Archivos Mensuales: noviembre 2013

LO QUE ENCONTRÉ BAJO EL SOFÁ

Hace meses que no añado ninguna reseña.Me he cruzado con bastantes libros, algunos más simples, otros más conmovedores, pero este me ha parecido lo sufientemente mágico como para incorporarlo al blog.

Conocí a Eloy Moreno a través de su primero y ya consagrado “El bolígrafo de gel verde“, un libro que despertó mi curiosidad por su título y contraportada.

Ya entonces quedé prendada con la prosa del autor, tan intensa como poética, esa forma magistral de describir las emociones, así como la siempre elogiada capacidad de hacernos vivir  historias de personajes como si fueran nuestras.

“Lo que encontré bajo el sofá”, para mí, supera de largo a la anterior. Es una novela de secretos, humana, emotiva, real. Es un espejo de vidas con carencias y emociones que se van dilucidando a través de una trama con capítulos cortos pero intensos dejando al lector atrapado entre sus páginas.

Y es que tiene esa capacidad de no dejar indiferente, de ser un retrato hábil de una sociedad corrupta: con sus  más y sus menos,  sus abismos y sus felicidades, con esas emociones que vienen y aquellas que se van…, caminos abiertos, cerrados, secretos y durezas de tantas historias, como personajes. Así que es difícil que este libro no te haga identificarte con alguna de las muchas existencias a pequeña escala que aparecen en él.

Es una novela que he procurado leer despacio, empapándome de su metáfora infinita, de ese ir y devenir de acontecimientos que rodean la cotidianeidad de cuantos vivimos, y entre todo lo rutinario surge leyenda y la ciudad de Toledo como telón de fondo. El autor ha sabido captar la magia del contexto y transmitarla a sus personajes, salpicándolos de ese aura de misticismo histórico que guarda cualquier ciudad con raigambre.

Creo que es buen libro todo aquel que te consigue trasportar al lugar donde se desarrolla, y este lo logra con hábil supremacía. Después de leerlo y de haber estado ya previamente en la ciudad, algo me dice que tengo que volver a Toledo. Ya me gustó – y mucho- en su día, pero ahora que se de sus secretos confieso que iré. Quiero caminar por sus calles, sentir la leyenda de sus rincones…. porque ahora son más míos y  están en mi memoria de forma distinta.

Aparte de la ambientación, que para mí es uno de los puntos fuertes del libro, otro aspecto a destacar es la puesta en escena que el autor hace con temas de actualidad… como el builling, las infidelidades, la indignación social, el alzheimer, la clase política o la incertidumbre juvenil ante un futuro nada claro.

No voy a desvelar mucho más de la trama porque la trama en sí no es lo destacable, sí una prosa tan delicada como mordaz, que pone a prueba la resistencia del paso del tiempo en el amor y la inexorable reflexión de vivir la vida conformándose o seguir el rumbo que  marca el deseo, con el cambio que eso puede suponer en una vida….porque somos humanos y deseamos y porque el amor, como todo, puede tener su fin cuando la rutina se instala.

Esta trascendente verdad viaja al mismo son que una sociedad hastiada por la mentira que cada día encuentra menos representación en la vida política.

Y todas estas situaciones encuentran su hueco bajo un sofá.Situaciones que en realidad podrían ser las nuestras, las de nuestro alrededor,  porque el autor solo las ha puesto ahí, al descubierto, entrelazándolas con la soberbia  de quien sabe cuidar cada detalle con el tiento justo.

De los personajes habría que decir que conectan bastante bien con la realidad a pesar de que se profundiza poco en ellos, tan solo Alicia, la protagonista cuenta en primera persona los hechos y podemos de alguna forma conocerla mejor. No me ha caído mal, al margen de sus actitudes, creo que es un personaje bien cuidado y bastante real.

En resumen, se trata de una novela que sorprende, para leerla sin saber mucho, yo ya quizás os he contado demasiado,  os la he elogiado demás…pero a decir verdad, no he podido contenerme porque es un libro que -muy seguro- volveré a leer.

Del autor, Eloy Moreno – a pesar de las expectativas que yo ya tenía- el libro no me ha defraudo lo más mínimo . Además su trabajo diario promocionándose en redes y con la gente me parece admirable. Ya creo que lo dije en la reseña anterior de “El bolígrafo de gel verde”, la gente que sale de la nada a través del esfuerzo y la constancia me profesa especial interés. Porque (como ya nos deja entrever el autor por alguna pagina) el sacrificio del trabajo no esta lo suficientemente valorado en nuestros días.

Creo que Eloy llegará lejos porque sabe venderse y lo más importante tiene una forma de contar la realidad única.

Y ahora os dejo con uno de sus fragmentos, la mejor forma de conocerlo:

“Tacto e hilo se separan y, de pronto, un globo comienza a caer hacia el cielo. Es una caída lenta pero a la vez irremediable. Irremediable no porque sea imposible atraparlo, irremediable porque nosotros, los adultos, ni siquiera lo intentamos; sólo los niños lo hacen.
Ellos, a pesar de acurrucar sus dedos y no sentir ya la cuerda que sujetaba su ilusión, continúan manteniendo la esperanza. Corren, saltan, lloran, gritan…señalando ese punto que va desapareciendo entre un azul que lo ocupa todo.
Adulto y niño observan la misma escena, pero con miradas distintas: ellos piensan que el viento lo traera de vuelta, que algún pájaro lo atrapará con su pico o que, quizás, con suerte, otro niño sacará su mano por la ventanilla de un avión y lo volverá a coger. Nosotros no, nosotros sabemos que se ha ido, como lo hacen los recuerdos entre la vida, como lo hace la inocencia entre los años, como lo hacen las lágrimas entre las decisiones”

DE LOCURAS Y CORDURAS.

Este finde pelirrojo y yo hicimos una excepción y nos fuimos a dar una vueltecita como Dios manda. Hace no se cuantos siglos que no salía, con estos fríos de la montaña me acoplo al modo osezno e  hiberno de maravilla. Me da una pereza terrible despegarme de la calor de mi brasero, enfundarme en mil capas y salir a buscar quien sabe qué lugar peor que mi calentita casa. Pero el sábado nos animaron un par de tortolitos de la familia y no pudimos negarnos.

Primero decidimos dar una vueltecita por la ciudad para cenar. Como somos así de frescos, no habíamos reservado mesa en ningún sitio y nos encontramos dando vueltas como locos buscando un rinconcito donde se pudiera comer. Los lugares emblematicos por sus tapas estaban hasta los topes….¿dónde está la crisis?, ¿llevará el presi razón y estamos remontando?…

Total que al final hallamos un restaurante con una mesita para 4 que parecía estar aguardandonos. El local estaba lleno de familias con hijos, que se habían concentrado todas allí para hacernos la ola fertil y recordarnos el asunto….ainssssss,  pero no había otra. Mientras nos sentabamos debatíamos sobre un restaurante donde nos hubiera gustado entrar pero no pudo ser porque no se cojía…….mientras yo decía: Sí, claro es que las raciones de allí seguro que son mejores; cuando de pronto estaba delante el camarero mirandome……..Zasssssssss!!! en toda la boca……jajajaj. Pero no pasa nada, pelirrojo ya se encargó de decirme que no se me podía sacar a ningún lado, que gastaba un despiste descomunal. ¿Y yo que iba a saber de la presencia ultra mega rápida de aquel individuo?…..Y encima ni iba vestido de camarero, ni sabía de su faceta Flash.

La cosa no quedó ahí porque empezaron a traer raciones y es que me lo pusieron a huevo para seguir con la guasa. Pedimos ensaladilla rusa y traen un plato que casi casi ocupaba media mesa y en medio dos bolitas chiquititas chiquititas de lo que parecía una ensaladilla rusa muy líquida. El resto era plato y se ve que para disimular el gran espacio entre las bolitas y lo demás habían esparcido alrededor medio kilo de perejil y pimenton haciendo dibujos……

A mí me dió por soplar el perejil de los lados y decir: ¿¿Esto que es ensaladilla rusa o ensaladilla de especias??…al tiempo que seguiamos riendonos y el camarero otra vez detrás…. de verdad que tampoco lo ví. Era como un ninja sigiloso siempre estaba pululando cuando a mí me daba por la tontería. Luego nos trajeron unas super croquetas en un plato de pizarra, del tamaño de media mano cada una, pero bueno eso lejos de ser una pega era una ventaja: más comida para los muertecicos de  hambre. Y por ultimo vino -atención- otro camarero!! con una parrillada de carne variada que nos la presentaron en una mini barbacoa muy coqueta…..Ahi ya no hicimos ninguna broma, porque estaba todo muy rico……pero si nos preguntabamos ¿donde se habría metido Flash?. Seguro que huyendo de nosotros.

Salimos de allí echando chispas y todos chisposos ,menos yo, que había bebido cerveza sin porque no me importaba……así que me tocó conducir el coche de mi cuñada con unos tacones de infarto. Tras hacer algunas pirulas, tirones, frenazos y saltarme alguna glorieta sin frenar……fuí pillandole el tranquillo al coche y logramos llegar ilesos al pueblacho.

Hacía un frío horroroso, pero decidimos continuar la fiesta. Para una vez que salimos no nos ibamos a ir a casa con la barriga llena de carnaca….aquello había que digerirlo with coca cola.

Llegamos al pub por excelencia ,entre apuestas sobre lo concurrido que estaría: yo apuesto 8 personas, yo 10, yo 20………mi hermano decía: yo apuesto  los olivos de periquillo el de los palotes ¿los olivos? sí, sí, y nos reíamos porque previamente habíamos estado hablando del susodicho, que decía que tenía que ir con su cuadrilla a coger sus 6 olivos……jajajaja. Total: que llevaba razón, seis personas en el local. Aunque luego -más tarde- se llenó. Nos metimos porque hacía calorcita y al parecer se celebraba una fiesta VIP en donde invitaban a pasteles, cava y algún chupito. Y así empezamos lo que sería una parranda que duró hasta las 6. Charlamos, bailamos, brindamos y hasta me encontré con alguna amiga de esas que desaparece cuando se ennovia, se fuga y luego vuelve porque la cosa se ha terminado. Me sorprendió que despues de tantos años se abriera tanto a mí contandome todo, era como si no hubiese pasado el tiempo y la confianza aún permaneciese. Fue la nota triste de la noche, la pobre estaba fatal, pero creo que logré animarla. Al menos se rió conmigo.

Así, entre bailes, confesiones, charlas……se iban pasando las horas y yo perdí la cuenta de las que llevaba. No suele pasarme, generalmente pelirrojo se pone hasta el culo y soy yo la que va detrás “cuidandolo”……pero esta vez me tocó a mí ser la “cuidada”. Me puse tibia, me daba vueltas hasta la falda, así que nos fuimos para casa pero ya era tarde: Mukali estaba muuuuuuuu malita….., mi hermano me acompañaba conjuntado con unos  preciosos ojos ultra mega rojos….total ¿quien nos mandaría salir a beber veneno?……hasta Semana Santa no hay nada que rascar!!!.

Al día siguiente, pelirrojo  haciendome cavilar !que irresponsables!, en pleno tratamiento y haciendo locuras….estamos como aviones… ya nos vale…..¿afectará esto algo?. Pero ya me encargué yo de tranquilizarlo porque aún no me han hecho la transfer, ni estoy medicandome, simplemente siguiendo el ciclo natural a la espera de que los ovarios generen un ovulo y se den las condiciones adecuadas en el endometrio para que me  implanten los frigos. ¿se arrancarán los ovarios después de la movida?.

….Tengo que cuidarme- lo sé, pero ¿ que iba yo a creer que acabaríamos así? además un poco de locura siempre es mejor que la mayor de las corduras. A mí – por lo menos- me sienta mejor.

EL VISITANTE

Me venías a visitar cada tarde mientras yo leía en la terraza. Lo hacías sin avisar, te colabas por alguna parte y de pronto me recibías con tus andares vulgares. Como diciendo: “Aquí estoy yo!!”. Un baile perfecto que utilizabas para tantear el terreno y de paso exhibir tus artes conquistadoras. Siempre igual, dos vueltas a la charca con aires jugones, me saludabas, te servías de mi agua….una y mil veces, mientras yo te contemplaba por encima de mi libro, sin mover un dedo y sin pestañear, no fuera a ser que se acabara el ritual galán.

Me tenías embelesada. He de reconocer que interrumpía la lectura cuando mis ojos te veían aparecer, al par que mi mente, obnubilada en no sé qué hechizo críptico, no perdía nota de tus movimientos jocosos.

Vestías de negro, moviendo tu penacho suave y reluciente, mientras metías la cabeza como buscando unos segundos de refresco a la atorrante asfixia veraniega. En algún punto de la visita, cuando ya te habías refrigerado a tu gusto, comenzabas el discurso. Palabras sin nombre, que resonaban en el silencio de la siesta tardía, una melodía armoniosa y cadente, hilada con el arte de quien lleva afilada garganta genética. Cantabas y yo callaba….como quien calla ante el Concierto para piano en sol mayor de Mozart, porque hay músicas que dulcifican hasta los silencios más sagrados.

Atendiendo a mi curiosidad innata y a tu desplegar de melodías persuasivas, decidí buscarte. Ponerte un nombre, imaginarte de tejado en tejado, sin alejarte mucho de casa. Comenzaste a formar parte de mi familia, cuando amanecía, tu presencia me acompañaba: tempranera y quieta recibiendo los primeros rayos, desde lo más alto de mi ventana. Justo al otro lado del cristal.

Y yo seguía cegada por tu desplegar impecable. ¿Dónde habrás aprendido a hacerlo?. ¿En qué escuela te enseñaron a volar y a no tener pánico a las alturas?. Me miras y como en un discurso cerrado pareciera que entendieras mis palabras. Y todo me recuerda a ese bichejo inmundo de algún cuento que leí una y mil veces en mi adolescencia. Pero tu no eres así, aunque vistas lo mismo, nunca te burlarías de mí. Tal vez viniste para darme algún mensaje y yo no alcanzo nunca a descifrarlo.

Pequeño trozo de vida volador!!!….Aleteas y te detienes siempre a mi lado. Alguna tarde desee atraparte!!! Y tenerte unos minutos entre mis manos, para ver cómo te defendías, para sentir algún segundo tu miedo, que te parece tan ajeno. Pero para ti no deseo jaulas que coarten tus horizontes, se que llegarás lejos y no te quedarás más que unos días a mi lado. Esa es la vida que yo quiero para ti, la tuya…….hoy aquí y mañana allí, derrochando tu buen hacer donde fueres.

El verano del que hablo se terminó. Y yo te creí lejos de mi casa. Habrías partido en algún viaje del que yo no tenía dirección alguna. Te creía a salvo. Con tus alas de sueños y tu estirpe iridiscente, en donde el negro se confunde con el púrpura, con tu misterio de canto de ruiseñor alegre. Allí donde la alegría se mezcla con la turbación, allí supuse que estarías.

Perdí tu imagen, hasta el recuerdo de tus frases melodiosas!! Olvidé tus saludos cantarines y hasta tus aires déspotas, pero te creí feliz, absorto en esa tu libertad, para los restos.

Ayer la casa ya estaba fría. Y el otoño ya empezaba a saber a invierno. Demasiado amargo para mis pulmones, que parecieran necesitar siempre de calorcita. Bajé para encender la estufa de orujo, con el ánimo motivador de quien empieza de nuevo lo ya vivido. Otra estación más a la que gusta recibir con las defensas de una buena estufa…..Y que arda hasta la mala leche!!. Así andaba yo, en mi discurso patético de miércoles, calculando los kilos de orujo que necesitaríamos esta temporada…..absorta en la cotidianeidad de cualquier otro día; cuando al abrir el sinfín me di cuenta de que estabas allí. Al fondo del abismo. Quieto y fugado de toda vida. Habías caído en la trampa de quedarte a mi lado, buscar mi casa, despreciar tu forma de vida.

Te colaste por la chimenea de acero, esa que despunta al cielo, como tú. Tal vez para saludarme, como antaño….o hipnotizado por su brillo espejo, o buscando un posible nido para tu descendencia. Qué se yo de tus intenciones!!! Si nunca pude conocerte del todo.

Y allí me quedé mirándote sin derramarte lágrimas pero con el corazón encharcado de pena, sin poder parar de imaginar la tragedia de tu ida.

Dicen que Mozart también tuvo uno como tú. Una mascota alada llamada estornino pinto a la que enseñó a cantar algunas de sus partituras más fabulosas. Dicen que organizó hasta un pequeño funeral tras su muerte.

Yo no te reservé ningún espacio, porque no creo en eso de quedarnos quietos en un solo lugar, y porque tu eres libre y lo seguirás siendo más allá de la vida.

EL CORAZÓN AMARILLO.

Dicen que los corazones solo pueden ser rojos. “en mi vida he tenido un corazón tan rojo” decía una chica rememorando una de las escenas de su vida,  en ese film por el que no pasa el tiempo, ni el sabor de sus frases, ni la elocuencia de su fotografía.

Dicen que los corazones más auténticos son los rojos, pero el mío se torna de color amarillo. Y el amarillo es un color desprestigiado. Cuando enfermas suelen decirte: “tienes la cara amarilla pajiza”,  o cuando un niño al nacer se vuelve amarillo, todo es sinónimo de hospital y salud flaqueante, todo denota que algo no va bien por ahí dentro.

Luego está la frase “No hay flor sin brillo ni maricón sin amarillo”, parece ser que se añade el hecho de que la masculinidad tampoco puede abusar de este tono.

¿Que tendrá el amarillo que nadie lo quiere? ¿Que tendrá mi corazón que luce de este color desde hace tiempo?

Un día me vestí de globo amarillo con los niños. Hicimos un patrón doble de goma espuma, la idea era que luciese la forma por ambos lados resaltando el color elegido. Había paneles a recortar con multitud de colores a elegir. De los que más sobraron: los amarillos. Nadie quería este color, las mamis solían decir: “no favorece nada ese tono” “No quiero parecer la abeja maya”. En cambio, azul cian y rosa fueron los más disputados entre los 110 disfraces que se hicieron. !Pobre amarillo! se quedo más solo que la una intentando entender semejante discriminación cromática…En ese momento decidí apostar por su valía. Y no lo hice por pena o acongoje, sino más bien porque me parecía increíble que un color tan fascinante no tuviese apenas representación entre la nube de globos.

Conseguí animar a una compañera con mi discurso -poético, ya me conocéis-  a lo que me dijo: “pues me has convencido, vamos a ir de limones- amargones-culones”. Esto último lo decía porque muchas féminas coincidían en que el amarillo hacía gorda….y yo toda la vida creyendo que era el chocolate.

Y así fue como esta tonalidad  pudo estar presente entre la multitud, y no solo eso. El amarillo nunca juega al despiste. Tiene la increíble pero peligrosa cualidad de destacar por donde va, ya sabes que si te pones algo amarillo acudirán todos los bichos pero también todas las miradas. Atrae, hipnotiza, capta la luz. Aquel día mucha gente dijo: “que bien te queda el globo amarillo” “que bonito es este color también”…….¿cómo que también?….lo cierto es que nadie apostaba por la belleza y potencialidad de un color tan vital como este.

Yo ya sabía hace tiempo de las capacidades innatas del amarillo. Cuando aprendí a pintar recuerdo que solo tenía tres colores: amarillo, magenta y cian. Y con estos, se conseguían el resto de la paleta. Si querías oscurecer o aclarar estaban el negro y el blanco. Así que con 5 tonos y sus mixturas debías ser capaz de transportar la realidad al lienzo. Es alucinante ver como con tan poco se llega a tanto. Pero el amarillo y el negro los recuerdo como peligrosos. Un exceso de ambos en cualquier aleación siempre llevaba a error. Y me equivoqué con ellos unas cuantas veces. Eran unos puñeteros y a la vez, sin ellos, nada era igual. Representaban las luces y  las sombras- al fin y al cabo la misma vida.

Dicen que los corazones solo pueden ser rojos, pero el mío este otoño viste de amarillo. Es como una hoja que se va coloreando hasta que cae de un árbol para ser renovada. Y después el refulgir del tono increíblemente luminiscente se va perdiendo en un suelo de hojarasca marrón, que se arruga y convierte en colcha de mantillo esponjoso, sobre el que se depositarán nieves y nacerán flores. Todo es un ciclo, estoy segura que hasta un corazón entiende  de ese caprichoso y repetitivo bucle.

Aseguran que lo amarillo provoca buen humor y alegría, pero mi corazón a rachas está triste.  No debe ser mi corazón, digo yo….debe ser otro que me han colocado mientras dormía. Este órgano amarillo no se presumía tan llorón. Y cuando despierto los días se me tornan lejanos y ni siquiera el sol es capaz de devolverme mi color.

Se que esto no es más que otra amalgama de tonos cromáticos negruzcos de una mente cansada y vagada por cuatro vaivenes hormonales. Y no quiero mecerme con ellos, pero sin querer me arrastran. Me restan sonrisas y me regalan lagrimas….Todo tiene su precio sí, pero desteñir el color a un corazón me parece demasiado.

Ya hace algunos días, mi amarillo palidece, no resplandece. Y es esa clase de amarillo complicado de visualizar. Unos dirían que es amarillo cadmio, otros amarillo indio….. Dicen que la gama cromática de este color es la más inaccesible al ojo humano.Todos creerán que este corazón sigue siendo del mismo tono, pero se equivocan. Hay algo que se ha perdido en este viaje, hay algo que se me escapa por momentos, un poquito de pintura amarilla- tal vez. Pero encontraré la forma y el modo de volver a disfrutar de este lienzo incompleto. Con mi luz por antonomasia, con mi corazón de limón.

la foto

Feliz martes, corazones!!

Os dejo que lo pintéis con vuestro color favorito.

TRES MUNDOS

Lo hemos conseguido.

Esos soldaditos han conquistado a mis ovulines tan bien

que han formado tres preciosos embriones.

Ahora ya deben estar congelados esperando a mamá.

Otra emoción incontenible, otro pequeño atisbo de vida……

Ya me hiciste llorar y aún no has venido al mundo.

Cada día me acerco más a tí, mi pequeñ@.

Nos vemos por Navidad…….

Siii, tú debes ser mi regalo!!!!

*********

Tres.

Tras el episodio negro del lunes me he ido sintiendo mucho mejor. Aun sigo con calmantes pera ya me molesta mucho menos.

Ayer me llamó la doctura de IVI  para ver como seguía y que tal había pasado la noche, al parecer desconocía que estuvieramos alojados en Almería y por eso nos mandó para urgencias, creyendo que estabamos lejos, en nuestra ciudad. Quiero creer que fue todo un malentendido  pero me jodio bastante la tarde. Se ve que, al enterarse, quiso arreglarlo concertandome una cita y me propuso ir en horario de tarde para ver como estaba. Segun se vio en la eco vaginal y abdominal parece que el líquido se estaba reabsorbiendo y aunque los ovarios tenían un tamaño grande todo andaba ya en orden. Le preguntamos por los embriones y se le puso cara seria. Era como si tratase de decirnos con gestos lo que no quería anticipar con palabras. Al parecer solo han fecundado 3 de los 11, dijo que el jueves volverían a llamarnos para informarnos sobre el estado y la evolución. Quiero creer que ellos no prometen ni ilusionan nunca, pero lo que ví en su cara no me dejaba margen para muchas esperanzas.

Nos lo tomamos con decepción, creíamos que esto iba a ser más fácil. Los números cada vez se nos acotan más y aún tenemos que conseguir cierta calidad para que puedan ser congelados. Segun los protocolos de la clinica: no congelan cualquier cosa. De ahí que tengan una alta tasa de embarazos en congelados. Mi pregunta es ¿y si no llegamos a la mínima calidad?….

Es un sinsentido precipitarse a decepciones que aún no han llegado,  porque aún nos queda ese número tres, algo en lo que creer a ciegas…. ¿funcionará? pero, por otro lado…. es tan dificil confiar cuando te cortan las alas!.

Poco a poco, lo hemos ido asimilando, no nos queda otra, esta parte ya no depende de nosotros. Debemos creer en esos tres magnificos, que cuando se encuentren no querran separarse, la fijación pelirroja…….  aunque la sola idea de que esto haya sido en balde nos horroriza.

De aquí a mañana trataré de no pensar demasiado……leo, veo tv, descanso, paseo……. pero me es imposible que mi cabeza se calme….Aunque esté aquí, en Roma o en Filipinas……., no puedo dejar de acordarme. Se que serán horas largas, que me costará dormir, pero mañana para bien o para mal ……todo seguira hacia delante. No se para el tren para nosotros…….. Volverá a pasar y tendremos que subirnos de nuevo. Ojalá estos 3 mosqueteros me den una lección de supervivencia, que todo lo que hemos vivido hasta ahora no caiga en saco roto, por favor.

Las buenas noticias llegan ahora mismo: mi compañera, la que me ha acompañado desde Almería en este viaje, la que me ha acogido en su casa como una reina, está finalmente embarazada. 10 años de búsqueda, 4 fivs y 3 operaciones …..

ENHORABUENA PRECIOSA SONY!!

Vuelven a crecerme las alas, creo que esta tarde tengo derecho a soñar.

Síndrome de Hiperestimulación Ovarica.

Ayer cuando escríbi la entrada aún no sabía lo que se me venía encima. A partir de las 18 h empecé a sentirme mal. Supongo que fue el momento en que la anestesia se fue y mi cuerpo fue consciente de la intervención. Las molestias se agudizaron, una especie de contracciones que iban y venían hasta el punto que se hicieron insoportables. Ya me había tomado Paracetamol pero no me sentía mejor, al contrario cada hora peor, así que decidimos llamar al teléfono de urgencia que IVI nos había proporcionado.

Estuve hablando con mi doctora, bueno lo que pude porque el dolor según que momentos me invadía y no podía ni hablar. Entre mi marido y yo le explicamos mi situación y nos recomendó irnos a urgencias del hospital Torrecárdenas. Según me dijo podía haberse escapado algo de liquido( ya que se punzan los ovarios ) provocando una pequeña hemorragia interna y de ahí el dolor. Que no suele pasar pero que dado mi caso de ovarios poliquisticos, era propensa a esta situación. En aquel momento, estábamos tan desesperados por la situación que rápidamente nos dirigimos a donde ella nos indico. Después y viéndolo desde una perspectiva más serena, no hubiera actuado así. No me parece lógico que dada la cantidad de pasta que nos vamos a dejar en la clínica me manden a arreglármelas por ahí, aun sabiendo que yo venía de fuera y que estaba sola en esta ciudad. No me parece normal, y si volviera a ocurrirme iría hasta IVI y que me mirasen allí……..que para eso les pago y para eso ellos me han hecho esta intervención. No me dejaron buen sabor de boca, la verdad.

Buscando a ciegas llegamos hasta el hospital Torrecardenas, yo casi no podía ni andar y para colmo se me descompuso el cuerpo. Aun tuvimos que esperar 1 h para ser atendidos en la sala de espera de Ginecología. Allí me volvieron a hacer una eco y un hemograma. La doctora me dijo que efectivamente tenía liquido y de ahí el dolor, pero que no tomase nada, ni agua……por si teníamos que hacer más pruebas. Esperamos los resultados del hemograma, otras 2  h más, nos fuimos al coche y allí soporté los dolores lo mejor que pude, mis compis de wassap estuvieron animándome cosa que desde aquí agradezco muchísimo: Cloe, Trax, Marta,Netzi,  Leti, Alpa…. Gracias!!.

Finalmente el hemograma salió bien. El diagnostico quedo en SHO Sindrome de Hiperestimulación Ovarica, me aconsejó una dieta suave y me recetó Fortasec y Nolotil….y mucho reposo.

Al final de la noche los dolores fueron desapareciendo y hoy solo me queda un run run molestoso en el vientre, es como si mis ovarios hubieran alcanzado el tamaño de dos pelotas de tenis. No puedo comer mucho, pues el vientre se me llena presiona la zona y me duele. Sigo con Nolotil y por lo menos hoy ya puedo ser persona.

Según he leído este síndrome afecta a 1 de cada 10 personas, así que no es tan frecuente, pero está ahí.

Suelen ser más propensas mujeres menores de 35 y como dijo mi doctora, con poliquistosis ovárica. Efectivamente ocurre una vez los óvulos son liberados, este liquido se escapa al vientre y crea distensión abdominal, nauseas, diarrea, dolor intenso y dificultades para respirar.

Deciros que esto no suele ser lo normal, pero que si os pasa, iros a la clínica de fertilidad y no a urgencias como yo. Ellos deben hacerse responsables de estos casos y si ven que no pueden atajarlos, pues entonces que deriven al hospital. Cuando yo llamé eran las 19 h y la clínica estaba abierta, deberían haberme visto ellos, no que estuve hasta las 23 h pululando con un dolor horrible por los pasillos del hospital.

Casi a las 22 h me llamó la doctora de IVI para ver como seguía, pero a mí la verdad es que una llamada poco me soluciona. Me hubiera gustado que directamente me viese ella. Me dijo más o menos lo que podía haber pasado y que ya cuando me hicieron la punción tenía algo de líquido y que segun que ovarios cicatrizaban  de una u otra forma cuando se les sometía al proceso. Que no era lo habitual, pero que existia ese riesgo. No me apuntó nada de los embriones, supongo que eso será competencia de embriología y ella aún no sabría nada.

Ahora solo deseo que se me olvide esto y que me llamen dando buenas noticias de los óvulos, porque no quiero volver a pasar por esto; es más no creo que pueda volver a pasar.

Lunes de punción.

Escribo desde la 204 de un hotel en el centro de Almería. Mientras comía miraba a través de la ventana el ritmo de lunes de la gente, embelesada en el movimiento de las hojas de una palmera , el ir y venir de los vehículos y el trasiego de un centro historico tras el puente vacacional.

Hace unas  horas que llegué hasta aquí despues de la intervención, adormilada y cansada, pero satisfecha de saberme con la mitad del proceso hecho. La punción se me hizo breve, me pincharon una vía y pronto caí en un sueño increíblemente pesado. El techo empezo a darme vueltas y las luces de quirofano se apagaban y encendían al parpadeo  de mis ojos…. ya no recuerdo nada. Una hora despues, de lo que para mí fueron segundos, escuché una voz lejana de la enfermera traspasandome a la cama de mi habitación. Allí me dejaron durante un tiempo prudencial observando mis constantes y me dieron un zumo buenísimo. Me espabilé fantástica no me dolía nada solo una sensación de adormilamiento generalizado, de no querer hacer nada más que cerrar los ojos, desconectarme del mundo. Así he seguido, aunque ahora empiezo a sentirme cada vez más molesta, sobre todo al toser y moverme. Nos quedaremos en este hotelito hasta el miercoles, cumpliendo el reposo que me han recomendado, y despues regresaremos a casa.

En cuanto al resultado, de los 20 ovocitos que pronosticaron en la ultima eco, solo pudieron sacarme 11 adecuados que ahora estarán en incubadora alcanzando las condiciones optimas para ser fecundados. Mañana nos avisarán cuantos lograron salir adelante y su estado. Por ahora habrá que esperar más de un mes hasta que me los implanten. La idea es regresar a mis niveles hormonales optimos (que calculan serán dos reglas) y aprovechando ciclo natural hacer uso de los “frigos”. Espero que no se queden demasiado heladitos y sean igual de viables que sin congelación. Voy a confiar en los criterios de estos profesionales que parece saben bastante del tema.

Ahora voy a dedicar un ratito a mi libro….aunque no creo que avance ni tres páginas.

Ya escribiendo esta entrada se me cerraron los parpados en algun renglón, perdonad mi tono serio y el ser tan escueta, pero necesito volver poco a poco al mundo. Es como si todavía estuviese en otro planeta, debe ser cosa de la anestesia.

Seguiré contandoos en cuanto tenga nuevas noticias.

Un beso y gracias mil a todos los que me mandais animos cada día.

 

 

PONGAMOS QUE…….SOY GALLINA.

– Pongamos que…….. una es la gallinita de los huevos de oro. A mis años y gallina???…..Pues sí,…..crio pequeños ovulitos a los que debo ofrecer  lo mejor de mi, vigilando su tamaño, su color, su forma…….para que un día generen pequeños polluelos. Yo no puedo hacer nada más que darle mi cariño y afecto que es grande y desinteresado, el resto lo pone la suerte y unas cuantas hormanas en forma de inyectables de lujo. Mi bolsillo empieza a sufrir los ataques de una farmacia de horario ininterrumpido y con aparcamiento reservado. Imaginaos el poderío de la medicina …..supeditados  a cuatro drogas poniendo precios monstruosos  a nuestras ilusiones. Pero este es capítulo aparte, en el que no me meteré hoy porque quiero conservar el tono humor y no horror.

– Pongamos que…… una eco vaginal de control de folis es algo así como la lotería de navidad. La medica la niña de San Idelfonso cantando numeros que son el tamaño de los futuros ovulos…….. y allí estás tú preguntandote si alguna de esas cifras llevará el premio gordo? será el 20? el 15? el 12?

– Pongamos que…… Orgulatran me suena a orangután……. y una no sabe si esta nueva droguita será como este tipo de mono: un copulador nato que anda de árbol en árbol fichando amantes. Y una no sabe si subirse al árbol cuando ve esta nueva droguita.

– Pongamos que…….por enesima vez se me olvida el bikini para ir a la playa………Y cuando llegas el sol en lo alto y haciéndote burla.  Para sacarte la espinita te vas con tu pantaloncito largo a la orilla, viene una ola y zassssssss!!!! todos los bajos empapados. No pasa nada, mañana le pido el bikini a mi querida amiga………pero llega mañana y zasssssssssssss!!! cielo encapotado y bajada de temperaturas. Yo no me aclaro en este clima, cuando empiece a enterarme…….habré acabado el proceso GALLINITA. Eso o me llevo medio armario para acertar. jejejejeje.

– Pongamos que……. con todos los kilómetros que estoy haciendo buscando al mini pelirrojo, no paro en casa. Llevo media semana fuera y el sábado me espera otra media. Si el nene o la nena no me salen viajantes…..será raro rarísimo. Mínimo: taxixta, máximo: conductor de formula 1.

– Pongamos que…. una amiga y su pareja  coparten proceso reproductivo y nos ofrecen su casa, tratandonos a cuerpo de rey. Así  las penas son menos  y las angustias se llevan mejor,  además uno se siente menos bicho raro. Una terapia fabulosa que he tenido la suerte de cruzarme. Soy suertuda.

– Pongamos que…….  llevo un mes sin portátil……..y Mukali no es Mukali. Lo habreis notado. Hoy dia de Halloween ha llegado el nuevo inquilino a mi casa….espero que sea inmortal, mínimo…..y se venga conmigo a la tumba.

– Pongamos que ……..estando en Almería me hubiera cruzado con uno de mis actores favoritos: Cristian Bale….. ¿porque no me pasa esto a mí?. Está rodando la peli de Ritley Scott justo a mi lado, saben que me gusta a rabiar……..¿porque?¿porque? ¿porque?….. Espero que en lo que me queda de mes se de la ocasión.

– Pongamos que…….. una sale a tomar un té justo al atardecer. El paisaje: inmejorable. Un sol de los que hacen historia.  Pero las nubes amenazan tormenta. Te sientas y junto a tu elección favorita de infusión reponedora: un azucarillo con frase.: “Cuando hay tormenta los pajarillos se esconden, pero las aguilas vuelan más alto”.

– Pongamos que……… hoy: día de Halloween, esa tradicción heredada, todas mis amigas wassap han colgado las fotos de sus calabazas creadas para sus hijos con arte y esmero. En otra época eso me hubiera enervado, pero hoy estoy lejos de que algo así me afecte. Lo que tenga que ser será y no me hace ningún bien autocompadecerme de mi situación en este momento.  No me aporta nada.

– Pongamos que………la vida es un bidón de cerveza. Ya lo he dicho mil veces y no me canso. No puede faltarle este liquido dorado a mi vida, con su tapita correspondiente: mejor que mejor.

– Pongamos que……….todo ha ido evolucionando como se esperaba y el LUNES es el día de la punción. Será la primera operación de mi vida y espero que la última. Será un gran día, así que solo me queda esperar……algo en lo que ya llevo entrenando bastante tiempo, pero a lo que no termino de acostumbrarme.

– Pongamos que…………se acabaron las noticias. El sábado vuelta al rodaje en el desierto almeriense. Como la peli de Ritley, Exodus. Será mi éxodo particular.  Me llevaré el portátil de viaje y tendré al pelirrojo de mayordomo !!!! bien  !!!!!.

A ver si me pongo al día con vuestros blogs.

Seguiré relatándoos  mis peripecias.

******************************************************************************************