LOS INVASORES MÁS DULCES.

En un rinconcito de mi barriga se esconden dos invasores muy traviesos.

Yo les llamo cacahuetes, habichuelas y cuando me cansan…bichuches!!!.

Porque han llegado para revolucionar…

Ellos sabrán lo que usan: si magia, polvo de estrellas o hechizos de lunas….pero me tienen MAREADITA PERDIDA.

Como un viaje diario en un velero invisible,

que embriaga mis sentidos y me avisa que ahí abajo, justo en el centro de mí, navegan dos corazones libres.

Los escuché hará dos días: amarillos -como el mío- sonoros, perfectos.

Dos pececillos con un alma incandescente.

Melodean como la más bella de las bandas sonoras,

marcando el ritmo mis sueños y aderezando el compás de mis futuros.

Toc, toc, toc, toc……toc, toc, toc, toc…..

Que no paren nunca, por favor.

Tienen esa música que no quiero dejar de oir.

Ayer supe de la noticia de una gran amiga y tuve miedo,

fuí frágil como un cristal y pude verme- un minuto tan solo- en su dolor.

Esa pequeña va a salir adelante, preciosa, porque tiene un corazón grande como el tuyo.

Y porque muchas personas estamos detras apoyandoos y animandoos. Os queremos, N.!!!

***

Mis bichos me tienen EXHAUSTA, hago y descanso, hago y vuelvo a descansar,

proceso tres veces más lento y necesito dormir como una marmota.

Me canso una barbaridad. Una barbaridad suena a poco.

Ahora ellos de ese poco ocupan el todo.

Y sé que esa tónica será la dominante.

Eso me hace aterrizar en la idea de que voy a ser madre,

y desde ya me afinco en este papel, a través de mi cuerpo,

aunque no sea capaz de entender del todo lo que ello implica,

ni el amor que a partir de ahora se llevarán de mí.

Son dos ladrones demasiado dulces.

Por indefensos y porque los quiero de una forma inexplicable,

tengo que dejarlos que me roben segundos de vida, ….horas de sofa,….. caprichos de sabores,….

bienestar corporal cuando me duelen mientras ellos crecen bajo mi piel.

Las famosas nauseas las llevo bien, apenas he tenido más que un par de episodios,

como más frecuente y menos cantidad,

así no dejo al estomago vaciarse  y no me molestan.

Si algún día me descuido, ellos me avisan, no veas como piden y rugen desde ahí dentro.

Voy adquiriendo por días una pequeña BARRIGA CERVECERA, esa que nunca tuve!!

y contra todo pronostico no me apetece beber de esa bebida dorada que antes se me hacía imprescindible.

Espero que esto vuelva a su ser porque….. la cerveza es mi pastor, nada de fanta…

Asi que ahora agua, agua y más que agua!! las fati-colas para los pagafantas…jajaja.

Me he vuelto una ADICTA AL KEPTCHUP, adicta, fan, idola….y todos los sinónimos habidos y por haber….

no me pregunteis porque, ni que tiene, pero necesito paladear ese saborcillo cada día o  me frustro….

……vamos que sí, que me pongo de mala leche!!.

Estos dos invasores me tienen desnivelada, a veces estoy malhumorada sin motivo alguno,

otras lloro como una magdalena porque me siento enormemente feliz de estar viviendo este sueño.

Debe ser la revolucion hormonal que transito pero al pobre pelirrojo lo tengo descolocado.

No me entiende….

El viene cansado de trabajar y por la noche a mí lo ultimo que me apetece es meterme en la cocina a prepararle

de comer. Los olores me invaden, las frituras y lo crudo me da asco…….por no hablar de abrir la nevera,

me he acostumbrado a contener la respiración. Pero nos vamos apañando y pronto dejaremos las cenas calientes.

Ya tengo ganas de tener toda la negra metida en el molino!!!

Ahora comparo mi vida con la de una mujer de 70,

una calma rara se aposenta en mi espiritu y necesito paradas obligatorias.

Hasta mis paseos se achicaron porque estos dos vasallos me ahogan con facilidad.

Espero que mi cuerpo se vaya adaptando y el segundo trimestre  encuentre más ganas de hacer cosas,

hay días que quito la mesa a las 16 h y hago la cama a las 18 h y eso es impropio de mí….jajaj

Me gusta tener mi mundo en orden por encima de todo, pero ahora estos dos bichos son mi TODO,

la casa y la perfección imperfecta podrán esperar.

En estos días de meditación, con mi brasero y observando el paisaje desde mi ventana…

me acuerdo de los aceituneros de mi tierra, incansables cada día con la faena

y de mis tiempos en el tajo, trabajando de sol a sol,

los chistes compartidos, los chances de la experiencia,

y las merindas de panaceite con tomate, las manos sucias y el culo en el suelo.

Tantos años desde que era niña.

Me gustaría poder estar ahí, echo de menos esos ratos a pesar de lo duro del trabajo,

es una labor que compensa a cuerpo y  mente.

Y llegas a casa más feliz que una perdiz con 1500 kg de premio a tus espaldas.

Pronto dos más de mi familia serán participes de esta tradición milenaria,

que seguirá trasmitiéndose de generación en generación mientras el aceite sea valorado como se merece.

Cosa que últimamente no está sucediendo.

A mis dos vasallos, les enseñaré lo que me enseñaron a mí mis padres:

a hacer toboganes de tierra y escurrirse,

a pinchar aceitunas y hacer marranicas,

a buscar topos entre los olivos,

a jugar a envolverse entre los fardos

a escribir en las piedras con el zumo de la aceituna…

Ese espíritu tan mío espero que nunca se apague

y sepa encenderlo cuando estos dos lindos bichos  acompañen mi vida.

Enseñandoles que un corazón no solo es un latir constante,

no solo una evidencia física del increíble milagro humano,

sino  un saber ser alguien integro y acorde a uno mismo.

*********************************************************

 

 

 

 

 

Anuncios

25 comentarios en “LOS INVASORES MÁS DULCES.

  1. Desde que leí a Netzi pienso en ella y trato de visualizar un final feliz. Ojalá así sea.
    Respecto a ti, querida Mukali, descansa todo lo que puedas. Lo de la imperfección en casa es un buen entrenamiento para lo que te espera 😉
    Un besote, y todo lo mejor.

    1. Estamos apoyandola mucho. Tiene que salir adelante pero no es justo lo que le ha pasado. No lo merece, es una chica tan estupenda!!.

      Eso me temo que la casa nunca volverá a ser la misma, pero bendita imperfección!!.

      Besotes.

  2. que bien, esos dos peques es que andan de reforma de interiores, nunca mejor dicho, y te están recolocando las hormonas, el estomágo y hasta la vida!

    Acuerdate de enseñarles a trepar los olivos y como hacer un columpio entre sus ramas.

    Tu descansa y duerme, di que si, además con este frio es lo suyo no??? que ya mismo te acordarás de tus siestas en el sofá 😉

    Muchos pero muchos muchisimos besos

    1. jjijijiji, reforma de interiores? que bueno!!!

      Les enseñaré tantas y tantas cosas….y ellos a mí…

      La siesta es casi sagrada, pero no puedo apotronarme en el sofá o me pondré fofa. Tendré que inventarme la manera de andar sin cansarme mucho y esquivar el frio.
      Esta epoca es fea, fea para salir.

      Un besito Luna.

  3. Bueno, todo tiene sus pros y sus contras pero evidentemente tus dos cacahuetes tienen muchos más pros que contras… Y yo valoro mucho el aceite, que conste. Que hay comidas donde el aceite que se use es fundamental!!! Un besote con ketchup.

    1. No son contras más bien efectos colaterales del embarazo. Pero considero que a pesar de ser de dos, me siento excelentemente y los sintomas son mínimos… que siga así la tónica!!.

      El problema del aceite no es que el consumidor no lo valore, que si lo hace….sino los 3 o 4 dirigentes que manejan el cotarro de los precios. Los compran a precios minimos para el agricultor y ellos lo venden a como les sale. Ellos deciden los precios y las subidas y bajadas y el agricultor está un poco desamparado en este sentido.
      Como siempre con todos los mercados, el dinero lo manejan 2 o 3.

      Besitos.

  4. Bollazo!! Tu ahora haz lo que te pida el cuerpo, descansa, sin prisa, que estos dos pequeñajos ya harán que eches de menos estos momentos de paz!
    Aunque no lo he vivido en persona, sí que hemos vivido de cerca la época de aceituna. Y qué rico aceite!!
    Un besote con sabor a ketchup jaja

    1. Uy, sí!!! que miedo!!! tendré que grabarme estos momentos tranquilos porque veremos a ver cuando vuelven.

      El aceite de oliva es lo mejor de lo mejor.
      Aunque ahora el ketchup tambien, jajajaj.

      Un beso.

  5. Bonita tierra que produce…., así es nuestro planeta, en cualquier lugar existe la fértil madre tierra esperando ser cultivada. Los seres humanos somos tan perfectos y tan parecidos, esperando que llegue ese momento para dar lugar a nueva VIDA.!!!

  6. Hermosisima entrada wapa. Aqui tienes una compañera de aventuras, que se siente exactamente igual que tu. Aqui me tienes tirada en el sofá y con la casa olvidada, con lo que yo soy! Y me pasa lo mismo con la cerveza, menos mal, porque yo era casi adicta!
    Con respecto a lo de Netzi, me sumo a tus deseos preciosa. Nos tiene a todas tannn tristes.
    Un besote wapisima.

    1. Compañera de aventuras, compañera de nombre….que alegría!! ¿que más puedo pedir?….
      Ya retomaremos la cerveza cuando vengan los bichuches, no?,
      Que esa peque mejore y pueda hacer una vida normal,
      es lo que más deseo.

      Un abrazo.

  7. Pues a descansar se ha dicho! Lo primero sois tú y los cacahuetes (qué foto tan buena la del principio, ja, ja) 🙂
    Y que sepas que el Peque rubio es totalmente adicto a las aceitunas, así que queda adjudicado a la Mukalita (¿Vega? Ya os veo haciendo cábalas con los nombres, si ya es difícil ponérselo a uno, a dos debe ser la repera :-D)
    Muchos besos!!!

    1. Estos cacahuetes me piden descansar a tope. Pero se los concedo porque no son muy guerreros y me tratan muy bien.

      Jajajaj, pero habrá mukalita? la mami tiene el presentimiento extraño de que serán dos mukalitos.

      Los nombres un gran dilema, si. Mi marido y yo no nos ponemos de acuerdo ni a la de tres……jajaja.

      Besotes.

  8. 😉
    los siento pero es hablar de cacahuetes en tu interior y a la cabeza me cien la canción de los conguitos… ( somos los conguitos y estamos requetebién cubiertos de chocolate con cuerpo de cacaheut!!..)
    Disfurta de los intrusos!!
    un besazo enorme

  9. … pues a dejarse llevar por lo que pida alma y cuerpo… estoy segura de que el próximo trimestre será mas llevadero… mientras disfruta al máximo de todos esos momentos, del silencio, de la lejanía del horizonte, del atardecer… dentro de poco todo sera una revolución mágica, nada será lo de antes…

    besotes inmesos!

    1. Así es, nube.
      No siempre llegamos a todo lo que queremos, pero hay que priorizar y -por ahora- pezqueñines son lo primero.

      Tengo claro que echaré de menos mis momentos de soledad, algo cambia cada día dentro de mí.

      Besotes.

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s