Sí a la diferencia, No a la unanimidad.

2831e9f350019eb3acbb8c88def3406f (1)

Ser madre de mellizos es un ejercicio de tolerancia total. De por sí sabemos que cada ser humano,  cada bebé es diferente pero cuando dos niños nacen juntos la sociedad en general tiende a querer unanimizarlos. No es solo una cuestión de vestimenta, la moda  ahora tan fashion  de vestir a los hijos iguales… es además la comparativa continua en cada cosa que hacen, es un querer aplicar los mismos métodos -craso error-, es equiparar sistematicamente lo que de por sí ya nace diferente.

Cuando tienes dos hijos a la vez y los crías al mismo tiempo es cuando realmente de das cuenta de que cada uno de nosotros tenemos una identidad particular, unos gestos que nos definen, un caracter que nos hace, unos ojos, risas o miedos tan particulares y nuestros que han de ser defendidos desde el primer minuto en que venimos al mundo.

Cada mañana, tarde o noche, cuando interactúo con ellos,  trato de grabarme a fuego este mensaje. No quiero que se me olvide, no quiero cometer un desliz tan fácil. Tener la parejita da pie a etiquetas continuas por parte del entorno: familiares, amigos……..a veces incluso nosotros mismos sin darnos cuenta: cuando vemos que uno come más que otro, que llora más, que rie, o que adopta patrones distintos.

Recuerdo que cuando nacieron,  J. salió llorando sin consuelo y no cesó  hasta que yo no llegué a la sala de postpartos y estuvo en mis brazos. Nada más entrar todos dijeron: Este es el más llorón. Preparate. No para. Recuerdo que les dije: ya me lo vais a bautizar? pronto empezamos!!!. Se rieron. Etiquetar es fácil, pero no conveniente.

Pues bien, resulta que J. no llora más que V., a decir verdad, apenas llora. Seguramente reaccionó asi por miedo cuando salió ayudado de una ventosa, instrumento que V. no necesitó.

Pero como dice la frase: las comparaciones son odiosas…Y que razón.  Todos somos diferentes y debemos ser aceptados bajo esa condición. Las comparativas solo sirven para frenar el desarrollo personal del individuo, restandole la capacidad única de hacer cada cosa.

Lo que ocurrió aquel día solo es un ejemplo pero constantemente escucho frases de este tipo. Nadie se plantea que dos hijos, nacidos de embarazos  y partos diferentes, sean totalmente desiguales…¿porque cuesta tanto asumir esto cuando se trata de mellizos o gemelos?. Por estar en el mismo vientre 9 meses no saldrán clones…ni en los casos de gemelos más identicos.

Mis hijos no se parecen en casi nada, ..lo único que los iguala es ese color de ojos azul grisaceo  ….y que nacieron un 6 de agosto, pero para de contar. Por lo demás son como el día y la noche, como el sol y la luna, como el blanco y el negro. Y asi quiero que sigan. Cada uno de nosotros somos únicos, diamantes por pulir con diferentes colores y brillos. Miedo me da tanta igualdad encubierta. Por eso, mientras pueda los vestiré diferentes y se que los mismos métodos no generarán los mismos resultaddos…eso de los crías de una vez no es del todo cierto…cada uno de nosotros requerimos un tiempo y unas formas distintas. Lo bueno de que resulten tan distintos y sean dos es que te das cuenta de que aspectos son genéticas y no puedes cambiar y que otros sí. Verlos evolucionar al mismo tiempo y de forma tan dispar ayuda a no sentirse culpable por cosas que con un solo hijo nos preocuparían.

Me gusta la diferencia de mi par de pitufos, y procuro que esta evaluación tasante esté lo menos presente posible, sin ser freno para que puedan ser ellos mismos siempre. una batalla que- desde ya se-  tendré que librar muchos años.

La realidad pasa por aceptarlos tal cual son, con sus cosas buenas y malas…porque ninguno es mejor que otro y lo que V. tiene de llorón ( o quejica)  tambien lo tiene de cómico, gracioso o pequeño terremoto. Sus caras y hazañas son de élite… y no resulta ser muy risueño, pero cuando enciende su sonrisa (enorme) lo ilumina todo. Le encanta la variedad, cambiar constantemente de plan, todo lo que cubra su nervio lo acoge con buen humor. Salir a pasear en coche o en carrito , balancearse en su hamaca de música, bailar conmigo, ver mundo, que lo cojan distintos brazos…Es un gamberrete que se las sabe todas. Cuando comienza a amanecer, aunque no tenga hambre, llora desde su cuna. Ya lo ha aprendido y no falla. Yo lo cojo y lo meto en mi cama, pegadito a mí, y entonces le sobran todos los chupetes del mundo entero. Es una sensación de paz inmensa…una compañía sin la cual ya no podría imaginar mis días. Cierto es que tiene ya mil nombres que lo definen, cosas de mamá y sus gracias. Y tambien es verdad que eso de ser el más pezqueñin en tamaño tiene sus pequeños privilegios.

J., en cambio es J. y es tranquilidad, y seriedad personificada y una madurez temprana que me alucina. Es tierno y sensible, mirarlo a la cara es ver paz porque tiene un gesto dulce y noble. Come con habilidad y duerme profundamente. Conquista al personal porque sus ojos chinitos y brillantes mirandote  atentos, son la locura. Toda novedad le causa recelo, es asustón y observador nato y como buen tranquilo adora el medio que conoce. Le encanta la musica, descubrimiento que me tiene enganchada porque ejerce un efecto tan poderoso que lo mantienen en el más absoluto silencio mientras dura .. Mamá le dice “chinito muchamarcha” por esto y por sus rabietas, raras pero temibles… Papá le llama “puchericos” porque sabe hacer mohines que ablandan hasta el corazón más duro ….seguro que luego utilizará este arma para manipularnos vilmente.

Y así son ellos. Un puñado de diferencias. Mis dos amores.

Ni siquiera en el guapo son comparables. Yo, sinceramente, no sabría cual elegir.

Pero pensandolo bien…¿Para qué elegir?

 

 

Y ahora para darle un toque de humor al post, que veo me ha quedado algo serio, os propongo un juego-concurso… a ver quien me acierta estas dos películas.

Venga, animaos que es muy fácil.

IMG_6260

 

IMG_6259

Anuncios

22 comentarios en “Sí a la diferencia, No a la unanimidad.

  1. Yo pienso a menudo en lo que hoy comentas… Porque a priori una se imagina muchas veces el tipo de hijo que tendrá, y el montón de cosas que hará con él… Y luego nace tu hijo… ¡y tiene su propio carácter! ¡Jajajajaja! Parece una obviedad, pero no lo es, y teniendo dos peques al mismo tiempo es aún más evidente, imagino. Olé la diferencia, eso es lo que hace este mundo tan rico y maravilloso.
    Sobre las pelis… No sé! Lo único que se me ocurre con la primer es “Desayuno con diamantes”, jajajajajajajaja!
    Muas!

  2. Soy un desastre para adivinar películas. Jajajaja. Por lo demás, es cierto eso de que intentar unificarlo todo no mola. Con lo divertido que es ser diferente y tener personalidad. Que no se la roben!!! Un besote!!!

    1. A mi me encanta jugar a las pelis y alguna anecdota tenemos entre los colegas que cuando las recordamos nos tronchamos de risa.

      Es bueno ser como se es,aceptar la diferencia, parece una tontería, pero no todo el mundo lo hace.

  3. Yo pienso igual que tu, y no sé porqué todo el mundo se empeña en vestirlas igual e imaginar que se parecerán mucho tanto en físico como en carácter. De hecho, todo lo que tengo “repe” son cosas que nos han ido regalando. No te digo que algo de ropa iguales, mas que nada porque me recuerda a mi de peque con mis hermanas ( somos 3 nenas ) y recuerdo a las tres con los mismos vestidos…obviamente con la misma tela con diferentes patrones que nos hacía mi abuela.

    Ya voy anticipando que serán distintas, por un lado de físico: son mellizas, no gemelas! Por otro de carácter: nada mas hay que ver cómo son los partidillos que se montan aqui dentro. La de arriba no para parriba pabajo, ala derecha…y ahora a la izquierda….y vuelta! La de abajo es mas parada y sólo la noto moverse y dame patadas unas tres o cuatro veces a lo largo del dia. Vamos, delantero centro y portera!

    Ay que nenes tan ricos tienes ya!!!! 😀

    P.D. yo tb opino que el primero es Desayuno con Diamantes . El segundo no tengo ni idea, pero me parto con la foto: es para enmarcarla! jejejejeje

    1. A mi me siguen diciendo que como los diferencio que se parecen muchisimo, yo les digo si no necesitarán gafas…jajajajajaja.

      Yo tambien tengo ropa clonada, la gente suele regalar así… no es mejor ni peor, es una preferencia más.

      Verás que lo que hacen en la barriga se traslada luego a la realidad, yo tenía uno más inquieto que otro y así siguen…incluso al principio repetían los horarios de pataditas que tenían en mi vientre. Es una experiencia super inolvidable, ya verás… y verlos crecer cada día, te da la vida.

      Todas habéis acertado la primera y la segunda en aún más fácil… yo pensé “Durmiendo con su enemigo” jejejejeje, pero fijate que tambien podría ser “Hable con ella” o ” Dos hombres y un destino”…. 😉

      Esa foto me encanta, de hecho, la tengo en el escritorio de mi portatil.

  4. Fenomenal la descripción y diferenciación de los principes, por tal motivo a la segunda peli, me atrevería a llamarla CATARSIS ( Entre los antiguos griegos, purificación de las pasiones del animo
    que provoca la contemplación de las “OBRAS DE ARTE” ).
    Hay alguna forma mejor de llamar a J y V ?
    Un abrazo!

    1. NOooo, no la hay…
      De hecho, me encanta como la llamaste.

      No pueden ser otra cosa para mí más que pasión y arte.

      La peli no la he visto, pero la tuve pendiente hace ya. A lo mejor algún día me animo.

      Abrazos.

  5. Ayyyy cómo te entiendo. Mis mellizas también son muy diferentes, sólo comparten el blanco de los ojos, la fecha de nacimiento y los padres… Ja ja
    Para mi también son la prueba de la tolerancia infinita, tan dispares y tan únicas. Un abrazo

  6. Pues no me había parado a pensarlo así nunca, pero tienes razón!! son dos personitas completamente diferentes, como dos hermanos que nacen en diferentes momentos. Cada uno tiene su personalidad y sus qués.

    Acabo de descubrir tu blog, y me has hecho plantearme la situación de que algún día yo llegue a tener mellizos. La verdad es que asusta, pero no el lado de faena, dormir, etc, sino, el lado sentimental. Sería yo capaz de quererlos tanto como me imagino ahora que querré a uno solo? No se si me estoy explicando, pero da igual! jajaj!

    Un beso

  7. A mí me gusta que vayan los tres iguales, pero casi nunca lo consigo!! Como mucho, la misma camiseta y da gracias. Y a veces ellos mismos las piden, no se te ocurra aparecer con una camiseta de Las Tortugas Ninja para uno y de cuadros para el resto… 😀 Y aún cuando llevan la camiseta igual, siguen siendo TOTALMENTE diferentes. Y cuanto más crecen, más distintos se vuelven. Lo que cuenta, como siempre, es el relleno!
    Y por supuesto, cómo me irrita la puñetera manía de la gente de comparar, etiquetar y catalogar a los niños 😦
    P.S. Confieso que no acerté ninguna de las pelis. Las próximas que sean más facilitas! 🙂
    Besos

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s