si a los primeros que se ningunea son a los maestros? ¿Como un maestro en esas condiciones puede funcionar bien en su puesto? ¿Que evolución pueden seguir unos niños a los que se le somete a continuos cambios docentes por incompetencia administrativa? ¿Porque las bajas no se cubren cuando se solicitan desde los centros, no un mes despues?…etc, etc…

Tantas preguntas como números. Pero cuando hay elecciones, bien que corre la bolsa a gusto…¡¡trabajo para todos!!!!…engañemoslos. ¡¡miau!!

Una va viendo cosas, y cada vez más cosas…y al final, poco se ha logrado en este sentido. Sigue el mismo tinglao con montones de maestros dando tumbos por ahí. Dejados de la mano e hilos de superiores políticos que hacen de la educación, su sayo…simplemente para llenarse la boca……ohhhhhh, educación, ohhhhhhh, decreto,ohhhhhh, ley….. naaaaaaa, desconocen el sentido de la misma, no saben de la realidad que se conjuga en las aulas, ni tampoco les importa. Todo es parafraseo de mitin.

Lo único que te queda ante tremendo esperpento, es hacer como buenamente sabes la tarea que te toca y disfrutarla, porque al fin y al cabo eso es la docencia: vocación y disfrute. Y de  todas esas itinerancias absurdas me resta la esencia que va dejando este corre-corre sobre mi… con el que poco a poco voy haciendo mi escuela, la de mis sueños, la que yo imagino un día estable y con la que poder materializar algo que definitivamente brille por su tiempo y solidez.

A los viajes siempre trato de verle el lado bueno, pero porque soy aventurera y me gusta. Este me lo tomaré como unas minivacaciones, en febrero ¡coño!….. descansaré, me hace falta, me dedicaré a leer (tengo a mi chica del tren abandonada), beberé alguna birra (para hacerle competencia a algún guiri), haré yoga. Veré el mar desde mi cama, guaaaaaaaaaauuuuuu! eso no tiene precio, (cierra los ojos, petarda, y quédate con este momento)…

Visto así tiene otra cara, y hay que verla, definitivamente es didáctica del corazón.

…………… ainssssssss, LOS NÚMEROS.

¡No me gustan nada!

Ahora ya se porque estudie letras…

 

Anuncios

12 comentarios en “Números, numeritos y lo que hay detrás.

  1. Bueno, para todo somos números, piensa que el DNI es uno y es lo que utilizan en todos los sitios. A partir de ahí… Es una pena que la educación esté tan denostada, pero los políticos usan la educación privada para sus hijos, qué podemos esperar? Mucha suerte y disfruta de lo mejor que te den esos días!! Besitos

    1. Así es, pero si se pusiera más interés y organización no tendríamos porque estar los maestros navegando como si fueramos viajeros, y a veces para tonterías de poco tiempo que nada solucionan.
      Si que lo es, porque de ella depende todo el futuro, las gentes y el progreso.
      Disfrutaré esta oportunidad, aún sabiendo que despues igual ni me vuelven a llamar o me dan para vetetuasaber que lugar mucho peor que este.

      Besos, Oscar.

    1. Es una gozada de las grandes, dormirse así. Creo que no olvidaré este lugar en mucho tiempo, aunque siempre me llevo una esencia de cada uno, la verdad.
      Todavía queda gente que no es inmune a las emociones, pero la verdad es que la vida nos acostumbra a ser cada día más fríos.

      Besos

    1. Ninguna. El tema es que no debería ser una competencia política con la que lucrarse sino de otra entidad u organización que realmente conociera la realidad, que hiciera y materializara acciones encaminadas a la mejora de esta.

      Un abrazo.

  2. Somos números y nos tratan como a números, es una realidad triste pero habitual, Lo peor es que, en cierto modo, todos entramos en esa dinámica de uno u otro modo…

    La educación es un asunto que no interesa políticamente. Es mucho mejor crear una bandada de borregos que se crean todo lo que ven en una tv poco exigente intelectualmente. Asi se les puede manejar mejor.

    En la cabeza de todo esto, los profesores, cada vez peor tratados por políticos, padres y alumnos… ¿Como aspiramos a una educación de calidad si ni tan siquiera cuidamos de quien la imparte?.

    Muchos besos y paciencia, preciosa. Disfruta de las vistas 🙂

    1. Solo interesa para vender votos o dividir politicas de izquierdas o derechas…¿tanta polemica como hubo por una asignatura como ciudadanía?… eso no es relevante en absoluto, eso es una absurdez.
      Y si, velan por crear borregos de pantalla a los que controlar bien.

      Hace falta mucho respeto actualmente, ni los profesores, ni los médicos, ni nadie. Pero bueno, seguiremos en el día a día, contribuyendo como mejor podamos, esperando que esto mejore.

      Gracias, un beso desde esta ventana tan preciosa.


  3. Lo que tan bien retratas no es más que la pura (no se si se escribe con R o con P) realidad.
    Todos estamos en el consenso de que no hay educación posible si no se empieza por los maestros y el pacto de los contenidos. En ello dicen que están, pero siempre ‘han estado’ en ello. Un sistema con tan alto porcentaje de interinos no es más que la conversión de los centros educativos en almacenes de niños y jóvenes. Y esto ya se decía hace muchos años.

    Un abrazo… y suerte

    · LMA · & · CR ·

    1. La escribiremos con P de pupa, ya que hablamos de educación.

      Mejorar a los maestros y los contenidos es mejorar en mucho la educación. Aunque hace falta más, una ley que realmente acoja la realidad de los centros y las necesidades, y no sea un mero medallón de politicas que suene solo a eco.
      El interino medio ha variado, ahora no solo lo conforman jóvenes (a los cuales cada día les cuesta más acceder) sino adultos en la treintena y cuarentena que se dejan familias para no perder trabajo.
      En fin, algún día, cuando se dignen a sacar plazas y apruebe, me acordaré de esto como otra experiencia más que me tenía que tocar…jajaja.

      Gracias.
      Abrazo para tí, ñoco.

  4. Es que mientras los que organicen la educación pública sean los que llevan a sus hijos a carísimos colegios privados, no hay demasiado que hacer U_U. A mi me da mucha rabia porque yo soy hija de la pública. Soy lo que soy gracias a maestros como tú y me cabrea que hayan fastidiado hasta tal punto el sistema, que ya de por si tenía carencias, hasta convertirlo en una caricatura, en lugar de mejorarlo a lo largo de 30 años.

    Y además, si en la pública tratan así a sus empleados, ¿con qué cara le pides a los empresarios que traten bien a los suyos y no hagan chanchullos?

    Sea como sea… suerte!

    1. Pues llevas toda la razón, si la publica que debería dar ejemplo, mangonea a sus empleados ¿que podemos esperar de lo privado?.
      La educación no debería estar al cargo de personas que nada saben de ella, ni les importa…que sigan llevando a sus churumbeles a coles de pago y que dejen la esta misión en manos competentes. Claro que, ¿realmente les interesa tener ciudadanos competentes y capaces intelectualmente hablando?

      Gracias por tu opinión, Hobbita.
      Un abrazo.

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s