INQUIETUDES DE UNA FUTURA MAMÁ.

La luz del sol atraviesa la ventana y se cuela en un papel apuntando una cifra. Dinero, números, un precio. Los rayos parecen quemar el estrato pero tal vez sean las cuentas que arden en su cabeza. Recoloca gastos, inversiones, recientes necesidades para los que están por venir. Economizar es ahora su nueva máxima.

En la libreta recien estrenada anota tres olvidos que se le ocurrieron en la mañana. Repasa la lista de cosas materiales que precisarán y se pregunta desde su lógica simplificante si es necesario tanto artilugio para criar a dos bebes. Sabe que no, pero tambien sabe que no les dará menos de lo que ella misma se da; tonterías cero, de lo importante lo mejor.

El móvil suena y entra una foto, un nuevo bebé acaba de llegar al mundo. Tan perfecto, tan buscado, tan sublime. La mamá aparece conmovida tras unos mensajes describiendo la experiencia, mientras otras muchas la felicitan. Ella lee en el aparatito y se le escapa una lágrima y otra y otra….y sin querer, es un mar. Su marido, que veía muy entusiasmado los primeros 5 minutos bélicos de Gladiator, la mira asombrado y se le enciende la ternura y la duda. “¿Qué te pasa?”. “Nada, será que tengo la sensibilidad a flor de piel” “Será que acabo de saber que yo seré la próxima, que es inminente”… ” será que no se tantas otras cosas, que desconozco tanto!”… La película, en pause, los ve dialogar sobre el futuro cercano hasta bien entrada la madrugada.

Lleva un par de semanas que se nota muy limitada. Se cansa en seguida, su espalda merece un capítulo a  parte y pierde forma física a borbotones. Nunca creyó que el embarazo constriñera tanto sus capacidades, pero lo cierto es que se siente tan  frágil como un cristal. Anda tortugueando por la calle y le preocupa mucho saber si aguantará hasta el final….aún no tiene un volumen exagerado y se nota bastante frenada, ¿cómo serán los próximos meses porteando a dos cada minuto más grandes?. Ahora cada día es como una pequeña batalla librada. Confía, cierra los ojos y duerme. Ellos son el motor que arranca sus días, y como todo motor enorme consumen mucha gasolina.

La conexión con su interior sigue siendo mágica. Una pecera a dos niveles que cosquillea cuando tiene hambre y aún más cuando saborea. Dos pececillos incansables y juguetones. Al de arriba le gusta hacer piruetas en círculo, al de abajo de un lado a otro achicando su vejiga. De alguna forma ha descubierto que sus sentimientos ahora los comparte en un tris a tris… …si  ríe a carcajadas ellos bailotean en su barriga de una forma antes desconocida, si se estresa ellos la agitan desde dentro extenuandola. No es igual, no es la misma, aunque en esencia lo sea. Ahora no está sola.

Un buen amigo le dice: “¡¡¡¡¿cuando te vas a poner gorda, cabrona?!!!” y ella se ríe porque sabe que ya medio lo está ¿necesitas gafas o que?.  Una desconocida le acaricia la barriga, un amigo le cede su asiento en un bar, un médico le piropea diciéndole que “donde los guarda?, que los disimula muy bien”,  una niña empieza a descubrir que dentro de una barriga se esconde una nueva vida, un niño se asusta de tremendo misterio… una antigua compañera se cruza delante de ella y se le enciende el alma al recordar que compartieron la misma planta de hospital con destinos diferentes…su mejor amiga la sorprende con un regalo que significará por ser el primero de muchos.

La silueta tras el espejo pinta trazas de albondiga, los botones del abrigo se van volviendo imposibles con el pasar de los días, las galletas campurrianas nunca supieron mejor, los sujetadores se achican, las bragas molestan, las camisetas se levantan, los tacones (adorados ellos) se aparcan.

La casa empieza a notar sus ausencias. Las pelusas la saludan desde un rincón.  Ella está pero no está y si está, mejor por partes y dosificando. Otra forma le es imposible. Dosificar: un verbo que nunca entendió. Tendrá que adquirir el espíritu pasota pero le cuesta. Refunfuñe, exige más ayuda, no llega a todo. No le gusta pedir refuerzos.

Llega a la tienda de bebes acompañada de su marido. Le da la risa, aunque lo disimula bien. Ese tipo los conoce desde los siglos de los siglos. Ha perdido la cuenta de cuantos artilugios habrá comprado allí para sus amigos, que fueron padres algunos hace casi una década. El tipo se habrá ido de vacaciones a las islas Phi Phi  ¡por lo menos! con el dinero que ellos se habrán dejado a través de los años. Pero el hombre tiene salidas y suelta un “¿ya os toca o no a vosotros?”….ahora si, sabian que lo diría. “Si, por fin!!”….y ella le suelta lo que no se puede callar: “….he tardado,pero he venido cargada de bombo!”.  Estupendo!!, al tipo se le encienden los ojillos. Pensará “doble inversión”.

Primera mañana de abril. Después de desayunar ella se sienta en su sofá reclinable y valora cuantas cosas ha aprendido en los últimos años, cuantos “no” se convirtieron en “sí, cuantos la fallaron, burlaron, olvidaron…, cuantos la sorprendieron, amaron, apoyaron… cuantas palabras dejó en un cajón y cuantas sacó antes de tiempo….cuantas veces se levantó para después volver a caer y alzarse más fuerte y enseñada aún…

Sí, desde que está embarazada o en “fase de” bastantes cosas han revolucionado su mundo… y muchas más se preveen; pero sabe que hay otras que el tiempo dificilmente puede destruir. O eso creen quienes aman.

Son esas personas que -verdaderamente- nos quieren y nos aprecian.

El recorrido de algunos abrazos es eternamente infinito y directamente proporcional a todo aquello que se comparte.

DSC_0062

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

23 comentarios en “INQUIETUDES DE UNA FUTURA MAMÁ.

  1. Hola Mukali!
    Qué bonita reflexión. Te encantará leer todo lo que escribes aquí cuando nazcan tus peques.
    Por cierto, somos un desastre y se nos olvidó avisarte de que tienes un premio en nuestro blog. Aquí está la entrada.
    Un abrazo,
    Ana

    1. Gracias por el premio, chicas!!
      Este es un mini diario para mis peques.
      Luego se partirán de risa de las “chochadas” que escribía la loca de su mami…jijijij.

      Besos.

  2. Ains bollazo! Qué entrada tan linda!!
    Seguro que esa nueva mamá también se emociona al leerte!!
    Y es que tu sensibilidad se ha multiplicado por dos!!
    Las tareas con calma eh? Lo que te vaya pidiendo el cuerpo.
    Muaks

    1. Yo me emocioné mucho-muchísimo al leerla,
      serán las hormonas multiplicadas por dos o será que lo vivo de cerca.

      No me queda más remedio!! estoy hecha un piltrafilla y necesito más descansos que una viejecilla…jejejej.

      Besos rubia!

  3. Chica, que con este post he pasado de la emoción total a la carcajada (la silueta de albóndiga y las pelusas saludando desde el rincón :-D) Eres un fenómeno, agotada, ralentizada y hecha un trapo, pero sigues siendo un fenómeno!!! Toca aprender a dosificar, delegar, y apoltronarse en el sofá!!! Y veo que hemos pasado de los Cheetos pandilla a las campurrianas… tú sí que sabes!
    Un beso y cuídate muchísimo, preciosa!!! 🙂

    1. Síiiii, así soy yo un poco tragicomedia…jajaj.

      El cuerpo es más sabio de lo que imaginamos y pide lo que necesita en cada momento.

      Jajajaj… ¡está clarisimo! versión salado o versión dulce ,…me gusta lo rico.

      Gracias Isa.

      Un beso.

  4. Me ha encantado tu entrada!! está llena de sentimientos, miedos, e ilusiones. Escribes genial, tus frases están cargadas de tantas emociones. Lo vas a hacer genial, aunque sea durillo al principio pero lo compensará todo.

    Yo también soy delgadita y me da miedo si alguna vez vienen dos como sería mi cuerpo capaz de aguantarlo!! asi que te entiendo!! pero nuestros cuerpos son sabios!

    Un besazo!

    1. Creo que todo embarazo está lleno de esas emociones encontradas. Es un cambio en la trayectoria de tu vida, en tu pareja, en tu tiempo… En uno gemelar imaginate, más aún.
      Pero como dices el cuerpo y los instintos son sabios.
      Toca confiar.

      Un beso, María.

  5. Con lo bien que escribes y esas manos tuyas ya podrías dedicarte a escribir cuentos para esos príncipes, sería genial poder leerlos.
    Veo que el ketchup es historia y hemos pasado al dulce, ahí si dejo que me invites! 😉
    cuídate preciosa y esas marcas en tu cuerpo es para recordar siempre que creaste vida dentro de tí.
    un besazo x3

    1. Seguro les haré muchas cositas. Su mamá los querrá infinito y eso hará que mi creatividad se encienda.

      Estás invitada!!! los dulces en mi casa siempre son bien acogidos, eso no ha variado con el embarazo, siguen gustandome lo mismo o más …jajajaj :-)…

      Un beso, Ester.

  6. Una entrada muy bonita, que maravilloso sentir esos bebes, y lo de las compras, es verdad, ahora os toca a vosotros y encima por partida doble, el de la tienda se habrá puesto contento.
    Un beso

    1. Imáginate!!! lleva tanto viendonos comprar regalos para otros…

      Me divertí mucho de camino a la tienda, pensando la conversación que nos sacaría o que le diríamos. Pelirrojo y yo ibamos inventando dialogos y hasta canciones…jajaj. Evidentemente no pudo contenerse.

      Besos, Aventurina.

  7. Hola preciosa! perdona por tardar tanto en escribir, ya sabes que llevo unos dias terribles. Solo queria decirte que tu entrada es preciosa,y que vas a ser una madre maravillosa. Esos dos peques irán haciendote caminar mas despacio, pero será para que disfrutes mas de cada uno d elos pasos que des con ellos. Me emociona pensar todo por lo que estás pasando, e imaginarte con ese carrito gemelar dentro de poco y tu sonrisa llenando tu rostro y vuestras vidas.

    Un beso enorme, preciosa, tus nenes, cuando sean mayores van a estar muy orgullosos de vosotros.

    Muuuchos besos!!

    1. Ay, ese carrito gemelar!!! si tienes alguna duda, dimelo, que ya tengo el master en carritos de este tipo…y ya se el que compraremos.

      Yo si que estoy orgullosa de que hayan querido quedarse conmigo. Es el mejor regalo.

      Besos, Luna.

  8. Me encanta la entrada preciosa. Me veo en tus palabras, somos otras, en otro cuerpo, lleno de vida. Sigue viviendolo y disfrutandolo de esta manera tan hermosa. Un besote para los tres!!!

  9. Aix…voy loquita a tope de cosas y me había perdido esta entrada tan bonita. Qué maravilloso el día en que tengas a tus mellis en brazos. No te vas a cansar de mirarlos, te lo digo yo.
    Y oye, estás preciosa, que lo sepas.
    Muas!

    1. Será un momento irrepetible.
      De esos que se recuerdan de por vida.

      Tu que me ves con buenos ojos!! jajaja…
      La verdad es que esteticamente no lo llevo mal, pero fisicamente me tiene muy agotada.

      En fin espero que mi cuerpo se vaya adaptando a esta mochila,
      la barriga me ha salido tan de pronto que mi espalda se ha resentido mucho.

      Besos, Mo.

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s