Archivos Mensuales: abril 2014

Senza parole

Hoy un amigo me ha mandado un video al face

y viéndolo no he podido evitar emocionarme.

Son dos bebes gemelos recibiendo su primer baño.

Al parecer aún no son conscientes de haber nacido,

la técnica de inmersión simula el vientre materno.

Alucinante.

Las palabras sobran.

No puedo creer que dos pececillos así

naden dentro de mi.

Me tienen las costillas destrozadas

pero nunca conocí un dolor tan dulce.

 

 

Anuncios

Eco de las 20: SONRISAS Y LÁGRIMAS.

Tengo un caracter melodramático que me lo piso, eso no es nada nuevo, igual que se ver comedia en las pequeñeces más estupidas que a los demás le pasan de largo. Mis contrastes no son fáciles pero ayer fue uno de esos días en los que me sobraron tantas lágrimas como sonrisas. A veces los días se preveen raros, tienen ese caracter burlesco que nos hacen pensar más que nunca que todo depende del cristal con que se mira….Y que del blanco al negro solo dista un paso muy corto. Un nubarron puede resultarnos una aguarrón aplastante o una fina lluvia que nos aclare las ideas.

Si algo me ha enseñado este camino de años de búsqueda ha sido aprender a sobreponerme, aceptar imprevistos, ser paciente dentro de mi impaciencia, no perder la esperanza y  hacer de mi hueco un lugar maravilloso desde el cual ver. Me han dado pataditas inesperadas desde médicos insensibles hasta amigos que creí “de confianza”.  Pero una aprende y encuentra la paz. Asi que nada nuevo bajo el sol. Debo estar curtida en golpes, lo que no quita que me duelan los nuevos como a todo quisqui, lo que no borra que deje de ser tan susceptible como me parió mi flamante madre. Eso seguirá siendo parte de mí.  No se ser de escudos, ni levantar muros  para salvaguardame de las caídas. Reconozco mi vulnerabilidad, pero tambien es ella la que me permite ver el mundo desde un prisma natural que me gusta.

Ayer debería haber sido un día bueno. Debería. Si no existiera la insensibilidad y frivolidad en algunas (por suerte pocas) personas. Tenía la ecografía de las 20 en la Seguridad Social y muchas, muchas ganas de asomarme a ver a mis dos mellizos. Cuando llegué todo parecía normal, me atendía una chica joven y despues vino un medico mucho más mayor a acompañarla. Me tumbe en la camilla y volví a sentir ese gel fresquito que me transporta a tantos momentos inolvidables desde que me quedé en estado. La cosa parecía normal hasta que la chica empezó a fijarse demasiado en la pantalla cuando observaba a uno de mis pequeños. Entonces se liberó un silencio que duro bastantes minutos, estaba como buscando y buscando algo que no conseguía ver y sin decir ni mu… al rato, llamó al médico y siguieron con ese terrible silencio. Yo pensé que tal vez la chica era nueva y desconocía algo que no tardarían en decirme, por eso no quise impacientarme a preguntar……pero seguian susurrandose, sin decirnos nada, seguían mirando el monitor tan atentos que pareciera haber algo que no cuadraba…entonces empecé a preocuparme, ninguno decía nada ¿qué ocurría?. Mi marido no pudo aguantar más y les preguntó si es que pasaba algo, puesto que esta semana era clave para detectar ciertas anomalías cardíacas y congénitas.

– Nada, ….estamos buscando una cosa que no encontramos- dijeron.

¿una cosa que no encontrais? ¿qué?…hablad por esa boquita, que las palabras no cuestan!!!….pero seguimos callados por educación o por que se yo…Y ellos con su sepulcral silencio y cuchicheos. Empecé a sentirme fatal, de esos sudores frios que te anuncian que no estas bien, los minutos pasaban y ellos sin decir nada solo mirando a ese bebé… el ecografo más que hacerme cosquillas me punzaba en la barriga, la preocupación, la espera….empecé a ver muy borroso, a marearme. Creí que me caería allí mismo aún tumbada en la camilla porque el vientre empezó a pesarme una tonelada y aparte la vista del monitor.

– Me encuentro fatal, creo que me voy a marear- les dije.

-Tumbate hacia el lado izquierdo- dijo el medico y me giró hacia ese lado- es que los embarazos gemelares son muy tontos para los síntomas.- se excusó.

¿Los embarazos gemelares?, no, perdona. Yo me encontraba genial hasta que he llegado aquí y no habeis parado de preocuparme con vuestra actitud. Y mi cuerpo en este estado no lo soporta igual, es fácil preocuparme si tardas mucho tiempo y no me explicas nada, dame información, tranquilizame ¿tanto cuesta decir  estamos buscando el corazón, o los riñones o que se yo…? ¿Tanto esfuerzo os lleva hacer vuestro trabajo?. No, preferís silencios absolutos e información a cuentagotas. Despues de los 10 min más largos de mis últimos meses, pasaron al siguiente niño el cual fue mucho más rápido, se ve que en el otro no calibraban algo de lo que aún no me he enterado.

Yo ya no podía mirar nada, ni disfrutar de esa imagen que llevaba semanas esperando… trataba de respirar y no marearme.  Creía que tras la exploración nos darían algún tipo de información,como siempre, y mi marido tambien, por eso no insistimos en preguntarles. Al acabar, el medico me dijo que me secara el gel y esperara los datos en la sala de espera. Y se fue con el resto: enfermera y medica joven. Pero no nos dio tiempo ni siquiera a eso, me habían puesto un kilo de gel para ver “eso” que no encontraban y mi chico fue a pedir más papel. Llegó la enfermera y con malos humos me dice:

Limpiate con la sabana, chiquilla, que para eso está!!!– . Creería que yo en ese momento podía pensar.  Me incorporé aún mareada ayudada por pelirrojo e inmediatamente  nos entregó la cartilla con los supuestos datos. Pero seguimos creyendo que tendríamos que esperar en la sala de espera para recibir algun tipo de  información del médico, como venía siendo lo habitual…. al menos decir que estaban bien los críos, o preguntar si me encontraba mejor…¡qué menos!.

No, no, ya hemos terminado. Podeis iros.- dijo la enfermera. El medico y la medica, estaban en una sala contigua y nisiquiera salieron.

Ni Dios guarde. Ni como estan, ni lo que han visto……….Na de na. Se nos quedo unos caretos de gilipollas de plomo. Vaya patrulla de sinverguenzas. No puedo aguantarme, lo siento, quería hacerlo pero es que estas cosas me enervan. No se puede trabajar así, con ese nivel de pasotismo…como paciente creo que tengo derecho a ser informada…no digo que me den un croquis al dedillo o que me laman el culo (como cuando vas con 100 euros a sus consultas privadas) pero algo de sensibilidad, mínimo. Nos pareció increíble el nivel de despreocupación y desproposito de aquellas personas.

Nos fuimos de allí y a mí en el trayecto de vuelta, se me revolvió el cuerpo. Me  preocupo mucho, lo se, pero llevo bastante  buscando a mis hijos y no quiero que  les pase nada. Es algo natural y humano. Creo que es  entendible por cualquier persona.. lo inentendible es que tengamos que tragar en Sanidad con personajes y episodios así.

Teniamos pensado aprovechar la mañana para reservar las cosas de los crios pero nos quedamos sin ganas ni fuerzas. Llegamos a casa bebí, tenía la boca como el esparto y dimos un paseo intentando pasar la confusión y aceptar lo sucedido. Despues nos sentamos a mirar lo que nos habían escrito  en la cartilla. Tuvimos que consultar por internet los datos para saber si todo estaba correcto, me parece increíble, pero como no salió de sus bocas tuvimos que hacer uso de la red para enterarnos. En fin, supongo que si hubiera habido algún problema nos lo hubieran dicho, pero ¡vaya falta de modales y profesionalidad!.

Despues de tranquilizarme subí a mi cuarto y estuve descansando un buen rato, estaba agotada…mientras acariciaba mi barriga y les decía a mis pequeños que pase lo que pase, los protegeré siempre.

¿Y donde están las sonrisas en un día tan gris?. Simple. En una tarde que mejoró cien por cien la mañana. Me olvidé de esos imcompetentes y me fui a comprarle las cosas a mis niños, mi chico me preparó un guiso que no fue el mejor de los suyos, pero sí lleno de cariño… el creata me hizo carcajearme un buen rato despues de comer,  pelirrojo me hizo estallar de  risa en el coche con sus bobadas agroman, mi pavo de tardeá no falto a la cita para seguir restandole negativos a la horripilante mañana….Y lo que son las cosas, me regalaron una eco 4d porque les caimos en gracia a la de la tienda y amañará el sorteo para que nos toque. Y volveré a ver a mis chiquitines como dios manda, mejor dicho como merecemos. Por la noche, mi familia, que se enteró de nuestro percance con la SS, nos trajó un regalito para animarnos. Y vale, ese fue de risas y lágrimas, pero de las de felicidad porque es que Mukali es una llorona integral.

La vida siempre tiene algo preparado para sorprendernos,

y no somos de piedra en ningun sentido….ni bueno, ni malo.

Pero a veces da miedo la frivolidad de algunos personajes de nuestro planeta.

E inmediatamente me pongo a pensar en estos dos que voy a traer al mundo. ¡qué mundo!

Suerte que sigo disfrutando de quienes me quieren…

Quizas por eso la sonrisa -incluso en los días así- nunca me falla.

 

 

 

 

 

 

 

COLORES Y LIBROS.

4180408659733892

Ha salido un nuevo sol en mi despacho. Tambien en el pasillo,que aún con la misma tonalidad se percibe distinto. La habitación verde dejó de serlo para colorearse de un gris azulado fondeando el nuevo proyecto de “mami” y hasta el cuarto de los colorines empezó a llenarse de futuros que brillan. Pinté mi casa de nuevos colores para darle la bienvenida a mis dos razones de ser. Las que lo marcarán todo.

Color, color, color…….tan  presente en mi vida, impregnando un lienzo vacío, una idea, un libro o una imagen. Color que se hace y se deshace a expensas de nuestro antojo u estado de animo.

Ayer removiendo cosas caí en la cuenta qué aún sin niños tengo el  hogar lleno de los mejores juguetes: libros y pinturas. Entretenimientos que no pasan de moda y que sirven tanto a pequeños como adultos.

Libros para soñar y aprender, pinturas para imaginar y crear. Y poco más hace falta para sorprender a dos pequeñajos ¡no nos engañemos! la compañía lo es todo, tiempo, interactuar con ellos, estar cuando hay que estarlo…..y así se pinta a trocitos los escalones de cada uno sus años. Se moja el pincel en el color que nos brinde el alma y , sin más,  se dibujan los tesoros que creamos; que pueden ser miles de cosas, a veces pequeñeces… brochazos, líneas, volúmenes delimitan los aprendizajes que iran condicionando sus días y los nuestros. ¿Como me voy a engañar? con lo melancólica que soy yo…. me dará pena hasta verlos crecer, algo tan maravilloso pero escurridizo, un dibujo que ya no volverá a ser más en esa misma forma.

1288102140_132291780_3-bellos-oleos-de-ninos-Santiago-1288102140

 

Reordenando y recolocando el nido he descubierto el montón de colores, acuarelas, pinturas, oleos, acrílicos, rotuladores y demás objetos artísticos que he ido adquiriendo con los años… e inmediatamente he pensado…como les guste el fútbol como a su padre se van a enterar!. Con la de cosas que tenemos para divertirnos entre pinceles e historias… que -por supuesto- me destrozarán…ya los estoy viendo por un agujerillo… Y al final, digo mucho, pero en gustos dejaré que sean lo que ellos quieran. Por mucho que a mamá le pese lo del balón.

Buscando entre los trastos tambien encontré un viejo album de fotos  ¿os acordais cuando nos gastabamos el dinero en imprimirlas aún a riesgo de salir como el culete? jajajaj. Ya no pude aguantarme la tentación de tan suculento hallazgo y entre cubos y fregonas, me detuve un ratito a ojear mi vida en colores ¿quien dijo que los recuerdos son en blanco y negro?….

En la nube de mis años encontré una foto de pequeña que llamó mucho mi atención. Yo y mi vestido amarillo (se ve que ya era mi color), con ardiles de niña buena y posando con la muñeca blandita en el cuarto de mamá. Una foto que si te fijas es tan tierna como graciosa, pero que no frenó mi embobamiento supremo, como si de un espejito mágico se tratase. Siiiiiii!!! no lo pude evitar!!! pensaba en ellos…buscaba en mis ojos y  mi rostro su posible genética ¿cómo serán? ¿se parecerán a su mami? ¿a su papi? ¿serán morenos, rubios, pelirrojos, castaños? ¿tendrán los ojitos achinados, redondos, saltones, melados, turquesa, marrones, azules?…Sonreía e imaginaba. Como en la mitad de un libro que te engancha, como un cuadro recién iniciado con mil y una posibilidades.

IMG_3327

Después llegué a mi etapa de negros, que fue mi era ligona….y se me ocurrió pensar eso que decimos todos:  lo bien que sientan los 18 a todo el mundo. Es una edad estrategica, una belleza que no será más…pero hay que ver que tontos estamos con esos añitos ¡para escopetearnos!…jajaja. No daría por volver atrás a pesar de mis principios de arrugas, celulitis y demás. Son colores más que necesarios, cicatrices de supervivencia. La vida solo tiene un sentido (como en los libros) que es leer hacia delante e infinitas tonalidades (como un cuadro), que son todas aquellas cosas que nos van “haciendo” ser  a través de los años. Ser guapos no lo es todo, por eso, si mis pequeñajos no lo son no me preocupa. Es más importante rellenar un envase convirtiéndolo en algo de contenido maravilloso que ser un envase maravilloso de contenido vacío.

Otra cosa. Ya tengo el libro de los que paren a pares. Ese de la famosa Cook. Finalmente lo compré…. a pesar de su nada tentador preciazo de moda. No me gustan nada los manuales educativos, que a mi entender tienen más peligro que una caja de bombas. No digo yo que quien le guste o necesite los compre, pero las tendencias educativas van variando más que el tiempo….hoy nos dicen blanco y mañana negro…  la mayor parte de las veces la pura logica y la experiencia ensayo-error de los padres es mucho más certera que cualquier corriente pedagógica ilustrada. Esta feo que yo lo diga, viniendo de donde vengo, pero precisamente por eso os digo que educar  lo considero de esas cosas que se van haciendo por instinto. Nadie nace sabiendo, aunque se lea una situación problematica eso no asegurará librarse de ella, incluso aún poniendo en marcha las técnicas libro, que pueden fallar porque los mejores trucos están guardados en nosotros mismos. A veces -muchas- las mejores teorías se descubren a solas cuando se está en ello.

Y direis ¿por qué lo compraste entonces? pues mi razón fundamental es que desconozco sobre esa relación tan intima entre los gemelos y mellizos. Algo de lo que hay muy poca bibliografía y este libro está muy bien documentado al respecto. También tengo dudas con mi embarazo, que al ser múltiple presenta unas características diferentes al simple…y este manual  aclara detalladamente cada uno de los trimestres de esta experiencia.

Respecto a mi evolución preñil……que deciros ¡soy un cuadro!. Y de colorines fosforitos….  Ya voy por los 5 meses y no valgo un duro, si quieren me echan la zancadilla en la revuelta de un tranchete. Estoy torpe, lenta y me cuesta pillar hasta los chistes malos….Se ve que el chiste soy yo. Mi espalda está muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu malica pero todos me cuidan mucho, creo que debo darles penita. Ando patitiesa y balanceándome, manos en jarras sosteniendo la espalda….parezco uno de esos muñecos que tienen peso abajo y por más que los empujas no paran de balancearse buscando su centro de gravedad. Del sexo y de la comida… mejor ni hablamos, placeres terrenales que merecen capítulo a parte en el embarazo. En el mío de dos, ¡ni os cuento!

A estas alturas del tinglado, ODIO las escaleras, las cuestas ¿quien me mandaría vivir en una?, no verme el “chichi” ¡que fracaso!, no poder agacharme cuando y como quisiera, descubrir otro pantalon que no me entra ¡mierda! al club vestido sin otra alternativa!…..

ADORO este estado zen-mimoso, los bañitos de espuma en mi bañera, verme albondiguilla debil pero muy humana,  las siestas con música relajante en la barriga, los masajes que algunos días- y cuando no puedo más-me da pelirrojo, sentirlos patear en los distintos rincones de mi maleta, percibir las emociones de una forma antes desconocida …

Y para despedirme os diré que he descubierto una prenda premamá al módico precio de 0 euros….. ganga anticrisis!

los pantalones de futbol de mi marido!!! jajajaj…..Os aseguro que son gloria divina y ¡oye! no pintan tan mal ¿ a qué no? jajaja.

IMG_3325

Todo es imprimirle estilo, color y una buena dosis de risa a lo absurdo.

 

 

Os dejo esta canción que no viene al cuento de la entrada pero se me ha “pegao” irremediablemente y no hay dios que me la arranque…jajaja. Yo me parto el culete con el video vintage. (pero no se si os la habré puesto alguna que otra vez, porque es de mis absurdeces favoritas).

 

Buen finde!

Leed y pintad, os aseguro que revitaliza.

INQUIETUDES DE UNA FUTURA MAMÁ.

La luz del sol atraviesa la ventana y se cuela en un papel apuntando una cifra. Dinero, números, un precio. Los rayos parecen quemar el estrato pero tal vez sean las cuentas que arden en su cabeza. Recoloca gastos, inversiones, recientes necesidades para los que están por venir. Economizar es ahora su nueva máxima.

En la libreta recien estrenada anota tres olvidos que se le ocurrieron en la mañana. Repasa la lista de cosas materiales que precisarán y se pregunta desde su lógica simplificante si es necesario tanto artilugio para criar a dos bebes. Sabe que no, pero tambien sabe que no les dará menos de lo que ella misma se da; tonterías cero, de lo importante lo mejor.

El móvil suena y entra una foto, un nuevo bebé acaba de llegar al mundo. Tan perfecto, tan buscado, tan sublime. La mamá aparece conmovida tras unos mensajes describiendo la experiencia, mientras otras muchas la felicitan. Ella lee en el aparatito y se le escapa una lágrima y otra y otra….y sin querer, es un mar. Su marido, que veía muy entusiasmado los primeros 5 minutos bélicos de Gladiator, la mira asombrado y se le enciende la ternura y la duda. “¿Qué te pasa?”. “Nada, será que tengo la sensibilidad a flor de piel” “Será que acabo de saber que yo seré la próxima, que es inminente”… ” será que no se tantas otras cosas, que desconozco tanto!”… La película, en pause, los ve dialogar sobre el futuro cercano hasta bien entrada la madrugada.

Lleva un par de semanas que se nota muy limitada. Se cansa en seguida, su espalda merece un capítulo a  parte y pierde forma física a borbotones. Nunca creyó que el embarazo constriñera tanto sus capacidades, pero lo cierto es que se siente tan  frágil como un cristal. Anda tortugueando por la calle y le preocupa mucho saber si aguantará hasta el final….aún no tiene un volumen exagerado y se nota bastante frenada, ¿cómo serán los próximos meses porteando a dos cada minuto más grandes?. Ahora cada día es como una pequeña batalla librada. Confía, cierra los ojos y duerme. Ellos son el motor que arranca sus días, y como todo motor enorme consumen mucha gasolina.

La conexión con su interior sigue siendo mágica. Una pecera a dos niveles que cosquillea cuando tiene hambre y aún más cuando saborea. Dos pececillos incansables y juguetones. Al de arriba le gusta hacer piruetas en círculo, al de abajo de un lado a otro achicando su vejiga. De alguna forma ha descubierto que sus sentimientos ahora los comparte en un tris a tris… …si  ríe a carcajadas ellos bailotean en su barriga de una forma antes desconocida, si se estresa ellos la agitan desde dentro extenuandola. No es igual, no es la misma, aunque en esencia lo sea. Ahora no está sola.

Un buen amigo le dice: “¡¡¡¡¿cuando te vas a poner gorda, cabrona?!!!” y ella se ríe porque sabe que ya medio lo está ¿necesitas gafas o que?.  Una desconocida le acaricia la barriga, un amigo le cede su asiento en un bar, un médico le piropea diciéndole que “donde los guarda?, que los disimula muy bien”,  una niña empieza a descubrir que dentro de una barriga se esconde una nueva vida, un niño se asusta de tremendo misterio… una antigua compañera se cruza delante de ella y se le enciende el alma al recordar que compartieron la misma planta de hospital con destinos diferentes…su mejor amiga la sorprende con un regalo que significará por ser el primero de muchos.

La silueta tras el espejo pinta trazas de albondiga, los botones del abrigo se van volviendo imposibles con el pasar de los días, las galletas campurrianas nunca supieron mejor, los sujetadores se achican, las bragas molestan, las camisetas se levantan, los tacones (adorados ellos) se aparcan.

La casa empieza a notar sus ausencias. Las pelusas la saludan desde un rincón.  Ella está pero no está y si está, mejor por partes y dosificando. Otra forma le es imposible. Dosificar: un verbo que nunca entendió. Tendrá que adquirir el espíritu pasota pero le cuesta. Refunfuñe, exige más ayuda, no llega a todo. No le gusta pedir refuerzos.

Llega a la tienda de bebes acompañada de su marido. Le da la risa, aunque lo disimula bien. Ese tipo los conoce desde los siglos de los siglos. Ha perdido la cuenta de cuantos artilugios habrá comprado allí para sus amigos, que fueron padres algunos hace casi una década. El tipo se habrá ido de vacaciones a las islas Phi Phi  ¡por lo menos! con el dinero que ellos se habrán dejado a través de los años. Pero el hombre tiene salidas y suelta un “¿ya os toca o no a vosotros?”….ahora si, sabian que lo diría. “Si, por fin!!”….y ella le suelta lo que no se puede callar: “….he tardado,pero he venido cargada de bombo!”.  Estupendo!!, al tipo se le encienden los ojillos. Pensará “doble inversión”.

Primera mañana de abril. Después de desayunar ella se sienta en su sofá reclinable y valora cuantas cosas ha aprendido en los últimos años, cuantos “no” se convirtieron en “sí, cuantos la fallaron, burlaron, olvidaron…, cuantos la sorprendieron, amaron, apoyaron… cuantas palabras dejó en un cajón y cuantas sacó antes de tiempo….cuantas veces se levantó para después volver a caer y alzarse más fuerte y enseñada aún…

Sí, desde que está embarazada o en “fase de” bastantes cosas han revolucionado su mundo… y muchas más se preveen; pero sabe que hay otras que el tiempo dificilmente puede destruir. O eso creen quienes aman.

Son esas personas que -verdaderamente- nos quieren y nos aprecian.

El recorrido de algunos abrazos es eternamente infinito y directamente proporcional a todo aquello que se comparte.

DSC_0062