CUANDO EL MIEDO LLAMA A TU PUERTA.

la foto

El miécoles día 5 era el cumpleaños de pelirrojo. Yo había estado el día anterior haciendo algunas compras para reponer comida  y preparar una tarta elaborada para él. Todos los años le hago alguna diferente, pero la de este año no se me olvidará nunca. Esa tarde  recuerdo que no paré, baje a casa de mi madre, acarreé algunas bolsas, fui andando a visitar a mi suegro que lo habían operado, me fui para casa y me pasé el resto de horas de luz haciendo el postre. A las 21 logré sentarme y  me sentí realmente agotada.

Pero bueno las horas pasaron, descansé  y llegó e día del cumple. Nos levantamos cuando nos apeteció, porque ese día mi marido no trabajaba. Desayunamos y cuando llegaron las 12 nos arreglamos para salir a comer fuera, a la ciudad. Habiamos estado mirando restaurantes y finalmente nos decidimos por un italiano que había al lado de la estación de ferrocarril, al que no habíamos ido nunca.

Era día laboral y hacía bastante viento. Cuando llegamos miles de niños salían del cole con sus madres, con caras de frío se encaminaban para llegar a casa y devorar la comida. Como nosotros, que ibamos charlando de lo que pediriamos al llegar.

El almuerzo estuvo de vicio y  salimos con ganas  a dar una vuelta por el Corte Ingles. Yo quería regalarle una entrada para el concierto de Leiva con sus amigos y ya aprovechamos para mirar otras cosillas pendientes. Así se nos pasó toda la tarde y yo tampoco descansé. Pero esta vez si que no me sentía cansada, nos lo estabamos pasando tan bien, estaba siendo un día precioso.

Llegamos a casa y pelirrojo se puso a ver el partido del Madrid. Quería terminar de decorar la tarta del día anterior y ya de paso preparé la cena. Por fin pude sentarme a las 22 h, despues de 6 horas sin parar.

Cenamos y partimos la tarta. Estaba buenísima, era de limon, caramelo, nata  y galleta, mi marido hasta repitió. Después, el se puso con la consola y yo miraba las fotos de unos mellizos de una conocida de facebook. Estaba comentandole  lo graciosos que parecían, tenían la casa invadida de juguetes, en otras aparecían jugando en la bañera, de cumple vestidos de mickey y minnie…Estaban para comerselos. Todo se estaba alineando para un final inencajable.

Entonces, tuve la sensación como que me bajaba bastante flujo. No le dí importancia porque es normal sentir flujo y con el embarazo más. Así que seguí con el movil algunos minutos mas. Pasaría como media hora  cuando de pronto me sentí muy mojada. Tenía el pantalon empapado y le dije a mi marido que hoy estaba teniendo más flujo del habituall…cuando me toqué y de pronto ví toda mi mano llena de sangre!!. Fuí al baño y aquello era una pesadilla…….daba miedo.

Entonces solo recuerdo que le dije: “Corre!” “Vamos!”. Me cambié a la velocidad del rayo y abandonamos la casa. La mesa se quedó puesta con los platos vacios de la tarta y con la mitad de mi tónica y de su Jonnhy.  Eran las 12:08 min cuando ya nos dirigiamos a Urgencias de la ciudad. Mi localidad está cerquísima de la urbe, solo unos 5 min, pero creo que fueron los más largos y angustiosos de mi vida. Parecía como si el coche no avanzara,  como una de esas pesadillas en las que quieres llegar al final de un pasillo y la puerta cada vez está más y más lejos. Yo no podía respirar del miedo tan grande que tenía y el me decía: tranquila, …todo estará bien…tranquila, tranquila……pero ambos estabamos atascados por el espanto del no saber. En ese momento, se me vino a la cabeza mil cosas negativas pero solo quise quedarme con algo que había leído días antes. “Los sangrados en embarazos gemelares son relativamente frecuentes” – y solo quería creer eso, normalizarlo.

Milagrosamente encontramos todos los semaforos de la ciudad en verde, abiertos para nosotros  hasta que llegamos a la boca del hospital. La sala de espera de urgencias estaba desierta, doy gracias a Dios a que no había nadie y nos derivaron directamente a ginecología. Allí me hicieron unas cuantas preguntas importantes y pasamos a ecografías. Conforme me iba acercando a ese aparato tan rutinario ya en mi vida, el corazón me golpeaba más y más fuerte. Sin saber lo que me iba a encontrar, estaba paralizada, impresionada, atemorizada, asustada…y miles de adjetivos más conjugados en una persona: yo y el miedo. Me exploraron con el especulo y recuerdo sentir más dolor que nunca, creo que por el nerviosismo tan atroz que tenía. Despues procedió a observar con el ecografo, la medica miraba muy seria: cuando ya no pude esperar más ( tan solo segundos)  cuando me precipité a decir “¿pero están bien o no?”

….Y sí, milagrosamente, allí estaban: intactos. Respiré. Respiró. Creo que volví a ser un poco yo misma y no el espectro del pánico. Les latía el corazón pero no conseguí más que  escuchar a trompicones las palabras de la doctora, porque dos lagrimas no me dejaban ver la imagen del monitor.

Me ingresaron porque la cantidad de sangre era a considerar. Preguntamos el porqué, pero no supieron decirnos nada a ciencia cierta. Solo que el resto de las horas serían determinantes. Escuché, esa palabra que -personalmente- nunca creí que me tocaría escuchar, amenaza de aborto. Y tuve mucho miedo, de que algo empezara a desmoronarse ahí dentro sin yo poder detenerlo, como un castillo de naipes en donde una pieza se cae y el resto empiezan a resentirse.

DeAngel

Esperamos al celador y nos acompañó hasta una planta en donde cogimos cama. Allí me tumbé y me trasladaron en camilla hasta la novena del hospital. Suerte que estabamos solos y nos tocó una habitación enorme. Lo último que hubiera deseado es tener que compartir el espacio con alguien desconocido.

Pasé allí dos largos días y sus noches, esperando respuestas, sintiendo pavor cada vez que iba al baño, observandome y haciendome pruebas que pudieran arrojar luz sobre aquel sangrado. Por suerte, el manchado comenzó a disminuir hasta que a día de hoy ha desaparecido del todo. Creo que ha sido un susto…., o un toque,…. o un “teníaquepasar”,…  pero creo firmemente que mis muñecos se quieren quedar conmigo.

Ayer me repitieron la eco y volví a verlos. Estaban estupendos!! y me emocioné al ver sus manitas moverse. Parecía que estaban en dos literas uno arriba y otro abajo: tan campantes!!. Recuerdo las palabras de la gine: “Estos se han pasado el sangrado por el arco del triunfo!! miralos que vivitos!!.” – Y me llenaron de vida….. y me quitaron los miedos….. y supe que estarían conmigo hasta el final. No había nada incorrecto, ni hematomas, ni placentas mal, ni medidas…….nada!!. Simplemente pasó y nadie supo decirnos el porqué.

Finalmente, nos dieron el alta y volvimos para casa.  Ahora todos están pendientes de mí, soy la reinona del sofá, del “nohagoná” y bueno…me han recetado mucho reposo porque al parecer dice mi médico que es una medicina barata y buena.

He tratado de entender mil veces porque ha pasado todo ¿he sido una irresponsable?, ¿me he ido confiando conforme avanzaban las semanas?, ¿podía habermelo tomado con más calma?…. Al final solo llego a una conclusión: tenía que pasar, pasa a diario y seguirá pasando a otras mujeres del mundo. Hay cosas que no podemos detener y la naturaleza es una de ellas. Puede que en otras condiciones distintas tambien hubiera ocurrido. Por mi parte, solo me queda sacar la conclusión de que a partir de ahora tengo que enfocar mi vida desde la perspectiva de la tranquilidad. Pasaré algunos meses en los que no podré hacer mucho y me cansaré de ser dependiente, pero hay dos cositas muy grandes que me dan alas cada día, que me colman de felicidad y me llenan de una forma inexplicable. !Como puedo quererlos tanto!…Solo cuando vislumbras la perdida o la despedida, eres consciente del amor tan grande que sientes.

Pero no se irán, no dejarán mi casita hasta dentro de 5 meses…!por lo menos!.

 

 

 

Anuncios

40 comentarios en “CUANDO EL MIEDO LLAMA A TU PUERTA.

  1. A mí me pasó con el primero… no hacía mas que decirle, quédate conmigo… me mandaron reposo y pasó. Con dos dentro imagino que es más habitual.
    TRanquila, respira y descansa. Ánimo!!!
    Besicos

    1. Gracias por tu experiencia, Sylvia. Consuela saber que no eres la primera ni la última a la que le sucedió y luego las cosas salieron bien.
      Guardaremos reposo, no queda otra. La tranquilidad es más difícil, pero se intenta.

      Gracias por tus animos.

      Un besote.

  2. Un poquito de relax, una pizquita de sofá y deja que ese amor aumentado os vaya llenando de felicidad los meses que están por llegar.

    Un besazo enorme para los cuatro y ya dabes donde nos tenéis para lo que os haga falta! 🙂

    1. Esos son los ingredientes que ahora me sientan fenomenal. En realidad estar en el sofá no es mala medicina…jejeje.

      Se que sois dos soles. A ver si el tiempo y la situación nos da para conocernos, que ya tengo ganas.

      Besitos, Luna.

  3. Como mi movil hace lo que le viene en gana…..lee primero esta parte y despues la dearriba, y tendras mi respuesta tipo ikea: construyelo tu mismo :O

    Os decía que lo habreis tenido que pasar fatal, que me tenías en ascuas y muy preocupads conforme iba leyendo, pero que mealegra saber que todo fue bien al final.

    Quizas fue el estres, quizas tenia que pasar, como dices, pero creo que si pasó fue para multiplicar por millones el amor que teneis a esos dos pequeñajos traviesos y, sobre todo, seguro entre vosotros.

    Y ahora ve al primero ;P

    Firmado: la reina de las tecnologias jejeje

    1. Jajajaja…los moviles a veces los volvemos majaras…y ellos a nosotros!!.

      Sí, muy mal. Pero ahora toca mirar hacia delante procurando no obsesionarse demasiado…lo cual, dado el tiempo que llevamos buscando este embarazo…dime ¿como lo evitas? jajaja.

      En fin, mejor relajarse y pensar que fue una travesura de esos dos pitufos.

      Un besote, reina.
      Ya quisiera ser yo reina de las tecnologias, más bien soy cafre de ellas….jijiji

  4. Ay vaya susto! tenía el corazón en un puño hasta que he leído que estaban bien (confieso: me he saltado párrafos hasta que he leído que estaban bien y luego ya he empezado todo de nuevo…)
    No le des vueltas a buscar causas y mucho menos a pensar que hayas podido ser tú la causante. Como bien dices, son cosas que pasan y que no pueden predecirse ni evitarse. Hay que quedarse con lo importante… esas 2 bichuches siguen dando guerra!! (y lo que les queda!)

    1. Si hasta yo cuando lo escribía me sorprendia de como había sucedido todo, ni en las películas, ni en los libros…a veces la vida real lo supera todo.

      Siiiiiiiiii, van a salir guerrerillos!!.

      Besos.

  5. Qué susto!! Pero esos dos quieren quedarse. Me alegro de que no sea nada, dejate mimar y no le des más vueltas. Aunque ya imagino que es más fácil decirlo que hacerlo.Un beso

    1. Si es más facil decirlo que la práctica. Pero se intenta y poco a poco se van tapando los malos recuerdos. El futuro es una caja de sorpresas, pero prefiero esperarlo imaginando lo bueno…lo malo llega solo.

      Besitos.

  6. ¡Qué pesadilla! Me alegra que todo esté ya bien, y aunque no se sepa el motivo los tres sigáis estupendamente. Toca tranquilidad y nada de esfuerzos, mucho ánimo.

    1. Los motivos quien sabe, ni los médicos ven nada raro.
      Prefiero no autoculparme, la naturaleza es muy caprichosa y tanto en los procesos FIV como en los embarazos gemelares los sangrados son frecuentes.

      A que me hagan……..jejejeje.

      Besos.

  7. Ay Mukali hija mia que susto por dios!!!!me has tenido leyendo con el alma encogidita hasta que por fin he visto que todo está bien, uuufff que alivio dios mio!!!me alegro que todo siga bien……es@s pequeñines son parte de todas las que te seguimos, los consideramos “un pedacito de nuestras vidas” y yo tambien creo firmemente que están muy a gustito en el nidito de su mami y ahí seguirán hasta que toque salir ya lo verás, eso si, por favor cuidate mucho y sobre todo dejate mimar al 100% por ese estupendisimo marido y papa pelirrojo que es un “solete”, ains que ganitas de que pasen estos meses para que por fin puedas gritar a los cuatro vientos sin miedo que los mellis han llegado y están oficialmente en este mundo……BESITOS, BESOTES Y BESAZOS GUAPISIMA MAMA!!!
    Jimena

    1. Siento haberos trasmitido todo el desasosiego, pero queria escribirlo tal cual para que un día cuando vengan al mundo mis peques sepan un poquito de lo que su madre navegó para traerlos al mundo.

      Lo de pelirrojo si que es para enmarcarlo. Esta cuidandome a cada segundo para que todo salga bien, para que esos dos pitufines sigan con nosotros y pronto los tengamos en el mundo.

      Gracias por tus animos, primor!

      Un besote.

  8. Menudo susto, espero que ya estés mejor, y por favor tomate todo con más tranquilidad.
    Dicen que son normales los sangrados el primer trimestre.
    Un beso, y lo dicho reposo y tranquilidad,

    1. La verdad es que me lo he tomado siempre. Pero no sé, supongo que una intenta buscarle explicaciones a todo cuando a lo mejor no las tiene.
      Siiii, muy normales….pero el mío, mira que he tenido reglas, asustaba mucho!!

      Besos.

  9. A partir de que te empecé a leer con Cartas desde el fondo de mi Placard he deseado que todo marche bien. Confieso que al empezar este relato no esperaba este angustioso momento que has tenido que pasar, pero el que hayas saltado este obstáculo sin mayor problema es prueba de que tu organismo está preparado para hacer frente a las adversidades. !!Que esas semilllitas sigan prosperando y haciéndose más fuertes cada día son mis mejores deseos!!
    Abrazos sinceros..

    1. Me ha gustado tu interpretación, es muy positiva y puede que lleves razón. El organismo es sabio y va haciendo frente a las dificultades cuando está preparado.

      Gracias por tus buenisimos deseos.

      Un abrazo grande.

  10. Hola Mukali:
    Acabo de descubrir tu blog (gracias por seguirnos, por cierto) y justo la primera entrada que me encuentro es esta.
    Si te sirve de consuelo, a mí también me pasó! En realidad me pasé todo el primer trimestre manchando ligeramente, pero en la semana 13 fue a lo bestia, aunque me duró poco.
    Aunque por mucho que te diga que a mí también me pasó, que es habitual, y todo eso, hay que sufrirlo en propias carnes para saber lo angustioso que es, y que da igual lo que te digan, el susto no te lo quita nadie. Me alegro de que ya haya parado.
    Al final para pelirrojo fue un regalo de cumple ver a sus peques bien en la eco no? a pesar del susto…
    Ya te voy siguiendo.
    Un abrazo
    PD- Cuando escribo sobre mis niños siempre los llamo Zipi y Zape! 😉

    1. Es cierto cuando te toca, las palabras te resbalan y el miedo te coge. Pero bueno iremos sobrellevandolo.

      Sigo manchando aún, es poco y ya no es sangre lo cual me deja más tranquila. Pero me encantaría que hubiera desaparecido del todo.

      Gracias por tu visita.

      Un beso y ya te leo.

  11. Madre mia Mukaliiii!!! con el alma en un puño me has tenido hasta que no he leido que estaban bien, que susto, corazón!!!!! DIOSSSSSSSSSSSSSS!!!!!!! Pues nada, a descansar!! a dejarse cuidar!!! Yo llevo tres meses con mi vida en pause. No se si servirá de algo, pero hago lo justo y nacesario, ni más ni menos…. Intento que la mayoría de las horas sean de descanso. Nadie me ha aconsejado reposo, pero cuando me muevo mucho parece que me revuelvo, me empiezan a molestar los riñones y el utero…
    Ains wapa, cuanto me alegro que esté todo bien. Vuelve a escribir prontito, wapa!!!

    UN besote

    1. Yo tampoco es que me matara haciendo cosas, hacia con calma, daba mis paseitos…….ahora como tu dices, mi vida en pause.

      Gracias nena, esto ha sido solo un susto, gracias a Dios!

      Un beso.

  12. Bombón hay que cuidarse y aveces lo olvidamos, me alegros ue se quedara en un susto, ahora unos días de relax y deja que te mimen!
    felicidades al pelirrojo
    un besazox3

  13. Bollazoo!! Esos dos peques han salido guerrerillos, y te dieron un “toque” para que les prestaras más atención, jejej.
    Ahora a tomarse la vida con calma, pero tampoco tanta eh? (que estás desaparecida).
    Muaks

    1. Si es que ya lo decía yo: que no quieren que los saque a comer fuera, nena, que lo captan!!. De aquí a que vengan: comida casera.

      Si, de vez en cuando desaparezco… Pero ando bien.

      Un beso gordote.

  14. Pienso como Jimena, que todos los que te seguimos sentimos a esos chiquitines como “un pedacito de nuestras vidas”: Espero de todo corazón que no vuelvan a daros esos sustos!!!
    ¿Y dices que no dejarán tu casita hasta dentro de 5 meses? A este paso, con esta dichosa crisis, no la podrán dejar hasta los 30 años 😀
    Cuidaos mucho!
    Un beso muy grande 🙂

    1. Eso es precioso, Isa.

      Jajajaj, eso ya me lo imaginaba….pero yo confio que esta crisis se acabe pronto. No me veo con 60 y aguantando a treintañeros/as…espero que se independicen antes.

      Un besito, fuerte.

  15. Es la primera vez que te leo, pero vaya, qué susto mas grande pasasteis!! mucho ánimo para este tiempo que te queda de estar de reposo. Sin duda tu recompensa será grande!! Me quedo por aqui para hacerte compañia!

    Un beso!

    1. Bastante, porque aunque lo hayas oído, aunque estes informada, siempre te pilla de nuevas. Y las ilusiones crecen día a día, con lo cual, es dificil huir del sustillo. Pero bueno, lo vamos intentando.

      Puedes venir siempre que quieras, eres bienvenida.

      Un beso.

    1. Por suerte solo quedó en un susto y por ahora no hay explicación plausible. Eso es lo que me escama, pero bueno, confiaremos porque parece que todo marcha bien.

      Un besote.

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s