EL DIA DE LA MUJER. MENUDA ESTAFA.

Pues eso, que yo me siento mujer hoy, mañana, ayer y siempre. No entiendo estas chorri celebraciones ¿hay un día para el hombre?….Y direis !Claro! es que nosotras somos el sexo debil… tenemos que seguir luchando por nuestros derechos. Estoy de acuerdo, pero no creo que un día en el calendario nos ayude demasiado a hacerlo. Las grandes batallas no se libraron en unas horas, desde luego. Que me lo digan a mí que ya he escuchado unas tropecientas veces en boca de pelirrojo unas cuantas batallitas históricas.

Centrandonos -que me voy- me parece absurdo las manifestaciones festivas con pancartas reivindicando nuestro papel en la vida y el resto del año cada una se mete en su madriguera y que le den a la vecina. ¿No es evidente? Nosotras lo valemos. ¿Necesitamos un día para demostrar nuestra valía, algo que cae por su propio peso?…

Bahh, no creo en estos días!! aunque desde la incongruencia que me provocan, los respeto: se lo pasan bien y es otra fiestecilla más que añadir al calendario. Como el día del niño, el de los enamorados, el de los gays…. esta bien, no hacen daño a nadie, más bien generan beneficios economicos pero que no nos vendan la moto de que son días necesarios para reivindicar no se que historias. No, eso se reivindica cada día, año a año y desde otras luchas menos lúdicas.

El caso es que para ser mi fiesta, vaya estafa!!. Empecé con  insomnio y me levanté con  ojeras de kilometro, no me tuve que maquillar porque mis ojos ya resaltaban por si solos, ni que me hubiera peleado la tarde anterior!!!…Ea, pues eso, puñetazo en cada uno….

A esto le fui añadiendo unos tropecientos pañuelos que acompañaron la última adquisición de mi preñez: una rinitis que puso mi nariz a la altura de mis abultados ojos. Un cuadrito bello de payasita!! ni Miliki me ganaba, oye!!.

La casa estaba hecha un cuadro (como yo) asi que para esquivar mis males, cogí el cepillo cual dama guerrera dispuesta a enfrentar la más cruel de las moñas caseras: la limpieza.

“Lo mismo aireando la casa, puedo respirar y me descongestiono”- pensé. Los coj……!!!! los pañuelos fluian en un baile de polvo, limpiadores y celulosa….achisssssssssssssssssss!!!! achissssssssssssssssssss!!! esa fue mi banda sonora de mañana de sabado.

Que bonito, que hermoso es ser mujer!!!

Llegó la hora de comer entre detergentes y lo ultimo que apetecía era meterse entre fogones. Asi que me coloqué el mandil de mujer trabajadora  y me hice unos espaguettis a la boloñesa para días D; lo cual se traduce en ingredientes rapiditos  de tienda.  Una comida de lo más delicatessen…Pero me sentaron bien, y mis pitufos se pusieron muy contentos saboreando su tomate.

Por la tarde me miré al espejo y oye….seguía siendo mujer!!!. Era mi día,  a pesar de que mi careto dijera que más bien era el día de las zombies.

Estuve hablando con unas amigas y todas hacían estupendos planes: sierra, parque, paseos, comidas en familia… mientras yo, mujer en su día mundial, más sola que la una. Y sin ganas de nada!!! que es lo peor….Menos mal que me acompañaban dos pitufos y de vez en cuando ,suspendida entre mis males, sonreía al sentirlos tan cerca.

A eso de las seis, la rinitis llegó a tales cotas que empezó a congestionar mi cabeza. Adquirí entonces una bonita jaqueca, que me recordó que gracias a que soy mujer y tengo una cantidad de estrógeno desorbitada, me hallo como me hallo.

Olé hormonas!!! como adornan a la mujer, esas engalanadas invisibles que nos hacen pasar de la risa a la pena en un suspirito. Ainsssss!!! que especiales somos. Cuando estamos embarazadas, nuestras amigas las hormonas se encargan de hacernos la vida más fácil o más difícil, según quieran ellas, que se mueven a su antojo y capricho. Me cercioré, en mi diálogo femenino loco, que yo por embarazo multiple lucía el doble de estas maravillosas compañeritas. Un cocktail de mujer total que ayer se inclinó por la balanza del menos, dejandome una tristeza horrorosa que siguió vistiendo mi día de fiesta.

Llegó la noche y pelirrojo (apenado tal vez por mi careto de mounstrua) me hizo una pizza…pero una vez cocinada, mi olfato y unas nauseas ya desconocidas decían que no querían de aquello. Probé a comer despacito para ver si lo engañaba pero no!! no había manera….caté tres trozos pequeñisimos y lo dejé.

Cuando creí que llegaría el momento de descansar en mi dia de la mujer, de cerrar los ojitos y mandar la celebración a los santos infiernos…. se me coló una vomitona inesperada.

Y allí estaba yo, feliz y contenta viendomelas con mi amigo Roca (que no Rocco)  en el día de la Mujer.

Qué bien me sientan estos días!!! Soy toda yo en estado puro.

Hoy ya no celebramos nada, pero oye!!! me miré al espejo y luzco mejor que ayer.

¿Por que será eso? ¿Nos la habrán dado con queso?.

IMG_2120

Feliz día payasitas!!

Va por vosotras!!!

Anuncios

20 comentarios en “EL DIA DE LA MUJER. MENUDA ESTAFA.

  1. El día de las zombies, ja, ja… no, mujer, ése se celebra el 4 de febrero (“Día del orgullo zombie”, no es coña!). El día de la mujer es una chorricelebración, como dices tú. Yo ni sabía qué día era hasta que me llamó mi hermana y me lo comentó por la tarde.
    Siento que hayas estado un poco malita, ya sabes que dicen que eso es síntoma de que el embarazo va muy bien.
    Cuídate, y espero que no tengas que volver a intimar tanto con Roca!!!!
    P.S. A este paso en tu casa vais a celebrar el Día del tomate frito 😀

    1. ¿No me digas que se me ha pasado y no he celebrado mi día, el de las zombies?….aunque pensandolo bien en mi casa, este evento es todos los lunes viendo the walking dead…jajaja.

      Bueno, ya estoy recuperada totalmente. Cada x tiempo tengo un diilla más fastidioso, pero nada grave, aunque el día de la mujer superó todas las expectativas…jajaja, se ve que rulan por mi cuerpo demasiados andrógenos al llevar dos niños.

      Ostras Roca, lo he visto veces contadas pero que blancuzo es…jajaja.

      Siiiii, estoy por patentarlo….jijiji.

      Besos.

  2. Jajaja qué guapa! yo celebré nuestro día internacional con una laringitis y el descubrimiento de mi primera caries (que me miró desde un rinconcito de una muela y me gritó: “toma regalazo, MUJER!”)

    1. ¿Tu primera caries? sientete afortunada, yo creo tener unas tres ya. De todas formas que mal sientan, ahora procuro cuidarme más la boca, dicen que se pican mucho más.

      Espero que hayas superado la laringitis.

      Un abrazo.

  3. Pues, a mí este día me gusta más el de Santa Águeda. Yo creo que hay que celebrarlo por todas esas mujeres que lucharon por tener unos derechos que ahora tenemos.
    Yo si que lo celebré de excursión por el campo.
    Espero que estos síntomas vayan remitiendo.
    Un beso

    1. Yo lo celebro cada día y me parece admirable tanto las mujeres que lucharon como las que lo hacen sin ninguna fama y desde cada una de sus casas.

      Hace tiempo que no voy de excursión, me parece un plan genial. Espero que lo pasarás bien, yo habré de esperar unos meses para retomar mi físico, ahora estoy hecha una “viejecita” jajaja.

      Como le he dicho a Isa, cada día es una aventura. Pero ya estoy bien, menos el insomnio que no me deja ni a la de tres.

      Un besote.

  4. No sé si ayudan o no ayudan a la causa los “días de…”, pero lo que sí sé es que para mí este sábado fue como otro cualquiera, con la ventaja de no tener que trabajar fuera de casa. 🙂
    Muas!

    1. Ya te has respondido tu misma.
      Pueden servir para rememorar, pero dificilmente para ayudar a la causa. Eso mayormente no depende solo de nosotras y de un día, sino de muchos años, gobiernos, mentalidades, luchas…

      Besotes.

      1. No me puedo quejar, tengo buena genética, pero sí es dificil hasta que se llega: tantos años, los intentos y luego la crianza, que se lleva feliz, pero requiere de mucha energía y mucho tiempo. Bueno tu ya me podrás entender.

  5. Totalmente de acuerdo con tus “chorri celebraciones”. Así nos tienen, celebrando un Día y desatendiendo 364. Es el business. Mañana inventarán el día internacional del refugiado y colgarán unas flores en la valla que los separa de nosotros. Unas flores preciosas. Que te repongas

    1. Hay dias para todo y todos. Pero si luego desatendemos la causa el resto del año de nada sirve. Todavía hay mucho por lo que luchar en lo que a la mujer se refiere y es algo más arraigado que tal vez solo los años y la evolución nos lo den. Al menos, quiero creerlo.

      Ya estoy repuesta, esto sucedio hace dos años, ahora me hallo sincronizando trabajo, mujer y madre… como tantas otras.

      Un abrazo y muchas gracias por pasarte y comentar.

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s