UNA SESIÓN DE FOTOS CON MIS MELLIS

Ahora que nadie me oye diré así por lo bajini que síiiiiii, que sois guapísimos. Tal vez sea orgullo de mamá que tiene que alimentaros, pasearos y sentiros cada día y a la fuerza se os quiere: las cosquillitas y las pataditas, que ya nos vamos conociendo, eso va haciendo mella en este corazoncito …y la costillita…eh? esa no la dejais ni a tiros…ajajaj. Pero ahí queda, que os estuve echando el ojo muy pero que muy bien. Por el catalejo y más de una hora.

Fuimos hasta el lugar de la cita donde nos iban a regalar una sesión de fotos 4d con vosotros…..¡madre mía, Jennhy! que modernuras…cuando yo era enana no existían esta clase de sensacionalismos, que lo sepais. Vais a tener más perfiles que la Estaban, y eso no se si me gusta…pero bueno, como se dice por ahí “a caballo regalado no le mires el diente”.

El viaje fue mejor de lo esperado, ya sabeis que vuestra mamá se está poniendo de un delicao que asusta y hasta el coche y los viajes que es lo que más le pirra en la vida vidal, ahora la marean. Pero bueno, despacito y sin prisa, fuimos haciendo paradas hasta llegar al lugar acordado. Otra prueba más superada…bien por mamá!!!. Y así nos vamos moviendo con los días: vosotros, yo, ayuda de papa, yo, vosotros, papá……¡y cada vez más vosotros! ….

Nada más llegar tuvimos que firmar la hojita de rigor, que ya viene siendo costumbre hasta para ir a comprar tomates…espero que cuando por fin os vea no me vengais vosotros tambien con la hoja de reclamaciones bajo el brazo, en vez del famoso pan….ainssss. Lo dicho: firma de mamá al canto, el papá ni fu ni fá…ea, que para eso no os lleva en la panzuki…jajaja.  Resumiendo lo que allí se relataba….Esto no es un reconocimiento médico, ni por asomo, aquí venimos solo a hacernos fotos. Bueno, pues vale… a ver si mis mellis son fotogénicos o qué.

Mientras esperabamos nuestro turno en la sala de espera, papá y mamá discutían asombrados sobre si a la gente en general le merecía pagar ese tipo de sesiones en donde no se hacía absolutamente nada de acopio ni recuento de datos médicos o diagnosticos. Allí se va a ver a los nenes, punto.  Papá decía que lo más importante para él era que estuvierais bien y saber lo máximo posible respecto a eso. Yo añadía que nunca pagaría por eso, y que tal vez nosotros pues eramos una clase de mal pensandos intranquilos que siempre necesitabamos un médico que nos dijera que todo iba bien. Pues sí, puede ser… ese relajamiento quizás les entre a quienes son papas primerizos y lo consiguen rápido,o simplemente a quienes piensan que todo irá rodado…nosotros andamos en otro curriculum, que hemos vivido lo que hemos vivido… y aún nos quedan miedos sobrantes.

Mientras, salía una pareja un poco con cara de decepcionados, porque su bebe no se había movido nada de nada y estaban retrasando la cita para otro día. ¡vaya por dios! estaría tan agusto durmiendo…pensé yo. Si es que nos pasamos queriendo ver lo que no se puede ver. Y me vino la imagen de una niña de 5 años que en un dibujo en clase me pintó a su mamá – que estaba en estado de buena esperanza- con un bebé dentro. Y se veía todito, todo……jajajaj. Me reí para mis adentros, tal vez tendrían que contratar a esa chavalilla.

Cuando ya nos levantamos para ir a la sala, mamá leyó un cartel con unas letras en naranja y negro encima de un sofá muy trending, porque,  por si aún no lo sabeis, a ella le gustan las frases más que a un tonto un lapiz. Y allí se quedó navegando en aquellas 20 palabras que venían a decir lo que  tantas veces había pensado: que todo lo que vive y lo que siente una madre lo percibe en paralelo su bebé. En mi caso, dos. No me escaqueo de vuestra vigilancia, pues. Y en esa reflexión no pude evitar ponerme un poco tristona de tremenda responsabilidad porque es cierto que no todo han sido risas en este embarazo, y lo ultimo que yo quisiera jamás es contagiaros de ese tipo de días en los que lo veo todo negro. Así que me apunté la tarea de regalaros el máximo de sonrisas posibles,  ¡que sois yo a través de mí! no me parece poca la interconexión…y eso tengo que saber valorarlo antes de consentir ponerme un minuto al servicio de  estas pendencieras hormonas.

Por fin entramos en una sala de lo más relajante, con musiquita suave, un sofá para papá!! uyyyyyy que agustito ibamos a estar!!!.

Cuando repasamos las reglas, tuve que confesar a la chica del ecografo que mamá se las había saltado un poquito. Entre ellas figuraba no desayunar, y eso mamá sabía que nanai de la chinai…que ella iba a comer y si se movian menos, mala suerte.  El tema ya no es solo que tuviera hambre, algo que yo puedo soportar medianamente bien, sino que estos dos bandidos se han aficionado a patearme todos los días a las 7 de la mañana para que me levante a comer…..¡y no es broma!… a mamá le produce una estupefacción absoluta vuestras lindezas madrugadoras, vais a salir dos glotonzuelos de mucho cuidado, eso ella ya casi lo firmaría. No, no me parecía buena cosa dejaros sin comer.

Por suerte, vosotros, a pesar del desayuno estabais a vuestro aire, moviditos  y no hubo problema en ese sentido. La chica os hablaba tal cual si estuvierais ya alli, no sabemos si para hacerlo todo más vivencial o en aras de una simpatía inusitada. Yo miraba a papá y veía en su cara la poca gracia que le estaba haciendo aquel pavo femenino, pero a mi no me molestó porque pensé que de alguna forma lo más autentico de aquella sala era poder veros en directo. El resto era farfolla.

Y así estuvimos vuelta y vuelta, giro izquierda giro derecha para conseguir la mejor instantanea 4d, primero uno, despues otro, el mejor momento robado mientras os veía tragar liquido amniotico o jugar a los contorsionistas con manos y pies.

Y la lagrimilla de mamá asomando, como siempre. Qué maravilloso momento poneros cara y descubrir lo guapetones que sois, lo vitales que pareceis y el milagro que me parece teneros conmigo ahí, tan protegidos. Ahora comprendo que me tengais tan cansada, vistas vuestras dimensiones ya sois muy grandes y lo más increíble ya sabeis muy bien de la existencia el uno del otro. Y os tocais constantemente. El ratito que estuvimos observando lidiabais cabeza con cabeza, manos con pies, pies con culete…y todo ello en un juego a duo, como dos pequeños terremotillos.

Pero como todo lo bueno, se acabó y casi me alegré…porque el segundo de vosotros no paraba de taparse la cara, no sabemos si porque estaba hasta el moño de sesión 4d o porque la ecografa no paraba de llamarlo con golpecitos en mi barriga. Total, que se dió la vuelta y santas pascuas…miralo tú que listo, se giró para mami y ya no hubo manera de sacarle ninguna foto mas. La ecografa estaba la pobre exhausta y su gozo en un pozo, pero ya le dije yo que no pasaba nada que con las que había sería suficiente y como en todas ellas nuestro bebé se tapaba un ojito, pues lo bautizaríamos como el piratilla.

Nos imprimieron las mejores fotos y el resto nos las guardaron en un cd, ¡unas 80! menudo trabajazo….aunque para mí lo mejor fue teneros allí frente a mi, tan vivos, tan naturales. Hoy ya no sereis exactamente iguales que en esas fotos, aunque -como recuerdo es entrañable- todas las instantaneas pasan….y yo me quedo con los momentos, como siempre.

Por ahora, a mamá le resulta imposible sacaros del anonimato en el blog o red social,  me pareceis tan pequeños, tan indefensos…..pero a la vez esas caras ya os hace un poco personitas reales…y todavía no estais en mis brazos. Mis disculpas para las que ansiais verlos, no es otra cosa que protección…tendreis que creerme cuando os digo que son requeteguapos.

Pero claro ¿que voy a decir yo?

 

 

 

Anuncios

9 comentarios en “UNA SESIÓN DE FOTOS CON MIS MELLIS

  1. Que bonito lo que cuentas, y el mensaje que leíste antes de entrar, me parece precioso, es un buen motivo para sonreír en días negros, a que si? Me ha dado pena no verles la carita al final pero yo haría lo mismo.

    Me encanta con la ternura que escribes, tus niños van a tener mucha suerte por tenerte!

    Un besito!

  2. Que bonito preciosa!! ha tenido que ser un dia muy muy especial, y eso se nota por todo el amor que destilas a cada palabra. Seguro que son guapos, guapisimos como sus papis!! ay…un dia echaras de menos esas pataditas en la costillas,….jejejeje

    Me alegra saber que todo siga bien y que siguen mas guapos, que digo, seguro que van a mas! Muchos muchos besos!!

  3. Aunque le tengo algo de manía a estas ecos.. qué momento más emocionante! me ha sorprendido lo de ir en ayunas, si cuando los bebés se mueven poco precisamente les damos zumos bien azucarados a las mamás!

  4. Qué bonito todo lo que cuentas, Mukali 🙂 Nos lo cuentas con tanto amor y tanta ternura en tus palabras que me emociono de sólo pensar en el momento tan bonito que has tenido que vivir contemplando a tus dos chiquitines 🙂
    No sabes cuánto me reconforta saber que los sueños se pueden hacer realidad finalmente.
    Un beso grandote!!!

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s