LO QUE ENCONTRÉ BAJO EL SOFÁ

Hace meses que no añado ninguna reseña.Me he cruzado con bastantes libros, algunos más simples, otros más conmovedores, pero este me ha parecido lo sufientemente mágico como para incorporarlo al blog.

Conocí a Eloy Moreno a través de su primero y ya consagrado “El bolígrafo de gel verde“, un libro que despertó mi curiosidad por su título y contraportada.

Ya entonces quedé prendada con la prosa del autor, tan intensa como poética, esa forma magistral de describir las emociones, así como la siempre elogiada capacidad de hacernos vivir  historias de personajes como si fueran nuestras.

“Lo que encontré bajo el sofá”, para mí, supera de largo a la anterior. Es una novela de secretos, humana, emotiva, real. Es un espejo de vidas con carencias y emociones que se van dilucidando a través de una trama con capítulos cortos pero intensos dejando al lector atrapado entre sus páginas.

Y es que tiene esa capacidad de no dejar indiferente, de ser un retrato hábil de una sociedad corrupta: con sus  más y sus menos,  sus abismos y sus felicidades, con esas emociones que vienen y aquellas que se van…, caminos abiertos, cerrados, secretos y durezas de tantas historias, como personajes. Así que es difícil que este libro no te haga identificarte con alguna de las muchas existencias a pequeña escala que aparecen en él.

Es una novela que he procurado leer despacio, empapándome de su metáfora infinita, de ese ir y devenir de acontecimientos que rodean la cotidianeidad de cuantos vivimos, y entre todo lo rutinario surge leyenda y la ciudad de Toledo como telón de fondo. El autor ha sabido captar la magia del contexto y transmitarla a sus personajes, salpicándolos de ese aura de misticismo histórico que guarda cualquier ciudad con raigambre.

Creo que es buen libro todo aquel que te consigue trasportar al lugar donde se desarrolla, y este lo logra con hábil supremacía. Después de leerlo y de haber estado ya previamente en la ciudad, algo me dice que tengo que volver a Toledo. Ya me gustó – y mucho- en su día, pero ahora que se de sus secretos confieso que iré. Quiero caminar por sus calles, sentir la leyenda de sus rincones…. porque ahora son más míos y  están en mi memoria de forma distinta.

Aparte de la ambientación, que para mí es uno de los puntos fuertes del libro, otro aspecto a destacar es la puesta en escena que el autor hace con temas de actualidad… como el builling, las infidelidades, la indignación social, el alzheimer, la clase política o la incertidumbre juvenil ante un futuro nada claro.

No voy a desvelar mucho más de la trama porque la trama en sí no es lo destacable, sí una prosa tan delicada como mordaz, que pone a prueba la resistencia del paso del tiempo en el amor y la inexorable reflexión de vivir la vida conformándose o seguir el rumbo que  marca el deseo, con el cambio que eso puede suponer en una vida….porque somos humanos y deseamos y porque el amor, como todo, puede tener su fin cuando la rutina se instala.

Esta trascendente verdad viaja al mismo son que una sociedad hastiada por la mentira que cada día encuentra menos representación en la vida política.

Y todas estas situaciones encuentran su hueco bajo un sofá.Situaciones que en realidad podrían ser las nuestras, las de nuestro alrededor,  porque el autor solo las ha puesto ahí, al descubierto, entrelazándolas con la soberbia  de quien sabe cuidar cada detalle con el tiento justo.

De los personajes habría que decir que conectan bastante bien con la realidad a pesar de que se profundiza poco en ellos, tan solo Alicia, la protagonista cuenta en primera persona los hechos y podemos de alguna forma conocerla mejor. No me ha caído mal, al margen de sus actitudes, creo que es un personaje bien cuidado y bastante real.

En resumen, se trata de una novela que sorprende, para leerla sin saber mucho, yo ya quizás os he contado demasiado,  os la he elogiado demás…pero a decir verdad, no he podido contenerme porque es un libro que -muy seguro- volveré a leer.

Del autor, Eloy Moreno – a pesar de las expectativas que yo ya tenía- el libro no me ha defraudo lo más mínimo . Además su trabajo diario promocionándose en redes y con la gente me parece admirable. Ya creo que lo dije en la reseña anterior de “El bolígrafo de gel verde”, la gente que sale de la nada a través del esfuerzo y la constancia me profesa especial interés. Porque (como ya nos deja entrever el autor por alguna pagina) el sacrificio del trabajo no esta lo suficientemente valorado en nuestros días.

Creo que Eloy llegará lejos porque sabe venderse y lo más importante tiene una forma de contar la realidad única.

Y ahora os dejo con uno de sus fragmentos, la mejor forma de conocerlo:

“Tacto e hilo se separan y, de pronto, un globo comienza a caer hacia el cielo. Es una caída lenta pero a la vez irremediable. Irremediable no porque sea imposible atraparlo, irremediable porque nosotros, los adultos, ni siquiera lo intentamos; sólo los niños lo hacen.
Ellos, a pesar de acurrucar sus dedos y no sentir ya la cuerda que sujetaba su ilusión, continúan manteniendo la esperanza. Corren, saltan, lloran, gritan…señalando ese punto que va desapareciendo entre un azul que lo ocupa todo.
Adulto y niño observan la misma escena, pero con miradas distintas: ellos piensan que el viento lo traera de vuelta, que algún pájaro lo atrapará con su pico o que, quizás, con suerte, otro niño sacará su mano por la ventanilla de un avión y lo volverá a coger. Nosotros no, nosotros sabemos que se ha ido, como lo hacen los recuerdos entre la vida, como lo hace la inocencia entre los años, como lo hacen las lágrimas entre las decisiones”
Anuncios

15 comentarios en “LO QUE ENCONTRÉ BAJO EL SOFÁ

  1. Tengo una lista de libros pendientes, que por suerte, acabaré en mi próxima vida!
    El bolígrafo de ge verde no lo he leido, ya lo tengo esperando. Ahora, tengo que añadir este. Nos lo has vendido tan bien…
    Un beso guapa!

    1. Basta con leer aquellos que realmente nos apetecen. Yo para descartar en la lista suelo escoger primero los que son de un autor del cual ya conozco su estilo. Este lo tenía fichado….jejeje, por eso no dude en hacerme pronto con él.

      Conozco poca gente que no le haya gustado,
      es un libro que engancha.

      Besos, Trax.

  2. Sin, duda, me lo apunto. Estoy empezando a leer “no tires la toalla, harte un bonito turbante”, también le dedicaré una entrada en mi blog, y después va éste que dices. Qué bien me hace un buen libro. Es de las pocas cosas que aun me dejan desconectar. Gracias

    1. Yo no quise leer ninguna reseña hasta leerlo yo. Ahora que ya lo terminé me he paseado por la red y es cierto, hay uninimidad de críticas positivas. Pero puede haber quien no le guste, como todo.

      Besos, Alter.

    1. Es uno de las muchos buenos que aparecen en la novela.

      El título incita a la curiosidad y eso es determinante en un libro. Además condensa en pocas palabras el contenido del mismo. Creo que es un buen título.

      Besotes, Isa.

  3. Empecé con el boligrafo de gel verde y lo tuve que dejar por culpa del trabajo, espero poder retomarlo y seguir despues con este, que tiene buena pinta! ayyy….que feliz era yo cuando tenía tiempo y leia……

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s