MI QUERIDA PEDIATRA (II)

Lo habíamos dejado en una rubia, sesentera que decide irse a su hora de cafe dejando a una pobre chica, sus dos gemelos  y su madre colgados en la consulta.

Lo último que dijo fue: bueno, sí, os atenderé…pero de que venga del café y a lo largo de la mañana.

Mi madre y yo asentimos. No nos quedaba otra por haber llegado tarde, así que nos sentamos en la sala de espera que a esas horas lucía desierta. A saber el trabajazo que había tenido la señora. Claro, quien iba a querer ver a ese “jumento”?… – pensé. Pero pronto empezaron a llegar algunas personas.

Entre ellas, una abuelilla y su nieta, que me dió mucha pena porque percibí a la mujer desbordada. Al parecer el bebe- que no tendría más de 10 meses- llevaba un mes enferma,  no se había curado con ningún tratamiento y  dormía ahora en casa de la mujer porque la madre trabajaba de mañanas y tenía que madrugar. La mujer se quejaba de que su nieta había estado vomitando toda la noche, que no le dejaba dormir la tos… Y yo me preguntaba: ¿ le corresponde  a esa mujer de tanta edad ese papel?¿ es esa la verdadera función de los abuelos? …No sé., pero me da que algunos padres delegan demasiado. Yo creo que jamás dejaría a mis hijos enfermos dormir lejos de mí. ¿Y si pasa algo?… ¿Y si le da un ataque de fiebre?¿ y si esa mujer sufre un descuido? … A lo mejor soy muy paranoica, pero me parece que no dormiria tranquila.

En esas llegó otra muchacha, (conocida mía) paseando muy rápido un carrito. La reconocí al instante. Me saludó. Se puso a hablar como si tuviera un altavoz en la boca.

“Que yo es para un minuto, que es muy rápido porque solo es recoger unos papeles del niño…bla, bla, bla”

…En resumidas cuentas que quería entrar la primera por su cara. Yo lo ví bien porque en mi caso iba a tardar. Tenía que pesar, medir y observar a mis dos niños y eso requería más tiempo. Allí nos contó unas cuantas barbaridades, como que hay que dar a los niños helado en invierno, sacarlos a la calle desabrigados para que se acostumbren al frío, que empezó a darle cereales a los 2 meses…y que ella nunca llegaba tarde porque iba siempre a pie para evitar plegar el carrito. Como yo ya la conocía, de estas personas que siempre sacan su ego por encima de tí, le dí la contenta, pero la realidad era que no cogía el coche porque le daba miedo. Total, se fue a hablar con otra sobre disfraces de cole de su hija mayor y aún lejos de nosotras la escuchabamos con su chifle chirriante y sabelotodo, como si su forma de hacer las cosas fuera la única en el mundo.

En esas llegó mi querida pediatra. Venga – dijo…teneis que esperaros a que pasen todas las visitas de pediatría y despues si puedo os meto.

Miro a mi madre : Nos iba a dejar las últimas, pero eso ya lo sabíamos.

Seguimos esperando. Pasa la gritona, luego la viejecilla y ya me harté.

Sin que me diese permiso, coloqué el carrito en la puerta y empecé a sacar de el los huevos (maxi cosi)  y de paso saqué huevos… y los entré en su consulta.

– Venga, si! pasad, pasad!- dijo ya sin más remedio. Como si fueramos intrusas. Como si nos estuviera haciendo un favor.

Y asi fue como por fin nos atendió: los resultados por suerte fueron geniales, y no se comió a ningún niño durante la revisión (cosa que me preocupaba)….

así que salimos escopeteadas de allí.

Hasta los nueve meses no tenemos que verla otra vez de forma obligatoria, recemos porque no se nos pongan malitos.

Y aún no se había acabado la mañana de una madre gemelar despues tocaba vacunas y recogida de mi citología post parto. Habíamos concentrado todas las visitas en el mismo día para no tener que desplegar el tinglao más de una vez. Y menos mal, hartita acabé.

Ahora que lo pienso :

¿Será la Navidad? ¡¡¡¡cuanta dosis de humanidad me encontré fuera de casa!!!

 

 

Anuncios

22 comentarios en “MI QUERIDA PEDIATRA (II)

  1. Me he meado de risa con la gritona y sus barbaridades con los bebés jajajajaja. Respecto a la abuela, estoy contigo al 100% eso no es delegar, hija mía de mi vida, eso se llama abusar!! Espero que a tus cositas bonitas no le hayan sentado mal las vacunas, y tu cito haya salido estupenda. Besitos.

    1. Eso creo yo tambien, abuso al canto.

      Tengo a Victor malito, con fiebre, lleva dos días así… le ha provocado reacción, la verdad, es que es verle la carilla y me entristece. Pero confío en que se recupere.

      Besos.

      1. Pobrecito!! Sabes? Me mola el nombre de Victor para un futuro retoño… no me convence mucho el tema pronunciación (soy un poco mijita yo para estas cosas) porque aquí en Andalucía hay gente muuu cateta y me tomarían por pija sin serlo jajaj. Besos

      2. El tema pronunciación tambien me preocupaba a mí. Pero finalmente, me encantaba el nombre…a la gente que no le guste nuestro acento, se siente. Es el que hay. Si nos comemos una r como si la queremos requete pronunciar. Pero sí, hay mucha tontería en torno a eso.

        Besos

  2. El espíritu navideño está bajo mínimos este año. Jajajajaja. ¿Y no puedes cambiar de pediatra? Porque es muy incómodo eso de tener que ir a ver a alguien que no te gusta… En fin, lo bueno es que está todo bien!!! Un besote.

    1. Solo tenemos esta, que lleva aquí aposentada más de una década.
      La gente lo que suele hacer es irse de privado y ahora hasta van a abrir una consulta privada en el pueblo.
      Así que, imaginate.

      Besote.

  3. Bueeeeno, al final no fue tan “dramático”… sólo hace falta echarle ese órdago, plantar el donkey en la puerta y decir: ¡¡AQUÍ ESTOY YO, HOMBRE YA!! 🙂 me alegra que los pequeñitos estén bien, pero también me alegra que no tengáis que verle la jeta a la señora hasta dentro de unos meses… ufff (alivio).

    Un besote

  4. (Modo ironía on) cualquier pediatra entendería que lo más adecuado para unos bebés tan chiquitines es pasar todo el tiempo posible en un centro de salud, recinto cerrado repletito de gente enferma (Modo ironía off)

    ¬¬

    1. jajajajaja…pues fijate que me vino con esas cuando llegué, dijo: “es que ponemos estas citas tan temprano para que las consultas de bebe sano no se junten con las de pediatría”- y despues se fue a su café y le dió igual ocho que ochenta.
      Ya se que llegué tarde, pero fue desagradable y muy poco empática.
      Ya no es solo el tiempo que estuve allí, ya es la actitud.

  5. Me meo de risa con las anécdotas de ese día, pero vaya pediatra con menos espíritu!
    A mí también me rechinan las personas que se regodean de lo bien que lo hacen pero no admiten sus miedos.
    He leído que Víctor está pachucho con reacción, ya verás que en un par de días se pone bueno porque los niños son así de fuertotes.
    Un beso y me alegro que la cita fuese tan bien para tus hijos al final!

    1. Bueno, yo entiendo que la gente no cuente sus miedos…pero que se las vaya dando de algo, como si el mundo solo funcionara con su forma de hacer las cosas, como si no vieran más allá de sus narices…

      Hoy ha empezado ha mejorar.
      De nuevo su sonrisa, de nuevo él.

      Gracias, un beso.

  6. Vaya señora simpaticona… jaja, vaya odisea con el carrito y que estres con la hora!
    La conocida esa , como me sacan de quicio! y la señora mayor, pues si, hoy en día los abuelos les toca un papel que no les corresponden pero también las circunstancias de hoy en día con la crisis me imagino que no le quedará mas remedio.

    Veo que has cambiado la apariencia del blog, muy bonito 🙂

    1. Es cierto, la crisis está haciendo estragos con los abuelos-guardería. A parte de las malas condiciones sociales que de por sí ya tiene la mujer con respecto a la maternidad.

      Me gusta que guste.
      En versión pc lo veo bien, pero en la del movil aún lo veo raro.

  7. Vaya vaya con la señora pediatra!!! La mia está un poco empanada pero es un encanto jejejeje no hay muchos gemelares por alli,asi que digamos que si llego algo tarde no pasa nada, sale a nombrar a mis niñas y sonríe al ver el trailer! jejejeje

    Los tiempos y los planes han dejado de existir cuando sales, o intentas salir, con los/las peques y el carro….yo voy a intentarlo en una horita….deseame suerte!! jejejeje

    Por cierto, que entré hace unos dias y pensé que me había equivocado de blog 😉 Te ha quedao monisimo!!

    1. Me alegro de que tengas una buena pediatra, eso es fundamental para los chiquitines.

      Espero que consiguieras salir. Yo voy reduciendo mis tiempos, el secreto está en acostumbrarse y organizarse.

      Gracias, necesitaba un cambio de look para el nuevo año…jejejeje.
      😉

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s