Eco de las 20: SONRISAS Y LÁGRIMAS.

Tengo un caracter melodramático que me lo piso, eso no es nada nuevo, igual que se ver comedia en las pequeñeces más estupidas que a los demás le pasan de largo. Mis contrastes no son fáciles pero ayer fue uno de esos días en los que me sobraron tantas lágrimas como sonrisas. A veces los días se preveen raros, tienen ese caracter burlesco que nos hacen pensar más que nunca que todo depende del cristal con que se mira….Y que del blanco al negro solo dista un paso muy corto. Un nubarron puede resultarnos una aguarrón aplastante o una fina lluvia que nos aclare las ideas.

Si algo me ha enseñado este camino de años de búsqueda ha sido aprender a sobreponerme, aceptar imprevistos, ser paciente dentro de mi impaciencia, no perder la esperanza y  hacer de mi hueco un lugar maravilloso desde el cual ver. Me han dado pataditas inesperadas desde médicos insensibles hasta amigos que creí “de confianza”.  Pero una aprende y encuentra la paz. Asi que nada nuevo bajo el sol. Debo estar curtida en golpes, lo que no quita que me duelan los nuevos como a todo quisqui, lo que no borra que deje de ser tan susceptible como me parió mi flamante madre. Eso seguirá siendo parte de mí.  No se ser de escudos, ni levantar muros  para salvaguardame de las caídas. Reconozco mi vulnerabilidad, pero tambien es ella la que me permite ver el mundo desde un prisma natural que me gusta.

Ayer debería haber sido un día bueno. Debería. Si no existiera la insensibilidad y frivolidad en algunas (por suerte pocas) personas. Tenía la ecografía de las 20 en la Seguridad Social y muchas, muchas ganas de asomarme a ver a mis dos mellizos. Cuando llegué todo parecía normal, me atendía una chica joven y despues vino un medico mucho más mayor a acompañarla. Me tumbe en la camilla y volví a sentir ese gel fresquito que me transporta a tantos momentos inolvidables desde que me quedé en estado. La cosa parecía normal hasta que la chica empezó a fijarse demasiado en la pantalla cuando observaba a uno de mis pequeños. Entonces se liberó un silencio que duro bastantes minutos, estaba como buscando y buscando algo que no conseguía ver y sin decir ni mu… al rato, llamó al médico y siguieron con ese terrible silencio. Yo pensé que tal vez la chica era nueva y desconocía algo que no tardarían en decirme, por eso no quise impacientarme a preguntar……pero seguian susurrandose, sin decirnos nada, seguían mirando el monitor tan atentos que pareciera haber algo que no cuadraba…entonces empecé a preocuparme, ninguno decía nada ¿qué ocurría?. Mi marido no pudo aguantar más y les preguntó si es que pasaba algo, puesto que esta semana era clave para detectar ciertas anomalías cardíacas y congénitas.

– Nada, ….estamos buscando una cosa que no encontramos- dijeron.

¿una cosa que no encontrais? ¿qué?…hablad por esa boquita, que las palabras no cuestan!!!….pero seguimos callados por educación o por que se yo…Y ellos con su sepulcral silencio y cuchicheos. Empecé a sentirme fatal, de esos sudores frios que te anuncian que no estas bien, los minutos pasaban y ellos sin decir nada solo mirando a ese bebé… el ecografo más que hacerme cosquillas me punzaba en la barriga, la preocupación, la espera….empecé a ver muy borroso, a marearme. Creí que me caería allí mismo aún tumbada en la camilla porque el vientre empezó a pesarme una tonelada y aparte la vista del monitor.

– Me encuentro fatal, creo que me voy a marear- les dije.

-Tumbate hacia el lado izquierdo- dijo el medico y me giró hacia ese lado- es que los embarazos gemelares son muy tontos para los síntomas.- se excusó.

¿Los embarazos gemelares?, no, perdona. Yo me encontraba genial hasta que he llegado aquí y no habeis parado de preocuparme con vuestra actitud. Y mi cuerpo en este estado no lo soporta igual, es fácil preocuparme si tardas mucho tiempo y no me explicas nada, dame información, tranquilizame ¿tanto cuesta decir  estamos buscando el corazón, o los riñones o que se yo…? ¿Tanto esfuerzo os lleva hacer vuestro trabajo?. No, preferís silencios absolutos e información a cuentagotas. Despues de los 10 min más largos de mis últimos meses, pasaron al siguiente niño el cual fue mucho más rápido, se ve que en el otro no calibraban algo de lo que aún no me he enterado.

Yo ya no podía mirar nada, ni disfrutar de esa imagen que llevaba semanas esperando… trataba de respirar y no marearme.  Creía que tras la exploración nos darían algún tipo de información,como siempre, y mi marido tambien, por eso no insistimos en preguntarles. Al acabar, el medico me dijo que me secara el gel y esperara los datos en la sala de espera. Y se fue con el resto: enfermera y medica joven. Pero no nos dio tiempo ni siquiera a eso, me habían puesto un kilo de gel para ver “eso” que no encontraban y mi chico fue a pedir más papel. Llegó la enfermera y con malos humos me dice:

Limpiate con la sabana, chiquilla, que para eso está!!!– . Creería que yo en ese momento podía pensar.  Me incorporé aún mareada ayudada por pelirrojo e inmediatamente  nos entregó la cartilla con los supuestos datos. Pero seguimos creyendo que tendríamos que esperar en la sala de espera para recibir algun tipo de  información del médico, como venía siendo lo habitual…. al menos decir que estaban bien los críos, o preguntar si me encontraba mejor…¡qué menos!.

No, no, ya hemos terminado. Podeis iros.- dijo la enfermera. El medico y la medica, estaban en una sala contigua y nisiquiera salieron.

Ni Dios guarde. Ni como estan, ni lo que han visto……….Na de na. Se nos quedo unos caretos de gilipollas de plomo. Vaya patrulla de sinverguenzas. No puedo aguantarme, lo siento, quería hacerlo pero es que estas cosas me enervan. No se puede trabajar así, con ese nivel de pasotismo…como paciente creo que tengo derecho a ser informada…no digo que me den un croquis al dedillo o que me laman el culo (como cuando vas con 100 euros a sus consultas privadas) pero algo de sensibilidad, mínimo. Nos pareció increíble el nivel de despreocupación y desproposito de aquellas personas.

Nos fuimos de allí y a mí en el trayecto de vuelta, se me revolvió el cuerpo. Me  preocupo mucho, lo se, pero llevo bastante  buscando a mis hijos y no quiero que  les pase nada. Es algo natural y humano. Creo que es  entendible por cualquier persona.. lo inentendible es que tengamos que tragar en Sanidad con personajes y episodios así.

Teniamos pensado aprovechar la mañana para reservar las cosas de los crios pero nos quedamos sin ganas ni fuerzas. Llegamos a casa bebí, tenía la boca como el esparto y dimos un paseo intentando pasar la confusión y aceptar lo sucedido. Despues nos sentamos a mirar lo que nos habían escrito  en la cartilla. Tuvimos que consultar por internet los datos para saber si todo estaba correcto, me parece increíble, pero como no salió de sus bocas tuvimos que hacer uso de la red para enterarnos. En fin, supongo que si hubiera habido algún problema nos lo hubieran dicho, pero ¡vaya falta de modales y profesionalidad!.

Despues de tranquilizarme subí a mi cuarto y estuve descansando un buen rato, estaba agotada…mientras acariciaba mi barriga y les decía a mis pequeños que pase lo que pase, los protegeré siempre.

¿Y donde están las sonrisas en un día tan gris?. Simple. En una tarde que mejoró cien por cien la mañana. Me olvidé de esos imcompetentes y me fui a comprarle las cosas a mis niños, mi chico me preparó un guiso que no fue el mejor de los suyos, pero sí lleno de cariño… el creata me hizo carcajearme un buen rato despues de comer,  pelirrojo me hizo estallar de  risa en el coche con sus bobadas agroman, mi pavo de tardeá no falto a la cita para seguir restandole negativos a la horripilante mañana….Y lo que son las cosas, me regalaron una eco 4d porque les caimos en gracia a la de la tienda y amañará el sorteo para que nos toque. Y volveré a ver a mis chiquitines como dios manda, mejor dicho como merecemos. Por la noche, mi familia, que se enteró de nuestro percance con la SS, nos trajó un regalito para animarnos. Y vale, ese fue de risas y lágrimas, pero de las de felicidad porque es que Mukali es una llorona integral.

La vida siempre tiene algo preparado para sorprendernos,

y no somos de piedra en ningun sentido….ni bueno, ni malo.

Pero a veces da miedo la frivolidad de algunos personajes de nuestro planeta.

E inmediatamente me pongo a pensar en estos dos que voy a traer al mundo. ¡qué mundo!

Suerte que sigo disfrutando de quienes me quieren…

Quizas por eso la sonrisa -incluso en los días así- nunca me falla.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

26 comentarios en “Eco de las 20: SONRISAS Y LÁGRIMAS.

  1. Q insensibilidad! Por favor!!! Yo del mismo sitio donde fuistes tu tb tengo alguna queja de la primera eco y de las preguntas q no se dignaron a contestarme… Así q me fui a un privado a preguntar! Q costara ser amable y buen profesional! Me alegro mucho q al final todo fuese un susto! Besos para los 4! Muacc

    1. Pues eso es lo que quieren y a lo que nos obligan.

      Habrá que ver si tratan igual a sus clientas de privado cuando van por lo público, que igual que me trataron a mí.

      Yo tambien tendré que ir al privado, finalmente acabas cediendo en aras de tu tranquilidad… pero por supuesto, no pienso ir a el.

      Besos guapa!

  2. Espero después de tanto mal-trato, porque de eso se trato ” atenderte de mala manera “, ya te encuentres repuesta totalmente. Y es que esto suele suceder en esos hospitales, allá y acá mayormente.
    Pero un gusto que estén bien los dos Vikinguillos!
    Abrazos y buen fin de semana!

    1. Ya estoy repuesta, sí. Ese mismo día pensé que les dieran morcilla.
      Sigue molestando que cosas así pasen y nos veamos tan indefensos como pacientes.

      Besos de mami y sus dos vikinguillos (como me gusta ese apelativo! jajaj)

  3. Aaaayyy de verdad qué coraje! Yo ya tengo mi discurso preparado para el siguiente que me trate mal en la Seguridad Social. Le diré “mire, la SS no es un convento de las hermanas de la caridad, y de gratuita no tiene nada, a mí, a mi marido y a nuestras respectivas empresas nos cuesta mucho dinero todos los meses, y usted, aunque lo olvide, está a nuestro servicio y el de todos los pacientes que por aquí pasamos, que para eso le pagamos…” ¿Será posible tanto cacho de carne con título?
    En fin… Mi ecografía de las 20 semanas también fue de sonrisas y lágrimas, qué angustia! Encontraron en uno de los bebés un hallazgo que por sí solo no tenía importancia, pero el miedo en el cuerpo nos lo metieron bien adentro. Eso sí, al menos fueron amables…
    Me alegro de que los peques estén bien y todo haya quedado en un susto.
    Un beso,
    Ana

    1. Jajajaj, me ha hecho gracia eso de tanto cacho de carne con título.
      Así mismo es: parece que algunos/as es entrar en la SS y ha vivir la vida bajo la ley del mínimo esfuerzo.

      Siento vuestro contratiempo, se pasa realmente mal, pero por suerte todo quedó en un susto.

      Me imagino que estarán bien. Pero aún voy ir al privado para confirmar. No me quedo tranquila.

      Un beso.

  4. Que poca verguenza, vaya indignacion conforme iba leyendo. Siempre lo diré, que pongan una asignatura de sensiblidad en esas carreras, hay que ser profesional y humano, no te digo que te pongan alfombra roja y te tiren conffetti, pero que menos que te traten como persona primero, como madre segundo y como alguien que se asusta al recibir ese tipo de respuestas para acabar.

    Hazle un corte de mangas al momento triste y piensa en esa eco super4D, y en esos detalles d ela familia para acabar bien el dia. Quedaos con las buenas personas que son las que os rodean, y a esos que valoran mas unos números o un expediente,…lo dicho, que s evayan a tomar castañas….pero con los pinchos puestos!!

    Un superbeso supermamá, a repartir entre los cuatro

    1. De eso se trata de desechar estos capítulos feos de la memoria, pero da coraje que te traten así. Sobretodo porque yo conocía a este ginecologo una vez que fui de privado hace años (cuando empezamos a intentarlo) y no veas la simpatía, le rebosaba por las orejas.

      Yo no se si se acordaría ya de mí, seguramente no, pero vamos que saber explicar sabía y muy bien…pero ese día no movió la boca porque no le dió la gana…aún viendome muy preocupada.

      En fin, toca olvidar….pero como me lo vuelva a cruzar en esa actitud, no me pienso callar nada. Vamos!! que ya se cansa una de tragar!!.

      Un besote primor!

  5. Que desgraciados¡ Digo yo porque los ginecólogos de la SS no se irán todos a la privada¡ Aún no encontré a un@ con empatía y jolines¡ no creo que les pusieran un puñal en el pecho para dedicarse a ello,no? Es un tema que me toca la moral¡ No te preocupes, seguramente no vieron nada raro pero ya sabes lo que son.
    Mil besotes y pon la 4D cuando te “toque” para ver a los cachorrines¡

    1. La mayoría estan en la privada y en la SS, así ganan más.
      Que hagan lo que quieran pero que atiendan bien en ambos lados, se les ve demasiado el plumero….

      Eso creo yo, pero no me fio ni un pelo. No es la primera ni la última que se les ha pasado algo importante por alto. No voy a dejar que eso pase, mi embarazo al ser de dos requiere más atención y controles, no quedará de mi parte haberla cagado en ese sentido.

      La pondré.

      Un beso.

  6. Qué desagradable!!! cuánto siento que un momento tan emocionante y bonito se haya visto convertido en algo tan doloroso como la posibilidad de pensar que algo estaba mal. No explican porque pasan, porque creen algunos que las mujeres son demasiado bobas como para comprender lo que ellos ven en la pantalla. Suena fuerte, pero es así. Constantemente se escucha el “no pasa nada bonita, tú no te preocupes”. Me revienta cuando veo a algún profesional (me da igual que sea médico, auxiliar, enfermera o matrona) tratar con esa condescendencia y paternalismo a las embarazadas. Está claro que como profesional ves a decenas de mujeres al día, lo que hace varios miles al año, pero eso no significa que cada una merezca un trato amable, educado y personalizado al máximo. Es lo que diferencia un buen profesional de otro pésimo. Es cierto que hay cosas complicadas, hay parámetros ecográficos que ni yo sé de qué van, pero con sencillez y a grandes rasgos, todo se puede y se debe explicar las veces que haga falta. La pena de la seguridad social es que, des el trato que des, cuando tienes tu plaza algo muy gordo tienes que hacer para que te echen. Este mal trato no entra dentro de los motivos para echar a un profesional. Es así de triste.

    1. Lo de que creen que somos bobas es cierto, me dice: “este es el hueso del pie”….¿el hueso del pie? ¿cual de ellos? el fémur, supongo…se creen que hemos salido de un cortijo o que se yo!.
      Los buenos profesionales se notan enseguida, son esas personas a las que les gusta su trabajo y se implican. No hace falta ni ser el más simpatico, ni el más divertido…simplemente querer. Claro que estarán hartos de ver mujeres y yo en mi trabajo de ver niños pequeños y padres, pero eso no quita que intente hacerlo lo mejor que se.

      Todo se puede explicar, con palabras llanas y sencillas y no es difícil. El caso es querer.
      Pero vamos que ya se a lo que atenerme. Aunque reclames llevas todas las de perder.

      Un beso

      1. jajaja……..siiiiii, yo tambien me río…¿nos vería cara de cazurros? que el femur se estudia en primaria.

        En realidad fue una serie de catastroficas desdichas. Yo allí con los pantalones medio bajados, llaman a la puerta y encima el muy capullo los deja entrar a unos compis que no tenían nada que ver con mi eco….aunque corriera la cortina, no me moló nada aquella intromisión!!!

        En fin me callo ya! este hombre era un satelite!!

  7. Vaya mal rato… aunque vosotros aguantasteis muy bien porque vamos con la que llevamos ya a las espaldas, no estamos para estos tratos…es que un minimo de explicacion como tu bien dices. Pero bueno, en esa eco 4D seguro que se os va a pasar este mal trago y disfrutar como os mereceis..

    1. Pues precisamente porque llevamos lo que llevamos una se lo toma con filosofía. Tengo una amiga embarazada que cada vez que va a la eco, le arde la sangre…porque dice que van muy rapido y la tratan como a ganado. A mi no me importa eso, pero al menos que te informen un mínimo, que te despreocupen si ven que estas que te va a dar un tangay…

      Como dicen por aquí y tomandonoslo con humor: ¡qué fenómeno chiquilla! antes un fenómeno era una panzá de turrón y ahora es esto! jajaja.

      Besos María.

  8. Qué mal 😦 Pero tristemente no me sorprende en absoluto. En la Seguridad Social de aquí, la inmensa mayoría de los que me hicieron ecografías en los embarazos tenían la misma actitud que has comentado. Todo silencio y secretismo. Parece que tuvieran alguna ley interna que les prohibiera hablar o dar algún tipo de información. En una ocasión que se nos ocurrió preguntar algo, nos cortaron en seco: “las preguntas se las tenéis que hacer al ginecólogo”. Ellos parecen mecánicos, o fotógrafos, que se limitan a hacer las fotillos (que según quien te toque y el humor que tenga te dará una copia o no “que lo tenemos prohibido”). De verdad que me encantaría saber exactamente cuáles son sus funciones, porque no hacen más que acongojar a los padres con ese silencio, y ese cuarto oscuro. Desde luego que ser educados y medianamente amables, no está entre ellas. Aún recuerdo el comentario de uno de esos pedorros: “Es pequeño”. “¿Y eso qué significa? ¿Está bien?”, “Ya te lo dirá el médico”, y el muy capullo no soltó prenda, y nos tuvo con la angustia hasta la consulta con el ginécologo, que era una hora después, o algo así. Y por supuesto, el bebé estaba perfectísimamente! Para matarles!!!!
    Me alegro de que tus sonrisas compensaran esas lágrimas 🙂
    Un besazo, Mukali!!!!

    1. Siiiiiiiii, parecen que son de la CIA…jajajaj. Esa respuesta del ginecologo me suena…o el medico de cabecera…el caso es ir derivando tareas!!.

      A mi hasta ahora me han dado fotos todos, algunas las pedí con cara de lástima… pero vamos que prefiero información a foto ¡de aquí a Lima!.

      Qué pocas luces!!! eso te dijeron? vaya flimas!!! a mí ni eso. Pero cuando llegué y consulté información con supergoogle descubrí que mis pequeños van unos 70-80 gr más de lo que deberían y de la media para esa semana…con lo cual me alegré muchisimo. Van a ser muy grandes!!! jajaja.

      Besotes.

  9. Ufff, Mukali, que susto preciosa!!! A mi tampoco me sorprede, he pasado por esos silencios alguna vez que otra, y son matadores. ¿Pero, está todo bien entonces? La madre que los trajo!!! En fin, espero que se os haya pasado el disgusto. Un besote triple enorme wapisima!

    1. Creo que sí, pero como he dicho, me obliga a ir al privado.
      Yo creo que aparentemente bien están, porque tienen a su madre hecha polvo de tanto meneo…jajajaja.

      Un beso, Lola.

  10. Vaya impresentables y que mal rato te hicieron pasar, tendrían que ser más comprensivos con los pacientes. Me alegro de que sólo se quedase en un susto.
    Un beso

    1. Con lo fácil que sería….
      La verdad es que nunca he dejado a ningún niño/ padre o madre sin información en mi trabajo.
      Y menos si veo que es motivo de intranquilidad.

      Besos, Aventurina.

  11. Menos mal que el día acabó mucho mejor de lo que empezó. Lamentablemente hay gente por el mundo con muy poca empatía, y cuando están implicados nuestros hijos…buff…Bueno, ahora a pensar en positivo y disfrutar de otras 20 semanitas. 🙂
    Muas!

  12. Ohhh tiemblo sólo de imaginarme el momento, llegas allí con tantas ilusiones, expectativas y algo de miedo y si en vez de darte confianza y apoyo te complican el trámite… Pues todo se hace enormemente difícil. No entiendo cómo te pueden poner es ese estado de ánimo y luego que no te den ninguna explicación… Ya te queda menos de la mitad, así que a seguir disfrutando de tu embarazo. Un abrazo

    1. Tu lo has dicho genial. Será porque lo vivimos paralelo.

      Yo tampoco lo entiendo. Bueno sí….pocas ganas de trabajar e insensibilidad a tope.

      Suerte para tí tambien en la recta final. Qué ganitas tengo de ver a tus dos gallifantas!!!!.

      Besos, Espanice.

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s