LOS NIÑOS MIMADOS DE AMÉRICA.

Hoy viendo la tele he escuchado la noticia de Justin Bieber. Llevan días hablando de él y de sus últimas polémicas.  El niño guapo de América, ese que hasta hace poco tenía cara angelical y ahora solo look de chulo intoxicado, parece que no está siendo del agrado de muchos de los americanos que antes le aplaudían. Se han recogido unas 75 mil firmas que piden la deportación de Bieber a Canadá, en la página de la Casa Blanca. Ya no quieren que sea bandera americana, porque el niño viene portandose un poquito-bastante-regular.

Me sorprende la facilidad con que  las discograficas americanas ecumbran figuras infantiles llevandolas al estrellato fácil y dulzón y luego estos niños, porque no son otra cosa, se desparraman con comportamientos impúdicos, llegando a perder toda su adolescencia y madurez. Y lo mejor: los medios se lo reprochan!!. Un niño no está preparado psicologicamente para la vida que supone esa fama y ese poder de audiencias. Y los queman hasta exprimir de ellos la inocencia y convertirlos en desadaptados en vida. Es como si nunca llegaran a crecer del todo.

Ya lo hicieron con Britney Spears, en los 90, ¿quien no recuerda ese primer videoclip suyo en donde la inocencia aún pululaba por sus venas?…y en lo que degeneró. Ahora la precede la magnifica Miley Cirus, que de niña ha pasado a zorrón. Un día, de repente, sus representantes pensaron que tendría que cambiar de estetica, de look country americano a otro más trendy hot…. porque vende más!! así en un pis pas, de concierto a concierto, recuerdo que hasta fue noticia mundial porque algunos de los chiquillos que asistieron a verla quedaron boquiabiertos de tremendo espectáculo provocador.

¿Porque eligen a niños para robarles delante de nuestros ojos la inocencia y la virtud? Los queman como a cadaveres. Igual yo soy muy tremendista, pero me enerva ver cada día personajes adolescentes así, tiroteados por la fama y el no saber asimiliar los cambios. No debe ser fácil convertirse en  imagen que recorre mundo, cartel de belleza y juventud, que dura mientras dura….y que evidentemente se ve salpicada de escandalos y perversiones. Es que no es normal.

Ya pasó con Michael Jackson, con Macauly Culcin, Joselito y tantos otros niños y adolescentes que quedaron tocados para siempre. A veces pensamos que los famosos y ricos, están rodeados de felicidad porque pueden tener todo cuanto desean. Belleza, fama, dinero, popularidad, sexo…sin embargo, carecen de lo más importante: la libertad de ser, de crecer sin ser topado por una cámara o una mirada que busca transformar lo estatico de una imagen en morbo y dinero. No podría vivir así, esperando que alguien cazara un instante de mi privacidad para venderlo como merluza barata. Y mucho menos permitiría que a mi hijo se le utilizase así, ya pueden estar lloviendo montañas de dolares por mi chimenea que esta no deja que le quiten lo más chisposo de la edad: esa etapa de tontura en la que todos hemos hecho tonterías y hemos estado un poquito tontos. Para despues crecer y madurar…y descubrir que nos equivocabamos en tanto! que no sabíamos ni la mitad de la mitad. Pero esa es la vida y se aprende siendo y teniendo cada segundo, cada minuto,… la potestad de esa libertad.

No se cuando las discograficas dejarán de hacer estas aberraciones, convertir niños Disney en niños presos…. porque al final por una u otra cosa, siempre tocan la cárcel. Y lo peor no es la carcel física, sino la metafórica porque de esa ,creo, el dinero no puede sacarlos.

Seguirá pasando y lo peor, estos personajes catapultados al filo de la navaja, son imagen cada día de nuestros medios y ejemplo de  muchos otros niños de a pie que los siguen desde su casita, su tele o su pc.

Ojalá se dejara de explotar la imagen y posibilidades de  talentos precoces, que los dejaran crecer y cuando fueran adultos pudieran optar de otra forma a decisiones más acordes a su edad y a su madurez.

No, no firmaría por echar a Justin de los Estados Unidos. Aun recuerdo su imagen y la de Miley en miles de puestos, cuando paseaba en 2011 por Battery Park,  Nueva York. Recuerdo que mi sobrina vivía loquita por él y tenía todos sus discos. Y pensé comprarle un poster, pero no lo hice. Que mala tita!! puede ser!- pero es que nunca me gustó contribuir a esa fama barata y artificial.

Pasan los años y resulta que el mismo niño de voz dulce que yo veía en los posters, ahora tira huevos y molesta a los vecinos con la música a todo gas. ¿Y quien no ha hecho alguna trastada con esa edad? Porque yo he tirado huevos a amigas en cumpleaños y hemos  molestado con música….y hemos dado por culo al vecino, como cualquier adolescente rebelde que se precie.

El problema es que ese niño ha tenido que cambiar delante de todos, siendo objeto de multiples miradas, expectativas, o normas que le dictan por donde debe ir… y todo ello rodeado del aura que se le ha creado en su cabeza, esa idea de soy el mejor, me voy a comer el mundo, cago melones y meo colonia. La fama es un caramelo dificil de tragar y no me extraña que estos idolos acaben drogados y fracasados. Algunos se quedan en el camino y nunca se vuelve a saber de ellos. ¿os acordais de Melody, la de los gorilas? ¿Que fue de esa chica?.

Seguirán existiendo barbaridades personajisticas de este estilo, porque vivimos en un globo de puto dinero, no importa mucho mas!!… pero que no intenten dar lecciones de moralidad acusando a estos chicos de ausencia de valores, cuando son ellos, los medios, los primeros que no tienen escrúpulos.

 

Anuncios

12 comentarios en “LOS NIÑOS MIMADOS DE AMÉRICA.

  1. es que vaya… aquí hace años se hizo lo mismo con el joselito y otros y mira ahora….
    si aquí el libro mas vendido par navidad es el de la belén… ya dice mucho…
    si es lo que vende deberíamos preguntar a donde vamos!!
    cuidate preciosa, besos x3

    1. Uffffff, la Belen…si esa mujer tuviera que vivir de mi audiencia sería una muerta de hambre.

      Creo que a mucha gente le gusta ver especimenes del estilo para desempolvar sus propios defectos. Parece que observando tipas así….una es una semi diosa!!.
      Deberíamos fijarnos más en los buenos ejemplos.

      Un besote (que vale por 3)

    1. Cenutrios…..jejeje, me archivo el término.

      Son productos artificiales y su talento personal se pierde, en realidad no se hace nunca… porque solo es dirigido por el marketing y el morbo.

      Besotes.

  2. Precisamente por lo que has comentado es por lo que detesto esos programas de talentos de niños (ya sea de música, de baile, de cocina, o de demostrar que se sabe todas las banderas del mundo) 😦 Por no entrar ya en lo de las misses infantiles de EEUU, que gracias a Dios aquí aún no ha cuajado, que eso ya es para echarse a llorar).
    Lo de los niños Disney (Britney, Miley, Selena) y los actores (o deportistas) precoces es de juzgado de guardia, qué triste que sus padres vendan la infancia de sus hijos de esa manera (con la excusa de siempre, claro, “al niño le gusta”), todo por el cochino dinero 😦
    Y en cuanto a Melody, fíjate que aparece en el programa de Antena 3 de imitación de cantantes (se llama “Tu cara me suena”, y lo hace muy bien, por cierto), y según me pareció entender es muy popular en Latinoamérica!!
    Un besoooo!! 🙂

    1. Yo es que de los concursos me quité hace más de una década, de todo tipo: de niños y de adultos. Pero es cierto que esos de estrellato de niños son un poco petardos.

      Exactamente, la culpa es de los padres. Lo de “al niño le gusta” me suena, como cuando los apuntan a actividades extraescolares de relleno como danza o ludoteca…porque al niño le gusta…No! al niño no, puede que a quien le guste sea al papi o mami…

      Ni idea que la Melody andaba por ahí….jajaja, bueno por lo menos sobrevive la muchacha.

      Un saludo, Isa.

    1. No pueden pretender
      1) divinizar a unos mini adolescentes a base de fama y estrellato
      2) pretender que crezcan siendo unos adultos modelo y ejemplares.

      Un beso, Mo.

  3. Estoy de acuerdo… pero la culpa -aquí soy muy radical- es de los padres. Y los padres ya tienen una edad y medios para quitarse la venda de los ojos y dejar de soñar con que su pequeñín los haga de oro… Sin su consentimiento, esos niños no pueden “currar” ni para disney ni para nadie… Me recuerda la maravillosa peli de Descubriendo a Miss Sunshine, las horribles madres retratadas que llevan a sus hijas de 7 años a concursos de belleza maquilladas y vestidas como putillas de carretera… ainnnssss!! Que me enervo con estas cosas!!! Je!

    Besotes súper mami!!!

    1. Totalmente de acuerdo, los padres son los responsables.

      No he visto esa peli, pero vamos los americanos son muy dados a estos concursos de estrellato infantil…por cierto, que le verán??. A mí me aburre ver a niños saltarse años y vistiendose de mayores.

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s