Tristeza muda.

DSC_0174

Para que tu tristeza muda no oyese mis palabras, te hablé bajito.

Antonio Porchia.

Los últimos coletazos de un verano incierto aparecen indefectiblemente. Es el momento en el cual buscas el calor en el interior de un bar, rehuyes de la- en otros días- tentadora terraza, o escudriñas con empeño  la rebequita  solitaria  de un armario plenamente estival.

Es cuando llegan las tormentas repentinas y las noches se refrescan solas…. cuando descubres que a la estación del descanso y de los sueños más vagos, le quedan dos días.

En el preciso momento en  el que el sol ya solo se posa superficialmente sobre la claridad de tu piscina,  cuando sus rayos tenues empiezan a decaer, intuyes con aflicción que algo se acaba. Pero es una tristeza muda, de esas que no le cuentas a nadie porque te tomaría por estúpida, de esas que habla contigo misma en un discurso cerrado.

Hace  dos años que los veranos ya no consiguen sorprenderme. Antes parecian guardar un algo que  los hacía indemnes. Recuerdo de niña haberlos deseado con locura, cuando se acababan los días de libros y mochilas y se percibían 3 meses desenfrenados de planes sin límites. Recuerdo mis cumpleaños de adolescente rodeada de mi trupe de amigos, perdidos en la casa de la montaña, avistando estrellas, presagiando nuevos romances, invadiendo la gran piscina de risas, música, abrazos, secretos…

Se que no puedo mirar hacia atrás pero algo se ha perdido en mi estación favorita, me lo arrebataron. Y es esa tristeza muda la que te habla, una y otra vez, pero tú no la dejas salir.

Ahora trato de vestir mis días con cosas que me ilusionan, con guiños que se escapan, rodearme de quienes me quieren y dejar que los días pasen uno detras de otro sin pedirles nada. Se que no es forma, ni método…. y me gustaría huir a otro tiempo, otra ciudad, otras personas.  Estoy en un triangulo perdido de algun mar extraño y no me encuentro…y se me perdió la brujula.

Siento que todas las personas que conocí hace años han enfocado sus vidas y yo aún sigo intentando girar la mía, en un punto de no retorno que me asusta. Me siento un pequeño garbanzo en una sopa de fideos, así, así es como me siento.

Y cualquier palabra, cualquier “te quiero” es capaz de devolverme una sonrisa, un abrazo?, un beso?….Sí, por favor, los necesito.

Algo se perdió en mis veranos, pero tambien sé que llegaron cosas alucinantes. Y hoy me quiero quedar con ellas, para duplicar su valor, para llenar los huecos vacíos de mi interior, para lamerme las heridas y continuar. Porque sé que el dolor nos cambia, nos modela, nos vuelve distintos…..para acoplarnos mejor y conseguir huir de nuestros fantasmas.

Así que llamaré a este cajón: “los tesoros de un verano pequeño”. .. esos que consiguen alejar mis lágrimas y mantener mi sonrisa.  Son esos pequeños frascos con esencias diarias que hacen más habitable mi existencia.

Algo tan especial como…

Un cielo nocturno de agosto,

o un sol que cambia sus rayos cada día..

****

Algo tan cariñoso como…

Una perrita  a la que solo le interesan mis quicos y mis carreras

o un mordisquito inesperado de tu mascota más sosa.

****

Algo tan divertido como …

una “sweet child” de Gun´s & Roses cantada a plena voz y con escoba

o un desayuno con la rubia más famosa de Lichstenstein.

****

Algo tan motivante como …

un paseo al atardecer degustando moras

o una tarde de scrapbook en casa.

****

Algo tan refrescante como

un mini rubio guapísimo invadiendo mi piscina

o una cachimba de menta compartida.

****

Algo que sonase como…

una canción de Vetusta

o  un brindis de copas con  amigos .

****

Algo que costase tanto como…

una escalada  a las montañas con ruta larga

o un día intenso de jardinería entre setos y abonos,

****

Algo que ilusionase  tanto como…

Un libro nuevo que descubrir,

o un proyecto nuevo por terminar…

***

Son algunas de las pequeñas cosas que valoro en mis días. Llegarán más estaciones, más sueños, más horas que se pasaran a la velocidad del rayo, otras al contrario, se eternizaran volviéndose insoportables….llegarán nuevas metas y mis días seguirán pasandose de dos en dos. He perdido la cuenta, lo reconozco:  el ritmo, el número, el día de la semana … pero sigo anotando aquellas cosas que me sacuden. Esas que me ayudan a no oir  esa llamada “tristeza muda”.

Anuncios

18 comentarios en “Tristeza muda.

  1. No sabes qué profundo me llegan tus palabras. Tengo la piel de gallina y lágrimas en los ojos.
    Busca esos pequeños instantes, y llénate de ellos.
    A mi me encanta los garbanzos en la sopa y me encantas tú.
    Te mando un abrazo virtual, que no es lo mismo pero ayuda.
    Te quiero, guapísima!
    Muaks

  2. Qué bonito niña! Tus sensaciones, tus palabras, tus momentos los siento tan cercanos… Entiendo el porqué de tus sentimientos, esto es muy difícil y hay días en los que parece que no vamos a remontar, pero espero y deseo que pronto podamos volar felices por la vida. Un besazo preciosa!

  3. Ainss mi niña, que delicioso leerte… y lo que me identifico yo contigo, y con una época de mi vida… mis veranos también eran según los cuentas, cada sensación, emoción y sentimiento que tanta huella en mi dejaron… y es que los “agostos” siempre han sido mis favoritos.

    Ahora mis veranos huelen distinto, eso sí, siguen soltando ese aroma a playa y salitre que tanto me gusta…

    Feliz fin de agosto!

    1. A veces las cosas pierden color durante un tiempo
      y luego vuelven a recobrarlo, como en tu caso.
      Yo confío en que vuelva la esencia de los veranos.

      Playa y salitre…..ummmm, buen aroma ese.

      Un besito, MJ.

  4. Espero que consigas llenar tu cajón de tesoros con muchísimas cosas más, y que el año que viene el verano vuelva a sorprenderte, vuelva a ser mágico y perfecto! Te envío media docena de besos y un abrazo! 🙂
    p.d.me encanta esa canción de Scorpions, y más la Sweet Child o’mine con escoba 😀

    1. Esa es una cualidad que no he perdido: capturar lo bueno.
      Besos y abrazo recibidos…..Muchisimas gracias!!!

      P.D. Scorpions fue mi banda por excelencia, tengo toda su discografía original, me encantaban sus baladas, que creo, pasado el tiempo, siguen siendo sublimes.

      Sweet Child O`Mine es una delicia de canción y bailar como Axl Rose y con escoba…es todo un chiste!!.

      Un besazo, Isa.

  5. Yo no sé que pasa cada vez que te escribo que desaparecen 😦

    Te decía que los veranos irán cambiando….y un.día secarás el pelo alborotado de tu peque recién salido de la piscina….y sonreirás pensando que estos veranos son tan hermosos…..

    A nuestro alrededor la gente hace sus vidas….pero la tuya la estáis escribiendo ahora y es maravillosa!!

    1. Este wordpress me tiene hartita…la verdad no se que puede pasar, intentaré mirarlo.

      Todo cambia y todo fluye…una frase que me encanta. Y la vida la concibo así, etapas que vienen y otras que pasan.

      Tendrá el pelo alborotado? síiiiiii!!!! me encantaría.

      Intentaré escribir -y vivir- la mejor de las vidas posibles.

      Un beso, lunita.

  6. Ay, qué pena, que se nos va el verano… Habrá que hacer muchas cajitas de esas para recopilar momentos.
    Si eres un garbanzo en la sopa, ya les puedes decir a los fideos que no se rían tanto de ti por ser distinta porque tú sí que te ríes de ellos por ser todos iguales. Un besote!!!

  7. Sé que es mal momento…
    Despedirse del verano, no es fácil, aunque ya no sean aquellos veranos de juventud…
    Pero hay que seguir, porque sólo de esa manera sabremos si llegan otros veranos, navidades, días clave por los que recuperemos la ilusión real, no la que tenemos que buscar para rescatarnos de nosotras mismas del naufragio…
    Cómo va tu tratamiento?
    Te leo…
    Besoss!

    1. Exacto Lilith. Solo si seguimos encontraremos la ilusión en las cosas que nos queden por llegar.

      Parado. Estamos a la espera de unas analíticas y resultados. Puede que en octubre empecemos.

      Un besote, guapa!

  8. … la marea me dejó arenas de plata
    que pondré en el reloj del tiempo que no pasa…
    … la marea me dejó islas inundadas
    donde atraparcon mi red una historia de piratas…

    Es lindo guardar lo que te deja la marea… seguro que pronto te trae veranos cargados de promesas…

    Un abrazo

    1. Como me gustan las letras de Vetusta!!, precisamente ese fragmento es uno de los que se queda grabado en cuanto los escuchas.

      Hay mareas que arrasan con todo y otras que solo traen pequeñas caracolas y conchas. Todas nos dejan y nos cambian.

      Un beso, nubecilla.

  9. Me encantan las líneas donde la gente se describe a bocajarro y sin remordimientos, casi tanto (o más) que las entradas que son simplemente una reflexión. Aunque no lo parezca, sólo con leerlas se puede comprender mejor a una persona.

    P.d: Me encanta tus gusto musical jajajaja 🙂

    1. Dice una frase de Paul Auster:
      “La verdadera vida tiene lugar en nuestro interior y se resiste a ser contada.”

      Lo que sentimos nos hace, pero la mayoria prefiere esconder lo que es.

      Gracias por lo del gusto musical, la verdad es que una parte de mi tiempo libre la dedico -de siempre- a la música.

Te escucho...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s