Archivos Mensuales: agosto 2013

Tristeza muda.

DSC_0174

Para que tu tristeza muda no oyese mis palabras, te hablé bajito.

Antonio Porchia.

Los últimos coletazos de un verano incierto aparecen indefectiblemente. Es el momento en el cual buscas el calor en el interior de un bar, rehuyes de la- en otros días- tentadora terraza, o escudriñas con empeño  la rebequita  solitaria  de un armario plenamente estival.

Es cuando llegan las tormentas repentinas y las noches se refrescan solas…. cuando descubres que a la estación del descanso y de los sueños más vagos, le quedan dos días.

En el preciso momento en  el que el sol ya solo se posa superficialmente sobre la claridad de tu piscina,  cuando sus rayos tenues empiezan a decaer, intuyes con aflicción que algo se acaba. Pero es una tristeza muda, de esas que no le cuentas a nadie porque te tomaría por estúpida, de esas que habla contigo misma en un discurso cerrado.

Hace  dos años que los veranos ya no consiguen sorprenderme. Antes parecian guardar un algo que  los hacía indemnes. Recuerdo de niña haberlos deseado con locura, cuando se acababan los días de libros y mochilas y se percibían 3 meses desenfrenados de planes sin límites. Recuerdo mis cumpleaños de adolescente rodeada de mi trupe de amigos, perdidos en la casa de la montaña, avistando estrellas, presagiando nuevos romances, invadiendo la gran piscina de risas, música, abrazos, secretos…

Se que no puedo mirar hacia atrás pero algo se ha perdido en mi estación favorita, me lo arrebataron. Y es esa tristeza muda la que te habla, una y otra vez, pero tú no la dejas salir.

Ahora trato de vestir mis días con cosas que me ilusionan, con guiños que se escapan, rodearme de quienes me quieren y dejar que los días pasen uno detras de otro sin pedirles nada. Se que no es forma, ni método…. y me gustaría huir a otro tiempo, otra ciudad, otras personas.  Estoy en un triangulo perdido de algun mar extraño y no me encuentro…y se me perdió la brujula.

Siento que todas las personas que conocí hace años han enfocado sus vidas y yo aún sigo intentando girar la mía, en un punto de no retorno que me asusta. Me siento un pequeño garbanzo en una sopa de fideos, así, así es como me siento.

Y cualquier palabra, cualquier “te quiero” es capaz de devolverme una sonrisa, un abrazo?, un beso?….Sí, por favor, los necesito.

Algo se perdió en mis veranos, pero tambien sé que llegaron cosas alucinantes. Y hoy me quiero quedar con ellas, para duplicar su valor, para llenar los huecos vacíos de mi interior, para lamerme las heridas y continuar. Porque sé que el dolor nos cambia, nos modela, nos vuelve distintos…..para acoplarnos mejor y conseguir huir de nuestros fantasmas.

Así que llamaré a este cajón: “los tesoros de un verano pequeño”. .. esos que consiguen alejar mis lágrimas y mantener mi sonrisa.  Son esos pequeños frascos con esencias diarias que hacen más habitable mi existencia.

Algo tan especial como…

Un cielo nocturno de agosto,

o un sol que cambia sus rayos cada día..

****

Algo tan cariñoso como…

Una perrita  a la que solo le interesan mis quicos y mis carreras

o un mordisquito inesperado de tu mascota más sosa.

****

Algo tan divertido como …

una “sweet child” de Gun´s & Roses cantada a plena voz y con escoba

o un desayuno con la rubia más famosa de Lichstenstein.

****

Algo tan motivante como …

un paseo al atardecer degustando moras

o una tarde de scrapbook en casa.

****

Algo tan refrescante como

un mini rubio guapísimo invadiendo mi piscina

o una cachimba de menta compartida.

****

Algo que sonase como…

una canción de Vetusta

o  un brindis de copas con  amigos .

****

Algo que costase tanto como…

una escalada  a las montañas con ruta larga

o un día intenso de jardinería entre setos y abonos,

****

Algo que ilusionase  tanto como…

Un libro nuevo que descubrir,

o un proyecto nuevo por terminar…

***

Son algunas de las pequeñas cosas que valoro en mis días. Llegarán más estaciones, más sueños, más horas que se pasaran a la velocidad del rayo, otras al contrario, se eternizaran volviéndose insoportables….llegarán nuevas metas y mis días seguirán pasandose de dos en dos. He perdido la cuenta, lo reconozco:  el ritmo, el número, el día de la semana … pero sigo anotando aquellas cosas que me sacuden. Esas que me ayudan a no oir  esa llamada “tristeza muda”.

Recortar.

Esta palabra se nos  ha empañado,

ha perdido su más noble  significado,

gracias a nuestro poderoso amigo, el enterado.

*****

Luce barba y buenos trajes,

zapatos de brillo, orgullo y prestigio.

Rodeado de su cuadrilla de hipócritas,

talante desmedido, retorica dialéctica barata.

******

Tiene el master en esgrima verbal…

palabras sin fondo, discursos vacios,

conocedor del verbo recortar.

Cercena vidas,

aniquila empleos,

trunca metas.

******

Qué ya no hay tiempo para el disfrutar,

sin el maldito dorado todo sabe mal.

Recortar y recortar……..que bien se le da!!!

****

A mí me enseñaron con 4  a usar las tijeras

a recortar dibujos, figuras, letras….

a no apuntar al compañero con ellas, ni rozarlo, ni dañarlo…

A mi me dijeron que este instrumento sirve para crear,

no para destruir, no para eliminar…

******

Y así lo concibo aún con mis 32,

me siento y recorto lo que me place,

lo que me gusta, lo que me sale.

*****

Pongo imaginación y creatividad,

a partes iguales, y mientras recorto

soy feliz porque doy, no mermo,

creo, no disminuyo…

******

Lección que aprendí de muy niña:

crea con tus manos lo que concibas con tu mente.

Mukali.

“We are the result of what we have been led”

Sin mapas pero con sombrero.

DSC_0019

Entre días de calima espesa y atorrante calor se va despidiendo la estación más vaga. Como un tren que pasa a cámara lenta mientras los  anónimos viajeros preparan sus enseres.  Pocas luces, contables,  tintinean con fuerza en medio de la oscuridad solemne. Recoloca la mirada, mide el espacio, encaja sus sueños.

Desde un huequecito entre los pinos, en la ladera de la montaña, deja bailar  su mente…… a su antojo,a su ritmo, una melodía que no sabe de notas.  A su alrededor un día lleno de gente, un evento más, tarta, paella, niños, sol, familia…..ilusiones renovadas.

Sonrisas perdidas ahora encontradas.

Etapas que vienen y otras que pasan.

Heridas que se difuminan,  costuras abiertas de un vestido que ya no cede, evoluciona, siente, vive….

…y  no se le escapan los sueños, ni se entristece, ni se desgasta…tan solo se coloca el SOMBRERO, para cazarlos, para atraparlos…

….tan  solo  quiere seguir siendo ella, estar A SU LADO, no pedirse más, no acercarse al precipicio que sabe le ahoga.

Seguirá caminando en línea recta,  sin tomar senderos marcados….porque le apetece prolongar lo que le sienta bien, porque le encanta caminar sin mapas.

UNA PELI ENTRE MUCHAS.

Hoy he descubierto en mi paseo diario por Youtube esta canción del fantástico Eddie Vedder…y no me he podido contener a ponerla. Forma parte de la película Into the Wild dirigida por Sean Penn, la cual ví hará como un año. Me encantó!!

La naturaleza cobra majestuosidad en cada fotograma, la grandiosidad de cada paisaje envuelve la aventura y el camino hacia la felicidad de su protagonista. Te traslada al desasosiego, a la búsqueda constante, al ímpetu por lo desconocido. Seguro me llegó porque yo me considero aventurera y me gusta perderme, descubrir nuevos horizontes….vivir la naturaleza y las sensaciones que me trasmite. El prota igual cae un poco chichonero, un poco pedante….. pero reconozco una buena peli en cuanto no dejo de pensar en ella durante horas. Esta lo consiguió.

 

Lo mejor que puedo hacer con la muerte es tratar de aprovechar la vida

********

“La felicidad solo es real cuando es compartida”

*********

“La fragilidad del cristal no indica debilidad sino calidad.” 

********** 

“Leí en alguna parte que en la vida no es tan importante ser fuerte como sentirse fuerte. Medir tu capacidad.” 

*********

“La libertad y la simple belleza son demasiado buenas para dejarlas pasar”

*********

Into the Wild.

UN CIELO DE AGOSTO (de chicharras y grillos).

El otro día mientras escribía en mitad de la noche,

cuando todos los murmullos duermen,

cuando todas las estrellas pasean…

se me ocurrió pensar como suena un cielo  de agosto.

******

                                                                           !!!Síii!!!, porque todo lo nos rodea, hasta la quietud,

tiene sonido, tiene música.

******

Cierras los ojos y te sumerges en el concierto,

un canturreo de chicharras y grillos,

un gato merodeando trocitos de amor callejero,

 algún que otro ronquido insano de un vecino comedido.

******

Ese cielo solo lo sabe quien se detiene a admirarlo,

y es en agosto cuando la luna sale más grande que nunca…

y es en agosto cuando las estrellas despliegan su estela,

en lineas de lluvia……en gotas de lágrimas…

******

pide un deseo!!! …no lo digas, no lo hables, no pierdas su magia…

Mukali.

JUGUEMOS A LOS ANIMALES.

Un día alguien me preguntó: ¿qué animal serías tú?

yo respondí inmediatamente: un koala.

¿y por qué?

porque hago mía su ternura… me define.

 

¿Creeis que desde niños conservamos huellas de algún animal en nosotros?. Hemos jugado  a imaginar que eramos leones o tigres,  perros o gatos,  mariposas o  gusanos……hemos simbolizado sus gestos, vuelos, saltos,  graznidos, bufidos, cantos, ladridos…hemos andado a cuatro patas, levantado vuelos, simulado aletas…

Con los años se fantasean  otros sueños, otros deseos,  pero nunca se deja de imaginar, ……es aquí donde volvemos a la reminiscencia de ese juego simbólico de cuando eramos críos. Es aquí donde somos conscientes de que la invención de antaño nunca muere.

…Mi animal por antonomasia siempre fue el koala. Nunca he visto uno en directo más que en fotos de aquí y allá, pero desde pequeña he sentido devoción por ese animal.

Recuerdo  que los desayunos mañaneros de los 80 se presentaban especiales cada vez que mi madre me ponía esos dibujos en la tele. Antes de ir al cole…

Y yo me indignaba, tan pequeña ya era capaz de sentir tristeza cuando perseguían  a Mofli, el último koala y querían cazarlo. Una niña llamada Corina lograba hacerse amiga de él y le ayudaría a esconderse y a huir de sus captores.

Era una serie que definía muy bien los valores de la amistad, así como la protección de especies en peligro de estinción.

Defendía el valor de lo único y me hizo comprender algo que siempre he aplicado a mi vida:

cuando algo es especial hay que saber valorarlo.

Un día fuimos a cenar al restaurante de confianza, yo iba de la mano de mi padre y ví ese stand ya estinguido de cintas de casettes que había en todo mesón, justo al lado de la barra. Tendría unos 7 años y no mucha estatura pero pude atisbar la caratula de un cassete con canciones de la serie. Tenía dibujado a Mofli, el Koala,  en brazos de la niña Corina. Entonces supliqué a mi padre, solo como saben suplicar los niños, que me comprara ese cassete.

– ¿Pero cual es?- preguntaba mi padre perdido en un mar de casettes……..

–   El de Mofli, el de Mofli!!!!.

Al final recuerdo que me cogió en brazos y yo señalé la cinta deseada. Creo que costaba 200 pts. y ese  fue uno de los días más felices de  mi infancia….. que menos !! era mi primer cassete!! . Era mi música de 7 años. Lo escuché, lo trillé, lo memoricé…ninguna otra musica en cualquier formato actualizado …….fue mejor que esa primera.

Y la historia del koala se quedó grabada en mí a través de los años.

Tiempo más tarde ,en un viaje familiar, fui a Expo Sevilla y visité el pabellón de Australia, entre otros muchos. Pero cito este porque quedé maravillada con el país y con su fauna. Era un pabellón mágico y toda la familia salimos embobados con la experiencia audivisual y directa con especies autóctonas y exóticas del lugar. Volví a saber de ese koala que desde niña me interesaba.

Ahora 21 años despues  me doy cuenta de que hay cosas que siempre permanecen en nosotros en estado de letargo y un día despiertan y vuelven volando de esa caja de recuerdos: nuestra memoria.

Ahora me siento más koala que nunca.

Porque  los koalas son animales que necesitan grandes espacios, alrededor de 20 arboles, y sino se estresan con facilidad, por que les gusta estar en las alturas divisandolo todo y  son animales nocturnos. Tambien aseguran que cuando bajan de los arboles siempre lo hacen al revés, son tiernos pero desconfiados y les encanta masticar eucalipto.

Si me preguntas que animal quiero ser tal vez te responda alguna variedad de pez que nace en un lugar remoto del mar, en algún arrecife perdido…..que nada y nada sin asustarse del peligro y se va haciendo solo a los secretos del océano.

Si me preguntas que animal soy…..te diré el  koala.

Y tú ¿que animal eres?

“AGOSTEANDO” EN EL ALTIPLANO.

Ya en una ocasión os expliqué lo penosas que resultan las noticias en vacaciones. Habréis comprobado que en estos tres meses  que dura el verano nos acribillan a playas por castigo. Parece que si no visitas  ese lugar de arena y mar, eres un raro o un ermitaño, o …vete tu a saber…… Tienes que ir!!!…..TOCA. Y no pasa nada si no te enteras hoy porque mañana te lo volverán a repetir hasta que cuele. Son así de graciosos nuestros productores televisivos.

Doy fe que es posible agostear sin playa, aunque no lo creáis, no se acaba el mundo y hay lugares magníficos que esconden secretos…porque solo hace falta tener ganas de pasárselo bien y unos amigos con los que hacerlo.

Este agosto me he negado a ser sardina enlatada en cualquier playa concurrida de la línea mediterránea,…  me he negado a ponerme a leer un libro y que un chiquillo malcriado pase a tu lado corriendo llenándotelo de arena,….  me he negado a soportar  banales preocupaciones de sábado de unos semi adolescentes…  me he negado a escuchar cada dos por tres al tío de los pasteles, o el de las coca-colas, o a la china que promete hacer  masajes de ensueño…..

¿De verdad se puede uno relajar en un ambiente así?…

Huyo…..huyo de las playas multitudinarias de agosto.

Os propongo otra cosa diferente. Un pueblo en la altiplanicie granadina, una casa-cueva con temperatura fresca y constante todo el año,…..tendréis el lujo de pasar algo de repelús en verano!!! colcha incluida para dormir…

…..¿Os gusta? pues a todo ello  le sumamos….. dos mega pantanos habilitados para el baño, con playas artificiales y naturistas (para el que se atreva!),  piragüismo y otros deportes de agua y viento.

Uno de los  embalses recuerda a esos lagos de la Baviera alemana, por la abundante vegetación de pinos en ringlera y bosques tupidos que lindan con la Sierra de Cazorla…

Una vez dentro la experiencia es inimaginable, sin olas a las que atender ni salitre en la piel, los azules del cielo se chocan con los verdes boscosos……no tiene nada que envidiarle a ese lugar tan publicitado en tv….de verdad!

La segunda laguna representa todo lo contrario: una mole de agua mucho mayor, un paisaje salpicado con dunas áridas de tierra y matorral desértico, pareciera que estás en mitad de una de esas pelis western de Corleone….pero con pantano incluido!.

La parte culinaria también merece especial mención por su especialidad en carnes. Podréis degustar la mejor chistorra del mundo (al menos para mí) y acompañarla de una Alambra  Reserva 1925……No es cualquier cosa, aunque tambien os digo que esta cerveza es para tomarla despacio por su contenido en alcohol ligeramente más alto que otras variedades.

….. y una vez estamos ambientados con buena birra, tapitas,…. baños en mares de agua dulce…. aire y naturaleza…

aun nos queda el momento feria de pueblo.

Cuando cae la noche la tradición se engalana con bombillas blancas y puestos de churros humeantes, artesanías variopintas, atracciones infantiles  y algodones dulces……… y tú no quieres caer pero al final siempre hay alguno que te tienta… y acabas mezclando alcohol con churros y algodon rosa……jajaj. Todo un cocktail que espero no sea muy tenido en cuenta por mi estómago.

Una plaza rectangular aúna el bullicio,  con su fuentecita decorada con angelitos y chorros. Van pasando las horas y  van llenándose mesas….con ese gentío tan personificado que todo pueblo tiene. Entre los aldeanos se repiten patrones: el ricachón del lugar con sus aires de aquiestoyyo, la mujer humilde que aprovecha la fecha para sacar a lucir su vestido de cocktail……el carnicero que se disfraza de gafapastas enchaquetado y con pañuelo… el borracho al que habría que patentarle su coreografía ensimismada y solitaria…

….y los amigos que trabajaron o compartieron vivencias…..y se reúnen cada verano desde distintos puntos geográficos para rememorar momentos.

Y para terminar, no podemos olvidarnos de un factor muy importante en cualquier feria de pueblo: la orquesta.

O mejor dicho: la semi-orquesta….Es de penoso repertorio, con popurris imposibles y desafines constantes……..pero tiene un aquel en su propia torpeza. Cualquier grupo de mediana calidad jamás te obligaría a bailar la peor versión del “Chiquitita” de ABBA. Esa canción no está hecha para pasárselo bien, no cuadra, no……no….!!!. Pero y lo que te ríes?…. a esas alturas ya es imposible que te quiten lo bailao porque estás dispuesto a gambetear cualquier media copla con ritmo….

El momento pasodoble pueblerino también es mítico. Al sonido de sus notas tan manidas, los duos (más bien mayores) salen en tromba a la pista a exponer sus dotes bailarinas. Es una competición curiosa que gusta observar porque siempre hay una o dos parejas que se las saben todas y se sienten como los triunfadores de la pista, con sus movimientos pasean orgullo, parecieran hablar con su imponente brío…….“eleeeeeee, aquí estoy yo!!! quitaros de en medio que voy!!!…”.

Nooooo!!  gracias a Dios a esa competición no me uní….jajaja.

Y así se pasan los días y las horas en un pueblecito perdido de Granada,

sin necesidad  de llevar arena pegada en los pies, pero sí muy buenos ratos en el cuerpo.

Hay vida lejos de la costa.

“Agostear” así debería estar promocionado, recomendado y publicitado!!!!

 

Para saber más de la zona….

LA PAPILLA VIAJERA.

Erase que se eran unos polvitos mágicos con aroma a  fresa.  Estaban guardados donde siempre, en aquel cuarto frío de rayos, lejos de la mirada de los incontables pacientes que pasaban por la sala cada mañana.

El hospital desierto. Los hombres y mujeres de bata blanca pululaban por los acristalados pasillos con expresión de indiferencia. Ella sentada escuchaba con atención el rugido de su estómago vacío sumergida en la duda del momento. Él  miraba el movil mientras comentaba la inusual comodidad de aquellos asientos. De una puerta salió un hombrecito de unos 60, pelo canoso y calvo…espetó unas instrucciones a la chica y volvió a entrar. Ella se quedó ensimismada en la contagiosa energía de aquel hombre, eran las 8 de la mañana y parecía vestir un ánimo poco común en aquel lugar.  Le tranquilizó su brío y su buen humor.

De nuevo la puerta se abrió y el hombre de blanco la invitó a pasar. La sala era grande y desacogedora, llena de baldosas ocres y aparatos radiográficos. Había un pequeño baño a la izquierda que era donde se hallaban los famosos polvitos fresados. Esos en los que me detendré  más abajo. Pero eso ella aún no lo sabía.

El hombre de bata blanca le entregó uno de esos vestidos camiseros azul  pálido atados a la espalda y le instó a cambiarse en un vestidor que había justo a la entrada.  Mientras se desvestía calló en la cuenta de que nunca antes se había visto con semejante atuendo y no le gustó nada la imagen que le devolvió el espejo de la sala. Era un trámite más pero cuanto antes saliera de allí mejor.

Cuando ya estuvo preparada, el hombre canoso le explicó las instrucciones de la prueba….con una rapidez insólita, pero sin dejar de poner los acentos sobre las íes. Se sentó  en  la cama de aluminio anodizado para evitar que se le viera la ropa interior, al tiempo escuchaba la voz chirriante y estrepitosa del hombrecillo. Fue el momento en el que los polvitos rosas  hicieron su aparición, su memorable puesta en escena. El verbalizaba  desde el baño el proceso del mejunje, no se callaba ni debajo del agua……parecía que le habían dado cuerda. “No está malo, realmente no sabe a nada”- aseguró ante la atónita mirada de la chica. Ella recelosa le preguntó: “en serio?”………”Claro, ¿no me crees? además está fresquito, te sentará bien!”. Esas palabras quedarían en su memoría días despues, como eco encabritado, pero en aquel momento la convencieron. Se bebió aquella papilla de un trago,  así eran las instrucciones. Tenía una textura densa y es cierto que no sabía a nada de lo que hubiera probado antes, pero su espesor era bastante desagradable.

Aquí comenzaría el viaje de aquel fluido denso y rosado por el cuerpo de la chica. El hombrecillo de blanco ponía en marcha la máquina desde una sala acristalada,….”Parece estar a gusto con su trabajo, algo nada común”,  intuía ella desde la camilla ,trazando su propia radiografía al tiempo que él se las trazaba a ella. “Ahora observarás tu estómago en la pantalla, lo ves?”……Ella sonrió y dijo: “que pequeño es!!, pedazo de costillas tengo!!”.

La prueba duró alrededor de tres horas en sesiones de una media hora de margen entre cada una.  Se vestía y se desvestía en cada pase a  camilla. Empezó a habituarse a verse con ese azul pálido hospital “Pues no me queda tan mal”-pensó y se tomó una instantánea que envió como guiño al chico de la sala, que inmediatamente le respondió un “!qué rapitusa!.

Una vez terminado todo,  hombre y mujer  se despidieron cordialmente. El fluido rosa seguía habitándola, pero ella aún no era consciente del impacto de aquellos polvitos mágicos y fluorescentes. Saludó a su chico y ambos salieron disparados a desayunar.

A partir de aquí la papilla viajera podríamos catalogarla como la papilla puñetera……y aún así nos quedaríamos cortos. Su estomago se cerró por vacaciones, tenía la  horrorosa sensación continuada de haber ingerido una vaca rellena de pajarillos…Sabéis cual es esa impresión? la de estar preñada!!! ostras!!!! ……..¿podía eso ser posible?…….claro!!! estaba viviéndolo en sus carnes: asco, desgana, nauseas, hinchazón, dolor de ovarios y hasta dolor de riñones……un cuadro de claro síndrome gestacional……..pero sin estarlo!!. Así durante tres días y aún lo sufre a ráfagas.

Suerte que ella gasta una hermana que vale millones…..y unos amig@s capaces de mimarla a la máxima potencia….

Cuidad de vuestros estómagos si son de roble,

y si no pues que remedio, ….siempre nos quedará quejarnos.

 

Feliz lunes!!

SIN SALIDA

No creo que mucha gente tenga la particularidad de vivir en una calle sin salida. Es algo extraño y hasta difícil pues se presupone que en la construcción de cualquier via que se precie figura como objetivo el llevarnos a alguna parte.  No tendría ningun sentido estar construyendo vías cortadas que no se interrelacionasen y que a su vez nos volviesen locos convirtiendo el conducir en una tarea imposible.

Las calles sin salida son algo así como  arterias perdidas de la ciudad en donde  la imaginación se acabó o las ganas de seguir inventando.

Mi calle es de esas que  conduce a ninguna parte, llamemosla La Calle del Nunca Jamás. Si llegas hasta aquí ya eres un privilegiado. Habrás tenido que sudar un poquito, cosa que la mayoría de los mortales evitan a toda costa y al estar en altas cumbres tampoco es santo de devoción de paseos y caminatas. Puede ser que vengas en coche, en cualquier caso tampoco tendría ningun sentido rodar hasta aquí si no es para visitarme a mí o a los 4 gatos que moramos en el Nunca Jamás.

De los vecinos, a pesar de pocos, nos toleramos con un respeto incolume. Poco sabemos de la vida del otro, pero las ayudas cuando se precisan nunca jamás faltan. La nota discordante la pondría mi vecino fisgón, un soltero que en cuanto su agudizada antena detecta chapoteo asoma disimuladamente los ojuelos por la terraza. Disimuladamente es un decir, aunque creo que con los años ha depurado su técnica o me es más indiferente o simplemente ya se cansó. En todo caso, tal defectillo no quita que sea un vecino en todo lo restante: excelente.

Por lo demás, este extraño lugar está impregnado de una soledad inusitada. Los sonidos automovilísticos les son ajenos hasta tal punto que uno no acaba de acostumbrarse. Es como vivir en un eterno domingo o en unas vacaciones prolongadísimas.  Los silencios habitan a su antojo creándote la curiosa sensación de que el traqueteo incesante de vehículos y el pulular del estrés diario no fluyen como en cualquier otra parte del mundo.

Si caminamos hasta el final de la vía llega un momento en el que el asfalto se acaba, es como si te dijera susurrando: hasta aquí he leído y ya no puedo contarte más…pero uno tiene la sensata impresión de que te está timando descaradamente porque tus ojos siguen queriendo ver más, un espacio lleno de vegetación, caminos, senderos, un lugar no marcado por el alquitrán de un pavimento abúlico.  En cualquier caso, una valla enorme nos avisa que más allá no debe transitarse, se acaban los pasos y la calzada se corta drasticamente. Así que te sientes un poco intimidado con la idea de querer explorar el otro lado de la valla. Pareciera que más allá no hay civilización, ni tecnologías, que la vida sigue intacta y los sueños solo se moldean con aire, sol y lluvia.

Durante dos años respeté esa valla que conduce al Otro Lado. No sabría muy bien explicar el porqué, una extraña inhibición motivada tal vez por la falta de confianza en lo desconocido. Pudiera parecer una estupidez pero la curiosidad cada día se acrecentaba más y más ¿hacia donde conducía aquel espacio abierto?.

Un día el fisgoneo se alzó por encima de cualquier temor y me atreví a cruzar la línea ilícita. Esto podría ser una metáfora de vida, ya que el indagar nos lleva a veces y  sin querer a lugares insospechados.  Lo cierto es que tuve que hacer algunas maniobras, sortear algunos obstáculos, pero la decisión estaba tomada……no podía volverme para atrás.

Lo que mis ojos vieron aquel día solo puede ser califacado de fascinante. Un lugar donde la paz habita todo el año, donde las estaciones se van posando otorgandole distintos colores y matices, como los nenúfares de Monet. Recuerdo que lo primero que se me vino a la cabeza es la idea absurda de momentos perdidos…¿cómo había estado privandome de aquel paisaje impresionante durante tanto tiempo?  ¿Cómo no había yo -innata exploradora- investigado aquello antes?.

A día de hoy soy adicta a traspasar líneas y ,si me lo permitís, he decidido quitarle el cartel de SIN SALIDA a mi calle. Me niego a que este lugar sea etiquetado de “via cortada” pues doy fe que más allá existen cosas inimaginables. Si pudiera retirar la valla está claro que lo haría, no se pueden coartar los pasos con estructuras estúpidas……

Inamovible sí.

Pero mañana volveré  a esquivarla ,como siempre hago: sacándole la lengua.

SEMANA INTENSA

Ha sido una semanica intensa en la que ha habido un poco de todo. El miércoles partimos para tierras almerienses y tras unas horas de camino allí estaba yo con el bikini  frente al “Bribón” de Aguadulce, más feliz que una perdiz y bañándome en la piscina con las mejores vistas del puerto.  Hay que disfrazar lo desagradable- dicen ….por eso han sido  unas mini vacaciones obligadas. El jueves teníamos cita en la clínica famosa y como nos pilla lejos de casa pues decidimos irnos el día de antes para no  llegar muy cansados y aprovechar playita…jiji con lo que a mí me gusta, oye!!  .

DSC_0121

Estos días me han permitido encontrar momentos coleccionables: saborear mis lecturas frente al mar, remojar culete en agua salá, ver ponerse el sol tras el majestuoso Portomagno, beber granizada de limón en una mini lechera…,  rizar mi pelo aprovechando la humedad del lugar (no hay quien lo dome), comer muuuuucho pescaito, desayunar en un hotel que para  sorpresa nuestra estaba lleno de abuelitos (era un antiguo geriátrico!!) y por supuesto….. asistir a la cita que llevaba esperando meses.

Aunque estaba un poquillo nerviosa la cosa fue genial.Fue una visita muy didáctica, no nos prometieron nada, nada de cifras, nada de porcentajes. Ni una sola esperanza. Solo nos explicaron lo que había, pero logramos en un ratito entender cosas que no habíamos visto en años. Encontré confianza y un saber hacer las cosas que en otras clínicas no ví.  Así que aunamos de un golpe, experiencia, fiabilidad y cariño, porque es lo que necesitamos, ni más ni menos… Salí de allí con muchas sensaciones y sin palabrería barata….. que no es poco!!.

 

Ya tengo ganas de probar la “artillería pesada”, esas siglas tan remanidas que la primera vez que escuché me sonaron a chino pero que hoy forman parte de mi cotidianiedad.  Por desgracia, no puedo empezar en breve. Tenemos que hacernos un chorro de  analíticas, además  de completar unos estudios que me están haciendo de intolerancias. Así que calculo que sobre mes, dos meses comenzaremos. Demasiado!!!, me empiezo a impacientar…..aunque quiero hacer las cosas a su debido tiempo y en orden.

Somos suertudos ya que despues de la visita nos esperaban unos amigos con la mesa puesta acogiéndonos en su casa y dispuestos a consolarnos mutuamente. Mal de muchos consuelos de tontos,-eso dicen, pero no lo creo. Resulta que casualidades de la vida, ambas estamos yendo a la misma clínica y nos enteramos ese mismo día. Hacía unos cuantos meses que no nos veíamos, ojalá viviésemos más cerquita, pero ellos son de Almería y nos pillan lejos. Pasamos una tarde estupendísima.  Subimos hasta la zona de Rodalquilar y Los Escullos, una parte en donde la roca se vuelve blanca y el agua junto con la sal le otorga formas alucinantes. Entrantes y salientes, plataformas y acantilados que contrastan con el azul cobalto del mar mediterraneo. Una visita obligada que te dejará sin palabras.

DSC_0253

Ya con el sol despidiendose saltamos desde las rocas…..bueno, yo no salté, no os voy a engañar……no por vértigo ni nada, es que había muchas olas y me daba miedo que me estampase  contra las rocas, yo tan chiquitina y debiluchi……imagínate!! no estaba dispuesta a exponerme…….Con el mar en calma me da igual, agitado es tontería!!!…Pero ya sabéis los hombres como son, parece que tienen que demostrar hombría o algo. El pelirrojo no estaba muy seguro pero ellos lo convencieron, o fue su ego masculino?? jajaj, bueno el caso es que saltó!!   …….Qué mal me lo hizo pasar!!  me iba a dar un yuyu en directo, me tapé los ojos y por las rendijas miraba si seguía bien o no… Soy valiente para lo conocido pero el mar me es extraño, por eso nunca me fío. En fín que hasta que lo pude ver salir ni respiré… allí apareció escalando entre las rocas como un héroe……..Ay!!! que tontos son los hombres!!.

IMG_0220

A la vuelta paramos en La isleta del moro, un pueblo con un encanto especial….y nos dejamos caer -como quien no quiere la cosa- a tomar unas cervecitas mientras veíamos las últimas luces del día. Ya decidimos regresar porque teníamos unas pintas horribles bikinis mojados, pelos de brujas, salitre en la piel…..y la gente empezaba a oler bien y a estar guapa….

Nos despedimos pero solo fue un hasta luego porque a partir de ahora Almería nos tendrá que hacer papás de una vez por todas a los cuatro!! y los visiremos para continuar nuestras luchas y nuestras andanzas de vida.

DSC_0375

Al día siguiente regresábamos a casa, pero el peli se empeño en ver una peli (valga la redundancia)  y yo me encapriché en ir a las rebajas…. Así que fue un fifty-fifty porque ese film no me llamaba y lo único bueno para mí era  Brad Pitt y su inexplicable intolerancia a la edad ¿alguien lo entiende? yo no!.

Total hasta las 17:00 h esperando a ver el estreno de Guerra Mundial Z  y yo me dormía en los sillones de masajes del centro comercial……jajaja, por supuesto sin recibir masaje ni nada, allí yo ocupandolos con toda mi geta.  Por fin entramos!!

Es una peli entretenida que logró quitarme el sueño, pero al final cae en los tópicos de siempre:

– nos cambian una vez más el concepto ( ahora resulta que los zombies son mega rápidos y yo toda la vida creyendo que era facilisimo esquivarlos por lentos y bobos!!).

– Brad Pitt está muy bueno y tambien debe tener super poderes. Una vez más el super heroe americano tan remanido con su super familia feliz.

– Mucha ciencia ficción, poco gore y …….como no tengas padrino en esta vida no te bautizas!! Eso último si que es una verdad como un templo de la que hace alarde la peli.

Tanto presupuesto para ver al guapo de Brad Pitt tirando coca colas y esquivando zombies??.

No me hagais caso,  yo soy rarita  para el cine y todo lo que viene impregnado de grandes dosis de ciencia ficción es difícil que me llegue, prefiero historias reales capaces de atravesarme y hacerme reflexionar. Soy así de realista, pero si quereis entreteneros solo me queda deciros que esta peli lo logrará.

Hubo una frase que apunté en mi cabeza. Tengo una memoria muy, muy selectiva y lo que me llama la atención se queda ahí a fuego. Venía a decir que la naturaleza puede ser nuestro enemigo más letal pero a menudo nos pasa desapercibido que en esa misma naturaleza puede estar la llave, el talón de Aquiles para combatir la fiereza de su letalidad.

Es preciosa!!! ……Lo malo es que el que lo cuenta la palma a los dos minutos y entonces dices ¿os cargáis al único que ha dicho algo en condiciones?…No comment.

Después de ver zombies y un  mini viaje lleno de emociones se supone que debía regresar a mi casa a DESCANSAR,  pero no creáis que me dio tiempo a procesar…..nooooooo!!! el peli  había planeado una barbacoa con sus compañeros de trabajo, sus mujeres y niños para el día siguiente en MI CASA……..cosa que no me hizo ni gota de gracia porque si algo detesto es que me pille el toro y organizar planes sin tiempo. Además que necesitaba respirar, digerir lo de la clínica, sacar las maletas……….hacer un paréntesis. Me encanta estar rodeada de amigos pero ¿no podía haberlo dejado para otro día? como si se fuera a acabar el mundo!!!. Se habría creído que la invasión zombie era real??

Al final pasamos un día fenomenal de piscina, carne, excesos, risas…Tengo que reconocerlo llevo unos meses que me cuesta estar con gente.  Hay veces que necesito soledad por un tubo. Y eso no me gusta nada porque yo no soy así. Estoy más huraña que nunca y solo quiero estar en mi burbuja.Se que él no está así, que solo soy yo y por ahora va tirando de mí.  Siempre me ha encantado tener mis momentos, eso no es nada nuevo,  pero ahora estoy más mía que nunca. Supongo que son circunstancias y situaciones. Tendré que investigarlo.

DSC_0149

 

Lo que más me gustó de la peli: la banda sonora….Lo dudabais??

Feliz miércoles y que los zombies no os fastidien el día!!